La historia

Hacha de Asís


Joaquim Maria Machado de Assis nació pobre y epiléptico. Era hijo de Francisco José Machado de Assis y Leopoldina Machado de Assis, nieto de esclavos liberados. Se crió en Livramento Hill, Río de Janeiro. Ayudó a la familia lo mejor que pudo, al no haber asistido a la escuela regularmente. Su instrucción vino por su cuenta debido a su interés en todo tipo de lectura. Gracias a su talento y su enorme fuerza de voluntad, superó todas estas dificultades y se convirtió en uno de los mejores escritores brasileños de todos los tiempos.

Entre las edades de seis y catorce años, Machado perdió a su única hermana, su madre y su padre. A los 16 años fue empleado como aprendiz en una imprenta y publicó sus primeros versos en el periódico "A Marmota". En 1860, fue invitado por Quintino Bocaiúva para colaborar en el "Diário do Rio de Janeiro". Casi todas sus comedias teatrales y el libro de poemas "Crisálida" datan de esta década.

El 12 de noviembre de 1869, se casó con Carolina Augusta Xavier de Novais. Este matrimonio tuvo lugar contra la voluntad de la familia de la niña, ya que Machado tenía más problemas que fama. Esta unión duró unos 35 años y la pareja no tuvo hijos. Carolina contribuyó a la madurez intelectual de Machado, revelándole los clásicos portugueses y varios autores del idioma inglés.

En la década de 1870, Machado publicó los poemas "Falenas" y "Americanas"; además de los "Cuentos Fluminenses" y "Cuentos de medianoche". El público y los críticos han consagrado los méritos de sus escritores. Publicó las novelas: "Resurrección" (1872); "La mano y el guante" (1874); "Helena" (1876); "Iaiá García" (1878). Estas obras aún están vinculadas a la literatura romántica y forman la llamada primera fase de Machado de Assis.

En 1873, el escritor fue nombrado primer funcionario del Secretario de Estado del Ministerio de Agricultura, Comercio y Obras Públicas. Su carrera burocrática tuvo un rápido crecimiento ya que, en 1892, ya era director general del Ministerio de Carreteras. El empleo público garantizaba la estabilidad financiera, ya que vivir en la literatura en ese momento era casi imposible, incluso para los buenos escritores.

En la década de 1880, el trabajo de Machado de Assis experimentó una verdadera revolución en términos de estilo y contenido, inaugurando el realismo en la literatura brasileña. Las novelas "Memorias póstumas de Brás Cubas" (1881); "Quincas Borba" (1891); "Dom Casmurro" (1899) y los cuentos "Single Papers" (1882); "Historias sin fecha" (1884), "Historias varias" (1896) y "Páginas recopiladas" (1899), entre otras, revelan al autor al máximo. Su espíritu crítico, gran ironía, pesimismo y profunda reflexión sobre la sociedad brasileña son sus rasgos más característicos.

En 1897, Machado fundó la Academia Brasileña de Letras, de la cual fue el primer presidente, por lo que la institución también conocida como casa de Machado de Assis. Ocupaba la silla No. 23, cuyo patrón, José de Alencar, era amigo y admirador.

En 1904, la muerte de su esposa fue un duro golpe para el escritor. Después de eso, rara vez salió de casa y su salud empeoró por la epilepsia. Los problemas nerviosos y la tartamudez contribuyeron aún más a su aislamiento. Estas son sus últimas novelas "Esaú y Jacob" (1904) y "Memorial de Aires" (1908), que cierran el ciclo realista que comenzó con "Brás Cubas".

Machado de Assis murió en su casa en Rua Cosme Velho. El duelo oficial fue decretado en Río de Janeiro y su entierro, acompañado por una multitud, atestigua la fama lograda por el autor.

Habiendo escrito en portugués, un idioma de pocos lectores, dificultó el reconocimiento internacional del autor. Sin embargo, desde finales del siglo XX, sus obras han sido traducidas al inglés, francés, español y alemán, lo que despertó el interés mundial. De hecho, es uno de los grandes nombres del realismo, que puede estar al lado del francés Flaubert o el ruso Dostoievsky, solo por nombrar a dos de los mejores autores del mismo período en la literatura universal.