La historia

Ley mosaica


La Ley Mosaica se refiere a la ley de Moisés, que es otorgada por Dios, escrita en piedra por el propio dedo de Dios en el Monte Sinaí, la tableta de los diez mandamientos. De este modo, determina un conjunto de obligaciones y actitudes que se deben obedecer que resultan en el objetivo de lograr un solo objetivo, el resultado final, convirtiéndose así en múltiples factores agrupados en una sola unidad.

En el pasado, la Ley Mosaica se atribuía a la agrupación de diversas etimologías con un solo propósito. Ya hoy, se refiere a cualquier agrupación de muestras que definen un conjunto único en particular.

Se compone de todo el código de leyes compuesto por 613 disposiciones, órdenes y prohibiciones. En hebreo, la Ley se llama Torá, que puede significar ley, así como instrucción o doctrina. El contenido de la Torá son los cinco libros de Moisés, pero el término Torá se aplica igualmente al Antiguo Testamento en su conjunto.
La Ley se puede dividir en Diez Mandamientos, que en hebreo simplemente se llaman Las Diez Palabras. Regulan la relación del ser humano con Dios y con su prójimo.

• En el código mosaico también encontramos el Libro del Pacto de Ordenanzas Civiles y Religiosas, que explica y explica en detalle el significado de los Diez Mandamientos para Israel.

• El código de mosaico todavía contiene las leyes ceremoniales que gobiernan el ministerio en el santuario del Tabernáculo y más tarde en el Templo. También se ocuparon de la vida y el servicio de los sacerdotes.

En conjunto, todas estas disposiciones, órdenes y prohibiciones forman la Ley Mosaica. En el judaísmo ortodoxo, además de estas 613 ordenanzas, también están las leyes del Talmud, la transmisión oral de preceptos religiosos y jurídicos recopilados por escrito entre los siglos III y VI d. C. La Torá y el Talmud son el centro de la devoción judía.

Video: El proposito de la ley mosaica y su confirmación (Julio 2020).