La historia

Evidencia de atrocidades en Meldola (1 de 2)


Evidencia de atrocidades en Meldola (1 de 2)

Imagen de la colección de Dennis Burt

Título original: 1945-04 Atrocidades de Meldola (2) Febrero-junio de 1945 Forli

Derechos de autor Gary Burt 2013

Muchas gracias a Gary por proporcionarnos estas fotos de la colección de su padre.


Atrocidades en la Primera Guerra Mundial

Durante la Primera Guerra Mundial, la mayoría de los países publicaron historias de soldados enemigos que cometían atrocidades. Se creía que ayudaría a persuadir a los jóvenes para que se unieran a las fuerzas armadas. Como señaló un general británico después de la guerra: "para hacer que los ejércitos se sigan matando entre sí es necesario inventar mentiras sobre el enemigo". Estas historias de atrocidades se transmitieron luego a los periódicos que estaban muy dispuestos a publicarlas. Los periódicos británicos acusaron a los soldados alemanes de una serie de delitos que incluyen: sacarle los ojos a los civiles, cortarle las manos a los adolescentes, violar y mutilar sexualmente a mujeres, dar a los niños granadas de mano para que jueguen, bayonear a bebés y la crucifixión de soldados capturados. Wythe Williams, quien trabajó para el New York Times, investigó algunas de estas historias e informó & citó que ninguno de los rumores de asesinatos sin sentido y tortura pudo ser verificado.

En diciembre de 1914, Herbert Asquith nombró un comité de abogados e historiadores bajo la presidencia de Lord Bryce para investigar las presuntas atrocidades alemanas en Bélgica. El informe, publicado en 30 idiomas diferentes, afirmaba que había habido numerosos ejemplos de brutalidad alemana hacia los no combatientes, especialmente hacia ancianos, mujeres y niños. Cinco días después de la publicación del Informe Bryce, las autoridades alemanas publicaron su Libro Blanco. Esto incluyó relatos de atrocidades cometidas por belgas contra soldados alemanes.

Norman Lindsay, El boletín (1916)

Aunque los soldados de todos los países fueron culpables de brutalidades individuales, las investigaciones posteriores a la guerra sugirieron que se trataba de incidentes aislados en lugar de un intento sistemático de aterrorizar y castigar al enemigo. Sin embargo, otros han sugerido que era bastante común matar a prisioneros de guerra. Robert Graves señaló en Adios a todo eso (1929): “Para verdaderas atrocidades, es decir, violaciones personales más que militares del código de guerra, se dieron pocas oportunidades, excepto en el intervalo entre la rendición de los prisioneros y su llegada (o no llegada) al cuartel general. Con demasiada frecuencia se aprovechó esta oportunidad. Casi todos los instructores en el desastre podrían citar casos específicos de prisioneros asesinados en el camino de regreso. Los motivos más comunes fueron, al parecer, la venganza por la muerte de amigos o parientes, los celos del viaje del prisionero a un cómodo campo de prisioneros en Inglaterra, el entusiasmo militar, el miedo a ser repentinamente dominado por los prisioneros o, más simplemente, la impaciencia con los prisioneros. trabajo de acompañante. & quot

El general de brigada Frank Percy Crozier argumentó en su libro, Un sombrero de bronce en tierra de nadie (1930): `` El soldado británico es un tipo amable y es seguro decir que, a pesar de la droga, rara vez sobrepasa la marca de la bárbara decoro en Francia, salvo ocasionalmente para matar prisioneros que no puede molestarse en escoltar de regreso a sus filas ''.


& # 39Terrible venganza & # 39: La historia de las atrocidades turcas contra los armenios y por qué Biden los ha llamado genocidio

Es el 24 de abril de 1915. Unos 250 intelectuales armenios son detenidos en Constantinopla y encarcelados por la policía otomana. Conocido como el "Domingo Rojo", es hoy un día de recuerdo de una campaña asesina que duró años y que provocaría la expulsión o el exterminio de la mayoría de la población armenia de antes de la guerra del Imperio Otomano. Según estimaciones, entre 664.000 y 1,2 millones de personas perdieron la vida.

Un siglo después, el reconocimiento de los asesinatos como genocidio sigue siendo una cuestión diplomática divisoria, con Turquía y Azerbaiyán, que comparten fuertes lazos étnicos y culturales, negando oficialmente que se haya producido un genocidio. El 24 de abril, un día conmemorado en Armenia como el Día del Recuerdo del Genocidio, el presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, cumplió una promesa de campaña y reconoció oficialmente los asesinatos en masa como genocidio. Fue una medida que también había sido prometida por el presidente Barack Obama, pero que no se materializó.

"Cada año, en este día, recordamos las vidas de todos los que murieron en el genocidio armenio de la era otomana y nos comprometemos nuevamente a evitar que una atrocidad semejante vuelva a ocurrir", dijo Biden en un comunicado el 24 de abril.

Biden reconoce los asesinatos de armenios en la era de la Primera Guerra Mundial como genocidio

En 2019, la Cámara de Representantes y el Senado de EE. UU. Aprobaron resoluciones reconociendo las masacres como genocidio, pero con el anuncio del 24 de abril, Biden se convirtió en el primer presidente de EE. UU. En adoptar el reconocimiento del genocidio como política oficial.

¿Qué horribles sucesos ocurrieron en Turquía a partir de 1915? ¿Y qué informó el movimiento histórico de Biden?

¿Condujo la Primera Guerra Mundial a las matanzas?

Un pacto secreto entre Alemania y el Imperio Otomano preparó el escenario para las masacres. Al llegar a un acuerdo en vísperas de la Primera Guerra Mundial para luchar junto a Alemania contra Rusia, los otomanos recibieron la promesa de que Alemania sería responsable de rectificar sus fronteras orientales "de una manera adecuada para el establecimiento de un vínculo con los pueblos musulmanes de Rusia".

La proclamación del imperio al entrar en la guerra declaró que establecería una nueva frontera, uniendo "todas las ramas de nuestra raza".

Separando a los musulmanes de Rusia de los de Turquía había una gran franja de territorio habitada por armenios, que se extendía desde la parte oriental del Imperio Otomano hasta territorio ruso en el sur del Cáucaso. Esa población había vivido allí durante cientos de años, en su mayor parte conviviendo pacíficamente con los musulmanes otomanos y disfrutando de un importante grado de autonomía.

Varias familias armenias prominentes desempeñaron funciones importantes para la élite otomana, trabajando como arquitectos, fabricantes de pólvora y administradores de la casa de la moneda imperial.

Después de un largo período de convivencia, ¿qué impulsó a los otomanos a emprender una política anti-armenia?

Las relaciones entre los armenios y sus gobernantes imperiales estaban tensas antes del estallido de la Primera Guerra Mundial. Envalentonados por el apoyo de las potencias europeas y las grandes pérdidas territoriales otomanas tanto en el Cáucaso como en los Balcanes, los grupos revolucionarios armenios estaban activos tanto en el Imperio Otomano como en todo el territorio. frontera en Rusia a finales del siglo XIX.

Grupos como los Dashnaks y Hunchaks organizaron levantamientos, ataques terroristas e intentos de asesinato en el Imperio Otomano. Unos 100.000 armenios murieron a manos de los musulmanes otomanos en las masacres de 1895 y 1896, presagiando lo que vendría dos décadas después.

Con la población armenia dividida entre los imperios otomano y ruso, el comienzo de la guerra en 1914 vio a decenas de miles de ellos luchando en ambos lados del frente en el Cáucaso.

Sin embargo, una proporción significativa de armenios otomanos apoyaba a Rusia, y algunos habían cooperado con las fuerzas rusas o los habían recibido como libertadores en guerras anteriores a lo largo del siglo XIX, como la Guerra Ruso-Turca de 1877-78, en la que Rusia anexó el regiones de Kars y Batum, que tenían grandes poblaciones armenias.

Esto contribuyó a la percepción de los líderes otomanos de los armenios a lo largo de la línea del frente rusa como un riesgo, y su miedo no estaba injustificado. El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Sazonov, ordenó que se pasaran armas de contrabando a los armenios otomanos en septiembre de 1914, antes de la esperada entrada del Imperio Otomano en la guerra. Un diplomático ruso que abandonó Erzerum a finales de 1914 escribió:

La población armenia. espera con impaciencia la llegada de las fuerzas rusas y su liberación del yugo turco. Difícilmente se arriesgarán a organizar un levantamiento antes de que las fuerzas rusas lleguen a su puerta, por temor a que la más mínima demora en la ayuda rusa los lleve a su completa destrucción, porque, aunque todavía tienen armas escondidas en varios lugares secretos, no se atreverán a hacerlo. Tómelo por el estado de guerra proclamado en el país y la amenaza de masacres inminentes.

Los otomanos comenzaron a volverse contra sus súbditos armenios después de una gran derrota en el frente ruso, en Sarikamish, en enero de 1915. El experto en el Cáucaso Thomas de Waal escribe que después del desastroso fracaso de este intento de avanzar hacia el Cáucaso controlado por Rusia, el ministro de Guerra Enver Pasha ordenó el desarme de los no musulmanes en el ejército, que serían reclutados en batallones de trabajo.

A esto le siguieron los desembarcos británicos y franceses en los Dardanelos, amenazando la capital otomana. Ante la catástrofe, los otomanos comenzaron a deportar y matar armenios en regiones cercanas a la línea del frente rusa en febrero de 1915, según el historiador británico Christopher J. Walker. La posición del gobierno turco es que los otomanos decidieron reubicar a los armenios que vivían en la zona de guerra o en áreas cercanas al avance del ejército ruso, así como a los armenios en otras regiones que se sospechaba que colaboraban.

La predicción del diplomático de un levantamiento no estaba muy lejos.

Con las fuerzas rusas en la cercana Persia, los armenios en la ciudad de Van en abril de 1915 se prepararon para defenderse de los otomanos, que habían estado buscando armas en las aldeas cercanas y arrestando a presuntos rebeldes. Estas búsquedas fueron acompañadas de pogromos anti-armenios.

Rafael de Nogales, un mercenario venezolano entre las fuerzas turcas, describió haber presenciado una masacre en el pueblo de Adilcevaz. Al enfrentarse a un funcionario otomano por los asesinatos, le dijeron que las fuerzas otomanas, con la ayuda de los kurdos locales, estaban ejecutando una orden del gobernador provincial de "exterminar a todos los varones armenios de 12 años o más".

Aproximadamente 55.000 armenios fueron asesinados en toda la provincia.

Muy superadas en número y en armamento, las fuerzas armenias, con un total de solo 1.300 hombres, mantuvieron partes de Van durante aproximadamente un mes, resistiendo un asedio de los otomanos y acogiendo a refugiados del campo circundante, hasta que las fuerzas rusas llegaron el 19 de mayo de 1915.

¿Cuándo se volvieron sistemáticos los asesinatos?

El enfrentamiento por Van marcó un punto de inflexión en la política turca, que se volvió mucho más radical.

Una semana después de que las fuerzas rusas llegaran a la ciudad, el gobierno otomano legalizó la política adoptando una Ley de Deportación. Las deportaciones se llevaron a cabo abiertamente, con anuncios dando a las comunidades locales unos días para prepararse.

Según el historiador estadounidense Eugene Rogan, los asesinatos en masa de estos mismos deportados se ordenaron secretamente en paralelo. Los funcionarios regionales que no cumplieran, o que pidieran confirmación por escrito, podrían ser destituidos de sus cargos o incluso asesinados:

"Cuando un gobernador de distrito en la provincia de Diyarbakir exigió una notificación por escrito antes de llevar a cabo la masacre de armenios de su distrito, fue destituido de su cargo, citado a Diyarbakir y asesinado en el camino".

El embajador de Estados Unidos en el Imperio Otomano, Henry Morgenthau Sr., describió la situación de la siguiente manera en un telegrama de julio de 1915:

“La persecución de los armenios asumiendo proporciones sin precedentes. Los informes de distritos muy dispersos indican intentos sistemáticos de desarraigar a las pacíficas poblaciones armenias y mediante detenciones arbitrarias, torturas terribles, expulsiones y deportaciones en masa de un extremo del Imperio al otro, acompañadas de frecuentes casos de violaciones, saqueos y asesinatos, que se han convertido en masacres. , para traerles destrucción y miseria.

“Estas medidas no responden a una demanda popular o fanática, sino que son puramente arbitrarias y están dirigidas desde Constantinopla en nombre de la necesidad militar, a menudo en distritos donde es probable que no se realicen operaciones militares. Las poblaciones [musulmana] y armenia han estado viviendo en armonía, pero porque los voluntarios armenios, muchos de ellos súbditos rusos, se han unido [al] ejército ruso en el Cáucaso y porque algunos han estado implicados en movimientos revolucionarios armados, y otros han sido útiles para los rusos en su invasión del distrito de Van, se está tomando una terrible venganza.

“La mayoría de las víctimas son inocentes y han sido leales al gobierno otomano. Casi todos son ancianos, mujeres, todos los hombres de 20 a 45 años están en el ejército turco. La miseria, la enfermedad, el hambre y la pérdida de vidas incalculables continuarán sin control.

En ese momento, el ministro del Interior otomano y "arquitecto" de las masacres, Talaat Pasha, admitió que muchos de los que sufrían eran inocentes. En una entrevista con el berlinés Tageblatt, dijo:

“Se nos ha culpado por no hacer una distinción entre armenios culpables e inocentes. [Hacerlo] era imposible. Debido a la naturaleza de las cosas, alguien que todavía era inocente hoy podría ser culpable mañana ''.

En la misma entrevista, Talaat Pasha admitió que se estaba matando a los deportados, aunque culpó a los funcionarios individuales y afirmó que habían sido castigados. "No somos salvajes", dijo al periódico.

Sin embargo, las opiniones que Talaat Pasha expresó en privado eran bastante diferentes.

Un enviado alemán escribió que Talaat Pasha no tenía ambigüedades sobre la intención del gobierno otomano de "utilizar la guerra mundial para hacer un barrido limpio de sus enemigos internos - los cristianos indígenas de todas las confesiones - sin verse obstaculizado al hacerlo por la intervención diplomática de otros". países."

En palabras del enviado, Talaat Pasha tenía la intención de "aniquilar a los armenios".

Esto se hizo eco en un informe del embajador de Alemania en Constantinopla, el barón Hans von Wangenheim. La expansión de las deportaciones a provincias alejadas de la línea del frente, dijo, "y la forma en que se está llevando a cabo la deportación muestra que, de hecho, el gobierno está persiguiendo el propósito de aniquilar la raza armenia en el Imperio turco".

Como sugiere la referencia del barón a la expansión de las deportaciones y asesinatos a nuevas provincias, la política no se llevó a cabo de manera uniforme en todo el imperio. Tampoco todas las partes del estado otomano estaban dispuestas a participar. Algunos gobernadores regionales pidieron que se perdonara a sus armenios o tomaron medidas activas para salvarlos, y el papel del ejército otomano en las deportaciones se ha descrito como mínimo.

En lugar de militares, las masacres fueron llevadas a cabo principalmente por la denominada Organización Especial, un equipo de unos 30.000 hombres que estaba compuesto principalmente por ex convictos. El cónsul alemán en Alepo escribió que el gobierno otomano había "liberado a los convictos de la prisión, los había puesto con uniformes de soldados y los había enviado a las áreas por donde pasarían los deportados".

Los asesinatos siguieron el mismo patrón general, como lo describió Rogan: unos días después de que se publicaran los avisos de deportación, hombres armados expulsaban a los armenios de sus hogares. Los hombres de 12 años en adelante serían separados del resto y llevados fuera de la ciudad para ser asesinados. Las mujeres, los niños y los ancianos serían trasladados de pueblo en pueblo bajo el calor abrasador hasta que se derrumbaran y murieran, o serían asesinados cuando se quedaran atrás.

La mayoría marcharon hacia Alepo, desde donde los supervivientes fueron enviados a otras ciudades a lo largo del río Éufrates. Según algunas estimaciones, menos del 10 por ciento de la población armenia de antes de la guerra quedó en el Imperio Otomano cuando finalmente colapsó en 1922.

¿Sabía el mundo exterior lo que estaba pasando?

Las atrocidades eran bien conocidas por el mundo exterior mientras ocurrían. En una nota diplomática conjunta en protesta por los asesinatos, las potencias de la Entente (Rusia, Francia y Gran Bretaña) fueron las primeras en utilizar la frase "crímenes contra ... la humanidad".

Además de las notas diplomáticas y los informes a casa de los enviados y embajadores, las masacres fueron ampliamente difundidas en la prensa. El 12 de julio de 1915, The New York Times escribió: “Decenas de miles de armenios han sido despiadadamente desalojados y obligados a morir en el desierto cerca de Konia o en la Alta Mesopotamia. Es seguro decir que a menos que Turquía sea derribada de rodillas muy rápidamente, pronto no habrá más cristianos en el Imperio Otomano ''.

Se formó un movimiento de ayuda en los Estados Unidos, y el Embajador Morgenthau recibió instrucciones de informar a Constantinopla de que su política hacia los armenios había "despertado críticas generales y desfavorables entre el pueblo estadounidense, lo que está destruyendo el sentimiento de buena voluntad que el pueblo de los Estados Unidos tiene". hacia Turquía ".

La publicidad convirtió las masacres en un tema político importante en los Estados Unidos e incluso apareció en la campaña de reelección del presidente Woodrow Wilson en 1916. El Congreso de los Estados Unidos adoptó una resolución en julio de 1916 instando a Wilson a “designar un día en el que los ciudadanos de este país puedan exprese su simpatía contribuyendo a los fondos que se están recaudando para ayudar a los armenios en los países beligerantes ".

En respuesta, Wilson declaró el 21 al 22 de octubre de 1916 como días de socorro armenios (así como sirios).

¿Cuál es la posición turca sobre los asesinatos y deportaciones?

Turquía no niega que muchos armenios fueron asesinados en el Imperio Otomano durante la Primera Guerra Mundial, pero la posición oficial del gobierno es que "las muertes de armenios no constituyen genocidio".

Destacando las muertes entre otras nacionalidades del imperio, Turquía justifica la política de deportaciones, con un sitio web del Ministerio de Relaciones Exteriores afirmando que “los armenios tomaron las armas contra su propio gobierno. Sus objetivos políticos violentos, no su raza, etnia o religión, los hicieron sujetos a reubicación ".

También afirma que "no se ha descubierto ninguna prueba directa que demuestre que algún funcionario otomano pretendiera la destrucción de los armenios otomanos como tales".

Después del anuncio de Biden el 24 de abril, el ministro de Relaciones Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu, criticó de inmediato la decisión.

"Las palabras no pueden cambiar el historial o reescribirlo", dijo Cavusoglu en Twitter. "Nadie nos dará lecciones sobre nuestra historia". El oportunismo político es la mayor traición a la paz y la justicia. Rechazamos por completo esta afirmación basada en el populismo. # 1915Eventos. & Quot

Y justo antes del anuncio de Biden, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que el tema ha sido "politizado por terceros y convertido en una herramienta de intervención contra nuestro país".

Estados Unidos sabía lo que estaban haciendo los otomanos. ¿Por qué no se reconoció como genocidio en ese entonces?

El término "genocidio" no existía mientras se producían las masacres. Solo se acuñó en 1944, antes de ser reconocido como un crimen en el derecho internacional con la adopción de la Convención sobre el Genocidio de la ONU en 1948.

Esto fue al comienzo de la Guerra Fría y solo un año antes de que se creara la OTAN. Turquía se unió a la alianza militar occidental en 1952. A pesar del esfuerzo de ayuda estadounidense y las intervenciones diplomáticas en nombre de los armenios, los asesinatos, hasta 2021, no habían sido reconocidos como genocidio a nivel federal de Estados Unidos durante más de un siglo, aunque 49 de de 50 estados de EE. UU., así como el Distrito de Columbia, han adoptado sus propias resoluciones reconociéndolos como tales.

En 1981, Ronald Reagan se convirtió en el primer presidente estadounidense en ejercicio en referirse a los asesinatos como genocidio. Sin embargo, esto fue en el contexto de una proclamación emitida el Día de la Conmemoración del Holocausto y no fue una declaración de política.

¿Qué cambió e hizo que Estados Unidos finalmente reconociera los asesinatos como genocidio?

La decisión de reconocer los asesinatos como genocidio se produce en medio de un empeoramiento significativo de las relaciones con Turquía en los últimos años, y después de que Biden se comprometiera en su campaña a hacer de los `` derechos humanos universales una máxima prioridad ''.

A nivel nacional, más de 100 miembros de la Cámara firmaron una carta el 21 de abril pidiendo a Biden que reconociera los asesinatos como genocidio. La medida también había sido exigida durante mucho tiempo por la importante diáspora armenia en los Estados Unidos.

Estados Unidos ahora se une a otros 30 países, incluida Rusia, con una política oficial de reconocimiento del genocidio, una medida que seguramente enfurecerá a Ankara y tensará aún más una relación ya incómoda entre los dos aliados de la OTAN.


Pruebas de crímenes de guerra nazis llegan al museo del Holocausto en Washington

El prisionero se puso firme con su ropa de campo de concentración a rayas justo cuando el fotógrafo nazi tomó la fotografía.

Se paró con otros presos que estaban alineados en formación, con las manos a los lados. Todos vestían los mismos pantalones, camisa y sombrero a rayas. Todos tenían números cosidos en sus camisas. Casi todos miraban al frente.

Pero este prisionero había mirado de reojo a la cámara, como a la historia, y, con un clic, fue captado con la mirada temerosa de un condenado.

El lugar era el campo de concentración nazi en Buchenwald, Alemania, donde los muertos pronto serían amontonados. Probablemente era el año 1937, solo al comienzo de la catástrofe humana del Holocausto. Y la imagen proviene de un álbum de fotos recopilado por los creadores del notorio campamento para celebrar su inauguración.

El álbum es parte de un gran lote de evidencia recién digitalizada de los principales juicios por crímenes de guerra nazis en Nuremberg que acaba de ser transferida al Museo Conmemorativo del Holocausto de EE. UU. En Washington desde la Corte Internacional de Justicia en los Países Bajos.

Los historiadores querían preservar el registro de los juicios antes de que se deterioraran las frágiles pruebas. También hay 250.000 páginas de documentos, junto con películas y 775 horas grabadas de los procedimientos capturados originalmente en 1.492 discos fonográficos de metal.

Juntos conforman una importante colección digital nueva de material de Nuremberg, así como un relato de primera mano de los famosos juicios posteriores a la Segunda Guerra Mundial que detallaron la amplitud y la depravación de los crímenes nazis, dijeron funcionarios del museo.

"Ahora, no solo tiene el material textual, sino que tiene el material sonoro, el material fotográfico y la película cinematográfica", dijo Henry Mayer, un investigador veterano del Holocausto y asesor principal de archivos del museo.

"Es la primera vez que todo este material ha estado básicamente disponible", dijo. "Es un gran logro".

El Mémorial de la Shoah, el museo francés del Holocausto en París, que se asoció en el proyecto, también recibió las pruebas digitales del juicio.

La idea de reproducir la evidencia se remonta a una década, dijo Radu Ioanid, director de los programas de archivos internacionales del museo de EE. UU. El proyecto se puso en marcha hace unos cuatro años. En julio de 2017 se firmó un acuerdo formal para reproducir los registros, dijo. La digitalización se llevó a cabo durante dos años y el museo recibió las entregas finales el mes pasado.

Algunos de los artículos son conocidos por los estudiosos modernos de otras fuentes y en formatos más antiguos, pero algunos rara vez se han visto o escuchado, dijo el museo.

Por ejemplo, “la gran mayoría de esas fotos [en el álbum de Buchenwald] son ​​desconocidas”, dijo Ioanid, un experto en fotografías del Holocausto. La mayoría de esos álbumes de fotos nazis no mostraban a los presos, dijo. “Este álbum muestra masivamente a los presos”, dijo.

La evidencia de la crueldad

El Holocausto fue la matanza sistemática por parte de los nazis y sus aliados de más de 6 millones de judíos europeos y otros antes y durante la Segunda Guerra Mundial en Europa, aproximadamente desde finales de la década de 1930 hasta el final de la guerra en 1945.

Después de la guerra, los estadounidenses, franceses, británicos y rusos reunieron a todos los principales nazis que pudieron encontrar y los llevaron a juicio por crímenes de guerra en la ciudad alemana bombardeada de Nuremberg, un antiguo bastión nazi.

Con el tiempo, diez serían ahorcados. Otros recibieron largas penas de prisión. Tres de los acusados, incluido el principal nazi superviviente, Hermann Goering, se suicidaron en sus celdas.

Los juicios, que duraron desde el 14 de noviembre de 1945 hasta el 1 de octubre de 1946, vieron evidencia de una crueldad terrible presentada en la corte, especialmente a través de las películas estadounidenses tomadas de los campos de concentración liberados. Las imágenes rusas, en realidad una colección de fotografías nazis capturadas, también se convirtieron en evidencia.

La película rusa mostraba ahorcamientos masivos por parte de los nazis, ejecuciones a manos de un pelotón de fusilamiento y una decapitación.

Las grabaciones de audio, que cubren todo el juicio, también son inquietantes.

Un exfuncionario nazi, Rudolf Höss, comandante del campo de concentración de Auschwitz, dio una declaración jurada que se leyó en inglés mientras estaba en el estrado.

Afirmó que durante su mandato, 2,5 millones de personas fueron "exterminadas" y 500.000 murieron de hambre y enfermedades.

Explicó lo rápido que moría la gente en las cámaras de gas.

“Tomó de 3 a 15 minutos matar a las personas en la cámara de la muerte, dependiendo de las condiciones climáticas”, dijo en su declaración jurada. “Sabíamos cuando la gente estaba muerta porque sus gritos cesaron. ... Después de que los cuerpos fueron removidos, nuestros kommandos especiales quitaron los anillos y extrajeron el oro de los dientes de los cadáveres ”.

Después de que se leyó la declaración jurada, se le preguntó a Höss si era correcta. "Jawohl", respondió en alemán. Si.

Otra declaración jurada, dada por un gerente de construcción civil alemán, Hermann Graebe, y leída en inglés por el fiscal británico Hartley Shawcross, relató la masacre de judíos en la ciudad de Dubno en la Ucrania ocupada por los nazis.

Graebe observó cómo hombres, mujeres y niños eran obligados a desvestirse y luego conducidos por los escalones de un pozo abierto que ya estaba lleno de 1.000 cuerpos. Allí fueron fusilados por un verdugo nazi.

“Sin gritar ni llorar, estas personas se desnudaron, se quedaron en grupos familiares, se besaron, se despidieron”, dijo en su declaración jurada. “Observé a una familia de unas 8 personas, un hombre y una mujer, ambos de unos 50 con sus hijos de aproximadamente 1, 8 y 10, y dos hijas adultas de aproximadamente 20 a 24”, dijo.

“Una anciana con cabello blanco como la nieve sostenía al niño de un año en sus brazos y le cantaba”, dijo.

"Busqué al hombre que disparó", relató Graebe. “Él ... se sentó al borde del extremo estrecho del pozo, con los pies colgando dentro del pozo. Tenía una metralleta en las rodillas y fumaba un cigarrillo ".


8 Los chinos y ldquoResettlement & rdquo

En 1950, el Imperio tuvo un problema. Los insurgentes comunistas armados intentaban apoderarse de los malayos y la mayoría de la población parecía estar dispuesta a dejar que lo hicieran. Con el razonamiento de que sus fuerzas no tenían ninguna posibilidad contra un ejército oculto que podía pedir suministros a los campesinos, los británicos dieron con una solución ingeniosa. En lugar de luchar, simplemente encarcelan a todos los campesinos.

Conocidos como "Aldeas Nuevas", los campamentos construidos para albergar a los pobres malayos y rsquos estaban fuertemente fortificados y vigilados por guardias de gatillo fácil. Se obligaba a los reclusos a realizar trabajos forzados a cambio de restos de comida, y se prohibía el contacto con el mundo exterior y la familia, incluida la mdash. Una vez en un pueblo, perdiste todo derecho a la libertad y la privacidad. Por la noche, los duros focos iluminaban las sombras para detener las reuniones clandestinas. Expresar cualquier sentimiento político podría hacer que sus raciones se reduzcan.

Pero quizás lo más incómodo de todo fue la naturaleza racista de los campamentos. De las 500.000 personas detenidas durante la emergencia que duró una década, solo un puñado no eran de etnia china. Fuera de los muros de alambre de púas, otro medio millón de chinos estaban siendo deportados, enviados al exilio o forzados a abandonar sus hogares. En breve. fue una política racista que perjudicó a casi un millón de personas, todo para que los británicos pudieran cortar el suministro a un puñado de rebeldes.


Masacre en San Valentín & # x2019s Day

La guerra de bandas de Chicago y # x2019 alcanzó su clímax sangriento en la llamada Masacre del Día de San Valentín y # x2019 de 1929. Uno de los enemigos de Capone & # x2019s desde hace mucho tiempo, el gángster irlandés George & # x201CBugs & # x201D Moran, dirigió sus operaciones de contrabando desde un garaje en 2122 North Clark Street. El 14 de febrero, siete miembros de la operación de Moran & # x2019 fueron asesinados a tiros mientras estaban alineados, frente a la pared del garaje. Se dispararon unas 70 rondas de munición. Cuando llegaron los agentes de policía del distrito 36 de Chicago, encontraron a un pandillero, Frank Gusenberg, apenas con vida. En los pocos minutos antes de su muerte, lo presionaron para que revelara lo que había sucedido, pero Gusenberg no quiso hablar.

La policía solo pudo encontrar algunos testigos presenciales, pero finalmente llegó a la conclusión de que hombres armados vestidos como agentes de policía habían entrado en el garaje y fingieron estar arrestando a los hombres. Aunque Moran y otros inmediatamente culparon de la masacre a la pandilla de Capone & # x2019s, el famoso gángster afirmó haber estado en su casa en Florida en ese momento. Nadie fue llevado a juicio por los asesinatos. Sigue siendo uno de los mayores crímenes sin resolver de la historia.


¿Existe evidencia secular de que Herodes mató a bebés menores de dos años?

Tengo una pregunta sobre el Jesús histórico. Primero, he oído que no hay ninguna referencia secular a que Herodes haya matado a todos los bebés menores de dos años. Dicen que si esto realmente hubiera sucedido, entonces esto se habría incluido en los otros escritos sobre la vida de Herodes. Esto realmente me ha estado preocupando.

Respuesta de la Biblia:

El rey Herodes que se menciona en el libro de Mateo (Mateo 2) fue nombrado rey de Judea por los romanos en el 37 a. C. Murió en el año 1 a.C. (ver Fábulas de Navidad). La historia no es muy amable con Herodes, ya que registra muchas de sus atrocidades, incluida la matanza de bebés. Está bien establecido en los escritos seculares que Herodes asesinó a ancianos y jóvenes y ni siquiera perdonó a sus esposas. Herodes asesinó a muchas personas. Era un maldito hombre.

Mateo 2:16 también informa que era un homicida.

Entonces, cuando Herodes vio que había sido engañado por los magos, se enfureció mucho, y envió y mató a todos los niños varones que estaban en Belén y todos sus alrededores, desde los dos años en adelante, según el tiempo que había determinado. de los magos. Mateo 2:16 (LBLA)

Everett Ferguson es un autor confiable que escribe lo siguiente.

Aunque puede ser cierto que Herodes era un gobernante extremadamente capaz, también es cierto que estaba intensamente celoso de su posición. Mató a los dos hijos de Mariamne cuando se despertaron sus sospechas de que podrían convertirse en el punto de reunión del patriotismo judío. La propia Mariamne murió cuando su hermana envenenó su mente contra ella. . . Un hombre que mató a una gran parte de su propia familia y arrestó a un gran número de los ciudadanos más prominentes con órdenes de ejecución cuando murió para que hubiera luto por su muerte (Josefo. Antigüedades de los judíos. 17.6.5). . . no habría causado mucho revuelo liquidando a una veintena de niños en una aldea desconocida. Conociendo la conducta de Herodes y los escrúpulos judíos sobre la carne de cerdo, se informó que el emperador Augusto dijo que preferiría ser el cerdo de Herodes que el hijo de Herodes. [1]

El historiador judío Flavio Josefo describe al rey Herodes el Grande como un hombre muy malvado.

[Herodes] ordenó que todos los hombres principales de toda la nación judía, dondequiera que vivieran, fueran llamados a él. En consecuencia, hubo un gran número que vino, porque toda la nación fue llamada, y todos los hombres oyeron de este llamado, y la muerte fue la pena de aquellos que despreciaran las epístolas que fueron enviadas para llamarlos. And now the king was in a wild rage against them all, the innocent as well as those that had afforded him ground for accusations and when they were come, he ordered them all to be shut up in the hippodrome, and sent for his sister Salome, and her husband Alexas, and spoke thus to them: — “I shall die in a little time, so great are my pains which death ought to be cheerfully borne, and to be welcomed by all men but what principally troubles me is this, that I shall die without being lamented, and without such mourning as men usually expect at a king’s death.” For that he was not unacquainted with the temper of the Jews, that his death would be a thing very desirable, and exceedingly acceptable to them because during his lifetime they were ready to revolt from him, and to abuse the donations he had dedicated to God: that it therefore was their business to resolve to afford him some alleviation of his great sorrows on this occasion for that, if they do not refuse him their consent in what he desires, he shall have a great mourning at his funeral, and such as never any king had before him for then the whole nation would mourn from their very soul, which otherwise would be done in sport and mockery only. He desired therefore that as soon as they see he hath given up the ghost, they shall place soldiers round the hippodrome, while they do not know that he is dead and that they shall not declare his death to the multitude till this is done, but that they shall give orders to have those that are in custody shot with their darts and that this slaughter of them all will cause that he shall not miss to rejoice on a double account that as he is dying, they will make him secure that his will shall be executed in what he charges them to do and that he shall have the honor of a memorable mourning at his funeral. [2]

These quotes help us understand that King Herod the Great was wicked. So we should not be surprised that a non-Christian wrote the following about Herod’s massacre of children under the age of two that is mentioned in Matthew 2:16. The non-Christian writer is Macrobius (A.D. 395-423).

On hearing that the son of Herod, king of the Jews, had been slain when Herod ordered that all boys in Syria under the age of two to be killed, Augustus said, “It’s better to be Herod’s pig, than his son” (dicta 56 Malc.)[3]

Conclusión:

We can thank God that there is a secular reference to Herod’s massacre of the children under the age of two. History does not record every event found in the Bible. In truth, we do not need secular history to validate the Bible. We often forget that the Bible is accurate history. But many people do not want to accept the Bible as history because they would then need to submit to its authority. It is the Word of God.

Referencias:

1. Ferguson, Everett. Backgrounds of Early Christianity. Eerdmans Publishing. 1993. p. 390.
2. Josephus. Antiquities of the Jews. 17.6.5.
3. Ambrosius Theodosius Macrobius, Saturnalia, Book 2, section 4:11. pag. 349.


Wounded Knee: Conflict breaks out

On December 29, the U.S. Army’s 7th Cavalry surrounded a band of Ghost Dancers under Big Foot, a Lakota Sioux chief, near Wounded Knee Creek and demanded they surrender their weapons. Mientras eso sucedía, estalló una pelea entre un indio y un soldado estadounidense y se disparó un tiro, aunque no está claro de qué lado. A brutal massacre followed, in which it’s estimated 150 Indians were killed (some historians put this number at twice as high), nearly half of them women and children. La caballería perdió 25 hombres.

El conflicto en Wounded Knee fue originalmente referido como una batalla, pero en realidad fue una masacre trágica y evitable. Rodeado de tropas fuertemente armadas, es poco probable que la banda de Big Foot & # x2019s hubiera comenzado una pelea intencionalmente. Some historians speculate that the soldiers of the 7th Cavalry were deliberately taking revenge for the regiment’s defeat at Little Bighorn in 1876. Whatever the motives, the massacre ended the Ghost Dance movement and was the last major confrontation in America’s deadly war against the Plains Indians.


Not Just Tulsa: Race Massacres That Devastated Black Communities In Rosewood, Atlanta, and Other American Cities

May 31, 2021 marks the 100th anniversary of the 1921 Tulsa, Oklahoma, race massacre, a horrific cover-up that has been brought to light in recent years by several documentaries and news stories about the crime that permanently altered the fate of a successful community known as "Black Wall Street."

On that shocking date, a 17-year-old white girl accused a Black teenager of assault in downtown Tulsa and white terrorism ensued. There have been countless reports, including from TulsaHistory.org, that 300 or more people were murdered in an act of bloody white terrorism. The media of the time downplayed the destruction of the prosperous community.

The death toll was originally reported as 36. However, you don’t have to be a forensic archaeologist to surmise that more than 36 people were killed.

El Washington Post reports, ”A team of forensic archaeologists who spent weeks using ground-penetrating radar at three sites in the city announced Monday night they found ‘anomalies’ consistent with mass graves that warrant further testing.”

The brutal massacre of 1921 and Black Wall Street was just one of many. Race massacres were commonplace and are blatantly (and purposefully) ignored in history books.

Here are five race massacres you should be aware of.

Despite some people claiming America was “great” for Black people seven years after the Civil War, Black men and women were being massacred in plain sight during Reconstruction. One of the most horrific incidents -- that we know of -- was April of 1873 in Colfax, Louisiana. Approximately 150 Black men were murdered by white men with guns and cannons for trying to freely assemble at a courthouse.

Sadly, the exact number of deaths is unknown because many Black bodies were thrown into what was called the Red River.

By 1898, Wilmington, North Carolina, was a thriving area with a majority Black population. There were also several Black elected public officials, forcing whites to share power. Of course, “the threat of Negro rule” created illogical white racial resentment.

The media frequently reported, erroneously, that "white womanhood" was threatened by Black men. A white Wilmington newspaper printed a speech by a Georgia feminist that read, "If it requires lynching to protect woman's dearest possession from ravening, drunken human beasts, then I say lynch a thousand negroes a week . if it is necessary."

By the election of 1898, Black men were prevented from voting to push out the Black elected officials. However, white supremacists could not stop the economic power that Blacks had already created. Therefore, they destroyed Black Wilmington with terrorism.

The day after the 1898 election, whites announced the “white declaration of independence.” They overthrew the Wilmington government, destroyed the printing press, forced out the mayor, and a mob of white men attacked Black residents.

There were reportedly 60 to 300 Black people killed by this act of domestic terrorism. For over 100 years, the powers that be in Wilmington tried to erase the massacre from its history. Until 2000, when “the General Assembly established the 1898 Wilmington Race Riot Commission to develop a historical record of the event and to assess the economic impact of the riot on African Americans locally and across the region and state,” according to the NC Department of Natural and Cultural Resources.

The massacre is now in the state’s historical record.

Like many race massacres, the violence in Atlanta at the turn of the century began with white women accusing Black men of rape. On September 22, 1906, Atlanta newspapers reported that four white women alleged they were assaulted by Black men — a claim that was completely unfounded.

In reality, whites were threatened by upwardly mobile Black communities in Atlanta, which they believed were taking away their jobs. This bogus report of sexual assault drove as many as 2,000 white men to the streets. The terrorists went into Black communities to beat, stab and shoot any Black people in sight. PBS reports “a disabled man was chased down and beaten to death.”

Communities were destroyed and the unofficial death toll was up to 100.

The Encyclopedia of Arkansas calls the Elaine Massacre “by far the deadliest racial confrontation in Arkansas history and possibly the bloodiest racial conflict in the history of the United States.”

Blacks outnumbered whites 10 to 1 and were demanding economic justice, as many of them were forced into sharecropping. A union was created to protect sharecroppers and whites were outraged at even the smallest move toward equality.

In September of 1919, there was a union meeting among Black workers, and whites showed up to riot. As a result, one white man was shot and killed. Whites convinced themselves there was a threat of a "Black insurrection” and, as usual, reacted with violence.

Hundreds of white men attacked Black residents but many fought back -- including Black veterans. Sadly, there were reports of over 200 Black people, including children, were killed.

Many who weren’t killed were arrested and tortured while in custody. They were forced to “confess” about an insurrection with 12 men receiving the death penalty. They eventually became known as the Elaine 12. With the help of the NAACP, their case went to the U.S. Supreme Court in 1923, and they were exonerated.

This was one of the first times the NAACP won a case in front of the Supreme Court.

Similar to the massacre in Tulsa, Oklahoma, in 1921, a Black community was burned to the ground two years later after a white woman named Fannie Taylor claimed she was assaulted by a Black man on January 1, 1923. The first person killed was Sam Carter, a local blacksmith. He was tortured and his mutilated body was hung from a tree.

Sam Carter was one of many. There are reports that up to 150 Black people were killed in Rosewood, Florida.

After Rosewood was destroyed, a grand jury and special prosecutor decided there was not enough evidence for prosecution of the white men who killed innocent American citizens.

In 1997, the late, great filmmaker John Singleton famously made the film Palo de rosa, starring Ving Rhames, based on the massacre.

See a clip of a documentary on Palo de rosa below:

Based on the various examples of violence perpetuated in Black communities, Tulsa wasn’t a rarity. History reminds us that although not popularly discussed, communities in Arkansas, Florida, Louisiana, North Carolina, and so many others were victims of racist violence based on economic anxiety and threats to “white womanhood.”

These massacres are chilling reminders of how white terrorism of Black lives is consistently minimized in history.


Construction on Global Seed Vault begins

On June 15, 2006, on the remote island of Spitsbergen halfway between mainland Norway and the North Pole, the prime ministers of Norway, Sweden, Finland, Denmark and Iceland lay the ceremonial first stone of the Global Seed Vault. The vault, which now has the capacity to hold 2.25 billion seeds, is intended to “provide insurance against both incremental and catastrophic loss of crop diversity.”

Managed jointly by the Global Crop Diversity Trust (the Crop Trust), the Nordic Genetic Resource Center (NordGen), and the Norwegian government, the Seed Vault grew out of several different efforts to preserve specimens of the world’s plants. Its location, deep within a high mountain on an island covered by permafrost, is ideal for cold storage and will protect the seeds even in the event of a major rise in sea levels. The enormous vault, where seeds can be stored in such a way that they remain viable for decades or even centuries, opened in 2008.

According to the Crop Trust, the seed vault is meant to preserve crop diversity and contribute to the global struggle to end hunger. As rising temperatures and other aspects of climate change threaten the Earth’s plants, there is risk of not only losing species but also becoming overly reliant on those that remain, making humanity more vulnerable and increasing food insecurity. Scientists also strive to create newer, more resilient varieties of crops that already exist, and the seed bank functions as a reserve from which they can draw for experimental purposes. 

List of site sources >>>


Ver el vídeo: NOI SIAMO SALVI Faenza-ASD Old Meldola 1-2 (Enero 2022).