La historia

Tablilla de maldición de Uley

Tablilla de maldición de Uley


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Tableta de maldición

A tableta de maldición (Latín: tabella defixionis, defixio Griego: κατάδεσμος, romanizado: katadesmos) es una pequeña tablilla con una maldición escrita en ella del mundo grecorromano. Las tablillas se usaban para pedir a los dioses, a los espíritus del lugar o al difunto que realizaran una acción sobre una persona u objeto, o de otra manera obligar al sujeto de la maldición.


La mayoría de nosotros al menos hemos jugado con la idea de un muñeco vudú, pero no & # 8217 realmente maldeciríamos a alguien & # 8230, ¿verdad? La gente del mundo antiguo no era tan tímida y nos ha dejado muchos de sus malos deseos de estudiar. Las cosas que los enojaron lo suficiente como para maldecir a alguien no son tan diferentes de las cosas que nos molestan ahora: demandas, robo, daños a la propiedad, infidelidad, robar el novio / novia de alguien, etc.

Estos hechizos fueron conocidos como katadesmoi en griego o defixiones en latín, el griego implica vinculante, mientras que el latín connota & # 8220 clavado & # 8221. El formato más común era una tableta de plomo con inscripciones que se enrollaba y se escondía en algún lugar para hacer su trabajo mágico. (El plomo era barato, fácil de escribir y era del color de los muertos, sin duda aumentaba su poder mágico).

Faraone & # 8217s ensayo en Magika Hiera, un estudio de la magia griega antigua, enumera cuatro tipos de hechizos:

  1. fórmulas de enlace directo: & # 8220I enlace NN & # 8221
  2. fórmula de oración: & # 8220 Que los dioses (nombrados o no) se unan a NN & # 8221
  3. fórmula de deseo: & # 8220 ¡Que NN no tenga éxito! & # 8221
  4. Similar similibus fórmula: & # 8220Como este cadáver no tiene vida, que NN no tenga vida & # 8221

Tenemos alrededor de 1600 hechizos de este tipo del mundo antiguo. En Grecia se encontraron al menos seiscientos hechizos de este tipo, y muchos más de Roma y de los diversos puestos avanzados del Imperio. (Faraone: 3) Gran Bretaña, en particular, parece tener muchas tabletas de maldiciones: al menos 250 de las tabletas latinas provienen de allí.

Plinio observó que & # 8220no hay nadie que no tema ser maldecido por tablillas de hechizos. & # 8221 (Historia Natural 28.4.19). Hay historias de cómo Tucídides fue detenido a mitad de camino en la corte por un hechizo, y Cicerón culpó a la magia cuando olvidó los detalles de un caso, por lo que sabemos que fueron considerados una amenaza real. (Y una excusa creíble).

Tableta de maldición, imperfectamente conservada. Wikimedia.

Maldecir como profesión

Maldecir a la gente era tan común que era un oficio de la industria - # 8211 parte de un mago profesional & # 8217 junto con los hechizos curativos y los encantamientos de amor. Algunos papiros griegos antiguos, conocidos como grimorios, dar fórmulas para preparar un hechizo. Hay documentos similares en sirio y árabe, como el Picatrix. (Gager: 72)

Sabemos que existieron los magos profesionales, ya que diversos textos antiguos se refieren a ellos, desde la obra de teatro y la novela hasta la filosofía:

& # 8230 sacerdotes mendigos y adivinos van a las puertas de los hombres ricos y les hacen creer ... que si un hombre desea dañar a un enemigo, a un pequeño costo, podrá dañar a justos e injustos por igual, ya que son maestros de hechizos y encantamientos que obligan a los dioses a cumplir su fin.
(Platón, República 364 c)

El toque profesional podría explicar por qué tantas de estas tabletas de maldiciones se leen como copiadas unas de otras: muchas de ellas provienen de & # 8220 libros de recetas & # 8221 que daban fórmulas para maldecir a los rivales. A pesar de esto, de vez en cuando aparece el aficionado al bricolaje cuya tableta toma un formato inusual, y los formatos en sí cambian con el tiempo. Algunos de los posteriores romanos y griegos invocan a Jesús y María, por ejemplo. (Gager: 71)

Quince defixiones encontrado en un pozo parece haber sido escrito por la misma persona, usando la misma fórmula, y otro conjunto de ocho de un columbario de la Vía Apia tienen las mismas fórmulas y dibujos. Un escriba presumiblemente hizo el 20 katadesmoi encontrados en pozos alrededor de Atenas, todos con la misma escritura, con el mismo texto. (Faraone 23, n. 15)

Tableta de maldición doblada de Bath. Por Mike Peel. (Wikimedia)

¿Cómo maldices a alguien?

La mayoría de las maldiciones estaban inscritas en una tablilla de plomo. Después de que terminaste de escribir tu maldición, lo enrollaste en un pergamino, posiblemente aplastándolo en tu mano, clavándolo con un clavo o doblándolo. Luego lo pones en algún lugar mágicamente significativo.

Si estuviera maldiciendo a un equipo de carros, podría colocarlo en el estadio. Otros lugares incluían pozos (el pozo del santuario de Anna Perenna en Roma estaba lleno de ellos, al igual que el manantial de Sulis Minerva en Bath), cementerios, santuarios y templos, y la casa de la víctima.

A veces, la gente agrega una figura real & # 8211 una & # 8220voodoo doll & # 8221 & # 8211 real a la tableta, haciendo rodar el pergamino alrededor de ella. (Muchos más hechizos de los que conocemos probablemente usaron figuras, ya que muchos de ellos probablemente se han deteriorado con el tiempo, dejando atrás la tableta de plomo). También puede agregar algo del cabello de la víctima, especialmente para los hechizos de amor.

Un pequeño plomo & # 8220gingerbread man & # 8221 encontrado en Carystus en la isla de Eubea, parece inofensivo hasta que lea las dos inscripciones:

Registro a Isais, la hija de A (u) toclea, ante Hermes el Retenedor. ¡Sujétala a tu lado!
Ato a Isais ante Hermes el Retenedor, las manos, los pies de Isais, todo el cuerpo.
(Faraone: 3)

Otro encontrado en Roma fue una tablilla doblada con la inscripción de una figura sonriente, su torso atado con cuerdas, la cabeza y los hombros remachados por clavos y rodeada por una serpiente lista para atacar. El maldito no quería correr riesgos. (Adams: 3)

Para hacerlo más mágico, puede agregar letras griegas, nombres extranjeros de deidades o espíritus (generalmente se usaban persa, egipcio o hebreo & # 8211 Adonai e IAO), nombres invertidos o revueltos y palabras inventadas conocidas como voces magicae, palabras imbuidas de poder mágico. (Los & # 8220bárbaros nombres de evocación & # 8221 funcionaron en este principio).

Si bien las primeras maldiciones eran bastante simples (& # 8220 Ato a NN & # 8221), se volvieron más elaboradas con el tiempo, nombrando varios demonios y deidades. Las deidades ctónicas como Plutón y Prosperina eran las favoritas, pero las tablillas británicas en particular tienden a estar dirigidas a deidades & # 8220normal & # 8221 como Júpiter, Neptuno, Diana, Mercurio y Némesis, así como a Sulis Minerva y Nodens. (El de Némesis pide venganza por un robo, así que tiene sentido).

Un par de hechizos de la Galia se dirigen a los & # 8220 dioses del inframundo & # 8221, los andedion, presumiblemente los equivalentes locales de Plutón y Prosperina.

Tablilla de maldición de Eyguieres, de Pankratos. (Wikimedia)

Magia de amor

Dos categorías de magia de maldición / unión son un poco especiales, la magia de amor y las oraciones contra ladrones y otros criminales. Los hechizos de magia de amor son más vinculantes que maldecir, pero según los estándares actuales no llegan al consentimiento, ya que están destinados a hacer que alguien se enamore o duerma contigo, lo quiera o no.

Los hechizos eróticos a menudo usaban imágenes de cera de la víctima prevista y, a veces, también del cliente. (Gager: 74) * Un hechizo de amor griego antiguo dice:

[¿Ato?] Aristocydes y las mujeres que se verán con él. Que no se case con otra mujer o matrona.

Hay muchos más como este, incluido uno que pide que Zoilos sea impotente para venir a Anatheira, al igual que el cadáver con el que está enterrado el hechizo es impotente. (Faraone: 13)

Los hechizos de amor muestran una división de género, según los estudiosos: las mujeres y los hechizos # 8217s tienden a usar la palabra philiay tratar de aumentar el afecto entre mujeres y hombres, mientras que los hechizos masculinos tienden a usar la palabra Erosy tratar de forzar a la mujer a salir de su casa a los brazos de su amante. (Gager: 79-80) Esta cita de un hechizo mucho más largo te da la idea:

Arrástrela por el cabello y el corazón hasta que ya no se mantenga alejada de mí, Sarapammon, a quien Area dio a luz, y yo mismo sostengo a Ptolemais, a quien Aias dio a luz, la hija de Origenes, obediente durante todo el tiempo de mi vida, llena de amor por mí, deseándome, hablándome todas las cosas que tiene en mente.

Queja sobre el robo de Vilbia & # 8211 probablemente una mujer. Esta maldición incluye una lista de nombres de posibles culpables. Quizás Vilbia era una esclava. (Wkimdedia)

Alegatos de justicia

La otra categoría especial de tabletas de maldiciones debe verse menos como una maldición y más como & # 8220 oraciones por justicia & # 8221, según H.S. Versnel. Argumentó que, dado el estado rudimentario de la aplicación de la ley en la antigüedad, pedir a los dioses que corrigieran un error tenía mucho sentido.

Algunos británicos y españoles incluso estaban destinados a la exhibición: tenían pequeños agujeros perforados en la parte superior para poder fijarlos a la pared. Una tablilla española, de Emerita, era de mármol en lugar de plomo, por lo que era tanto una ofrenda como una maldición. (Tomlin: 249) Se lee:

Diosa Ataecina de Turibriga, y Prosperina, les pido por toda su majestad, les ruego que venguen el robo que se me ha hecho, quien haya cambiado, robado o disminuido las cosas que se escriben a continuación. 6 túnicas, 2 mantos de lino, un turno (?) No lo sé ..

La tableta se rompe allí, pero entendemos la esencia. Otra, esta vez en forma de tableta de plomo doblada, proviene de Uley en Gran Bretaña y tiene un estilo más formal, como una petición a un funcionario local:

Un memorándum al dios Mercurio de Saturnina, una mujer, sobre el lienzo que ha perdido. (Pide) que quien lo haya robado no descanse antes, a menos que, cuando traiga al citado templo los bienes mencionados, sea mujer u hombre, esclavo o libre.

Los que tenían los agujeros pueden haber estado destinados a avergonzar al criminal para que devolviera los bienes, pero otros estaban escondidos donde solo la deidad los sabría, como las tabletas de maldición depositadas en el manantial de Sulis Minerva. Tuvieron que sustituir la satisfacción de recuperar sus bienes y ver al ladrón castigado.


Incluso en la Gran Bretaña romana: las tablas de la maldición de Bath (Aquae Sulis)

¿Qué hay en una maldición? Mucho más que el simple movimiento de una varita de un hada madrina malvada. Para muchos residentes de la antigua Gran Bretaña, implicaba invocar a un dios para influir en un individuo en particular de acuerdo con sus deseos; a menudo expresaban estos deseos en pequeños documentos plomizos en un formato común en todo el mundo grecorromano: la tablilla de la maldición. Representando un concepto probablemente importado como resultado de una invasión, comercio y asentamiento extranjeros, las 130 tablillas de maldiciones en Bath, Inglaterra, demuestran un fascinante proceso de hibridación cultural.

¿Qué tenía de especial Bath, o "Aquae Sulis" en latín? Era un lugar para que las personas "tomaran las aguas", para sumergirse en las propiedades curativas de sus manantiales ricos en minerales. Pero Bath era un lugar de culto para la adoración de la diosa Sulis Minerva, una amante de la curación y la justicia. Ella misma probablemente un producto de interpretatio romana, que fusionó divinidades preexistentes con sus equivalentes romanos, Sulis Minerva gobernó las poderosas aguas de Bath. Pero, ¿cómo llegaron los suplicantes a ella?

La oración era una forma de ponerse en contacto con la diosa, pero, si un adorador tenía un problema distinto, se podía pedir ayuda a Sulis Minerva en una tablilla de maldiciones. Dado que la mayoría probablemente eran analfabetos y no podían escribir con una letra minúscula, él o ella visitaba a un escriba en un trozo de plomo o peltre, el escriba escribiría una solicitud para que Sulis Minerva u otro dios venga el daño hecho a su cliente. , para sancionar al autor del delito y, en caso de robo, la devolución de los bienes a su legítimo propietario.

Defixio tabella opistográfico con signos mágicos en un lado y una inscripción en latín / griego de significado dudoso en el otro. Origen desconocido. Por Marie-Lan Nguyen & # 8211 https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=1727264

La mayoría de las tablillas de maldiciones encontradas en Bath y Uley, un centro religioso ubicado a solo 27 millas de Bath, involucran artículos robados. Los suplicantes piden a diferentes deidades que devuelvan sus bienes (o, en un caso, posiblemente una esclava) y que castiguen a los culpables. A cambio de la ayuda del dios, los devotos le prometen al divino un regalo, tal vez incluso el artículo robado si se les devuelve. Sulis Minerva era a menudo la diosa elegida porque era la diosa que supervisaba los lugares —sus baños y santuario— donde se llevaban sus bienes. Al arrojar las tablillas de maldición a las oscuras profundidades de los manantiales sagrados de Sulis Minerva, los suplicantes intentaron enviárselas directamente. También es posible que las tablillas se muestren públicamente, se reciten sus maldiciones para ejecutar los hechizos que contienen y luego se arrojen al manantial sagrado. O se establecieron, entonces, cuando el santuario se llenó de gente, fueron arrastrados a las aguas.

"Maldito sea el que me ha robado el manto con capucha, sea hombre o mujer, sea esclavo o libre ..."

La relación entre el hombre y dios era un contrato a cambio de los poderes divinos que impartían justicia, el devoto le proporcionaría al dios una ofrenda o sacrificio. Para ayudar al dios invocado a localizar a la parte culpable sin ninguna restricción, el peticionario trató de mencionar todos los tipos posibles de individuos que podría ser el villano. Por ejemplo, un Docilianus pidió a "la diosa más santa Sulis" que "maldijera al que ha robado mi capa con capucha, ya sea hombre o mujer, esclavo o libre ..." Mientras que muchos otros tipos de magia aparecieron en defixiones de otras partes del imperio, los encontrados en Gran Bretaña se ocupaban casi exclusivamente de robos. La mayoría de las tabletas encontradas en Bath involucran robo, pero pocas de las muchas encontradas fuera de Gran Bretaña lo discuten. Por lo tanto, parece que las tablillas de maldiciones de Bath demuestran un tipo único de hibridación cultural, que combina las preocupaciones de aquellos que residían en la Gran Bretaña romana con una forma grecorromana de súplica mágica y su correspondiente lenguaje.

Pero, ¿por qué los británicos estaban tan preocupados por el robo? En una provincia remota sin una fuerte presencia policial, las personas que visitaban los baños o los templos debían tener dinero para poder pagar guardias o esclavos para proteger sus pertenencias mientras se remojaban o rezaban. Este parece haber sido el problema en Bath, aunque los ladrones de baños eran un fenómeno muy común en todo el Imperio Romano.

“Docimedis ha perdido dos guantes. (Pide) que (la persona) que los robó pierda su mente y sus ojos en el templo donde (ella) designa ".

Los artículos denunciados como robados en las tabletas eran los que se habrían guardado cuando se iba a bañar: mantos, monedas, etcétera. Por ejemplo, un Docimedis suplica a Sulis Minerva: “Docimedis ha perdido dos guantes. (Pide) que (la persona) que los robó pierda su mente y sus ojos en el templo donde (ella) designa ". Solinus va aún más lejos en su petición: “Solinus a la diosa Sulis Minerva. Doy a tu divinidad y majestad mi túnica de baño y mi manto. No le dejes sueño ni salud al que me ha hecho mal, sea hombre o mujer, sea esclavo o libre, a menos que se revele y lleve estos bienes a tu templo ”.

Como resultado, los estudiosos han concluido que muchos de los suplicantes pueden haber sido pobres o de un estatus social relativamente bajo. Como no podían pagar guardias, encontrarían sus pertenencias robadas al regresar a sus cubículos en los baños, ya que probablemente había pocas fuerzas policiales locales disponibles para los británicos, apelarían a un poder superior: un dios. Pero, dado que la mayoría de las provincias probablemente estaban poco vigiladas, ¿por qué los británicos parecían obsesionados con los robos? Quizás eso fue solo una coincidencia del registro arqueológico, después de todo, las tablillas de maldiciones habrían sido un medio relativamente barato y accesible de solicitar venganza en todo el mundo romano.

El término defixiones se refiere a un tipo de magia vinculante, un hechizo que se usa para restringir a un competidor. Por el contrario, las tablillas de la maldición de Bath caen en gran medida en la categoría de & # 8220oración por justicia & # 8221 o "súplicas dirigidas a un dios o dioses para castigar a una persona (en su mayoría desconocida) que ha hecho daño al autor (por robo, calumnia, acusaciones falsas o acción mágica), a menudo con la solicitud adicional de reparar el daño sufrido por el autor, & # 8221 como lo define Henk Versnel.

Un sitio fascinante en sí mismo, Bath, junto con las tablillas de maldiciones que se encuentran allí, representa un tipo interesante de hibridación cultural. Los visitantes de los manantiales sagrados de Sulis Minerva utilizaron un ritual mágico grecorromano, completo con jerga legal y contratos religiosos, para expresar sus preocupaciones diarias únicas. Después de todo, ¿quién mejor para pedir ayuda en los baños que la diosa de Bath?

Adams, Geoff W. & # 8220 The Social and Cultural Implications of Curse Tablets [Defixiones] en Gran Bretaña y en el continente ". Studia Humanoria Tartuensia 7A, no 5. (2006): 8-10.

Cousins, Eleri H. "Objetos votivos y práctica ritual en el King & # 8217s Spring at Bath". TRAC 2013: Actas de la Vigésima Tercera Conferencia Anual de Arqueología Romana Teórica, Londres 2013. Ed. Hannah Platts, Caroline Barron, Jason Lundock, John Pearce y Justin Yoo. Filadelfia, PA: Oxbow, 2014. 52-64.

Cunliffe, Barry y Peter Davenport, eds. El templo de Sulis Minerva en Bath: el sitio. Volumen 1 del Templo de Sulis Minerva en Bath. Oxford: OUCA, 1985.

—. El templo de Sulis Minerva en Bath: los hallazgos del manantial sagrado. Volumen 2 del Templo de Sulis Minerva en Bath. Oxford: OUCA, 1988.

Fagan, Garrett G. Bañarse en público en el mundo romano. Ann Arbor, MI: Prensa de la Universidad de Michigan, 2005.

Henig, Martin. Religión en la Bretaña romana. Londres: Batsford, 1984.

Irlanda, Stanley. Gran Bretaña romana: un libro de consulta. 3ª ed. Nueva York: Routledge, 2008.

Ogden, Daniel. Magia, brujería y fantasmas en los mundos griego y romano: un libro de consulta. Nueva York: Oxford University Press, 1992.


Tablas de maldiciones de la Gran Bretaña romana

Una publicación electrónica de los textos y el contexto arqueológico de las tablillas de plomo inscritas en la Gran Bretaña romana, realizada por el Centro para el Estudio de Documentos Antiguos de Oxford.

De las provincias del antiguo imperio romano, Gran Bretaña se encuentra entre las más fértiles en tablillas de maldiciones. Al menos 250 de las más de 500 tabletas latinas conocidas se han encontrado en Gran Bretaña y se siguen recuperando más. Los dos grupos más importantes son los más de 100 recuperados en el manantial sagrado de Bath y los 87 documentados en el santuario rural de Uley, Gloucestershire (ver la introducción de Uley). De estos grupos sustanciales de documentos, escritos o al menos depositados en el mismo lugar, podemos recuperar mucha información sobre las tradiciones de escribir tablillas de maldiciones (ver Creando la maldición - escribiendo la maldición), los rituales que acompañaron la inscripción de maldiciones y el contexto en el que la gente pensó que era apropiado crear sus maldiciones, una actividad potencialmente estigmatizada debido a sus asociaciones mágicas (ver Personas, bienes y dioses: el funcionamiento de la magia).

La mayoría de las tabletas han salido a la luz en el sur de Gran Bretaña alrededor del estuario del Severn, pero también se han encontrado en Londres y Kent, en el estuario Hamble en Hampshire al sur y en East Midlands y East Anglia. Se han encontrado en ciudades con poblaciones cosmopolitas, por ejemplo, Londres y Bath, y en santuarios remotos, por ejemplo Brean Down, encaramados en una península que se proyecta en el Canal de Bristol (ver la introducción de Brean Down). A juzgar por la evidencia de datación de sus escrituras (ver Maldiciones y cursiva - escrituras), las tablillas se escribieron durante el período de la presencia romana en Gran Bretaña, pero el predominio de la 'antigua cursiva romana' entre las tablillas fechadas sugiere un pico en la segunda y siglos III d.C.

La distribución de las tablillas de maldiciones es muy diferente a la de otros documentos escritos en Gran Bretaña. Las inscripciones en piedra se encuentran principalmente en lugares asociados con el ejército romano, especialmente guarniciones de fuertes y fortalezas en la frontera norte de Gran Bretaña. La mayoría de las tablillas de madera para escribir también se han encontrado durante excavaciones de sitios militares, especialmente Vindolanda y Carlisle, así como en Londres. Las tablillas de maldiciones, por el contrario, son una valiosa fuente de evidencia de las palabras y los deseos de la gente de la ciudad y el campo de la Gran Bretaña romana, aunque expresados ​​en una forma muy particular. A juzgar por los nombres de quienes los encargaron o escribieron y los elementos que buscan recuperar, los autores de maldiciones tienen un estatus relativamente modesto (ver Personas, bienes y dioses: víctimas y malhechores).


Tablas de maldiciones de la Gran Bretaña romana

Las "Tablas de maldiciones" son pequeñas hojas de plomo, con mensajes de personas que buscan hacer que los dioses y los espíritus actúen en su nombre e influyan en el comportamiento de los demás en contra de su voluntad. Los motivos suelen ser malignos y su expresión violenta, por ejemplo, destrozar el carro de un oponente en el circo, obligar a una persona a someterse al sexo o vengarse de un ladrón. Las letras y líneas escritas al revés, los "galimatías" mágicos y las palabras y símbolos arcanos a menudo otorgan a los textos un poder adicional para persuadir. En lugares donde los agentes sobrenaturales podrían ser contactados, arrojados a los estanques sagrados en los templos, enterrados con los muertos o escondidos por el poste giratorio en el circo, estas tablillas han sobrevivido para ser encontradas por arqueólogos. Las páginas web introducen tablillas de maldiciones en el mundo antiguo en general y en Gran Bretaña en particular. Describen la preparación de las maldiciones, desde hacer la tablilla hasta escribir el texto y enviar la maldición a los dioses. Examinan los idiomas y las escrituras en las que fueron escritos, los cursers, los escribas y aquellos que fueron maldecidos. Se investigan los motivos para maldecir y los poderes sobrenaturales comprometidos para poner en práctica las maldiciones. También exploramos dónde se encuentran las tablillas y cómo son conservadas e interpretadas por arqueólogos e historiadores. La sección 'sitios arqueológicos' del sitio web presenta los contextos en los que se han encontrado tablillas de maldiciones. Además de Uley, los sitios arqueológicos presentados aquí incluyen los templos de Lydney (Gloucestershire), Brean Down (Somerset), Pagans Hill (Somerset), el anfiteatro de la fortaleza legionaria de Caerleon (Gwent) y las pequeñas ciudades de Chesterton. on-Fosse (Warwickshire) y Leintwardine (Herefordshire). El contexto de las otras tablillas encontradas por los detectores de metales también se describe brevemente (Hamble (Hampshire), Marlborough y Wanborough (Wiltshire)).

En cada sección se informa la ubicación del sitio, la fecha y las circunstancias de la excavación, y una indicación de la información recuperada por los arqueólogos en cada lugar de hallazgo. Donde se conoce, se presenta el contexto de las tablillas de la maldición. También se describe la evidencia en los sitios del templo de las deidades a las que se dirigieron las maldiciones y los rituales que se llevaron a cabo. Dado el mayor número de tablillas de maldiciones y la gran escala de excavaciones arqueológicas, Uley se presenta con mayor detalle que otros sitios. Se proporciona más información sobre los contextos en Uley en los que se encontraron tabletas y los procesos que llevaron a su deposición en esos contextos.


8 El verdulero maldito


Hay muchas personas a las que podría pensar que valen la pena maldecir. Los oponentes militares, los rivales del amor, ese hermano en cada familia del que nadie habla. . . Es una lista larga, pero estamos bastante seguros de que el hombre que vende sus frutas y verduras probablemente no figura en ninguna parte. Hace alrededor de 1.700 años, sin embargo, había un verdulero que vivía en Antioquía que no se metió en el lado malo de alguien; hizo algo que lo convirtió en el objetivo de una maldición bastante larga, al estilo del Antiguo Testamento, de fuego y azufre.

Descubierta en una antigua ciudad romana en el sureste de Turquía, la tablilla fue traducida por académicos de la Universidad de Washington en un intento de decodificar no solo la maldición en sí, sino también por qué se emitió esta aparentemente improbable maldición en primer lugar. La tableta de plomo de doble cara comienza fuerte, pidiendo truenos y relámpagos para derribar al verdulero, llamado Babylas. Es una súplica para que todo el poder de Yahvé se dirija hacia el hombre aparentemente ofensivo, para que toda la rabia de un ser divino que mató a Egipto y los primogénitos se vuelva hacia Babylas.

Entonces, ¿qué hizo el verdulero para ganarse tal ira divina? El nombre de la persona detrás de la maldición no se menciona, pero es probable que haya algún tipo de rivalidad comercial que llevó al hombre a recurrir a las maldiciones para deshacerse de la competencia. El nombre del verdulero, Babylas, también podría darnos una pista. En ese momento, la ciudad romana estaba en las garras de una revolución religiosa, y al mismo tiempo que el verdulero fue maldecido, otro hombre llamado Babylas fue martirizado por sus creencias cristianas. El obispo de Antioquía fue asesinado en el siglo III, lo que hizo posible que el verdulero fuera atacado no por su sentido comercial, sino por su religión.


Contenido

Algunos de los hechizos se descubrieron junto con pequeñas figuras, que se han descrito falsamente como muñecos vudú. & # 914 & # 93 Las muñecas o figurillas a veces también se perforaban con clavos. Las figurillas parecían el objetivo y, a menudo, tenían los pies y las manos atados. & # 915 & # 93 No todas las tabletas de maldiciones fueron hechas con plomo. Las maldiciones también se escribieron en papiro, cera, madera u otros materiales perecederos, pero es menos probable que aparezcan en el registro arqueológico. & # 916 & # 93

Los textos de las tablillas de maldiciones suelen estar dirigidos a dioses infernales o liminales como Hermes, Caronte, Hécate y Perséfone. A veces, una persona a veces muerta (probablemente el cadáver en cuya tumba se colocó la tableta) tuvo que mediar. Algunos textos no invocan a los dioses, sino que simplemente enumeran los objetivos de la maldición, los crímenes o las condiciones en las que la maldición es válida y / o el mal intencionado que les ocurrirá. Algunas tabletas están inscritas con nada más que los nombres de los objetivos. Algunas personas piensan que un hechizo oral puede haber acompañado a la realización de la maldición. & # 917 & # 93


Sombras en la niebla: la búsqueda de un rey Arturo histórico

Comenté en una publicación anterior del blog que no estoy al tanto del título de culto británico o del epíteto dado a Mercury / Mars / Silvanus en el Uley Shrine junto a Uley Bury (posiblemente * Cambolanda / Camlan). Como resultado, tuve que recurrir a un estudio muy cuidadoso de los topónimos de RAVENNA COSMOGRAPHY, ya que se relacionan con los alrededores de Gloucester y el estuario del Severn. También obtuve las escasas pistas que pude de las pocas traducciones de tablillas de maldiciones que se han publicado.

En la Tabla de la maldición 75, el dios (dei) se conoce como 'potentissimus' (poderoso, fuerte, poderoso y similares). Si (y esto es un ENORME 'si') este es un intento en latín del título de culto al dios, entonces el único lugar que vale la pena ver, en realidad, es * Magalonium.

Rivet y Smith tienen * Magalonium para el Macatonion de RAVENNA COSMOGRAPHY. Aquí están las secciones en R & ampS que tratan tanto de * Magalonium como de * Maglona:

- Ravenna, 10629: MACATONION?

DERIVACIÓN. R & ampC propone enmendar esto a * Magalonion, razonablemente (con c por g por confusión de escribas, aunque Mac- puede representar con precisión la misma raíz, como en los nombres personales hispanos Macilo / Magilo, ELH I.359, y Macalu, un nombre divino en un grafito de Seraucourt (Bourges, Francia: DAG 354). Este * Magalonium luego derivan de un nombre de río * Magalona, ​​que con el sufijo derivativo británico * -io- da al nombre completo un sentido 'lugar en el río noble '. Su base es una raíz indoeuropea * mak-' crecer '(Holder II. 362), de la que finalmente proceden el magu galés y el maga bretón' alimentar ', al igual que el latín magnus y el griego megalos. -nombres estrechamente relacionados son entonces British Maglona y su equivalente exacto Magalona & gt Maguelonne (Hérault, Francia), Magalonnum & gt Moulons (Charente-Maritime, Francia). El origen de muchos nombres personales relacionados con estos se encuentra en * maglo-s, quizás ' grande '', del que derivan el antiguo mal irlandés, galés y bretón mael 'príncipe', presente en tal nombres científicos como Magalos, Magilos, Magilius en Gran Bretaña, Brigomaglos en una lápida subromana en Chesterholm (RIB 1722). Basado en la raíz mag- están el nombre divino Magusanus, asociado con Hércules en una dedicatoria en Mumrills, Stirlingshire (RIB 2140) también DAG 943 (muchos) y el topónimo galo Magdunum & gt Méhun-sur-Yèvre (Cher, Francia) y Meung-sur-Loire (Loiret, Francia), junto con British Magantia, Magiovinium y quizás Maia.

Si la especulación de R & ampC sobre el río * Magalona está justificada, se puede juzgar por los análogos continentales, para los cuales no hay que hacer tal suposición y por el hecho de que ningún river-namc moderno deriva de esto. Parece más simple ver el nombre construido sobre * magal- con sufijos * -on- io-, como en CANONIUM y que significa 'lugar alto, sobresaliente' o similar, posiblemente 'lugar noble'.

Puede resultar que el Macat de Ravenna tenga razón después de todo. Un nombre Macato (lectura del primero de un ser dudoso) está registrado en CIL XIII 5806 (Langres), y otros nombres, en su mayoría personales, se conocen con Mac (c) - ver GPN 364-65.

IDENTIFICACIÓN. Desconocido, pero aparentemente no lejos de Gloucester.

* Rivet & amp Smith: Old Carlisle, Cumberland.

- Inscripción: RIB899, que puede pertenecer aquí: ver MAGIS

- ND XL13 (imagen): MAGLOUE
- ND XL28 (texto): Praefectus numeri Solensium, MAGLONE (var. MAGLOUE)

Los formularios de ND con u tienen un error de copia común de u para n. La -e final puede ser simplemente -un mal copiado o un locativo de primera declinación.

DERIVACIÓN. Maglona pertenece con los nombres que figuran en * Magalonium, basado en la raíz * mag-. Gaulish Magalona & gt Maguelonne (Hérault, Francia) es un equivalente exacto del nombre británico, que ha perdido la vocal átona por elisión. Un sentido similar, 'lugar alto y destacado', quizás 'lugar noble', es apropiado.

IDENTIFICACIÓN. Probablemente el fuerte romano de Old Carlisle, Cumberland (NY 2646).

Hay un dios galo (y también un cacique) llamado Magalos en el continente. Un lugar llamado así por un dios en Gran Bretaña podría haber tomado una forma como * Magalonium. Para la etimología de Magalos podemos comparar maglos, de la raíz PIE * meg'h2- que significa 'grande' o 'poderoso'. (1)

Se cree que Magalonium estuvo en algún lugar en las cercanías de Gloucester, y esto encajaría con la ubicación del santuario de Uley.

No puedo enfatizar lo suficiente que esta idea se basa en la ignorancia del nombre del culto real que se encuentra en las tablillas de maldiciones del santuario de Uley. Por ahora, la única persona en el mundo que tiene posesión de ese La información es el profesor Roger Tomlin de Oxford, y en este momento no está de humor para compartir. Tendremos que esperar a su futura publicación de una edición definitiva de traducciones en el Institute of Classical Studies de Londres.

* maglo- 'noble, jefe [Sustantivo]
GOlDO: Olr. mal [0 m], Ogam CUNA-MAGLI
W: MW mael [m] 'jefe, señor' MW -mael, -fael (en PN) (por ejemplo, Brochfael
& lt * Brocco-maglos)
BRET: MBret. -mael (en PN, por ejemplo, Tiernmael)
GAUL: Magalos, -maglus [PN]
PIE: * megh2- 'genial' (IEW: 709)
COGN: Gr. megas, ve. mikils
ETYM: si la etimología es correcta

el a-vocalismo en celta debería ser
explicado por la regla de Schrijver (* mCvolced- & gt * maCvOIced-), pero esta regla no es
sin lugar a dudas. Galia. Magalos, si está relacionado, podría representar PIE * mgh2-lo- con
la vocalización esperada de la laringe (que, por alguna razón, se perdió
en celta insular y en la Galia. -mago).
REF: LEIA M-13, GPC III: 2305, Delamarre 213, Ziegler 1994: 112


Maldiciones romanas descubiertas en una tablilla antigua

Un antiguo pergamino de plomo romano desenterrado en Inglaterra hace tres años ha resultado ser una maldición destinada a causar desgracias a más de una docena de personas, según una nueva investigación.

Found in East Farleigh, U.K., in the filling of a 3rd to 4th Century AD building that may have originally been a temple, the scroll was made of a 2.3- by 3.9-inch inscribed lead tablet.

Popular in the Greek and Roman world, these sorts of "black magic" curses called upon gods to torment specific victims.

Overall, more than 200 curse tablets have been found in Britain. The largest collection was found in the thermal spring at Bath -- about 100 tablets -- and are displayed in the Roman Baths Museum.

The second-largest collection is from the Roman temple at Uley, and some are displayed in the British Museum.

Most curses related to thefts and called upon a god to fulfill the malevolent wishes detailed in the inscriptions.

One of the tablets from Bath, for example, prayed that its victim should "become as liquid as water," while another on display at the British Museum cursed "Tretia Maria and her life and mind and memory and liver and lungs mixed up together, and her words, thoughts and memory."

According to the Maidstone Area archaeologists, it is reasonable to assume that the names listed were of people who lived at the site.

"Since the Romans were the first inhabitants of England who could read and write, they represent the earliest inhabitants of East Farleigh that we may ever be able to put a name to," they said.

Further conservation work will be carried out on the scroll starting at the end of the month. Experts hope that this will result in more letters becoming visible.

Rolled up to conceal their inscriptions, the tablets were either nailed to the wall of a temple or buried in places considered to be close to the underworld, such as graves, springs or wells.

The scroll, unearthed in the Kent village had been carefully rolled up and buried, most likely in the third century AD, similar to other curse tablets found throughout Europe.

The researchers tried to read the fragile scroll without unrolling it by using a technique called neutron computed tomography imaging at the Paul Scherrer Institute in Switzerland, but "the resolution was not sufficient to discern any writing on it," said the Maidstone Area Archaeological Group, which made the finding.

As the curse tablet, or defixio, was unrolled, the inscribed letters became visible under a scanning electron microscope.

Roger Tomlin, lecturer in late Roman history at Wolfson College, Oxford, and an authority on Roman inscriptions, was finally able to decode the inscribed text.

"The tablet is not necessarily complete, but what there is consists of two columns of personal names," Tomlin told Discovery News.

He deciphered the Latin names Sacratus, Constitutus, Memorianus, Constant[. ] and the Celtic names (Atr)ectus and Atidenus. Eight other names are incomplete.

Interestingly, the scribe wrote a few of the names backward or upside down.

Experts speculated that this was probably intended to invoke "sympathetic magic" and make life especially difficult for the named and shamed individuals.

However, the motive of the curse and the curse itself remain a mystery.

"No god is named. Indeed, we cannot be sure that we have the beginning of the text," Tomlin said.


Ver el vídeo: como hacer una maldicion ritual llave (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Fiallan

    supongo que es si

  2. Nagar

    Encuentro que no tienes razón. Estoy seguro. Discutiremos. Escribe en PM, nos comunicaremos.



Escribe un mensaje