La historia

Cronología de la Cultura Salado

Cronología de la Cultura Salado



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Cronología década a década del siglo XIX

Varios cientos de años después de que los europeos comenzaran a llegar a América del Norte, los Estados Unidos de América luchó y ganó su libertad como país independiente. Pero no fue hasta la década de 1800 que una serie de eventos impulsarían a esta tierra en gran parte agraria hacia su estatus de nación unificada y poderosa.

La clave de este crecimiento fue la idea de "destino manifiesto", un término atribuido al editor de un periódico John O'Sullivan (1813-1895) en 1845 que describía la creencia colonialista de que Estados Unidos estaba destinado, ordenado por Dios, de hecho, a expandir el virtudes de su fundación democrática hacia el oeste hasta que mantuvo cada centímetro de tierra de orilla a orilla.

Sin embargo, la Guerra Civil, que tuvo lugar a mediados de siglo, resultó en parte como un desafío a esta idea. La guerra dejó a la nación al borde de la fractura total.

El siglo XIX fue también una época de gran progreso intelectual y técnico, con muchas personas obteniendo ganancias económicas asombrosas.


Historia

Los seres humanos han estado en El Salvador tanto tiempo como han estado en Centroamérica.

Pasaron por primera vez mientras migraban desde América del Norte hace entre 10.000 y 12.000 años.

La evidencia más antigua de humanos en El Salvador proviene de pinturas rupestres que se remontan al menos al 6000 a. C. Estas cuevas se encuentran en el Departamento de Morazán, en el noreste del país.

De esos primeros pobladores surgieron una serie de civilizaciones precolombinas que dejaron su huella en El Salvador.

La primera civilización fue el pueblo Lenca, que construyó pueblos y ciudades en la zona. Luego vino la primera gran civilización que se desarrolló en Centroamérica, los olmecas. Gobernaron el sur de México y Guatemala, pero también se extendieron al oeste de El Salvador. Algunas de sus pirámides y esculturas que datan de alrededor del 2000 a.C. todavía existen hoy.

El Imperio Olmeca se derrumbó alrededor de 400 años antes del nacimiento de Cristo. El Imperio Maya resucitó de sus cenizas, ellos también se asentaron en partes de El Salvador y prosperaron.

Pirámide Maya de Cihuatan / Wikipedia

Después de las erupciones, los mayas evacuaron El Salvador. Pasarían muchos años antes de que alguien pudiera regresar.

El pueblo Pipil fue el primer migrante post-Ilopango que llegó a El Salvador en el siglo XI.

Fueron los pipiles, que llamaron a su tierra Cuzcatlán, quienes dominaban la región cuando los españoles aparecieron unos 400 años después. Hasta el día de hoy, el nombre Cuzcatlán es una palabra alternativa para describir a El Salvador. El nombre es motivo de orgullo nacional.

Los Cuzcatlecos, como los españoles llamaban Pipil, construyeron su ciudad capital donde se encuentra hoy la capital moderna San Salvador. Se hicieron ricos comerciando con el Imperio Azteca en el norte y cultivando cacao. También dominaron técnicas de riego complejas. Los pipiles son una de las civilizaciones más interesantes, aunque poco conocidas, de las Américas precolombinas.

La primera influencia europea que afectó la tierra de Cuzcatlán llegó antes de que los españoles incluso pusieran un pie en el país.

Cuando los europeos llegaron por primera vez al Nuevo Mundo, trajeron consigo sus enfermedades. Estos eran desconocidos para los indígenas estadounidenses y los atravesaron como huracanes.

Cuando llegó el primer ejército español bajo el mando del conquistador Pedro de Alvarado en 1524, tres años después de que el navegante Andrés Niño navegara hacia el Golfo de Fonseca y “descubriera” El Salvador, los Cuzcatlecos ya habían sido devastados por la viruela.

Dicho esto, todavía estaban en buena forma para luchar. A Pedro de Alvarado le sangraba la nariz cuando entró en su tierra, encontrando una resistencia salvaje donde no esperaba ninguna. El ejército de Cuzcatlán hizo huir a los españoles una y otra vez. Fueron necesarios cuatro años, hasta 1528, para que las fuerzas españolas finalmente los conquistaran.

La conquista de Cuzcatlán / Wikipedia

Una vez conquistada, El Salvador pasó a formar parte de la Capitanía General de Guatemala.

Desde 1528 hasta 1811 existió El Salvador para enriquecer a la corona española y a los colonos que allí se trasladaron. Se convirtió en una parte rica de la Capitanía General, fértil con plantaciones de algodón, bálsamo y campos de añil.

En el El Salvador colonial, dicen que había 14 familias que dirigían el lugar, mientras que todos los demás trabajaban para ellos.

Como en la mayor parte del Imperio español, esta desigualdad creó el primer resentimiento contra las élites por parte del pueblo. Comenzó el camino hacia la independencia. Las élites también querían deshacerse de los españoles a los que pagaban impuestos y tributos.

El 5 de noviembre de 1811, un sacerdote llamado José Matías Delgado hizo sonar las campanas de la Iglesia La Merced en San Salvador.

Llamó a la gente a unirse para proclamar la independencia de la colonia de El Salvador de la Capitanía General y de España.

Este día se conoció como el Primer Grito de Independencia (el primer grito de independencia). Aunque su grito inicial falló, pronto se convirtió en un rugido que comenzó a resonar en toda Centroamérica.

Primer grito de independencia / Wikipedia

De todos los países que integraron la recién independizada unión centroamericana, El Salvador fue el más entusiasta.

El primer presidente de la República Federal, Manuel José Arce, era salvadoreño y San Salvador fue la capital desde 1834 hasta 1838. Mientras las provincias vecinas discutían sobre si unirse a México o no, El Salvador era el más opuesto a cualquier unión y prometió por la plena independencia centroamericana.

La República Federal se derrumbó en 1839, dividida por luchas internas entre las provincias. El Salvador trató de lograrlo con Nicaragua y Honduras a fines del siglo XIX, pero a todos los efectos, después de 1839, se quedó solo.

Al amanecer del siglo XX, el café ahora era el rey en El Salvador.

Los descendientes de esas catorce familias se convirtieron en los líderes de una oligarquía cafetera. Esto les dio una inmensa riqueza mientras que todos los demás languidecían en la pobreza.

Estas familias de élite seleccionaron a sus presidentes entre los suyos. Construyeron infraestructura en todo el país, pero también reprimieron a los trabajadores con leyes contra la vagancia para evitar que se movieran y otras tácticas. La economía de El Salvador dependía del café, pero solo el dos por ciento de la población veía alguna de sus ganancias. El 98 por ciento no vio nada en absoluto.

La caída del mercado de valores en 1929 devastó el mercado del café. Los precios bajaron y la economía salvadoreña se hundió.

Ya reprimido y viviendo en condiciones feudales, el activista socialista Agustín Farabundo Martí encabezó un ejército de indígenas y campesinos pobres para rebelarse contra las élites en 1932. Esta revuelta fue brutalmente reprimida masacrando a 30.000 personas.

Entre la masacre de 1932 y la década de 1970, el pueblo de El Salvador sufrió bajo una continuación de presidentes autoritarios seleccionados entre las familias de élite de oligarcas.

La mayoría de estos presidentes eran hombres fuertes militares y el país estaba en un estado de dictadura en todo menos en el nombre. Los esfuerzos para derrocar al gobierno militar en El Salvador llegaron a un punto crítico en 1972. Fue entonces cuando la mayoría votó por el cofundador del nuevo Partido Demócrata Cristiano (PDC), José Duarte.

A pesar de ganar las elecciones de 1972 de manera aplastante, Duarte nunca llegó a la presidencia. Las élites se robaron las elecciones y le negaron el poder.

El régimen arrestó y torturó a Duarte y lo exilió a Venezuela. Su exilio fue el golpe mortal a la idea de que la democracia en El Salvador podría triunfar sin violencia.

La facción antimilitarista comenzó a organizarse en la clandestinidad. Al mismo tiempo, el gobierno creó escuadrones de la muerte para lidiar con los partidarios de Duarte.

Las cosas llegaron a un punto crítico en 1979 cuando el gobierno cayó en manos de una combinación de funcionarios civiles y militares que se autodenominaron Junta Revolucionaria de Gobierno (JRG).

El JRG era una mezcla poco probable de políticos y oficiales de izquierda y derecha. Al principio, se vio como una fuerza para el bien y el cambio en El Salvador.

Aunque era antidemocrático, la gente esperaba que la Junta pudiera abordar los temas candentes de la desigualdad y la pobreza en El Salvador.

Fracasaron en hacer esto y entraron en conflicto tanto con la extrema izquierda como con la extrema derecha. Ambas partes sintieron que el JRG los decepcionó y les mintió.

El JRG recurrió a las técnicas tradicionales de represión que se habían convertido en estándar en El Salvador. Utilizaron al ejército para matar a los oponentes políticos de ambos lados y crearon el clima para una guerra total.

El asesinato del arzobispo de San Salvador, Oscar Romero por un escuadrón de la muerte del gobierno en marzo de 1980, mientras decía misa, fue la gota que colmó el vaso. Romero llevaba tiempo denunciando las medidas represivas del JRG y su muerte puso las cosas al límite.

Arzobispo Oscar Romero / Alison McKellar / Flickr / Uso comercial permitido

Para entonces, el JRG había forzado la dimisión de todos los miembros civiles de la Junta. Ahora gobernaba como una dictadura militar de derecha. El funeral del arzobispo Romero mostró los verdaderos colores del JRG cuando los francotiradores del gobierno detuvieron y asesinaron a 42 dolientes.

Las fuerzas antigubernamentales se llamaron FMLN (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, que lleva el nombre del mismo Farabundo Martí que se levantó contra la élite en la década de 1930).

Se habían estado movilizando en secreto durante la década de 1970 y entraron en escena en 1980, tomando regiones enteras del país en 1981. El JRG respondió con fuerza. Utilizaron tácticas de terror diseñadas para asustar a la población civil para que se rindiera o denunciara al FMLN. Esto continuó durante 12 años.

El JRG fue respaldado por Estados Unidos y el FMLN fue respaldado por Cuba. Ambos bandos recibieron dinero y entrenamiento militar de sus patrocinadores para prolongar la guerra. Ambos bandos cometieron masacres y se estima que más de 75.000 personas murieron durante el conflicto. Muchos más que eso “desaparecieron”.

Junto con el espantoso número de muertos y las innumerables desapariciones a lo largo de la década de 1980, también se estima que más de un millón de personas & # 8211 una de cada cinco de la población salvadoreña & # 8211 fueron desplazadas.

El 40 por ciento de los hogares de esas personas desplazadas quedaron completamente destruidos. El daño social y económico a El Salvador es indescriptible.

Cartelera conmemorativa de una de las muchas masacres perpetradas durante la guerra / Wikipedia

A fines de la década de 1980, el presidente Alfredo Cristiani estaba listo para desafiar al ejército y sentarse a negociar.

Su presidencia había enfrentado algunos de los combates más amargos del FMLN, que había lanzado una gran ofensiva en 1988. Esta ofensiva tuvo éxito, trayendo la guerra a San Salvador por primera vez. Sacudió a los ciudadanos ricos de la capital que habían permanecido ilesos durante gran parte de la década. Era hora de hablar.

Las negociaciones entre el gobierno, el ejército y las distintas facciones del FMLN comenzaron en 1990. Las Naciones Unidas y la Iglesia Católica las presidieron.

A fines de 1991, se llegó a un acuerdo en el que el ejército redujo su número en un 70 por ciento y el gobierno desmanteló todos los escuadrones de la muerte. El gobierno también prometió disolver la Guardia Nacional, la Policía Nacional y cualquier otro instrumento de represión que hubieran utilizado. A cambio, el FMLN también se desmovilizaría y entregaría sus armas.

Además de esto, terminó la inmunidad de castigo por las atrocidades cometidas por el ejército. Se iba a crear una Comisión de la Verdad para investigar las diversas atrocidades cometidas en todos los lados.

Todas las partes firmaron el acuerdo en la Ciudad de México el 16 de enero de 1992, con la promesa de que el alto el fuego comenzaría el 1 de febrero de ese año. Ese alto el fuego sigue vigente hoy.

Desde que terminó la guerra, los años noventa y el siglo XXI le han dado a El Salvador fortunas desiguales.

Elecciones libres en El Salvador / Jake Brown / Flickr / Uso comercial permitido

Por un lado, el país ha trabajado duro para dejar atrás su catastrófica guerra y unirse como nación. Las reformas económicas han funcionado para acabar con las diferencias entre los que tienen y los que no tienen, que fueron una de las principales causas de la guerra, para empezar.

El Salvador también se ha convertido en uno de los países líderes en la revolución verde y la lucha contra el cambio climático.

Es el único país de América Central que está experimentando reforestación en lugar de deforestación. El Salvador adoptó el dólar estadounidense como moneda en 2001 y la inflación es la más baja de la región. En muchos aspectos, El Salvador está mirando hacia arriba. Pero el crimen se ha convertido en un problema importante en el país y un serio obstáculo para la inversión externa.

El futuro de El Salvador como un país democrático y multipartidista se ve bien. La guerra es lo suficientemente reciente como para que mucha gente sepa con certeza que no querrá volver a tomar ese camino nunca más.


Es instructivo que, a pesar de todo el miedo que provoca la cancelación de la cultura, no ha logrado derrocar a ninguna figura importante (políticos de alto nivel, titanes corporativos) y mucho menos instituciones.

Pero la culpa todavía se deriva de los estándares acordados por la comunidad, ya sea que se manifiesten como religión, ideología, un código legal o simplemente la ética rudimentaria sin la cual ningún grupo puede sobrevivir. La creciente atomización de la sociedad estadounidense en el siglo XXI ha provocado el desamarre de tal consenso. A medida que los estándares han cambiado, algunos se han aferrado a la piedra solo para encontrar un puñado de polvo. Si no puedes confiar en que otros seguirán su conciencia o incluso si la tienen, y has perdido la fe en la capacidad o el deseo de las instituciones de defender lo que es bueno, si ya no crees que vivimos en una ciudad sobre una colina, que nuestra sociedad es justa o que incluso aspira a serlo, puede que no haya más remedio (salvo la revolución) que regañar y amenazar, como los puritanos de hoy en día. El acto de avergonzar traza una clara línea divisoria entre lo bueno y lo malo, nosotros y ellos. Quizás no sea coincidencia que la etimología de "cancelar" lleve al latín "cancelli", derivado de "cancri" / "cáncer", un entramado o cuadrícula de barras cruzadas: una barrera, en otras palabras, unida por disimilación a "carcer". ”(Prisión), y en su primera adaptación al inglés tomado literalmente, como tachado, líneas dibujadas a través de palabras en papel.

LA MÁS ARBITRARIA DE ALGUNOS DE LOS OBJETIVOS DE LA CULTURA CANCELADA - SELECCIONADOS ENTRE LOS MUCHOS QUE PODRÍAN HABER COMETIDO PECADOS COMPARABLES, A menudo ni figuras públicas ni poseedores de poder institucional, sino gente completamente corriente antes de su rápida y simultánea elevación-degradación a la infamia - da un carácter ritualista. distancia a los ataques, lo que permite una crueldad casual, como en el infame cuento de la escritora estadounidense Shirley Jackson, “La lotería” (1948), cuando los aldeanos encienden sin reparos a uno de los suyos seleccionados al azar. El filósofo francés René Girard, en "La violencia y lo sagrado" (1979), señala que "el solo hecho de elegir una víctima le confiere un aura de exterioridad ... la víctima sustituta no se percibe como realmente era, es decir, como un miembro de la comunidad como todos los demás ". Para justificar la venganza, no puede reconocerse a sí mismo en aquellos a los que denuncia, tiene que creer, como escribe Taylor, que "realmente se lo merecen".

Los críticos de la cultura de la cancelación ven paralelos en los jacobinos de la Revolución Francesa en el siglo XVIII, los Guardias Rojos de la Revolución Cultural China de 1966 a 1976 y los estimados 600.000 a 2 millones de ciudadanos privados, de una población de alrededor de 17 millones, que actuó como informantes a tiempo parcial para la Stasi, la policía secreta de Alemania Oriental, de 1950 a 1990. Ninguno es un análogo apropiado, ya que todos derivaron su poder punitivo del estado. También se hacen alusiones a la Inquisición española, que persiguió la herejía desde el siglo XV hasta el XIX, y los juicios de brujas de Salem en Massachusetts a fines del siglo XVII, ambos un esfuerzo conjunto de la iglesia y el estado, cuando había poca distinción entre ellos. Estos ejemplos son relevantes solo para mostrar cómo el uso arcaico de la violencia para afirmar la pureza ha evolucionado para servir a las ideologías de los últimos días. En Francia, la juerga de la guillotina se racionalizó como la búsqueda del bien: un Reino de Terror para producir una República de Virtud. (El líder revolucionario Maximilien Robespierre, quien declaró en 1794 que sin terror, "la virtud es impotente", apoyó la futura eliminación de la pena de muerte incluso cuando ordenó ejecuciones por miles). Mao Zedong bordaba el mismo tema en una carta a su esposa en 1966, invocando "gran desorden bajo el cielo" para lograr "gran orden". Y aunque algunos informantes de la Stasi pueden haber informado sobre sus amigos y vecinos por miedo, los investigadores han determinado que la mayoría lo hizo para salvaguardar la justicia del estado y, por extensión, la suya propia.

Sin embargo, en comparación con estos regímenes autoritarios, la cultura de cancelación no tiene rumbo, una serie de interrupciones espontáneas sin lógica secuencial, sin ningún aparato oficial para promulgar o hacer cumplir una política o credo. En todo caso, es antiautoritario: históricamente, los occidentales no aprueban informar en nombre del gobierno y sus ejecutores, dando al acto nombres sombreados como "snitch" y "narc", este último definido explícitamente en un diccionario de jerga británico de 1859 como alguien que "rompe la fe". Se aconseja a los niños que no sean chismosos. (Nos sentimos más cómodos con los denunciantes, que hablan en contra de los poderosos).

En cambio, lo que ofrecen las cancelaciones es una versión sustituta, en espejo deformado, del proceso judicial, caótico pero ritualizado a la vez. Es una paradoja que recuerda el caos en las tradiciones católicas medievales de carnaval y desgobierno, en el que la iglesia y los órganos de gobierno fueron satirizados y la jerarquía volcada, todo sin amenazar realmente la hegemonía imperante, e incluso reafirmarla. “El desgobierno siempre implica la Regla que parodia”, ha escrito la antropóloga estadounidense-canadiense Natalie Zemon Davis. El exceso y la destructividad ocasional de las juergas dan testimonio de la sabiduría de quienes normalmente están a cargo. Davis sugiere que estos festivales ofrecían "alternativas al orden existente". Pero, ¿por qué la iglesia, que presumiblemente no toleraba alternativas, toleraría tal subversión? Desde su perspectiva, el carnaval era una catarsis conveniente: una breve pausa de las restricciones morales de la vida cotidiana, cuando se permitía a la población complacer sus impulsos amotinados y gastar sus energías inquietas, para volver a la obediencia al día siguiente.

Es instructivo que, a pesar de todo el miedo que provoca la cancelación de la cultura, no ha logrado derrocar a ninguna figura importante (políticos de alto nivel, titanes corporativos) y mucho menos instituciones. Los más vulnerables al daño tienden a ser personas previamente desconocidas para el público, como la directora de comunicaciones que fue despedida en 2013 después de tuitear, desde su cuenta personal, una broma mal pensada sobre África, el SIDA y su propio privilegio blanco (ella consiguió otro trabajo seis meses después) o el analista de datos que fue despedido la primavera pasada después de tuitear, a raíz de las protestas contra la muerte de George Floyd bajo custodia policial, un estudio que sugería que los disturbios deprimieron más que aumentaron los votos del Partido Demócrata (su empleador ha negado que el tuit haya sido la causa de su despido), aunque ambas situaciones revelan menos sobre el impacto de la cultura de la cancelación que sobre la precariedad del empleo a voluntad, en el que uno puede ser despedido por cualquier motivo, legítimo o no. Cuanto más poder tiene alguien, menos afectado se ve: el escritor británico J.K. Rowling, una de las signatarias de la carta de Harper, ha sido criticada públicamente el año pasado por expresar sus puntos de vista sobre la identidad de género y el sexo biológico, pero la gente sigue comprando sus libros comediantes de alto perfil deshonrados que han regresado al estrado. Los circuitos, no siempre arrepentidos, han sido recompensados ​​con espectáculos con entradas agotadas. Cuando los poderosos caen, a menudo lleva años, junto con un comportamiento que no solo es inmoral sino ilegal. El director del estudio, Harvey Weinstein, fue acusado de delitos, no cancelado.

En una conversación de 1972 con el teórico francés Michel Foucault, el filósofo francés Benny Lévy (entonces usando el nombre de guerra Pierre Victor) señaló el ejemplo, al final de la Segunda Guerra Mundial, de “esas mujeres jóvenes a las que se les afeitó la cabeza porque se había acostado con los alemanes ”- mientras que varios de los que habían colaborado activamente con los nazis quedaron impunes:“ Así que se permitió al enemigo explotar estos actos de justicia popular no al viejo enemigo - las fuerzas de ocupación nazis ... sino al nuevo enemigo, la burguesía francesa ". Al mantener un enfoque estrecho en las violaciones a pequeña escala del contrato social, la cultura de cancelación tiene un parentesco incómodo, como ha escrito la ensayista estadounidense Meghan Daum, con la vigilancia policial de "ventanas rotas" puesta en práctica a partir de la década de 1980, basada en una teoría de los criminólogos estadounidenses George L. Kelling y James Q. Wilson que postularon que tomar medidas enérgicas contra los delitos menores evitaría los mayores. En cambio, condujo al flagelo del parar y registrar, en el que la gente corriente, inocente de un delito y desproporcionadamente de color, era tratada de forma rutinaria y repetida como sospechosos y registrada, maltratada e interrogada como tal.

Las infracciones citadas en la cultura de cancelación a menudo encapsulan y tipifican males mayores, como cuando una mujer blanca llamó a la policía en un observador de aves negro en Central Park la primavera pasada y afirmó falsamente que la estaba amenazando. Presentar estos actos como evidencia de la cotidianidad de la inequidad podría ser revelador para algunos e incluso mover la aguja sobre cómo la gente piensa sobre el racismo, la misoginia y la opresión de clase en Estados Unidos hoy. Como escribió el sociólogo británico Stanley Cohen, cuando las multitudes se reúnen contra las amenazas percibidas a las costumbres públicas, en lo que llamamos un pánico moral, esas amenazas, aunque exageradas, siguen siendo potentes como “señales de advertencia de la condición real, mucho más profunda y prevalente. " Pero los pánicos morales fueron tradicionalmente diseñados por aquellos en el poder para reafirmar la necesidad de modos de control, o por intereses comerciales para sacar provecho de la atención que llega a través del escándalo. Eran formas de manipulación, que desviaban la ira pública de la injusticia estructural hacia un grupo específico condenado al ostracismo como encarnación del mal, o demonios populares, una acuñación de Cohen a fines de la década de 1960. (El miedo a cancelar la cultura es en sí mismo un pánico moral, un pánico moral sobre los pánicos morales, uno orquestado en lo alto sobre los generados improvisadamente abajo).

Aunque en la cultura de la cancelación los pánicos morales son errantes y no premeditados, aún pueden explotarse en beneficio de la clase dominante. Mientras los demonios populares de la cultura cancelada sean arrancados de las masas o sean simplemente celebridades artísticas o subalternos de la política o la industria, el mundo seguirá siendo esencialmente el mismo.

CANCEL CULTURE PUEDE haber alcanzado su apoteosis este septiembre cuando un profesor de historia y estudios africanos en la Universidad George Washington admitió en línea que era blanca, no negra, ya que había estado posando durante toda su carrera. “Deberías cancelarme absolutamente, y yo me cancelo absolutamente”, declaró, pero luego agregó: “¿Qué significa eso? No lo sé ”, anulando toda la premisa. Se licitó la auto-humillación, pero no se tomó ninguna acción concreta. Afirmó la importancia de cancelar la cultura como "una herramienta necesaria y justa para aquellos con menos poder estructural para ejercer contra los que tienen más poder", pero insistió, "No puedo arreglar esto", como si ella pudiera aceptar la responsabilidad sin realmente hacer cualquier cosa para alterar sus acciones como si no tuviera el poder de alejarse del poder. Solo después de que la universidad comenzó a investigar su declaración pública, renunció a su puesto titular, casi una semana después.

En Twitter, la gente habla burlonamente de cancelarse, como broma o como medida preventiva, ya que presumiblemente cualquiera de nosotros podría ser cancelado en cualquier momento, viviendo en nuestras Instagrams de cristal, dejando un rastro de pifias digitalizadas detrás de nosotros. (El teórico canadiense de los medios Marshall McLuhan anticipó inquietantemente la cancelación de la cultura en su libro de 1967 "El medio es el masaje" - el título fue un error de tipógrafo que McLuhan abrazó - expresando preocupación, antes de que se completara la primera red informática para compartir recursos, sobre la "Vigilancia desde el útero hasta la tumba" hecha posible por "el banco de expedientes computarizado eléctricamente - esa gran columna de chismes que es implacable, inolvidable y de la que no hay redención, no se pueden borrar los primeros 'errores'"). Existe la esperanza tácita que si tenemos la gracia de cancelarnos a nosotros mismos primero, nuestro ostracismo será temporal, unas simples vacaciones de las redes sociales. La absolución se reduce a la actuación, un paseo con la cabeza gacha entre abucheos y barro salpicado. En lugar de retirarnos a la introspección y examinar realmente nuestro comportamiento, nos sometemos al castigo y nos imaginamos así purgados tanto del pecado como de la necesidad de hacer algo al respecto. Salimos limpios, o eso es lo que nos dejamos creer.

Pero, ¿cuál es el sentido de toda esta flagelación, de uno mismo y de los demás, si mientras tanto las estructuras que permiten la maldad continúan crujiendo y asomando, haciendo negocios como de costumbre? El chivo expiatorio no siempre fue una figura marginal. Considere a Edipo, el tyrannos-pharmakos de Tebas y pecador ignorante cuyos crímenes le produjeron un gran sufrimiento a su pueblo (cosechas arruinadas, plaga) y que tuvo que ser sacrificado para que pudieran vivir. Este espectro, del soberano abandonado, parece perseguir al emprendedor y capitalista de riesgo estadounidense Peter Thiel, quien en su tratado de 2014, manual de autoayuda "Zero to One" (coescrito con Blake Masters) echa un vistazo a las inquietas hordas de abajo: “Quizás todo rey moderno es solo un chivo expiatorio que ha logrado retrasar su propia ejecución”, aunque vale la pena señalar que los potentados de hoy gobiernan sin obstáculos por las cadenas pasadas de dioses entrometidos y profecías vinculantes.

Hubo un tiempo en que vivíamos en una economía moral, es decir, una economía que reconocía, si no siempre observaba, las preocupaciones morales. El historiador social británico E.P. Thompson usó el término como un marco para entender los disturbios por alimentos en la Inglaterra del siglo XVIII, cuando, en tiempos de escasez, la gente ponía la mira en los especuladores y organizaba lo que él describió como "una especie de gritos o gemidos ritualizados" fuera de las tiendas para hacer su trabajo. disgusto conocido. Hoy ululamos y gemimos todavía, pero aparentemente por todas partes y por todo, de modo que hasta las causas más dignas y urgentes se pierden en el clamor. Las muchas subculturas cuyas quejas mantienen a flote la nebulosa cultura de cancelación más grande tienden a fijarse en minucias, que pueden distraer la atención de los intentos de lograr un cambio más amplio.

Y esto puede ser una distracción intencional. Cada búsqueda obsesiva en Google de pruebas de irregularidades, cada publicación enojada en Twitter y Facebook para llamar a los culpables a cuentas, es un ka-ching silencioso en los grandes repositorios de estas corporaciones, que cautivan a los anunciantes al señalar la intensidad del compromiso del usuario. "A pesar del igualitarismo reivindicado en las redes sociales por los ingenieros libidinales del capital ... este es actualmente un territorio enemigo, dedicado a la reproducción del capital", escribió el crítico cultural británico Mark Fisher en su ensayo de 2013 "Saliendo del castillo de vampiros". Twitter, el escenario principal de la cultura de la cancelación, no es el equivalente digital de la plaza pública, por mucho que se promocione como tal. Pensamos en él como un espacio abierto porque no pagamos entrada, olvidando que es una empresa comercial, comprometida con atraernos. Somos clientes pero también trabajadores no acreditados, haciendo el trabajo gratuito de hacer que la plataforma sea más valiosa.

Por ahora, este es el circo que nos sacia, que nos impide despertar a la verdad de nuestra vida y volvernos, con el ceño fruncido, hacia las puertas enrejadas. Quemamos nuestras efigies, olvidando que son personas reales como nosotros, mientras nuestros señores supremos miran desde lejos, frunciendo el ceño pero no del todo preocupados, todavía no. Sin embargo, estos "reyes modernos" harían bien en recordar: en el relato de Sófocles, Edipo no huye de su destino. Pide el exilio, para curar a su pueblo. Se cancela a sí mismo.


Cronología de la historia de las mujeres de Texas

  • Mujer moderna: el sexo perdido, de Ferdinand Lundberg y Marynia Farnham, invocando la psicología freudiana, declara que las mujeres, en particular las feministas, son neuróticas responsables de muchos de los problemas del país: `` Cuanto más educada es una mujer, mayor es la probabilidad de desorden sexual ''. Innovadora teatral Margo Jones. The Woman & # 39s Collection, Texas Woman & # 39s University.
  • Margo Jones, quien dirigió las primeras obras de los dramaturgos Tennessee Williams y William Inge, promueve el concepto de teatro circular en Dallas. Su libro, Teatro en ronda, inspira el establecimiento de teatros comunitarios profesionales en los EE. UU.
  • Hattie Henenberg, ex juez de la Corte Suprema de Mujeres de Texas, organiza y dirige la Asociación de Abogados de Dallas.
  • La Sra. Eddie Hayes McDonald de Houston es elegida presidenta de la Comisión de Adultos de la Conferencia Nacional de Educación Cristiana, la primera mujer y el primer negro en ocupar este puesto.
  • Houston College en Houston se reorganiza como Texas State University for Negros (más tarde Texas Southern University). Esta acción es la respuesta de la legislatura a la demanda de los negros de admisión a la Universidad de Texas.

La historia de Cave Creek

La historia llegó a Cave Creek a caballo en 1870. Los soldados de Fort McDowell pasaron junto a las imponentes pilas de rocas en lo que ahora es Carefree, bordearon el lado norte de Black Mountain y descansaron en un manantial cubierto de hierba justo al oeste del actual centro de la ciudad de Cave. Cala.

Los apaches de Tonto que apreciaban estas colinas desérticas siempre habían podido mantener alejados a los intrusos, pero ahora estaban en gran parte sometidos por las tropas del general George Stoneman que operaban desde las bases en Prescott y Camp Verde. Esos primeros soldados llegaron a Cave Creek no para luchar contra los indios, sino para marcar y mejorar un camino de vagones de suministros entre Fort McDowell en el río Verde y Fort Whipple en Prescott.

En 1873, Cave Creek había atraído a los buscadores de las excavaciones en las montañas Bradshaw. También encontraron oro aquí, primero en Gold Hill y luego en lugares dispersos a lo largo de la parte superior de Cave Creek. El boom del oro encendió la imaginación y llenó algunos bolsillos durante unos 20 años. Si bien se extrajo y procesó una gran cantidad de oro, muchos ahora piensan que manipular las acciones y defraudar a los inversores generó más dinero.

Pero la estación Cave Creek había nacido. La ganadería se volvió lucrativa durante los exuberantes años de la década de 1880, y en 1886, había suficientes niños en la comunidad para mantener una escuela de una sola habitación.

Las ovejas ocuparon un lugar central aquí a principios de siglo cuando James D. Houck construyó una estación de esquila de ovejas en lo que ahora es la sección Andora Hills de Cave Creek. Pero las sequías prolongadas y el pastoreo excesivo hicieron que la cría de ganado y ovejas fuera una gran apuesta en el área de Cave Creek.

La ciudad atravesó tiempos difíciles durante la segunda década del nuevo siglo. Durante un tiempo, en las décadas de 1920 y 1930, la ciudad brindó atención y viviendas espartanas a los enfermos de tuberculosis que buscaban salud bajo la luz del sol y el aire puro de Occidente.

The languishing town perked up even more in the mid-1930s, when it became a recreation and supply base for workers who were building Horseshoe and Bartlett dams on the Verde River. But it was in the 1940s and 1950s when Cave Creek area began to take on much of its present form and character.

Three guest ranches (Spur Cross, Rancho Manana and Sierra Vista) introduced hundreds of people to the beauty of the desert foothills from 1928 to 1962. Plans for Carefree were drawn up in the late 1950s, and today it is an incorporated town of nearly 3,150 residents.

From horse soldiers to resort developments . . . it’s been a spectacle of historic dimensions. And for all who would like to know more of that spectacular history, the Cave Creek Museum is a great place to start.

The Museum’s north wing displays and explains prehistoric artifacts and a reproduction of a Hohokam house, while the south wing focuses on ranching, mining and pioneer life. The Research Library is rich in cataloged information. Also on the Museum grounds are a restored Historic Cave Creek Church, a tubercular cabin (now on the National Register), gazebo, and native botanical garden.

700-1400 Indians Hohokam and Salado Indians

1870-1873 Military (Apache Wars) Military Road Rancho Manana

1873 -1910 Mining Continental (first recorded in Cave Creek), Gold Hill, Mormon Girl, Maricopa, Phoenix Mines.

1877 -1920 Ranching Cave Creek Ranch (old Linville Place) CartwrightRanch Houck Sheep Shearing Station


Timeline of Michigan Copper Mining Prehistory to 1850

Colton’s 1872 Lake Superior Map

Partial serpent artifact made of Lake Superior copper found at Effigy Mounds National Monument, Iowa.

7,000 years ago
The earliest known metalworking in North America begins when Native peoples start mining copper on the Keweenaw Peninsula. Digging pits and using heavy stones to break waste rock away from copper masses, they fashion bracelets, beads, tools, fishhooks and other items for trade. Objects made of Keweenaw copper have been found in archeological sites across the continent.

"The copper ores of Lake Superior can never be profitably sought for but local consumption. The country must be cultivated and peopled before they can deserve notice."
-Alexander Henry 1772

1776
Delegates to the Continental Congress convene in Philadelphia and on July 4, 1776, adopt the Declaration of Independence.

George Washington by Gilbert Stuart
Metropolitan Museum of Art, New York 1789
George Washington is elected president of the United States in a vote by state electors. The U.S. Constitution goes into effect, after being ratified by nine states.

Paul Revere by John Singleton Copley
Museum of Fine Arts, Boston

1801
Paul Revere, who would later be made famous in H. W. Longfellow’s poem "Paul Revere's Ride," creates the Revere Copper Company, the first copper rolling mill in America. This Massachusetts-based company specializes in copper roofing and sheathing for ships. The limited U.S. supply of copper forces Revere’s company to import most of its metal.

"One cannot help fancying that he has gone to the ends of the earth, and beyond the boundaries appointed for the residence of man."
- Henry Schoolcraft, describing
the Keweenaw Peninsula in 1820

Despite Douglass Houghton's description of the Ontonagon Boulder as "a mere stone, a large pebble," Henry Rowe Schoolcraft's illustration greatly exaggerated the real size of the boulder, making it larger than a six-man canoe.

1844
The Pittsburgh and Boston Mining Company begins mining near Copper Harbor. The operation is abandoned in 1845 after a $28,000 investment, but only $2,968 returned. Though the company produced little copper, it was the first serious American mining attempt.

Sale of copper wire leaps after the message "What hath God wrought" is sent by telegraph from Washington to Baltimore on May 24th, ushering in the electronic communication era. By 1846, iron wire replaces copper due to its greater tensile strength and lower maintenance costs.

The town of Clifton and Cliff Mine in Keweenaw County in the late 1800s.

Keweenaw NHP Archives, Jack Foster Collection.

Panning on the Mokelumne

1848
On January 24, gold is discovered at Sutter’s Mill in California. The Gold Rush will reach its height in 1849


Timeline: The New Millennium - 2000 -

1 de abril

7 de noviembre

  • No clear winner is declared in the close presidential election contest between Vice President Al Gore and Texas governor George W. Bush.

12 de diciembre

  • More than a month after the presidential election, the U.S. Supreme Court rules against a manual recount of ballots in certain Florida counties, which it contends would violate the Constitution's equal protection and due process guarantees. The decision provokes enormous controversy, with critics maintaining that the court has in effect determined the outcome of the election.

December 13

  • Bush formally accepts the presidency, having won a slim majority in the electoral college but not a majority of the popular vote.

20 de enero

11 de septiembre

  • Two hijacked jetliners ram twin towers of World Trade Center in worst terrorist attack against U.S. a third hijacked plane flies into the Pentagon, and a fourth crashes in rural Pennsylvania. More than 3,000 people die in the attacks.

October 7

  • U.S. and Britain launch air attacks against targets in Afghanistan after Taliban government fails to hand over Saudi terrorist Osama bin Laden, the suspected mastermind behind the Sept. 11 attacks.

9 de diciembre

  • Following air campaign and ground assault by Afghani opposition troops, the Taliban regime topples however, the hunt for bin Laden and other members of al-Qaeda terrorist organization continues.

29 de enero

  • In his first State of the Union address, President Bush labels Iran, Iraq, and North Korea an ?axis of evil? and declares that U.S. will wage war against states that develop weapons of mass destruction.

25 de noviembre

  • President Bush signs legislation creating a new cabinet department of Homeland Security.

February 1

  • Transbordador espacial Columbia explodes upon reentry into Earth's atmosphere, killing all seven astronauts on board.

19 de Marzo

28 de mayo

28 de junio

  • The U.S. returns sovereignty to an interim government in Iraq, but maintains roughly 135,000 troops in the country to fight a growing insurgency.

August and September

April 22?June 17

  • The U.S. engagement in Iraq continues amid that country's escalating violence and fragile political stability.

Aug. 29?30

  • Hurricane Katrina wreaks catastrophic damage on Mississippi and Louisiana 80% of New Orleans is flooded. All levels of government are criticized for the delayed and inadequate response to the disaster.

1 de julio

3 de septiembre

September 29

17 de octubre

  • The U.S. Census Bureau estimates that the population of the United States has reached 300 million.

January 4

  • California Democrat Nancy Pelosi becomes the first woman Speaker of the House of Representatives.

13 de marzo

  • Attorney General Alberto Gonzales admits that the Justice Department made mistakes and exercised poor judgment in firing nine federal prosecutors in late 2006.

16 de abril

  • Male student kills two in a Virginia Tech dorm. Two hours later, he kills 30 more in a classroom building before committing suicide. The shooting rampage is the most deadly in U.S. history. Fifteen others are wounded.

July 24

  • The minimum wage in the U.S. increases to $5.85, up from $5.15. It's the first increase in 10 years. The wage will increase 70 cents each year through 2009, when it reaches $7.25 an hour.

Aug. 1

  • An eight-lane interstate bridge in Minneapolis, Minnesota, that is packed with cars breaks into sections and falls into the river, killing 13 people.

27 de agosto

  • The White House announces that Alberto Gonzales, the beleaguered attorney general, has submitted his resignation to President Bush.

September 10

  • In highly anticipated testimony, Gen. David Petraeus tells members of the House Foreign Affairs and Armed Services committees that the U.S. military needs more time to meet its goals in Iraq. Petraeus rejects suggestions that the U.S. shift from a counterinsurgency operation to training Iraqi forces and fighting terrorists. Instead, he says the U.S. must continue all three missions.

3 de junio

  • After months of campaigning and primary races, Barack Obama and John McCain are finally chosen as the presidential nominees for the Democratic and Republican parties, respectively.

Septiembre

  • After months of unraveling, the economy finally comes crashing down in 2008, with the Dow Jones Industrial Average tumbling 4.4% in one day, Lehman Brothers filing for bankruptcy, and Bush putting mortgage giants Fannie Mae and Freddie Mac under government conservatorship.

Noviembre

  • Democrats perform well across the board in the November elections. Barack Obama becomes the first African-American to be elected President, with 52.8% of the vote. In Congress, Democrats retain majorities in both the House and the Senate, with 57 Senators and 178 Representatives.

1975-2015

After overthrowing the Laotian monarchy, the Pathet Lao launched an aggressive campaign to capture or kill Hmong soldiers and families who sided with the CIA. Thousands of Hmong were evacuated or escaped on their own to Thailand. Thousands more who had already gone to live deep in the jungle were left to fend for themselves, which led to the creation of the Chao Fa and Neo Hom freedom fighters movements. Many men also took up arms again to protect their families as they crossed the heavily patrolled Mekong River to safety in Thailand.

Hmong began moving into refugee camps overseen by non-governmental organizations such as the United Nations High Commission for Refugees (UNHCR), the International Organization for Migration (IOM), the International Rescue Committee, Refugees International ,and the Thai Ministry of the Interior. The first Hmong family to resettle in Minnesota arrived in November 1975. The largest wave came after the passage of the US Refugee Act of 1980.

In 2004, the Buddhist monastery at Wat Tham Krabok—the last temporary shelter for 15,000 Hmong remaining in Thailand—closed. This “last wave” came to the US, with as many as 5,000 settling in established Minnesota Hmong communities.

The 2010 census recorded more than 260,000 Hmong in the United States. More than 66,000 of that number lived in Minnesota, most of them in or near the Twin Cities—the largest urban population of Hmong in America.

Toward the middle of May 1975, thousands of Hmong swarmed into the air base at Long Cheng in hopes of being evacuated. The decision to airlift Gen. Vang Pao out of Laos, along with other high-ranking military officers and their families, came from top US government officials. About 2,500 people were evacuated to Thailand. Those left behind had to trek on foot. Courtesy Thua Vang, California


Salado Culture Timeline - History

Timeline of Chinese Immigration to the United States

1785 Three Chinese seamen arrive in the continental United States aboard the ship Pallas in Baltimore, MD.

1790 The Naturalization Act of 1790 restricts citizenship to “free white persons” of “good moral character.” The law would be enforced until 1952. In effect the Nation is divided between White and racial minority populations, each of whom would be accorded different and unequal rights and treatment. Racial minorities would be limited in their citizenship, voting, residency, jury, property, and family rights. Asian Americans, including Chinese Americans, would be directly affected by this legislation until it was rescinded by the passage of the Walter-McCarran Act of 1952.

1830 The first U.S. Census notation of Chinese in America records three Chinese living in the United States.

1830 Chinese sailors and peddlers visit New York.

1844 United States and China sign treaty of "peace, amity, and commerce."

1847 Yung Wing and two other Chinese students arrive in US for schooling.

1848 Gold is discovered in California and a gold rush begins.

1850 Chinese American population in U.S. is about 4,000 out of a population of 23.2 million. Chinese in California form associations for mutual protection.

1854 The California Supreme Court decision, People v. Hall, rules that Chinese cannot testify in court.

1858 California legally prohibits Chinese and “Mongolian” immigration.

1860 Chinese American population in US is 34,933 out of a total population of 31.4 million.

1862 The United States prohibits the importation of Chinese “coolies” on American vessels.

1865 Central Pacific recruits Chinese workers to build a transcontinental railroad.

1868 The United States and China ratify the Burlingame-Seward Treaty, which sanctions mutual emigration between the two countries.

1869 The first transcontinental railroad is completed with significant Chinese immigrant labor.

1870 Chinese American population in US is 63,199 out of a total population of 38.5 million.

1870 Congress approves the Naturalization Act, barring Chinese from obtaining U.S. citizenship. The Act also prevents immigration of Chinese women who have marital partners in the United States. Chinese and Japanese men must show evidence in support of a woman’s moralcharacter in the case of prospective and actual wives of Chinese and Japanese descent.

1871 Anti-Chinese violence erupts in Los Angeles and other cities. Such violence continues throughout the decade.

1875 Congress passes the Page Law, which bars Chinese, Japanese, and “Mongolian” prostitutes, felons, and contract laborer immigration.

1878 A federal district court in California rules Chinese ineligible for naturalized citizenship.

1880 The United States and China sign a treaty that allows the United States to limit Chinese immigration.

1882 Congress passes the Chinese Exclusion Act of 1882, which halts Chinese laborer immigration for 10 years and denies Chinese from becoming naturalized U.S. citizens.

1886 The U.S. Supreme Court decision, Yick Wo v. Hopkins, rules that laws that are enforced with racial discrimination violates the 14th Amendment.

1888 The Scott Act declares over 20,000 Chinese laborers’ re-entry permits null and void.

1889 The U.S. Supreme Court decision, Chae Chan Ping v. United States, upholds Chinese Exclusion laws’ constitutionality.

1890 Chinese American population in U.S. is 107,488 out of a total population of 62.9 million.

1892 The Geary Act extends the Chinese Exclusion Act for another 10 years and requires all Chinese residents to carry permits.

1893 In Fong Yue Ting v. United States, the U.S. Supreme Court rules that Congress has the power to expel the Chinese.

1894 Sun Yat Sen, founder of modern China and political activist, helps bring down the Qing dynasty. He establishes home-base operations for the liberation of China among ChineseAmerican communities in Hawaii, San Francisco, and in New York.

1898 The U.S. Supreme Court admits Wong Kim Ark, a Chinese American born and raised in the United States, back into the United States. Ark was initially denied entry due to the Chinese Exclusion Act. The case rules that U.S.-born Chinese cannot be divested of their citizenship.

1904 Congress makes the Chinese Exclusion acts indefinite. Law enforcement officials arrest 250 allegedly illegal Chinese immigrants without search warrants.

1905 California’s Civil Code forbids intermarriage between Whites and “Mongolians.”

1906 Earthquake destroys all records in San Francisco, including immigration records. This opens the opportunity for a new surge of Chinese immigrants. These “paper sons” could now claim with the loss of official records that they were U.S. citizens and had the right to bring family members to America. The U.S. government creates the Bureau of Immigration.

1910 Chinese American population in U.S. is 94,414 out of a total population of 92.2 million. Angel Island Immigration Station opens to process potential Asian immigrants.

1917 The Immigration Act of 1917 restricts immigration of Asian persons and denies entry of natives from the “barred zone.”

1918 World War I Asian veterans receive right of naturalization.

1924 The Asian Exclusion Act, which is part of the Immigration Act of 1924, excludes all Asian laborer immigrants from entering into the United States. The U.S. Border Patrol is created, as an agency under the Department of Labor, to regulate Chinese immigration to the United States across the U.S.-Mexico border.

1925 Chinese wives of American citizens are denied entry.

1929 Annual immigration quotas are declared permanent.

1930 Chinese American population in U.S. is 102,159 out of a total population of 123.2 million.

1932 Anna May Wong, at the height of her career, stars with Marlene Dietrich in Shanghai Express.

1941 The United States declares war after the Japanese attack Pearl Harbor. China is now an ally of the United States.

1943 Congress repeals all Chinese exclusion laws, grants Chinese the right to become naturalized citizens, and allows 105 Chinese to immigrate to the US each year. China and the United States become World War II allies against Japan. The U.S. Army drafts over 20 percent of Chinese men living in the United States.

1945 World War II ends with atomic bomb dropped on Hiroshima and Nagasaki, Japan.

1947 Due to the 1945 War Brides Act of 1945, permitting immigration of foreign wives, husbands, fiancés, and children of U.S. Army personnel, 6,000 Chinese women enter into the United States as wives of Chinese American servicemen.

1949 The United States grants refugee status to 5,000 highly educated Chinese after China launches a Communist government. This Central Intelligence Agency Act (CIA Act) encourages Chinese scientists, engineers, and physicists to enter into the United States in furtherance of U.S. national security interests.

1950 Chinese American population in U.S. is 150,005 out of 151,325,798.

1952 The Walter-McCarran Immigration and Naturalization Act revokes the Asian Exclusion Act of 1924. A small number of Asians are also allowed to immigrate to the United States and are given citizenship status.

1953 The Refugee Relief Act offers unlimited immigrant visas to Chinese refugees.

1959 The U.S. government implements the eight-year “Confession Program” to encourage illegal Chinese immigrants to reveal identities of illegal residents.

1962 The Kennedy Emergency Immigration Act (KEIA Act) permits 5,000 Chinese immigrants to enter the United States during the period of China’s “Great Leap Forward” movement.

1965 A new immigration act effectively removes racial bias from America's immigration laws.

1968 San Francisco State College and the University of California at Berkeley students successfully strike for more minority studies programs. The demonstration leads to the historic School of Ethnic Studies at San Francisco State College and the creation of Black Studies at the University of California at Berkeley. In following years, Asian American Studies, Chicano Studies, Native American Studies, and comparative Ethnic Studies programs start at U.C. Berkeley and University of California at Los Angeles. These programs address the immigration history and ethnic experiences of Asian Americans and Chinese Americans.

1970 Chinese American population of the U.S. is 237,292 out of 179,323,175

1976 American physicist Samuel Ting wins the Nobel Prize in Physics

1982 Vincent Chin, a Chinese American, is killed by two white Americans. Chin's killers are sentenced only to probation and a fine of $3,000 plus court fees.

1982 Maya Lin's design selected for the Vietnam Veteran's Memorial.

1987 TIME Magazine publishes a cover article entitled "The New Whiz Kids". Many Chinese Americans express a concern about a "model minority" stereotype.

1990 Chinese American population of the U.S. is 1,645,472 out of 248,709,873.

1996 Dr. David Ho is named TIME Magazine's Man of the Year for his research into HIV/Aids.


Ver el vídeo: La historia de El Salado contada por las víctimas (Agosto 2022).