La historia

Tanque de batalla principal Centurion (Reino Unido)

Tanque de batalla principal Centurion (Reino Unido)


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Imagen de un tanque Centurion

Imagen de un tanque Centurion, tomada por Peter Antill.

Volver a:
Tanque Centurion


Jefe MBT

Escrito por: Staff Writer | Última edición: 07/06/2019 | Contenido y copia www.MilitaryFactory.com | El siguiente texto es exclusivo de este sitio.

El tanque de batalla principal Centurion original (A41) de 1945 fue una iniciativa del ejército británico de gran éxito promulgada durante la Segunda Guerra Mundial y realizada poco después de que el conflicto había terminado. El tipo vio servicio en la Guerra de Corea bajo la bandera de las Naciones Unidas y pasó a ver una acción extensa en ambas guerras Indo-Pak. El servicio adicional los vio en manos del ejército israelí durante la Guerra de los Seis Días y la próxima Guerra de Yom Kipper, donde el tipo dio buena cuenta de sí mismo. En total, se produjeron finalmente unas 4.400 unidades (cifras de producción sólidas para un tanque de la Guerra Fría) y sirvieron mucho más allá del inventario del ejército británico, ya que estaban en servicio con las potencias europeas y los jugadores de Oriente Medio. En el momento de su creación, el Chieftain marcó el tanque de combate occidental más poderoso que existe hasta que fue destronado por la igualmente excelente serie alemana Leopard 2 de la década de 1980.

A pesar del dominio del Centurión, el campo de batalla de la Guerra Fría fue un tablero de ajedrez en constante evolución de piezas impulsadas por la tecnología y esto produjo un armamento cada vez más eficiente en el proceso. Como tal, la naturaleza impresionante de los tanques que alguna vez fueron formidables, como el Centurion, pronto comenzó a dar paso a nuevas medidas anti-blindadas desarrolladas y aplicadas principalmente por la Unión Soviética, a la que muchas de estas armas inevitablemente pasarían a los aliados y estados satélites en el tiempo. Por lo tanto, se comenzó a trabajar para encontrar el "próximo tanque de batalla principal del ejército británico" y esto llevó a un vehículo de orugas diseñado por Leyland que montaba el nuevo y poderoso cañón principal estriado de la serie L11 de 120 mm. Mientras que los enfoques históricos de la armadura británica valoraban la velocidad y la movilidad en el campo de batalla por encima de todo, la presentación de Leyland se centró decididamente en un vehículo fuertemente blindado con potencia de fuego para arrancar. En 1959, un vehículo piloto estaba listo para una revisión formal que condujo a la evaluación de seis prototipos más entre 1961 y 1962. El vehículo, conocido como "FV 4201", se adoptó para el servicio en mayo de 1963 y el servicio comenzó en 1965. La producción se gestionó a lo largo de dos líneas de montaje independientes y, finalmente, incluyó las etiquetas de las marcas Leyland y Vickers.

Exteriormente, el Chieftain tenía un enfoque de diseño convencional con una tripulación de cuatro hombres, una torreta de 360 ​​° montando el armamento principal y un motor montado en la parte trasera. Al igual que otros vehículos de esta clase, el Chieftain hizo uso de una placa de glacis casi horizontal muy inclinada que conducía a un techo de casco poco profundo. El conductor estaba sentado en el centro de la parte delantera del casco, justo delante del anillo de la torreta. Los tres tripulantes restantes, el comandante del tanque, el artillero y el cargador, ocupaban posiciones dentro del conjunto de la torreta. El comandante y el artillero estaban agrupados, sentados en tándem con la retaguardia del comandante, a lo largo del lado derecho de la torreta de manera tradicional con el cargador en el lado izquierdo de la torreta. La torreta fundida en sí estaba bien formada y muy inclinada con un perfil bajo, el cañón del arma principal situado a lo largo del frente con un saliente notable de la torreta (bastidor de bullicio) en la parte trasera. El comandante y el cargador tenían cada uno una escotilla de acceso a lo largo del techo de la torreta, al igual que el conductor con una escotilla en el casco delantero. El conductor conducía en una posición reclinada casi horizontal cuando el tanque estaba "abrochado". El tren de rodaje constaba de seis ruedas de carretera a un lado de la pista con la rueda dentada motriz en la parte trasera y la rueda loca de la pista en la parte delantera. Los rodillos de retorno de la oruga guiaron las secciones superiores de la oruga. Las regiones superiores de la vía y el casco generalmente estaban protegidas con faldones blindados que ocultaban los rodillos de retorno y la mayor parte de cada rueda de la carretera; esta característica es una medida de protección ahora bien aceptada que se implementó por primera vez a gran escala en los tanques de combate durante la Segunda Guerra Mundial. Noche La conducción fue ayudada por un par de faros en la parte delantera del casco. Las cajas de estiba se colocaron sobre cada guardabarros para efectos personales de la tripulación y el equipo de misión general y cestas y cajas de almacenamiento también estaban presentes a lo largo de los lados de la torreta.

En marcas posteriores, se instaló un sistema de protección NBC (Nuclear-Biological-Chemical) para toda la tripulación (la unidad unida externamente a la parte trasera de la torreta) y el comandante, el artillero y el conductor recibieron dispositivos de visión nocturna para mejorar la baja potencia. Rendimiento de nivel de luz.

A pesar de sus excelentes cualidades en otros lugares, el verdadero "corazón y alma" del sistema Chieftain era sin duda su arma principal estriada de 120 mm serie L11. El arma estaba acoplada a un sistema de control de fuego muy preciso que proporcionaba disparos de precisión a distancia y "en movimiento". Comparativamente, al Centurion anterior se le dio el cañón principal de la serie L7 de 105 mm de menor calibre, aunque aún excelente. El arma pronto seguiría su curso en los campos de batalla modernos, ya que los tanques occidentales ahora se enfrentarían a tipos soviéticos cada vez más poderosos. El cañón principal L11 recibió un rango de elevación de -10 a +20 y disparó una variedad de tipos de munición aprobados. Estos incluían rondas de Sabot de descarte estabilizado con aletas perforadoras de armadura (APFSDS), rondas de Sabot de descarte perforadoras de armadura (APDS), rondas de cabeza aplastante altamente explosiva (HESH) y municiones básicas de humo. Por lo tanto, la tripulación del Chieftain podría atacar objetivos tanto "duros" como "blandos" según sea necesario. El sistema de control de fuego (FCS) era completamente digital y el arma principal estaba completamente estabilizada. Además del cañón principal, había una ametralladora coaxial L7 de 7,62 mm (esencialmente una copia británica del FN MAG belga) encajada en la torreta y destinada a mantener a raya a la infantería enemiga. Se instaló una segunda ametralladora de 7,62 mm en la cúpula del comandante para la defensa puntual contra amenazas de infantería y aviones de vuelo bajo. Para cubrir los movimientos ofensivos o defensivos del tanque de los artilleros enemigos, al Chieftain también se le proporcionaron doce descargadores de granadas de humo accionados eléctricamente, instalados en dos bancos de seis, un banco montado en cada lado frontal de la torreta. Había 64 rondas de munición de 120 mm almacenadas alrededor de la torreta y el casco del Chieftain, así como 6,000 rondas de municiones de 7,62 mm (los primeros tanques de producción de Chieftain también desplegaron una ametralladora de 12,7 mm de "alcance" y se les dieron 300 rondas de munición de 12,7 mm). La munición de 120 mm estaba alojada en bodegas herméticas que contenían tanto carga de bolsa como munición de carga para ayudar a prevenir explosiones involuntarias de impactos directos o incendios internos.

La ametralladora pesada original de 12,7 mm utilizada para el alcance fue eventualmente reemplazada por el acertadamente llamado sistema "Tank Laser Sight" (TLS) que asumió el mismo papel, aunque de una manera más tecnológica.

Leyland desarrolló el motor de encendido por compresión multicombustible L60 de 750 caballos de fuerza a 2100 rpm y fue este sistema el que impulsó la marca Chieftain definitiva. Esto proporcionó al vehículo una velocidad máxima de 30 millas por hora en superficies de carreteras ideales y menos en terrenos irregulares y fuera de carretera. El rango operativo fue de 250 a 280 millas dependiendo del terreno y los hábitos de manejo. Se instaló un sistema de extinción de incendios en el compartimiento del motor por razones obvias. De perfil, la planta motriz forzó un compartimiento del motor elevado, pero de ninguna manera impidió el rendimiento ni el perfil general relativamente bajo del tanque en sí, incluida la torreta. El vehículo podía vadear fuentes de agua de hasta 1.066 metros de altura (con la ayuda de un "salpicadero" integrado identificado alrededor y delante del área del conductor) y cruzar 3.149 trincheras profundas. También se podrían gestionar gradientes del 60%. El casco estaba suspendido sobre un sistema de suspensión Horstmann desarrollado por Hortsmann Defense Systems Ltd. Si el Chieftain tenía una limitación era en su selección de un diseño de motor de múltiples combustibles que se decía que nunca había alcanzado el nivel de potencia previsto como se esperaba.

La marca de producción inicial de Chieftain fue el Mk 1, que sirvió en 40 ejemplares entregados utilizados principalmente para pruebas y entrenamiento de camiones cisterna a partir de 1965. El Mk 2 se convirtió en el modelo inicial listo para el servicio y estos se suministraron con motores Leyland de 650 caballos de fuerza. Se diseñó una nueva cúpula de comandante, se introdujo un motor mejorado y se agregó equipo adicional para hacer la variante Mk 3. El último modelo de producción definitivo de Chieftain se convirtió en el Mk 5 y estos agregaron unidades de protección NBC en el bullicio de la torreta, así como motores mejorados.

Las marcas Mk 6, Mk 7, Mk 8 y Mk 9 fueron esencialmente actualizaciones de modelos de producción anteriores que introdujeron motores mejorados. El siguiente Mk 10 se basó en la actualización Mk 9 e incluyó el "Paquete de protección de tripulación Stillbrew" (SCPP) a lo largo de la torreta, así como un sistema de control de fuego mejorado. El Mk 11 fue en sí mismo una actualización del Mk 10 que vio el reflector de luz blanca / IR original reemplazado por el "Sistema de Observación Térmica y Artillería" de Barr & Stroud (TOGS). TOGS permitió el clima adverso y las capacidades de combate nocturno que, como era de esperar, ampliaron el alcance táctico de Chieftains para mejor. Las variantes Mk 12 y Mk 13 se propusieron como actualizaciones de Chieftain que habrían presentado mejoras adicionales en todo momento, pero estas marcas se completaron con la llegada del excelente tanque de batalla principal de la serie Challenger 2. El "Chieftain 900" fue un derivado del Chieftain en desarrollo protegido por la armadura "Chobham", una raza especial de armadura compuesta nacida de la investigación británica en Chobham Common en Surrey.

En última instancia, se fabricaron 900 tanques Chieftain para el ejército británico. Su aceptación y uso por parte de una de las principales potencias militares de la época atrajo inevitablemente el interés de los aliados que buscaban una solución MBT más moderna. Como tal, la línea Chieftain también demostró ser un éxito de exportación a partir de la compra de 175 unidades totales por parte de Kuwait (estos son los modelos Chieftain "Mk 5TK"). Los operadores pasaron a incluir tanto a Irán como a Irak (ejemplos iraníes capturados), Jordania (como la serie "Shir 1" / "Khalid") y Omán. Irán fue, con mucho, el mayor operador extranjero del Chieftain, y recibió 707 ejemplares en su forma MBT, AVLB y ARV antes de la Revolución Islámica de 1979. Jordan recibió 274 unidades. Omán gestionó 27 (12 antiguos ejércitos británicos reacondicionados y 15 de nueva construcción como el "Qayd al Ardh"), que recibieron a principios y mediados de la década de 1980.

Durante la guerra Irán-Irak de la década de 1980, Irak capturó alrededor de 100 caciques y operó al menos 30 de estos por tiempo antes de pasarlos a Jordania. Los iraníes continuaron mejorando a sus Chieftains al nuevo estándar "Mobarez".

Al igual que otros sistemas de tanques de combate anteriores, el chasis y el casco del Chieftain eran adaptables para una gama más amplia de aplicaciones en el campo de batalla para incluir una variante de excavadora, un vehículo de limpieza de minas, un vehículo de recuperación blindado (FV4204 ARV), un puente (FV4205 AVLB), blindado vehículo de reparación de recuperación (FV4204 ARRV) y vehículo de ingeniería blindado (Vehículo Blindado Royal Engineers - AVRE). Como también el caso con las entradas anteriores de MBT, los derivados del Chieftain sobrevivieron a los cascos de combate originales por décadas. El chasis del Chieftain también fue la base del vehículo de defensa aérea autopropulsado Chieftain "Marksman" que montaba la torreta de la serie "Marksman" con 2 cañones de 35 mm. El Chieftain "Sabre" tenía un alcance similar, se ajustaba a una torreta con cañones de 2 x 30 mm y estaba destinado a la defensa aérea móvil.

En 1996, el Chieftain Main Battle Tank fue sacado del servicio de primera línea dentro del inventario del Ejército Británico, reemplazado por los tanques de las series Challenger 1 y Challenger 2. Sin embargo, las muchas apariencias del campo de batalla que produjo permanecieron en servicio durante algún tiempo después, demostrando su valor y luego algunas en las operaciones siguientes. El Challenger 1 entró en funcionamiento en 1983 antes de ser reemplazado por el Challenger 2 más capaz en 1998.


Centurion

El Centurion es uno de los tanques más importantes de la historia del AFV británico y es uno de los tanques occidentales de posguerra más importantes. Introducido en la primavera de 1945, un pequeño número de la versión de recuperación blindada de playa (BARV) sirvió con las fuerzas británicas durante la guerra de Irak de 2003, ¡58 años después!

El Centurion fue diseñado como resultado de la experiencia del ejército británico en los combates en los desiertos del norte de África entre 1940 y 1942. Durante el combate, un solo tanque podría tener que enfrentarse a infantería, artillería, cañones antitanques y tanques enemigos. Tal tanque necesitaba un cañón de doble propósito, capaz de disparar proyectiles de alto explosivo y proyectiles perforadores de blindaje, y debía tener suficiente blindaje para resistir los cañones antitanques y tanques enemigos.

El Centurion pasó a tener 13 puntos y muchas variantes especializadas. Luchó en doce guerras, desde la Guerra de Corea hasta la Guerra del Golfo. Las siguientes estadísticas de vehículos se relacionan con el Mark 3.

El Museo del Tanque y Centurion Mark 1 # 8217

La exhibición del museo fue un prototipo, equipado con el Polsten de 20 mm que fue reemplazado por el Besa de 7,92 mm en los modelos de producción. Fue enviado a luchar en Alemania en junio de 1945, pero la guerra en Europa terminó antes de que entrara en acción. Durante este período se adjuntó a la 22ª Brigada Blindada para pruebas de tropas, primero con la 5ª Guardia Real de Dragones Inniskilling y luego con la 5 RTR.

El Museo del Tanque y Centurion Mark 3 n. ° 8217

Este Centurion Mark 3 en particular se muestra en las marcas de un tanque de 3 Tropas, Escuadrón C, 1er Regimiento Real de Tanques, parte de la División de la Commonwealth, durante la Guerra de Corea. Comandado por el Sargento A Wallace, Medalla Militar, participó en una acción ferozmente disputada defendiendo un lugar llamado "El Gancho" contra las fuerzas chinas en Corea en mayo de 1953. El Sargento Wallace recibió su Medalla Militar por su valentía durante esta acción.

El Centurion Mark 3 cortado a la mitad

Esta exhibición fue producida como un Centurion Mark 2 y originalmente estaba equipada con el cañón de tanque de 17pdr (76 mm). Luego se convirtió en un Mark 3 y finalmente se convirtió una vez más en un Mark 5.

Fue retirado del servicio con el ejército británico como Mark 5 y almacenado. Durante el almacenamiento, su estado se deterioró gradualmente. Como parte de un programa de formación de aprendices entre 1982 y 1984 en la Royal Ordnance Factory en Leeds, el tanque se restauró como un Mark 3 y se cortó en dos para que se pudiera mostrar el interior.

El Museo del Tanque y Centurion Mark 13 # 8217

Este tanque se completó como un Mark 8, mejorado y blindado para convertirse en un Mark 10, y luego equipado con un cañón de rango y equipo de infrarrojos, convirtiéndose en un Mark 13. Fue el último tanque Centurion en disparar en el Servicio del Ejército Británico.

El Museo de Tanques también tiene un Mark 12 y varias variantes y prototipos especializados.


Gran Bretaña & # 039s Centurion: ¿El mejor tanque de la guerra fría?

Cuando alguien menciona una lista de los mejores tanques de la historia, los nombres son siempre los mismos: Tiger, T-34, M-1 Abrams. Y siempre de las mismas naciones: Alemania, Rusia, América.

¿Pero grandes tanques de Gran Bretaña? Aunque los británicos fueron los que desarrollaron vehículos de combate blindados en la Primera Guerra Mundial, los tanques británicos de la Segunda Guerra Mundial generalmente se pueden describir en una palabra: horribles.

Había tanques que apenas podían moverse sin romperse. Tanques que eran rápidos pero con una armadura demasiado delgada, o con una armadura pesada pero demasiado lentos. Tanques con radios que no funcionaban. Tanques con pistolas que podrían disparar proyectiles perforadores de blindaje a otros tanques, pero no rondas de alto explosivo a los cañones de infantería y antitanques.

Los británicos tuvieron algunos éxitos aquí y allá: los pesados ​​Matildas que destrozaron las armaduras italianas más ligeras en 1940, los tanques lanzallamas Cocodrilo cuya sola presencia aterrorizó a las tropas alemanas para que se rindieran, o los tanques de ingeniería "Divertidos" que resultaron invaluables en el Día D. Pero en general, los tanques británicos como el Crusader resultaron una decepción.

Hubo razones detrás del fracaso. Los ferrocarriles británicos eran demasiado estrechos para transportar vehículos grandes del tamaño del Tigre alemán. Las tácticas británicas eran defectuosas, favoreciendo las valientes cargas de los tanques que actuaban sin apoyo de infantería o artillería. El cuerpo de tanques británico de la Segunda Guerra Mundial era esquizofrénico, atrapado entre aquellos que querían tanques de crucero ligeros y rápidos que eran esencialmente caballos de caballería con peldaños, y aquellos que querían tanques de infantería lentos y pesados ​​para ayudar a los soldados de infantería a atravesar las trincheras enemigas. Al final, muchas unidades británicas fueron equipadas con Lend-Lease American Shermans, un vehículo mediocre que al menos era confiable.

Las armaduras británicas se habían manejado con rudeza en el norte de África, pero la campaña de Normandía en el verano de 1944 fue la verdadera pesadilla. Las tripulaciones británicas y estadounidenses temían enfrentarse a los panteras y tigres alemanes fuertemente blindados, cuyos poderosos cañones infligían enormes pérdidas a los blindados aliados.

Y luego, en 1945, los británicos lo hicieron bien. El Centurion puede haber sido el mejor tanque en general durante las décadas de 1950 y 1960. Aunque se desplegó solo unos meses después del final de la Segunda Guerra Mundial, el Centurion demostró ser un diseño tan bueno que todavía está en servicio hoy en día con los ejércitos israelíes y otros.

El Centurion nació en 1943 como un tanque crucero propuesto, pero que incorporó las duras lecciones de la Segunda Guerra Mundial. Tenía que ser fiable, tener un buen blindaje y montar un cañón de alta velocidad. No tenía que ser el carro más rápido, pero necesitaba una buena movilidad a campo traviesa. Y, debido a que los ferrocarriles británicos no podían acomodar vehículos grandes, no podían tener más de diez pies y ocho pulgadas de ancho.

El Centurion Mk 2 que entró en producción en noviembre de 1945 en realidad pesaba cuarenta y cinco toneladas, bastante más ligero que el King Tiger alemán de sesenta y ocho toneladas que se suponía que debía derribar. El Mk 2 montaba un cañón de setenta y siete milímetros (que había demostrado ser capaz de derribar tanques alemanes densamente blindados en el noroeste de Europa) y un motor V-12 con un motor V-12 de seiscientos caballos de fuerza.

Pero fue con el modelo Mk 5 que el Centurion se hizo famoso. El Mk 5 incluía el legendario cañón británico L-7 de 105 milímetros, probablemente el mejor cañón de tanque de la Guerra Fría.

El Centurion era un tanque mejor que sus contemporáneos, el estadounidense M-48 Patton y el soviético T-54 y T-55. El Patton era más rápido, tenía un mejor alcance de combustible de combate y era más maniobrable, con una velocidad máxima de treinta millas por hora frente a veintidós del Centurion. Pero la armadura de placa plana del Centurion era más resistente que la armadura de fundición de Patton, y su cañón de 105 milímetros era mucho mejor que el cañón de noventa milímetros de Patton (tanto que los israelíes reemplazaron los noventa milímetros de sus Patton con el L-7 ). El T-55 más compacto hizo un objetivo más pequeño que era más difícil de alcanzar, pero la mala ergonomía obstaculizó la eficiencia de la tripulación. La baja altura del T-55 hizo que fuera más difícil para el vehículo asumir una posición de "casco hacia abajo", donde el casco del tanque está protegido por una colina o terraplén, con solo la torreta y el cañón asomando.

El Centurion era un tanque británico, pero se ganó los laureles luchando en ejércitos de otras naciones. Fue utilizado por unas diecinueve naciones, incluidas Australia, Canadá, Dinamarca, Jordania, Suecia y Suiza.

Dos ejércitos utilizaron al Centurion con un efecto particular. En la guerra India-Pakistán de 1965, los centuriones indios se enfrentaron a los M-48 Patton paquistaníes. A un costo de solo veintinueve tanques, India destruyó 144 tanques paquistaníes, incluidos numerosos Patton. Tantos tanques fueron destruidos en la batalla de Khem Karan que el sitio fue conocido como el "cementerio de los Patton".

Sin embargo, quien realmente hizo famoso a los Centurion fue el ejército israelí, que los recibió en la década de 1960 (antes de que Gran Bretaña impusiera un embargo de armas después de la guerra de 1967). La Fuerza de Defensa de Israel adoraba a sus Centuriones, "cuya potencia de fuego y protección de armadura fueron muy admirados y apreciados", escribe el autor Simon Dunstan en Centurion vs T-55: Guerra de Yom Kippur 1973. "Muchos padres de hijos que ingresaron al IAC [Cuerpo Blindado Israelí] exigieron que se los asignara a las unidades Centurion, ya que se creía que tendrían una mayor probabilidad de sobrevivir en la batalla".

Como es costumbre israelí, personalizaron sus armas importadas para satisfacer las necesidades de las FDI, convirtiendo al Centurion en el Sho't ("látigo"). Mientras que los israelíes Patton obtuvieron armas Centurion, los Centuriones israelíes tuvieron sus motores Meteor de gasolina reemplazados por los motores diesel de Patton, que usaban menos combustible y eran menos propensos a incendiarse en combate.

El Centurion entró en acción en la guerra de 1967, pero fue en la Guerra de Octubre de 1973 que alcanzó una fama duradera. Mientras que los M-48 Patton de Israel fueron enviados a duelo con los egipcios en las vastas extensiones del desierto del Sinaí, los Centuriones fueron enviados a luchar contra los sirios en un combate a corta distancia entre las colinas y rocas de los Altos del Golán.

Las dos brigadas blindadas israelíes en el camino de la ofensiva sorpresa inicial siria fueron superadas en número. Las historias son una legión de lo que realizaron las tripulaciones de Centurion, la más famosa es la de Zvika Greengold, el comandante de tanques israelí cuyo Centurion, sin ayuda de nadie, noqueó hasta cuarenta tanques sirios. (Para ver muchos videos de Centuriones en acción, consulte Kippur, el drama israelí de 2000 de la Guerra de Octubre de 1973, que presenta centuriones israelíes reales impulsados ​​por reservistas).

En un momento, Jordan entró a la guerra sin entusiasmo, enviando una brigada de sus Centuriones para luchar contra un combate inconexo con Centuriones israelíes equipados con Centurión, que capturaron cuarenta y cuatro vehículos jordanos.

Los estadounidenses se trasladaron del Patton al M-1 Abrams, los soviéticos al T-72 e incluso los israelíes desarrollaron el Merkava. Pero aún así, el lento y constante Centurion siguió sonando a lo largo de la década de 1990 en el ejército israelí, actualizado apropiadamente con mejores sistemas de control de fuego y armadura reactiva para detonar rondas antitanques.

Incluso ahora, el Centurion sigue vivo. Los israelíes quitaron la torreta del Sho't y convirtieron el casco del tanque en el vehículo blindado de transporte de personal Nagmachon. Porque si la infantería va a la batalla, ¿por qué no dar la protección blindada de un tanque? El Puma es un Sho't convertido en un vehículo blindado de ingenieros de combate.

Nada mal para un tanque de setenta años.

Michael Peck es un colaborador frecuente de National Interest y es un escritor habitual para muchos medios como WarIsBoring. Se le puede encontrar en Gorjeo y Facebook.

Imagen: Centurion Mk 12. Wikimedia Commons / Creative Commons / Simon Q


Este tanque atómico sobrevivió a una prueba nuclear, luego fue a la guerra

En agosto de 1953, un tanque Centurion de fabricación británica atravesó el brutal terreno desértico de Australia del Sur, su destino era un lugar de estacionamiento a unos cientos de metros de una prueba de bomba atómica. Ese fue solo el comienzo de la vida operativa increíble, y quizás trágica, de este tanque.

El tanque Centurion fue desarrollado por los británicos al final de la Segunda Guerra Mundial rediseñando el tanque ligero Comet. El Centurion era más grande, más pesado, tenía una armadura inclinada (y más), un arma más poderosa y tenía un sistema de suspensión más robusto. Fue el principal tanque de batalla de Gran Bretaña durante la posguerra y la Guerra Fría, y tuvo un servicio útil en la década de 1990.

Pero no estamos hablando del excelente historial de servicio del tanque Centurion. Estamos hablando del asombroso historial de servicio de un tanque Centurion en particular, número de serie 169041. Este tanque era un Centurion Mk 3, desarrollado por primera vez en 1948 y equipado con un sistema automático de estabilización de armas. 169041 fue construido en 1951 y vendido a Australia en 1952, donde pasó algún tiempo entrenando tripulaciones de tanques en Puckapunyal, Victoria.

En 1953, llegó un nuevo conjunto de pedidos: el tanque debía ser transferido a Woomera Test Range para participar en las pruebas atómicas de la Operación Totem. No era raro que se colocara hardware militar obsoleto y desgastado cerca de pruebas atómicas para medir los efectos, pero Centurion 169041 era un hardware militar de vanguardia y de primera línea con menos de 500 millas en el odómetro. Aún así, estaba programado para la prueba en Emu Field con todas las expectativas de que fuera destruido.

Simplemente llevar el tanque al sitio de prueba fue una aventura épica. Primero, el tanque viajó en tren, luego se cargó en un remolque cuya clasificación de peso coincidía exactamente con el tonelaje del tanque completamente cargado. Como puede ver en las fotos, el remolque se tensó bajo el peso. De hecho, el rango de prueba de Woomera era tan remoto en ese momento que los últimos cientos de millas se hicieron esencialmente por tierra, y el tanque tuvo que descargarse periódicamente para remolcar el remolque y el camión a través de tramos particularmente difíciles, y luego recargarse antes de continuar. Durante las últimas 170 millas, el remolque se abandonó por completo y el Centurion fue conducido directamente al sitio de prueba por sus propios medios. Más tarde, el gobierno decidiría que Emu Field era demasiado remoto para las pruebas nucleares.

En el sitio, 169041 se cargó con municiones, sensores y un equipo de maniquí. Se colocó a unas 500 yardas del epicentro. Trate de imaginarse 500 yardas; para la mayoría de nosotros, nuestro punto de referencia es un campo de fútbol. Estaba cinco veces a un campo de fútbol de la explosión de una bomba atómica. Eso es un largo camino si estás lanzando una pelota de fútbol. No tanto si estás mirando una bomba atómica.

El 15 de octubre de 1953 se puso en marcha el Centurion (tanto el motor principal como el generador auxiliar), se activaron todos sus sistemas y se cerraron las escotillas. Los tripulantes humanos se retiraron a una distancia segura y se hizo estallar la bomba Totem 1, con un rendimiento de nueve kilotones. Esta es una bomba atómica de rendimiento relativamente bajo, ya que la bomba de Hiroshima rindió de 13 a 18 kt (un poco de fisión incontrolada es muy útil).

¿Qué pasó con Centurion 169041? Rodó hacia atrás cinco pies. Las placas laterales que cubrían las huellas fueron arrancadas (los equipos de tanques a menudo las retiraban en el campo cuando se atascaban con barro). Algunas placas y compartimentos en el exterior del tanque estaban doblados y maltratados, y cualquier cosa pequeña y liviana, como antenas, fue volada por completo. Algunas cubiertas de lona se quemaron por completo y todas las escotillas se abrieron. Todo lo que se enfrentara a la explosión fue literalmente pulido con chorro de arena, lo que arruinó la óptica. Se determinó que la onda de choque ciertamente habría matado a la tripulación. Los motores se habían apagado, pero sólo porque se quedaron sin gasolina.

Tres días después, la tripulación encendió el tanque y lo llevó de regreso a Woomera. Hay una pregunta obvia sobre la que probablemente se esté preguntando aquí, y llegaré a eso en un momento. El tanque tiró dos remolques parte del camino, pero el motor finalmente arrojó una varilla. Centurion 169041 se detuvo. Un remolque lamentablemente insuficiente para llevar un tanque lo arrastró el resto del camino hasta Woomera con varios neumáticos rotos en el camino. Solo en ese punto se descontaminó el tanque.

Esto significa que la tripulación, que había soportado un viaje agotador por el desierto en algunos de los vehículos menos cómodos jamás hechos, luego pasó dos meses en uno de los lugares más remotos posibles, se subió a un tanque recién radiactivo y lo condujo varios cientos de millas. . No les habían proporcionado trajes protectores de ningún tipo, y nadie expresó ninguna preocupación por el tanque hasta que regresaron a la base, donde los funcionarios pidieron que se estacionara lejos. Antes de que se enviara de regreso a Puckapunyal, se probó y se descubrió que no estaba gravemente contaminado. Para beneficio de la tripulación del tanque (cuyo destino no he podido determinar), la gruesa armadura Centurion parece haber mantenido fuera la mayor parte de la energía radiactiva de la explosión.

Con un nuevo motor instalado, el Centurion sirvió durante varios años como entrenador y vehículo de remolque. Después de varias mejoras, finalmente se convirtió en un Centurion Mk 5. En 1968, Australia envió un escuadrón de Centuriones a Vietnam. Centurion 169041, como parte del 1er Regimiento Blindado, sirvió en Vietnam como cabo de tropa y tanque # x27s. Esta no fue una posición ceremonial en 1969, el tanque fue alcanzado por una granada propulsada por cohete durante el combate, hiriendo a la mayoría de la tripulación. La mayoría de ellos pudieron permanecer en servicio, y el 169041 siguió en tankin & # x27.

Finalmente, el 169041 fue enviado de regreso a Australia. Pasó algún tiempo almacenado, se sometió a varias revisiones de mantenimiento y reconstrucciones, y vivió sus días con el 1er Regimiento Blindado participando en desfiles. Según los informes, todavía hace guardia con el 1er Regimiento Blindado en Robertson Barracks, Territorio del Norte.

Desafortunadamente, hay una posdata potencialmente trágica. Está muy bien que el tanque haya sobrevivido a tantos encuentros notables, pero los hombres que lo tripularon probablemente no tuvieron tanta suerte. Ciertamente, la tripulación en Emu Field en 1953 tuvo que haber sufrido algunos efectos nocivos inmediatamente después de la prueba. En un artículo de 1990 en el Anunciante de Geelong, un veterano informa que 12 de los 16 soldados que trabajaron en el tanque (en su mayoría despojándolo de partes) habían muerto de cáncer y que él mismo tenía cáncer. Es difícil rastrear casos individuales de cáncer a una causa específica, y las afirmaciones no son verificables en cuanto a cuántos de esos veteranos murieron y de qué. Este informe también entra en conflicto con el historial del tanque y # x27, lo que sugiere que se descontaminó y probó al menos dos veces y se consideró apto para el servicio.

Honestamente, no estoy seguro de qué pensar en este momento. Quiero que la narrativa del valiente Centurion 169041, el Tanque Atómico, tenga un final feliz. Que fue descontaminado y reconstruido tantas veces que era perfectamente seguro. Que su largo historial de servicio, incluso cuando nuestro conocimiento de los efectos de la radiación creció a lo largo de las décadas, sugiere que era seguro.

Pero la radiación no es nada con lo que perder el tiempo. No quiero que esta sea la historia de un tanque que puede haber sido más letal para sus propias tripulaciones que para los soldados enemigos. Pero probablemente no me ofrecería voluntario para el servicio dentro de él.

Gregson, Km. --Un letal sobrante de Maralinga. & quot Geelong Advertiser, agosto de 1990.

Archivos Nacionales del Reino Unido. `` Tanque Centurion No 169041: extractos del informe, estado del vehículo después de la prueba, retención y movimiento. '' 1953.

Comparte esta historia

Reciba nuestro boletín

DISCUSIÓN

En un artículo de 1990 en el Anunciante de Geelong, un veterano informa que 12 de los 16 soldados que trabajaron en el tanque (en su mayoría despojándolo de partes) habían muerto de cáncer y que él mismo tenía cáncer.

Lo que pasa con el cáncer es que si no mueres primero de otra cosa, morirás de cáncer. Un artículo de ciencia popular sobre esto: New York Times: George Johnson - Por qué todos parecen tener cáncer.

. . . saltó a un tanque recién radiactivo. . .

Mala inferencia. Un tanque que había estado a 500 yardas de la detonación de una bomba atómica tres días antes. El uno no conduce necesariamente al otro.

A menos que el tanque estuviera directamente en la columna de lluvia radiactiva, y no veo ninguna sugerencia en ningún lado de que lo esté, no habría estado expuesto a contaminación de material radiactivo en primer lugar. Es cierto que habría recibido un pulso de radiación ionizante de la bola de fuego, pero eso es principalmente rayos X y gamma, y ​​dado que no son más que fotones de alta energía, no son capaces de inducir la energía nuclear. transformaciones alquímicas que convierten isótopos estables en isótopos radiactivos. De hecho, tres días después de la explosión, incluso las consecuencias ya no serían mucho más.

Hence, the radiological hazard was negligible to begin with, and the references to "decontamination" almost certainly mean nothing more than "they hosed it off and ticked the `decontaminated' box on the maintenance form."

But I probably wouldn't volunteer for duty inside it.

Well, I don't want to be in a war in the first place. But Iɽ be okay with parking 169041 next to my desk.


Centurion Mk 3

Centurion Tank Mk 3 on the assembly line

Nota: Main Production Model

The Mk 3 was the Mk 2 fitted with the new 20-pounder main gun. This Mk had been the planned design for the remainder of the 800 vehicles initially ordered in August 1945. The Mk 3 had received a total of 250 modifications following army experiences with the earlier Mk’s.

A later production upgrade of the Mk 3 was the introduction of a Loaders periscope mounted on the left side of the front sloping plate above the main gun.

The Mk3 entered production in 1948 and additional orders for the vehicle resulted in a total of 2833 being built by both the Royal Ordnance Factory in Leeds and the Vickers Armstrong factory in Newcastle. Production ended in 1956.


The development of Chobham armour, a composite armour developed in the 1960s, led to the design of a new tank with several other improvements called Challenger. Challenger used a laser rangefinder in a highly automated fire control system. It had an improved engine and suspension that offered a better off-road performance.

In 2003, the UK was a major player in the invasion of Iraq and led a force consisting of 112 Challenger 2 tanks. The Challenger 2 now forms the core of the army’s heavy tank units. It is known for its durability and endurance, due to its ceramics-based Chobham armour, which can endure extreme heat and impact.

Challenger 2 is the result of more than 150 major modifications on the original Challenger model, including a completely new turret, L30 CHARM 120mm gun and second generation Chobham armour.


Contenido

In 1943, the Directorate of Tank Design, under Sir Claude Gibb, C.B.E., F.R.S., was asked to produce a new design for a heavy cruiser tank under the General Staff designation A41. After a series of fairly mediocre designs in the A series in the past, and bearing in mind the threat posed by the German 88 mm gun, the War Office demanded a major revision of the design requirements, specifically: increased durability and reliability, the ability to withstand a direct hit from the German 88 mm gun and providing greater protection against mines, while remaining within a maximum weight of 40 tons. A high top speed was not important, while agility was to be equal to that of the Comet. A high reverse speed was also required. & # 9110 & # 93

The department produced a larger hull by adapting the long-travel five-wheel suspension used on the Comet with the addition of a sixth wheel, and extending the spacing between the second and third wheels. The Christie suspension, with vertical spring coils between side armour plates, was replaced by a Horstmann suspension with three horizontally sprung, externally mounted two-wheel bogies on each side. The Horstmann design did not offer the same ride quality as the Christie system, but took up less room and was easier to maintain. ⎘] In case of damage by mines, individual suspension and wheel units could be replaced relatively easily. The hull was redesigned with welded, sloped armour and featured a partially cast turret with the highly regarded 17 pounder as the main gun and a 20 mm Polsten cannon in an independent mounting to its left. With a Rover-built Rolls-Royce Meteor engine, as used on the Comet and Cromwell, the new design would have excellent performance. & # 9110 & # 93

Shortly after the programme commenced, it became clear that the requirement to withstand 88 mm weapons would be impossible to meet within the permitted weight. The original specification had been set so that the A41 could be carried on the existing Mark I and Mark II transport trailers, which were limited to a 40-ton load. The War Ministry decided it would be wiser to build new trailers, rather than hamper what appeared to be a superb design. Even before prototypes of the original 40-ton design were completed, the design of a heavier version was well under way. The new version carried armour equal to the heaviest infantry tanks, while improved suspension and engines provided cross-country performance superior to even the early cruiser tanks. Fletcher states, "But was Centurion, after all, a Universal Tank? The answer has to be a qualified negative." & # 9113 & # 93

The design mockup built by AEC Ltd was viewed in May 1944. Subsequently, 20 pilot models were ordered with various armament combinations: ten with a 17-pdr and a 20 mm Polsten gun (of which half had a Besa machine gun in the turret rear and half an escape door), five with a 17-pdr, a forward Besa and an escape door, and five with a QF 77 mm gun and a driver-operated hull machine gun. & # 9114 & # 93

Prototypes of the original 40-ton design, the Centurion Mark I, had 76 mm of armour in the front glacis, which was thinner than that on the then current infantry tanks (the Churchill), which had 101 mm. However, the glacis plate was highly sloped, and so the effective thickness of the armour was very high—a design feature shared by other effective designs, such as the German Panther tank and Soviet T-34. The turret was well armoured at 152 mm. The tank was also highly mobile, and easily outperformed the Comet in most tests. The uparmoured Centurion Mark II soon arrived it had a new 118 mm-thick glacis and the side and rear armour had been increased from 38 mm to 51 mm [ cita necesaria ] . Only a handful of Mk I Centurions had been produced when the Mk II replaced it on the production lines. Full production began in November 1945 with an order for 800 ⎛] on production lines at Leyland Motors, Lancashire the Royal Ordnance Factories at Leeds and Woolwich, and Vickers at Elswick. The tank entered service in December 1946 with the 5th Royal Tank Regiment. & # 9116 & # 93

Soon after the Centurion's introduction, Royal Ordnance finished work on the Ordnance QF 20 pounder (84 mm) ⎝] tank gun. By this point, the usefulness of the 20 mm Polsten had been called into question, it being unnecessarily large for use against troops, so it was replaced with a Besa machine gun in a completely cast turret. The new Centurion Mark III also featured a fully automatic stabilisation system for the gun, allowing it to fire accurately while on the move, dramatically improving battlefield performance. ⎞] Production of the Mk 3 began in 1948. ⎟] The Mk 3 was so much more powerful than the Mk 1 and Mk 2, that the earlier designs were removed from service as soon as new Mk 3s arrived, and the older tanks were then either converted into the Centurion Armoured Recovery Vehicle (ARV) Mark 1 for use by the Royal Electrical and Mechanical Engineers or upgraded to Mk 3 standards. Improvements introduced with the Mk 3 included a more powerful version of the engine and a new gunsight and gun stabiliser. ⎟]

The 20 pounder gun was used only for a short time before the Royal Ordnance Factories introduced the 105 mm L7 gun. All later variants of the Centurion, from Mark 5/2 on, used the L7. & # 9110 & # 93

Design work for the Mk 7 was completed in 1953, with production beginning soon afterwards. & # 9120 & # 93

The Centurion was used as the basis for a range of specialist equipment, including combat engineering variants with a 165 mm demolition gun Armoured Vehicle Royal Engineers (AVRE). ⎡] It is one of the longest-serving designs of all time, serving as a battle tank for the British and Australian armies from the Korean War (1950–1953) to the Vietnam War (1961–1972), and as an AVRE during the Gulf War in January–February 1991. ⎡]


In December 1950 the Army made blueprints for a heavy tank reference design. [4] In January 1951 the Army awarded Chrysler a $99 million contract to produce the tank. [5] Chrysler tasked Robert T. Keller, the son of Chrysler Board Chairman K.T. Keller, with overseeing the design of the tank and construction of the Newark tank plant that would be used to produce it. [4]

The first T43 pilot model was completed in November 1951 at the newly built Chrysler tank plant in Newark, Delaware. Officials said the tank would "out-slug any land-fighting machine ever built." [6]

Like the contemporary British Conqueror tank, the M103 was designed to counter Soviet heavy tanks, such as the later IS-series tanks or the T-10 if conflict with the Soviets broke out. Its long-ranged 120 mm cannon was designed to hit enemy tanks at extreme distances.

In 1953–54 a series of 300 tanks, initially designated T43E1, were built at the Newark plant. Specifics about the tank, including production plans and specifications, were kept secret. Seeking to keep the tank out of public sight, Secretary of Defense Charles E. Wilson nixed an October 1953 exhibition for the American Ordnance Association at Aberdeen Proving Ground. [7] In May 1954 the tank was debuted publicly at a demonstration at the Newark tank plant. [8]

In 1953 the Pentagon began a reversal of the President Truman administration policy of a broad production base in favor of Wilson's "single, efficient producer" concept. In September Wilson chose General Motors over Chrysler to take over production of the M48 Patton. General Motors would become heir to any additional T43 orders after Chrysler tank production wrapped up in June 1954. [9]

Testing was unsatisfactory the tanks failing to meet Continental Army Command's standards and the tanks were put into storage in August 1955. After 98 improvement modifications were approved, in April 1956 the tank was designated the M103 Heavy Tank. [10] Of the 300 T43E1s built, 80 went to the US Army (74 of which were rebuilt to M103 standard), and 220 were accepted by the US Marine Corps, to be used as infantry support, rebuilt to improved M103A1, then M103A2 standards.

A House Government Operations subcommittee report in July 1957 called for the heavy tank program to be audited. Investigators had been unable to determine the cost of the program, which was estimated in the hundreds of millions of dollars. The report said the Army had hastened production of the tank for war in Korea despite there being no need for it there. The tank was also unsuited to the rigors of the nuclear battlefield, the report said. [11]

Following contemporary American design philosophy, the M103 was built with a two-piece, cast elliptic armor scheme, similar to the M48's design. It featured seven road wheels per side, mounted with long-arm independent torsion bars. The 28-inch (71 cm) track was shoed in steel backed rubber chevron tracks, allowing for a ground pressure of 12.9 psi. The Continental AV-1790 engine was placed at the rear of the tank, and produced a maximum output of 810 horsepower (600 kW) and 1,600 pound force-feet (2,200 N⋅m) of torque, fed through a General Motors CD-850-4 two-speed transmission. This allowed the 60-ton heavy tank to achieve a maximum road speed of 34 kilometres per hour (21 mph) and a maximum climbing gradient of 60%.

Initial production versions suffered a host of drivetrain mechanical problems. The Continental powerpack, shared by the much lighter M48/M60 tanks, was insufficient to drive the much heavier M103. The resulting performance of the tank was dismal being severely underpowered and very fuel intensive. This presented a host of logistical problems for the vehicle, most prominently the extremely limited range of just 80 miles (130 km). Though this was partially corrected with the introduction of the AV-1790-2 diesel unit, it would remain cumbersome and fuel-thirsty for the majority of its service life.

For ease of production, many of the large components of the tank were made from cast armor. This design scheme was also much more mass efficient than traditional rolled plate armor. Despite being better protected than the T29-series of prototypes which preceded it, the M103 was nearly 10 tons lighter, making it competitive with the Soviet T-10/IS-8 tank. The frontal hull glacis was a compound pike, welded at the center seam, with up to 10 inches thick armor at the front. The turret was a massive single-piece cast design, fitted with heavily sloped 10-inch (254 mm) rolled-homogenous armor.

The M103 was designed to mount the 120 mm M58 gun, fitted in the M89 turret mount. Using standard Armor-Piercing Ballistic Cap Tracer Rounds, it was capable of penetrating 221-millimetre (8.7 in) of 30-degree sloped rolled-homogenous armor at 1,000 yards and 196-millimetre (7.7 in) at 2,000 yards. It could also penetrate 124-millimetre (4.9 in) 60-degree sloped rolled-homogenous armor at 1,000 yards and 114-millimetre (4.5 in) at 2,000 yards. The commander could select from 34 rounds of either M358 Armor-Piercing Ballistic Cap Tracer Rounds or M469 HEAT shells, mounted at the rear of the turret and in the hull. With both loaders, the maximum firing rate of the gun was five rounds per minute, owing to the design of the two-piece ammunition. Using the electrohydraulic turret traverse, the gunner could turn the turret at 18 degrees per second, with 15 degrees of elevation and 8 degrees of gun depression.

The armor was made from welded rolled and cast homogeneous steel of varying thickness.


Firing training BATUS - Canada.


The FV 4030/4 Challenger-1 for comparison.

Basic early Challenger II with its front side turret panel dismounted, as side skirts, in trials.

Initial production, KFOR, Bosnia, 1997.

Challenger 2 from the 2nd RTR, BATUS range exercises, Alberta, Canada.

Challenger 2 BATUS live firing tests range, without markings.

Challenger 2 fitted with dozer blade with KFOR, Bosnia Herzegovina 1997.

Challenger 2 wit Dorchester ERA and additional dust skirts in Iraq, 2003.

Challenger 2 TES outside Basra, Iraq, 2008, Black Horse Royal Dragoons, with Dorchester armour.

Omani Challenger 2, as of today. The chassis is the same as the Challenger 1 but with modified exhausts grilles, sand filters and coolers, as shown here.

Modern Tanks


Ver el vídeo: jugando tanques dos (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Fraco

    ¿Hay análogos?

  2. Rodwell

    Muy aconsejado que visite un sitio que tiene mucha información sobre el tema le interesa.

  3. Rankin

    También que lo haríamos sin su magnífica idea

  4. Emery

    Pido disculpas, pero no se me acerca. Hay otras variantes?

  5. Mikagal

    Y lo he enfrentado. Podemos comunicarnos sobre este tema.

  6. Maule

    frase increible)



Escribe un mensaje