La historia

Guerra de Foyle - Historia

Guerra de Foyle - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

revisado por Marc Schulman

Durante mucho tiempo he sostenido que, para todas las grandes películas y programas de televisión, hay un aspecto clave de la Segunda Guerra Mundial que se ha descuidado y es el frente interno. ¿Cómo fue estar en Estados Unidos o Inglaterra durante la guerra? Si bien fueron los soldados los que ganaron la guerra y dieron sus vidas, nada de eso hubiera sido posible sin el apoyo de la pantalla de inicio.

Ahora, por primera vez en video, los consumidores estadounidenses podrán obtener una maravillosa serie Foyle's War, cuyo escenario es War time England. La serie en sí está ambientada en Sussex, Inglaterra. Allí el detective jefe superintendente Christopher Foyle se encarga de atrapar a los ladrones que están haciendo uso de la guerra como tapadera para cometer crímenes. La serie es una serie policiaca bastante formulista, que proporciona un excelente entretenimiento, pero no tiene nada de especial. Sin embargo, es la configuración del período y el esfuerzo que se hizo para hacer que la serie sea históricamente precisa lo que la distingue. Foils War hace un excelente trabajo al dar vida a la Inglaterra de la Segunda Guerra Mundial en tu pantalla. El hecho de que lo haga mientras te entretiene con una serie de crímenes es solo una ventaja adicional.

Enviar comentarios a [email protected]



"Invasión" Editar

Escritor: Anthony Horowitz Realizador: Gavin Millar Fecha de emisión: 15 de enero de 2006 Duración neta: 94 minutos Conjunto: marzo de 1942 Espectadores: 8,23 millones
Invitados: Jay Benedict, Zoe Tapper, Philip Jackson, John McArdle, Andrew MacLachlan, Peter Jonfield, Corey Johnson, Jonah Lotan, Keith Barron, Peter Youngblood Hills.
Los ingenieros estadounidenses comienzan a llegar a Hastings, lo que genera cierta tensión entre los lugareños. Para David Barrett, propietario de la granja en Hawthorn Cross, se convierte en hostilidad debido a una requisa forzada de tierras para un aeródromo. Para Susan Davies, una camarera local, la llegada representa una oportunidad de aventura y libertad. Unas seis semanas después, un amigo del ejército de Milner, Will Grayson, regresa a casa de permiso, pero pronto muere en un incendio después de un aparente accidente. Milner se sorprende por la pérdida y comienza a investigar las posibles causas. El capitán Keiffer, comandante de los estadounidenses, invita a Foyle a hablar con sus hombres sobre Inglaterra y los ingleses. Davies, ahora embarazada de un soldado estadounidense, chantajea a su jefe Alan Carter para que continúe administrando un negocio rentable pero ilegal en su propiedad. Sin embargo, pronto la encuentran estrangulada hasta la muerte en un baile de los soldados estadounidenses. La sospecha se dirige inicialmente al novio estadounidense, luego a Barrett y finalmente a su sobrino que estaba comprometido con Davies. El arresto de Carter por lo ilegal aún pone fin a la investigación cuando Foyle se da cuenta de que fue él quien mató a Davies para evitar que se beneficiara del alcohol tóxico vinculado a la muerte de Grayson.

Reparto y personajes Editar

El episodio marca el traslado del sargento de la estación Ian Brooke a Hastings desde Deptford en Londres, y también la llegada del capitán John Keiffer y su 215 ° batallón de ingenieros (aviación) que planean establecer un campo de aterrizaje de la Fuerza Aérea del Ejército de los EE. UU. Cercano. Foyle se hace amigo de Keiffer, un ingeniero de Northbridge, Massachusetts, lo que profundiza ya que los dos comparten un interés común en la pesca con mosca. Keiffer también menciona la pérdida de su hermano menor en el Reuben James en octubre de 1941. El amigo de Milner, Will Grayson, es un compañero sobreviviente de la fallida Campaña Noruega y el hombre que ayudó a rescatarlo y evacuarlo de Trondheim. Mientras tanto, Stewart recibe una carta de Dear Jane de Andrew Foyle, que ahora está destinado en RAF Debden, y como resultado, acepta una cita con el conductor de Keiffer, el soldado Joe Farnetti (lo que irrita al Foyle mayor que piensa que está siendo algo infiel).

Edición de fondo y producción

La llegada de las fuerzas estadounidenses de "Doughboy" a Inglaterra, que comenzó el 26 de enero de 1942, [1] marcó el comienzo de otro cambio dramático en el frente interno de la guerra inglesa como el resentimiento de las fuerzas anti-estadounidenses (como "tarde a la última guerra, tarde a este "o" over-sexed, over-pay and over here ") comenzó de nuevo. [2] Alrededor de este tiempo, la requisa forzada de tierras para uso militar aumentó drásticamente mientras continuaba el racionamiento de bienes básicos. RAF Debden, donde está estacionado el joven Foyle, es paralelo a la historia de la transferencia de recursos a las Fuerzas Americanas, ya que fue transferido unos seis meses después de este episodio (el 12 de septiembre de 1942) a la Octava Fuerza Aérea. Filmado: marzo-abril de 2005

"Bad Blood" Editar

Escritor: Anthony Horowitz Director: Jeremy Silberston Fecha de emisión: 22 de enero de 2006 Duración neta: 94 minutos Conjunto: agosto de 1942 Espectadores: 8,17 millones
Invitados: Peter Sandys-Clarke, Ben Meyjes, Philip Franks, Caroline Martin, Tom Harper, Roy Marsden, Jonah Lotan, Kenneth Colley, Gawn Grainger, Hugh Sachs, Tim Delap.
Un experimento de guerra biológica secreta con ántrax en una base cercana se vuelve peligroso cuando el cadáver de una oveja infectada se pierde en tránsito. Martin Ashford, un cuáquero, está acusado de asesinar a Thomas Jenkins, un sobreviviente del Convoy PQ 17 y receptor de DSM. La hermana de Ashford, Edith, ahora enfermera, le pide ayuda a su antiguo amigo de la escuela, Milner. Foyle accede a hacerlo, pero su visita al cercano Hyde inicialmente irrita a su viejo amigo DCS David Fielding. Las investigaciones muestran que Ashford y Jenkins se habían enfrentado en un pub local por la aventura de su esposa. Foyle también investiga el robo de ganado en la cercana Foxhall Farm, una propiedad de Brian Jones, el suegro de Jenkin, donde Ashford trabajaba como jornalero. El arma homicida, un trocar veterinario que pertenece a Ted Cartwright, pero aparentemente perdido en Foxhall Farm, es entregado a Foyle por Fielding. Mientras tanto, Elsie Jenkins y Stewart están infectados con ántrax. Investigaciones posteriores conducen a Henry Styles, otro cuáquero, que guía a Foyle hasta el capitán George Halliday, comandante de la instalación secreta de investigación del ántrax, y el investigador asistente Mark Wilcox. Al final se revela que Leonard Cartwright también sobrevivió al hundimiento del Navarino, a pesar de ser baleado por Jenkins, y lo mató para detener su acoso y duplicidad.

Reparto y personajes Editar

Joe Farnetti, el novio estadounidense de Stewart de California, le propone matrimonio en la playa, pero ella se detiene por más tiempo. Farnetti afirma que hizo su formación en Fort Benning en Georgia. Edith Ashford, una vieja amiga de la escuela de Milner (y hermana del acusado) vuelve a ser amiga de él y expresa un interés romántico. Se muestra que Foyle y Fielding son viejos pero distanciados colegas y ex soldados de la Primera Guerra Mundial. Fielding menciona "mala sangre" después de sobrevivir a un ataque con gas de cloro durante la Segunda Batalla de Ypres.

Edición de fondo y producción

Milner menciona la abolición del racionamiento privado de gasolina, una ley que entró en vigor el 1 de julio de 1942. Leonard Cartwright, del Convoy PQ 17, menciona el hundimiento del Christopher Newport y Navarino, ocurrido entre el 4 y el 5 de julio de 1942. Simon Higgins (el científico ciego en la cama) hace referencia a la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, y Foyle recibe estreptomicina para tratar a Stewart, aunque por error, ya que la estreptomicina no se descubrió hasta 1943. Filmado: abril-mayo de 2005

Edición de "Invierno sombrío"

Escritor: Anthony Horowitz Realizador: Gavin Millar Fecha de emisión: 11 de febrero de 2007 Duración neta: 93 minutos Establecido: diciembre de 1942 Espectadores: 8,18 millones
Invitados: Ron Cook, Liz Fraser, Gavin Brocker, Paul Jesson, Caroline Martin, John Nettleton, John Kane, Ann Beach, Kate Ambler, Mali Harries, Sian Brooke
Foyle arresta a un restaurador por ofrecer alimentos navideños ilegales que luego son confiscados como evidencia. Luego comienza a investigar la muerte de Grace Phillips, una trabajadora de municiones que se suicidó accidentalmente en el trabajo. Las tensiones en el funeral comienzan a arrojar sospechas sobre su intrigante amante, Harry Osborne, al igual que las sospechas caen sobre Milner por el repentino y "conveniente" asesinato de su esposa después de una disputa pública sobre su divorcio en un hotel. Mientras tanto, otra trabajadora, Phyllis Law, intenta chantajear a Eddie Baker, el capataz de la fábrica, por una dudosa colección para la anciana madre de Phillips (desde que descubrió que en realidad era huérfana). También se revela que Phillips y la Sra. Milner se conocían como peluqueros antes de la guerra. El agente Peters admite su duplicidad al manipular pruebas para vengarse de Milner por su reprimenda anterior. Al final, Foyle se enfrenta a Osborne en el sótano del banco, donde se revela que Osborne hizo que Phillips robara explosivos para irrumpir en la caja fuerte del banco junto a los peluqueros, luego usó veneno para ratas para silenciarla, y mató a la Sra. Milner para robar una carta de condena escrita por Phillips.

Reparto y personajes Editar

Milner y Ashford continúan su relación en ciernes, pero las cosas se complican por el repentino regreso de la esposa de Milner, Jane (Mali Harries) después de una ausencia de dos años y medio. Stewart y Brooke pasan el episodio presionando a Foyle para tener la oportunidad de comerse un pavo confiscado antes de que se eche a perder.

Edición de fondo y producción

Este episodio se centra en los problemas dentro de una fábrica de municiones en tiempo de guerra, como la salud y la seguridad, y la desigualdad salarial por municiones. Jane Milner menciona el período de enfriamiento de separación de 3 años para un divorcio bajo la Ley de Causas Matrimoniales. También revisa el tema del mercado negro. Filmado: febrero-marzo de 2006

"Casualties of War" Editar

Escritor: Anthony Horowitz Directora: Tristram Powell Fecha de emisión: 15 de abril de 2007 Duración neta: 94 minutos Conjunto: marzo de 1943 Espectadores: 7,89 millones
Invitados: Kate Fleetwood, Kevin Doyle, Michael Jayston, Stanley Townsend, Harry Eden, Abigail Cruttenden, Dermot Crowley, Gerard Kearns, Joshua Lewis
Dos jóvenes locales, los hermanos Terry y Frank Morgan, irrumpen en una mansión local adinerada, pero son cooptados en una aparente red de sabotaje pacifista dirigida por el español José de Pérez. Mientras tanto, se le pide a Milner que se infiltre e investigue una red de juegos de azar mientras Foyle se enfrenta al nuevo comisionado asistente heterosexual Henry Parkins. Además, la ahijada de Foyle, Lydia Nicholson, y su traumatizado hijo James vienen de Londres para quedarse inesperadamente. Mientras lucha por readaptarse a compartir su casa, las cosas se vuelven difíciles cuando Lydia desaparece repentinamente y luego es encontrada con vida después de un intento de suicidio. Mientras tanto, un local informa que escuchó un disparo cerca de un centro secreto de investigación del almirantazgo. Tras la investigación, el cuerpo de Michael Richards, un maestro local con deudas de juego, se encuentra medio enterrado en el bosque cerca de donde trabaja su esposa Evelyn. El líder de la instalación, un viejo profesor conocido de Foyle, inicialmente no puede brindar ninguna ayuda, pero parece sorprendido cuando Foyle afirma que Richards fue atraído allí por su esposa y asesinado por su amante danés Hans Lindemann. Sin embargo, cuando Foyle se ve nuevamente impedido de llevar a los culpables ante la justicia debido a preocupaciones nacionales, inmediatamente presenta su renuncia en protesta.

Reparto y personajes Editar

Stewart señala que El mago de Oz está jugando en el Palace Theatre. Ella también trae el Libro de apagón más brillante (1939) a la casa de Foyle para divertir al joven James. Además, cuando Milner charla con uno de los estudiantes de Michael Richards, mencionan al Sexton Blake y Solo William libros.

Edición de fondo y producción

El episodio vuelve a tocar el tema de la inmunidad frente a la justicia a pesar de la guerra que apunta a defender ideales tan nobles como la ley y el orden británicos. Gran parte del contenido histórico del episodio se inspiró en la invención de la bomba que rebota y la incursión de Dambusters de 1943, como se muestra en la película. The Dam Busters. El escritor Anthony Horowitz planeó su historia para "ensombrecer" un aspecto del desarrollo de la bomba. El episodio muestra a un grupo de científicos experimentando con un mecanismo para hacer retroceder la bomba. La secuencia de prueba fue diseñada para replicar las pruebas reales, incluida una representación del camarógrafo oficial, lo que les permitió agregar imágenes de archivo. [3] Otra referencia histórica en este episodio es el bombardeo de la escuela Sandhurst Road, en Catford, sureste de Londres, el 20 de enero de 1943, en el que murieron 38 niños y seis profesores, y otros 60 niños y adultos resultaron heridos. [4] Filmado: marzo-abril de 2006

Los dos episodios de la parte 2 se proyectaron en Dinamarca el 5 y el 12 de septiembre de 2006, algunos meses antes de su debut en ITV. [ cita necesaria ] La parte 1 se transmitió en los Estados Unidos por PBS en ¡Misterio! el 17 y 24 de junio de 2007, y la segunda parte el 1 y 8 de julio de 2007, como Guerra de Foyle IV. [5] La serie se agregó a Netflix en abril de 2014. [6]


Guerra de Foyle - Historia

revisado por Marc Schulman

Durante mucho tiempo he sostenido que, para todas las grandes películas y programas de televisión, hay un aspecto clave de la Segunda Guerra Mundial que se ha descuidado y es el frente interno. ¿Cómo fue estar en Estados Unidos o Inglaterra durante la guerra? Si bien fueron los soldados los que ganaron la guerra y dieron sus vidas, nada de eso hubiera sido posible sin el apoyo de la pantalla de inicio.

Ahora, por primera vez en video, los consumidores estadounidenses podrán obtener una maravillosa serie Foyle & rsquos War, cuya ambientación en War time England. La serie en sí está ambientada en Sussex, Inglaterra. Allí el detective jefe superintendente Christopher Foyle es el encargado de atrapar a los ladrones que están haciendo uso de la guerra como tapadera para cometer crímenes. La serie es una serie policiaca bastante formulista, que proporciona un buen entretenimiento, pero no tiene nada de especial. Sin embargo, es la configuración del período y el esfuerzo que se hizo para hacer que la serie sea históricamente precisa lo que la distingue. Foils War hace un excelente trabajo al dar vida a la Segunda Guerra Mundial en tu pantalla. El hecho de que lo haga mientras te entretiene con una serie de crímenes es solo una ventaja adicional.


Guest Long Read: Foyle & # 8217s War & # 8211 Una guía para los Hastings de Christopher Foyle & # 8211 Lugares de rodaje para visitar en persona desde un local

¿Falta la comida británica adecuada? Luego, haga su pedido en British Corner Shop & # 8211 Miles de productos británicos de calidad & # 8211, incluido Waitrose, envío a todo el mundo. Haga clic para comprar ahora.

"¿Ver Foyle's War te hizo querer mudarte a Hastings?"

Me gustaría decir "sí", y posiblemente las escenas atmosféricas filmadas en Hastings Old Town ayudaron, aunque solo sea de manera subliminal. Sin embargo, no nos mudamos aquí a tiempo completo hasta 2011, y la mayor parte de nuestra visualización de Foyle consistió en ver repeticiones en canales de televisión o DVD desconocidos, gritando "¡Lo reconozco!" A intervalos.

Aunque muchas escenas no se filmaron en la ciudad, y se tuvieron que hacer muchas enmiendas y mejoras para dar un aspecto auténtico de la Segunda Guerra Mundial, la serie da una sensación real de Hastings. En particular, la serie muestra el casco histórico, una red de calles antiguas y un callejón escondido entre dos colinas.

Aunque estamos a menos de sesenta millas de Londres, las conexiones por carretera y ferrocarril siempre han sido deficientes, y Hastings ha tenido históricamente una cultura de independencia, un poco separada del resto de Inglaterra. Al ver a Foyle, aparece una sensación de esta separación; tal vez esto ayude a explicar el atractivo duradero y mundial de la serie.

Modern Hastings es un buen lugar para vivir. Aunque tiene reputación, como muchos centros turísticos ingleses junto al mar, por estar un poco deteriorado, en realidad es diverso, pintoresco y hogar de artistas, diseñadores, músicos y artesanos. Vivimos nuestra vida en la presencia constante del mar, y con los gritos de fondo de las muchas gaviotas argénteas que viven aquí, atraídas por la industria pesquera. Curiosamente, cuando las escenas de Foyle se filmaron en el estudio, o fuera de Hastings, los creadores de programas tuvieron que agregar ruidos de gaviota a las bandas sonoras para mantener la autenticidad.

Aquí están mis cinco ubicaciones principales de Foyle. He descrito y fotografiado los lugares como son ahora. Aunque Foyle's War se desarrolló en la década de 1940, muchos de los episodios se filmaron aquí hace más de diez años, y las escenas han cambiado incluso en ese momento.

Casa de Foyle

El número 31, Croft Road, (o Steep Street como se conocía en la serie), se encuentra en el corazón del casco antiguo medieval. La casa todavía se ve igual: se puede esperar que Foyle salga por la puerta principal en cualquier momento y se una a Sam esperando afuera en el auto. La dueña está orgullosa de la otra vida de la casa, a pesar de que legiones de fanáticos de Foyle todavía posan para que les tomen fotos en la puerta de su casa. En estos días, la importante propiedad georgiana tiene que ser una de las más deseables y elegantes de los alrededores; es difícil imaginar que un inspector de policía moderno pueda permitirse vivir con ese estilo.

La casa de Foyle, igual

Las calles y "Twitterns" del casco antiguo de Hastings.

Un "twittern" es el nombre local de un callejón que corre entre las casas para conectar las calles más grandes. Varios de estos se utilizaron en el rodaje de Foyle, a menudo para escenas de persecución atmosféricas.

Se destacaron varios lugares en las calles, principalmente en las cercanías de la casa de Foyle y la antigua iglesia de San Clemente. Foyle y Sam fueron fotografiados con frecuencia conduciendo a su casa en Swan Terrace, pasando la iglesia. Los responsables del programa habrían tenido que tener cuidado aquí, porque esta calle estrecha fue el lugar del peor desastre de guerra de Hastings. En 1943, el histórico Swan Inn fue bombardeado, con la pérdida de 16 vidas. El sitio ahora está marcado con un jardín conmemorativo, que cuidadosamente no se muestra en ningún episodio de Foyle.

La filmación fue difícil debido al acceso restringido a las ubicaciones y los cambios necesarios para producir una apariencia auténtica de tiempos de guerra. Había que disfrazar las ventanas modernas con cinta negra, tapar los escaparates de las tiendas, quitar los letreros y las líneas amarillas de "prohibido estacionar" en las carreteras disfrazadas con una mezcla de grava y arena para gatos.

Ni siquiera fue fácil tomar fotografías para esta pieza: las calles y los callejones ahora están llenos de turistas de verano, había autos y camionetas en el camino, andamios y obras viales. La primera vez que traté de tomar fotografías de las calles que rodean la casa de Foyle fue el día de la recolección de basura. Bolsas de basura negras estaban afuera de cada puerta principal, investigadas con entusiasmo por gaviotas hambrientas.

Algunas calles y twitterns nunca se usaron para filmar porque los acabados de color modernos en las cabañas son demasiado brillantes, como en la atractiva plaza Sinnock, debajo. Wartime Hastings era un lugar monótono e incoloro. Muchas de las casas habrían estado en mal estado y muchos lugares de la ciudad sufrieron daños por bombas.

Plaza Sinnock - demasiado colorida

El estadio y las cabañas de red

Stade es el nombre antiguo de la playa de pescadores de Hastings. Como Hastings no tiene puerto, durante siglos, los pescadores locales han arrastrado sus barcos arriba y abajo de los guijarros. En los días de Foyle, esto lo habría hecho el poder humano, hombres que giraban cabrestantes, o para los barcos más grandes, caballos. Ahora, los cabrestantes y los tractores motorizados mueven los barcos.

Aunque la industria pesquera de Hastings es tan antigua, la apariencia de la playa ha cambiado drásticamente desde la década de 1940, e incluso desde que se filmó la serie hace diez años. Además de la mecanización antes mencionada, los barcos de madera están siendo reemplazados rápidamente por metal o fibra de vidrio, y todos funcionan con motores en lugar de velas.

Al igual que con las casas, la gran diferencia entre la playa moderna y la escena de la guerra es el color. Ahora, la playa está cubierta de cajas de pescado de plástico de colores brillantes, bobinas de cuerda de plástico igualmente brillante, flotadores de plástico amarillo y naranja. Es más probable que las redes de nailon sean de color naranja, violeta o turquesa en lugar del tradicional marrón cáñamo. Las ollas para langosta están hechas de una red de plástico de colores en lugar de mimbre tradicional.

Parafernalia de pesca moderna

El estadio apareció en una serie de episodios, incluida una reconstrucción de la evacuación de Dunkerque, al menos un asesinato y una propuesta de matrimonio. Habría presentado desafíos para los creadores de Foyle's War, ¡y no es de extrañar que muchas de las escenas de la playa fueran filmadas de noche! En un episodio, la mano de obra tuvo que subir y bajar un bote de madera tradicional por las tejas.

Todos los barcos de pesca de Hastings están marcados con "RX", que se refiere al puerto de Rye, el puerto adecuado más cercano.

Detrás de la playa se encuentran las altas cabañas de redes negras alquitranadas, utilizadas por los pescadores para almacenar y secar sus redes. Como una de las características más distintivas de Hastings, las cabañas se conservan y protegen cuidadosamente. Aunque menos en número, el aspecto de las cabañas se habría visto muy similar en la década de 1940. Desde el primer episodio de Foyle, las cabañas de red fueron un lugar favorito para persecuciones y siniestros sucesos nocturnos, y los realizadores obviamente disfrutaron capturando tomas atmosféricas entre las cabañas.

Las cabañas de la red Entre las chozas

El muelle y el brazo del puerto

Como se mencionó anteriormente, Hastings no tiene puerto natural. A lo largo de los siglos, se han realizado intentos periódicos para construir uno, todos derrotados por la fuerte marejada del Canal de la Mancha a medida que desciende hacia su punto más estrecho, al este de Hastings en Dover.

El brazo del puerto es uno de los pocos anacronismos que aparecen en Foyle. El último intento de ampliarlo fracasó en la década de 1970, y la estructura que aparece en al menos un episodio no se construyó hasta 1976.

Aunque estaba cubierto de manera realista con alambre de púas de goma, filmar el muelle a principios de la década de 2000 habría estado al borde de lo anacrónico. En la Segunda Guerra Mundial, como la mayoría de los muelles británicos, Hastings Pier hizo demoler una sección de su herrería para aislarla de la tierra y disuadir a los invasores. El muelle no fue restaurado hasta 1946.

Trágicamente, en 2010, el histórico muelle fue víctima de un incendio provocado. El incendio masivo destruyó casi toda la superestructura. Sin embargo, la comunidad no iba a renunciar a esta característica tan querida del paisaje local. Se aseguró una subvención de casi £ 14 millones del fondo de la Lotería del Patrimonio para restaurar el muelle y, lo más espectacular de todo, se recaudaron casi £ 600,000 a través de una emisión de acciones de la comunidad. La restauración del "muelle del pueblo" ya está en marcha, con una apertura prevista para el verano de 2015.

The Royal Victoria Hotel, St Leonard's

Viajando aún más a lo largo del paseo marítimo, la arquitectura de Hastings cambia del casco antiguo medieval a la ciudad nueva victoriana y luego a la georgiana St Leonard's. St Leonard's, que alguna vez fue un centro turístico separado y mucho más grandioso, fue la primera ciudad costera planificada de Gran Bretaña. Fundada en la década de 1820, fue diseñada y construida por James y Decimus Burton, creadores de parte del esplendor georgiano de Londres y de las plazas de Brighton. Las columnatas originales a lo largo del paseo marítimo de St Leonard's están en gran parte intactas, al igual que las salas de reuniones y las finas villas que rodean los jardines de recreo bellamente restaurados.

Un gran hotel habría sido una parte clave de cualquier plan de resort de clase alta y, que data de 1828, el Royal Victoria Hotel es el edificio insignia del esquema de Burton. Originalmente conocido como St Leonard's Hotel, el hotel fue rebautizado tras la visita de Victoria en 1868. El hotel apareció en uno de los primeros episodios de Foyle, "Eagle's Day".

Al igual que muchos hoteles antiguos similares en los balnearios ingleses, en la actualidad el Royal Victoria se trata más de una grandeza desvaída que de un lujo de cinco estrellas, pero para los amantes de esos lugares, el hotel es a la vez interesante y atmosférico.

Y finalmente & # 8211 aquí hay una foto extra de uno de los coches de Foyle, en esta ocasión para celebrar la reapertura de uno de los dos funiculares de Hastings, en 2010. Todos los coches antiguos utilizados en la serie pertenecen a privados. coleccionistas.

El coche de Foyle, en la foto de 2010


Guerra de Foyle - Historia

Me tropecé con La verdadera historia de la guerra de Foyle por Rod Green mientras navega por Brotherhood Books. (¡Realmente debería callarme sobre los Libros de la Hermandad y mantenerlo como mi propio secreto, o de lo contrario, todas las cosas buenas se recuperarán antes de que tenga la oportunidad de encontrarlas!)

Guerra de Foyle es una de nuestras series de televisión favoritas de todos los tiempos (Michael dice que probablemente sea su número uno absoluto). Una serie de misterio de asesinatos bellamente producida ambientada en Hastings durante la Segunda Guerra Mundial, que ha explorado todo tipo de problemas complicados: espionaje, internamiento, lesiones horribles, empleo de mujeres, evacuados, la llegada de tropas estadounidenses y las subsiguientes tensiones raciales, así como sus crímenes cotidianos en el mercado negro, evasores del servicio militar obligatorio, simpatizantes fascistas de cosecha propia, atentados, etcétera. El programa presenta una actuación magníficamente discreta de Michael Kitchen como Christopher Foyle (puede decir más con una sola ceja levantada que con páginas de diálogo), su reservado compañero Milner (cuya pierna amputada parecía volver a crecer a medida que avanzaba la serie), maravillosamente. el plumoso Sam Stewart (¡sorprendentemente, el único personaje basado en una persona real!), y el apuesto hijo piloto de Foyle, Andrew.

Disfruté enormemente este libro, a pesar de que terminó al final de la temporada 6 y no incluyó la última de las aventuras de posguerra de Foyle, o el final de la guerra en sí. Fue una cobertura completa de los antecedentes generales del crimen y el trabajo policial durante la guerra, así como descripciones detalladas de la trama episodio por episodio y los orígenes de esas historias en el mundo real. Espléndidamente ilustrada, esta fue una lectura muy agradable.


Lamentando el final de "La guerra de Foyle", una obra maestra de la televisión

Nos han dicho que la octava temporada de "Foyle's War", que hizo su debut en Estados Unidos en el servicio de transmisión Acorn TV esta semana, será la última. ITV, que produce la serie en Gran Bretaña, lo ha dicho, y el creador y escritor Anthony Horowitz está de acuerdo.

Algunos de nosotros, bueno yo de todos modos, nos negamos a creerlo. Por un lado, lo hemos escuchado antes. ITV canceló el programa después de su quinta temporada, solo para traerlo de vuelta debido a la demanda popular. Posteriormente, Horowitz anunció que la temporada 6 sería la última, pero aquí estamos.

Personalmente, elijo con orgullo ser un Denier Finale de Foyle por una sencilla razón: no quiero que termine. Siempre.

El mundo que cubro como crítico puede estar repleto de lo exquisito y lo innovador, lo alucinante y lo revolucionario, pero la excelencia sostenida todavía es difícil de conseguir. Pero "Foyle's War" comenzó muy bien y sigue mejorando.

Yo deberia saber. He visto la serie completa tres veces en cuatro años. Son 25 episodios, cada uno de casi 90 minutos, de las primeras siete temporadas más tres episodios de la nueva octava temporada.

De acuerdo, he visto los tres nuevos solo dos veces, pero siguen siendo más de 120 horas de mi única vida que nunca recuperaré.

Y lo volvería a hacer. Sin duda lo volverá a hacer.

Los tres episodios de la octava temporada son tan buenos, si no mejores, que los anteriores, lo que no parece posible ni del todo justo. Incluso los mejores programas suenan, en ocasiones, se vuelven repetitivos o se vuelven extravagantes, a veces durante temporadas enteras. Pero Horowitz y su equipo, incluidas y especialmente las estrellas Michael Kitchen y Honeysuckle Weeks, no han flaqueado ni flaqueado.

Como fan, veo "Foyle's War" repetida y obsesivamente por la misma razón por la que releo a Jane Austen, Charles Dickens, Agatha Christie, Edna O'Brien, Jean Kerr, Margaret Atwood o "To Kill a Mockingbird" repetida y obsesivamente, porque me transporta, cautiva, enriquece y reconforta.

Como crítico, lo veo porque es increíblemente bueno en lo que hace, y nunca me canso de tratar de averiguar por qué, exactamente.

El mundo conoció a Det. Superintendente Jefe Christopher Foyle (Kitchen) en 2002, cuando "Foyle’s War" ocupó el lugar en la alineación de ITV que dejó vacante la popular y duradera serie "Inspector Morse". Creado por Horowitz, un exitoso novelista y escritor de televisión, "La guerra de Foyle" ve a la Gran Bretaña de la Segunda Guerra Mundial a través de los ojos de un detective de policía lacónico, perspicaz e infinitamente honorable. Veterano de la Primera Guerra Mundial, Foyle conoce los horrores de la batalla, pero anhela unirse al esfuerzo de guerra solo para que le digan repetidamente que lo necesitan en el frente, más específicamente en la encantadora ciudad costera de Hastings.

Lo que, por supuesto, está lleno de crímenes, relacionados con la guerra y otros. Con la ayuda de su joven conductor Sam (Weeks) y, en las primeras temporadas, su sargento Paul Milner (Anthony Howell), Foyle se enfrenta a enemigos de todo tipo: nazis, ántrax, saqueadores, mercaderes negros, espías, funcionarios británicos corruptos, lo que sea. it - en historias que se mantienen vívidamente fieles a la época al tiempo que muestran una amplia variedad de problemas sociales modernos, incluida la homofobia, el racismo y las agresiones domésticas.

La temporada 5 terminó con V-E Day en la temporada 7, Foyle y luego Sam estaban trabajando para el MI5. Frente a una nación que lucha con la escasez de posguerra y la insatisfacción política - "Parece que no ganamos la guerra" se expresa a menudo - las historias se volvieron cada vez más relevantes. Los tres últimos, si son definitivos, tratan, entre otras cosas, de los intereses petroleros internacionales, el antisemitismo, el terrorismo, el consumismo y el largo alcance de la guerra.

Para que conste, no hay un momento final tradicional al final, lo que no significa necesariamente nada. Aunque su estreno en Estados Unidos en Acorn, que está luchando contra PBS y BBC America para convertirse en un jugador del juego de la televisión británica, refleja una modernidad logística, la principal fortaleza de la serie es su determinación de permanecer fiel a sí misma. Aunque otros detectives y personajes principales se retuercen y barajan a través de la adicción, la atracción, la corrupción y una moralidad generalmente fluida, Christopher Foyle permanece obstinadamente como un punto fijo en un universo incierto.

Generoso para quienes enfrentan la censura social y otras dificultades, sus reglas son simples e inflexibles: no hay excusa para el asesinato o para dañar a quienes no pueden defenderse, ni siquiera los requisitos desesperados de la guerra.

En las últimas temporadas, Sam ha desempeñado un papel cada vez más importante en la narrativa, pasando de un entusiasmo vivo a una edad adulta segura y competente en la temporada 8, es una jugadora tan importante como Foyle. Pero por muy buenos que sean Weeks y todos los actores secundarios, hay una respuesta fácil a por qué "La guerra de Foyle" es una de las obras maestras de la televisión: Michael Kitchen.

La serie gira en torno e ignora a su personaje principal. Varias primeras temporadas lo tratan como el padre de un joven piloto, pero por lo demás sabemos poco de su vida personal. Le gusta pescar con mosca, es un viudo que amaba profundamente a su esposa.

De vez en cuando hay un destello de interés en una mujer (nunca, afortunadamente, Sam) o el recuerdo de un romance temprano. Pero Foyle es quien es: un buen detective sólido.

Palabras sencillas y bastante comunes, pero nadie hace más con ellas que Kitchen. Aunque admirablemente y con paciencia para reflejar el lugar y el tiempo, "La guerra de Foyle" cubre mucho terreno, en cada episodio y como serie.

Dejando a un lado los asesinatos a menudo violentos, la línea de tiempo de la serie se presta a un histrionismo dramático y nostálgico: la serie comienza con el asesinato de un alemán casado con un inglés después de que un pub local es bombardeado, pero Horowitz es tan escrupuloso con su psicología. como está con su historia. Cada episodio ilustra, de alguna manera, lo mejor y lo peor de su tierra natal, lo que puede hacer con facilidad porque su actor principal está más interesado en ser parte del escenario que en masticarlo.

Kitchen es un actor engañosamente expresivo, y su interpretación de Foyle es una clase magistral sobre el poder de la sutileza. Famoso por la solicitud irregular de menos diálogo, se basa casi por completo en lo físico, incluido su rostro extraordinariamente comunicativo: el párpado bajado, el labio mordido desde el interior, el ceño fruncido con fingida sorpresa, un movimiento pequeño pero característico y el poder de síncopa vocal. Cuando Foyle golpea sus consonantes con fuerza, alguien está en problemas.

Like many fictional detectives, he is perpetually underestimated (until, of course, he isn’t), and Kitchen makes it easy to see why. While other men exhibit more traditional alpha male tendencies — Foyle is often dressed down by his “superiors,” in the force and the British class system — Foyle lowers his head, quirks his mouth and stays silent.

Until, having quietly collected all the evidence everyone else missed, he brings the hammer down.

The lines of dialogue in which Kitchen speaks passionately and in complete sentences could probably fit on two pages, but it doesn’t matter: His Foyle is one of the most powerfully persuasive characters on television.

Which is why I am not ashamed to beg. Piteously, publicly and for the record. Bring back Foyle. We need him too much to lose him now.


All but the last series have been released on Blu-ray in Australia, which is officially region B. However, all discs are region free. [ 22 ] A "complete" series box-set has been released as well, [ 23 ] but this is missing the final series and therefore not truly complete.

Blu-ray series/sets TV series Episodios Originalmente emitido Blu-ray release
Aus (Region B) US (Region A) Discs
1 1 4 Oct–Nov 2002 07 Jul 2010 [ 24 ] n / A 2
2 2 4 Nov–Dec 2003 07 Jul 2010 [ 25 ] n / A 2
3 3 4 Oct–Nov 2004 4 Aug 2010 [ 26 ] n / A 2
4 & 5 4  &  5 7 Jan 2006 - Apr 2008 4 Aug 2010 [ 27 ] n / A 2
6 6 3 Apr 2010 1 Sep 2010 [ 28 ] n / A 2
7 7 3 Mar & Apr 2013 1 Sep 2010 [ 29 ] 24 Sep 2013 [ 30 ] 2
8 8 3 Ene. De 2015 n / A 14 April 2015 [ 31 ] 2


Descripción: The first six series are set during the Second World War in Hastings, Sussex, England, where Detective Chief Superintendent Christopher Foyle (Michael Kitchen) attempts to catch criminals who are taking advantage of the confusion the war has created. He is assisted by his driver Samantha "Sam" Stewart (Honeysuckle Weeks) and Detective Sergeant Paul Milner (Anthony Howell). From Series 7, it sees a retired Foyle working for MI5, navigating the world of Cold War espionage.

Descripción: The first six series are set during the Second World War in Hastings, Sussex, England, where Detective Chief Superintendent Christopher Foyle (Michael Kitchen) attempts to catch criminals who are taking advantage of the confusion the war has created. He is assisted by his driver Samantha "Sam" Stewart (Honeysuckle Weeks) and Detective Sergeant Paul Milner (Anthony Howell). From Series 7, it sees a retired Foyle working for MI5, navigating the world of Cold War espionage.

May–August 1940:
01:01 - The German Woman
01:02 - The White Feather
01:03 - A Lesson in Murder
01:04 - Eagle Day

September–October 1940
02:01 - Fifty Ships
02:02 - Among the Few
02:03 - War Games
02:04 - The Funk Hole

February–June 1941
03: 01 - The French Drop
03:02 - Enemy Fire
03:03 - They Fought in the Fields
03:04 - A War of Nerves

March–August 1942
04:01 - nvasion
04:02 - Bad Blood
04:03 - Bleak Midwinter
04:04 - Casualties of War

April 1944 – May 1945
05:01 - Plan of Attack
05:02 - Broken Souls
05:03 - All Clear

June–August 1945
06:01 - The Russian House
06:02 - Killing Time
06:03 - The Hide

August–September 1946
07:01 - The Eternity Ring
07:02 - The Cage
07:03 - Sunflower

October 1946 - January 1947
08:01 - High Castle
08:02 - Trespass
08:03 - Elise

My wife and I were pondering our all-time absolute favourite television program. This is a difficult question because we can watch an awful lot of television over the decades and one’s judgement is affected by the times, changing personal circumstances and the subtle influence of nostalgia.

The first nominee to pop into my head was the X-Files (early series) followed by Dr. quien (especially the Tom Baker era) Buffy the Vampire Slayer y Luciérnaga from Joss Whedon and Aaron Sorkin’s The West Wing. P My wife and I were pondering our all-time absolute favourite television program. This is a difficult question because we can watch an awful lot of television over the decades and one’s judgement is affected by the times, changing personal circumstances and the subtle influence of nostalgia.

The first nominee to pop into my head was the X-Files (early series) followed by Dr. quien (especially the Tom Baker era) Buffy the Vampire Slayer y Luciérnaga from Joss Whedon and Aaron Sorkin’s The West Wing. Más Salud (Shelley Long episodes). In my younger days I adored Los vengadores y Callan. But of programs I have viewed recently Foyle’s War destaca.

I came late to Foyle’s War after the program had finished its run. I happened upon an early episode (Fifty Ships) and thought it was quite good: an intriguing story of a murder on a beach involving former business partners: one a naïve scientist and the other an unscrupulous American businessman in Britain to negotiate the Lend–Lease deal (50 American destroyers for Britain plus further aid). I was hooked by the authentic production, the thoughtful central character, Foyle, and the complexity of the issue. The crucial witness turns out to be a German spy. Captured and certain to be hanged, he nevertheless volunteers his account of the events on the beach, in the interests of justice. However, the American gets away with murder, for now, because Foyle is obliged not to jeopardise the coming deal with the United States. Tellingly though, Foyle warns the American as he boards his plane: one day the war will end and I will seek you out and bring you to account.

My mother had long recommended the program and she let me borrow her treasured box set, with the imprecation: ‘You’ll be careful with it, won’t you son.’ The box set is beautifully styled like an old timber filing cabinet with a manila folder for each DVD. Quite lovely. And I did take care of it.

Detective Chief Superintendent Foyle is in charge of Hastings police at the outbreak of World War Two. Within sight of the French coast, Hastings is a likely invasion location and therefore ripe with criminal activity. With Foyle is his driver, Sam, the daughter of a vicar, serving in the Mechanised Transport Corps and Sergeant Milner, once again a policeman after losing his leg as a soldier during the disastrous British foray into Norway at the beginning of the war. Foyle and his team have the difficult task of maintaining the rule of law in wartime, when the opportunities for illegal activity increase enormously. The beauty of the series is that the stories go behind the war effort and into the social, economic and political issues which surfaced during this time.

This is well identified by Anthony Horowitz, the creator and writer of the program, in his forward to Rod Green’s book. He sums up many of the concerns of the program: ‘Anti-Semitism, conscientious objectors, funk holes, the development of biological weapons, illegal gambling, homosexuality in the armed forces, the creation of the SOE, the first developments in plastic surgery, saboteurs, the arrival of the Americans, convoys, land girls, munitions workers, the bouncing bomb and so on…’ He might have added trading with the enemy, spies, people engaged in contraband, internees, slackers, fraud and covert operations. Underlying all of this is the impact of the war on families, especially the effect on wives and girlfriends, mothers and fathers when men return wounded, burned or psychologically damaged. Or do not return at all. Foyle deals with all of this with a phlegmatic style, asking his neutral questions, never flapping, adding the pieces of evidence to put together the truth of what has happened. But these are often grey areas when individual justice gives way to the greater good, sometimes willingly, but often reluctantly as political influence is brought to bear.

The series reflects meticulous research by the creators and commendable verisimilitude achieved by the producers. Rod Green has a written a beaut book delving thoroughly into these issues, providing copious information about the state of Britain during World War Two and relating this information to the Foyle stories. It is an industrious effort sustained by the information he has assembled.

One of the surprises to me was that the real crimes Green details often exceed the scale and scope of the events portrayed fictionally in the show. For example in the episode War of Nerves, Foyle investigates a murder at a ship yard. The investigation uncovers a huge cache of cash and a fraud whereby the owners claimed for 400 workers when they actually employed only half that number. But the conspiracy upon which the story is based involved a Liverpool city councillor, a naval officer in the Ministry of War Transport, and directors and staff at a ship yard who diverted materials intended for the repair of ships, skimmed petrol and charged the admiralty for 2,000 workers when they were actually paying only 800. When the crime was uncovered the chief architect of the fraud shot himself.

One particularly poignant story A Lesson in Murder concerns evacuees. A young boy is evacuated from London to a country estate, where his inquisitiveness gets him killed, murdered by the host trying cover his illegal activities. Green tells us that around 1.5 million children and mothers were evacuated from cities in 1939, but by early 1940 over half of them had drifted back home.

From the outbreak of war extra crimes were added to the 300,000 existing arrestable offences: they rose to 480,000 by the end of the war. Green provides telling examples of the changes wrought by the onset of war:
• There were 400 cases of looting in the first two months of the blitz
• 115 spies infiltrated Britain during the war, but all were identified and usually quickly
• Local defence volunteers (later the Home Guard), was rapidly established with 1.5 million men by July 1940.
• 90,000 women between ages 18 and 40 joined the Land Army during the course of the conflict labouring on farms where men had enlisted
• Pre-war food imports were 55 million tons in 1939 but this had dropped to 30.5 million tons in 1941. This puts into perspective the enormous problems generated by rationing, shortages of all kinds, gouging by profiteers and fraud in relation to scare commodities.

In addition to these interesting statistics, there were several things I did not know about at all. One was that part of the British Isles was occupied by the German forces for the entire duration of the war - the Channel Islands of Jersey and Guernsey – but not before half the population had been evacuated, including woman and children and all Jewish citizens (30,000 in all). I did know about the Lend-Lease deal, but not the part requiring the British to provide leases on land throughout the British Empire for the Americans to build military bases, to operate during the course of the conflict. I knew about the destroyers and the aid to Britain, but did not know about the bases. There were a number in Australia, but I wonder if we were consulted.

The book adds significantly to our understanding of wartime in Britain and enriches the television program. It is certainly a strong contender for my favourite program ever. My wife’s choice? The 1995 BBC adaptation of Orgullo y prejuicio (Colin Firth and Jennifer Ehle). And who can argue with that? . más


Fifteen years of Foyle’s War

Fifteen years ago, Anthony Horowitz thought about writing a detective series named The Blitz Detective. He wanted to name its main character George Ransom and film it in a Second World War set in London. He soon found out, however, that it would be expensive to shoot the series in London and moved base. Also during his research for the series, he came across the name of Christopher Foyle in a book shop and changed his character name to Christopher Foyle.

The new series of Foyle’s War is shown on ITV this month and has been running thrice as long as the war itself. Recently, there have been an enormous number of fans from all over the world and no bad reviews as of yet. Though the series was supposed to target audiences in the senior age group, there has been a substantial number of young audience members. Anthony wonders why the series has been so successful and how it could run for so long despite being cancelled by ITV once in 2008. ITV revived the series immediately after cancelling it.

He credits the longevity of the series to Michael Kitchen’s performance. He talks about Michael being an extraordinary actor and being the only name that suited the character of Christopher Foyle. Michael could express four or five lines worth of Anthony’s text in just one look. He is such a potent actor. Anthony also gives all praise to Honeysuckle Weeks who does the role of Christopher Foyle’s driver and his confidante, Sam.

Though the series started in the setting of World War II, the war ended, and the set changed completely with new actors. Even the role of Christopher Foyle changed from being a detective to a secret agent. Now there is a new enemy in Stalin’s Russia. The Cold War is evident in the streets and the atmosphere is dull, The Telegraph reports.

Though a bit delayed, the series eventually found audiences in the United States. As a result, Anthony found himself on a US chat show and having breakfast with the Mayor of New York.

He also credits the success of the stories that he has managed to find to the Imperial War Museum of Industrialist’s trails in Nuremberg. His stories also included scandal in Churchill’s secret army and a secret plot to limit the emigration of Jews to Israel. He firmly believes that the audience has the right to know these stories and that he is able to live up to their expectations.


Foyles: potted history of idiosyncratic British bookseller

1903 William and Gilbert Foyle, aged 17 and 18, launch a bookselling business from their kitchen table beginning with the sale of textbooks after failing their civil service exams.

1904 The brothers open their first store in Cecil Court, near Leicester Square, London.

1906 The Foyles open Charing Cross Road store where they garner attention by selling books by weight.

1912 Foyles moves to larger premises at 121 Charing Cross Road.

1928 William Foyle's daughter Christina joins the business at 17, beginning a lecture series and writing a book on etiquette.

1929 Foyles builds what it claims is the world's first purpose-built and largest bookshop by taking over the building next door. William becomes known as the Barnum of bookselling after the circus impresario, PT Barnum.

1930 Christina Foyle founds the Foyles Literary Luncheons where ordinary people could meet famous authors. At their height, the gatherings attracted 2,000 people at one sitting.

1932 She is sent to the Soviet Union to collect bad debts. Later in the decade her father telegrams Hitler asking to buy the books he hears are being burned in Germany.

1940 Foyles is nearly destroyed as a bomb lands in Charing Cross Road. A bridge is built over the huge crater and William quickly names it the Foyles bridge

1940 Branches of Foyles can be found in Dublin, Cape Town and Johannesburg and the retailer sets up a handicraft shop and travel bureau as well as a plethora of book clubs including ones dedicated to children's books, thrillers, religion and romance. The pope is said to be a member of the Catholic book club.

1950 Foyles' mail order business grows to attract 35,000 letters a day requesting all kinds of books. William launches a philately department to resell all the rare stamps.

1960 Christina takes sole charge of the business when her father retires – but he still turns up regularly in his Rolls-Royce to hand out £5 notes to workers and take family and business partners to lunch at the nearby Trocadero.

1980s-1990s The business goes into decline as shoppers struggle to cope with its double queueing system to pay for their books.

1999 Christina Foyle's nephews Christopher and Bill Samuel take over the business shortly before her death. The pair embark on a £4m turnaround plan, revamping the store and introducing modern tills and IT systems.

2002 Foyles acquires Ray's Jazz shop.

2005 Foyles opens a second small bookshop at the Royal Festival Hall.

2007 Sam Husain joins Foyles board as chief executive and the company returns to profit a year later.

2008 Further branches open in St Pancras station and Westfield London shopping centre.

2011 Foyles' first UK branch outside London opens, in Cabot Circus, Bristol.

2014 Foyles moves to a new flagship store in the former Central St Martins arts college at 107 Charing Cross Road with four miles of book shelves. A seventh small shop in Waterloo opens but the retailer's St Pancras outlet is set to close.


Ver el vídeo: Grandes batallas de la historia - La batalla del Somme (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Lufti

    Este mensaje divertido

  2. Zulrajas

    Gran idea, mantengo.

  3. Blagdan

    ¡Eso es algo así!



Escribe un mensaje