La historia

Cámara de tortura descubierta en Filadelfia

Cámara de tortura descubierta en Filadelfia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

En respuesta a una llamada al 911, la policía allana la casa de Gary Heidnik en Filadelfia y encuentra una escena del crimen espantosa. En el sótano de la ruinosa casa de Heidnik hay una verdadera cámara de tortura donde se encontraron tres mujeres desnudas encadenadas a una tubería de alcantarillado. Una cuarta mujer, Josefina Rivera, se había escapado y llamó a la policía.

Gary Heidnik era un ex paciente mental y delincuente sexual que había logrado convertirse en un rico inversor en acciones. Era dueño de un Rolls Royce y venció al Tío Sam en sus impuestos sobre la renta al convertirse en obispo de su propia iglesia. El letrero en el frente de su casa decía: "Iglesia Unida de los Ministerios de Dios". Una habitación de su casa estaba parcialmente empapelada con dinero. A fines de 1986, Heidnik decidió crear su propio harén y comenzó a secuestrar mujeres en las calles de Filadelfia.

Seis mujeres fueron secuestradas y retenidas en la mazmorra de Heidnik. Todos fueron violados y torturados mientras que los demás fueron obligados a mirar. Mató a una de las mujeres metiéndola en un pozo, llenándolo de agua y metiendo un cable eléctrico en el agua. Otra de las mujeres murió cuando Heidnik la dejó morir de hambre mientras estaba encadenada a la pared. Quizás en el episodio más espantoso y horrible de todo el incidente, Heidnik desmembró a una de sus víctimas, cocinó partes de su cuerpo y se lo dio de comer a sus otros cautivos. Las mujeres que fueron encontradas con vida se recuperaron después de ser tratadas por deshidratación y desnutrición.

Aunque Heidnik estaba claramente perturbado mentalmente, fue declarado culpable y condenado por asesinato el 1 de julio de 1988. Recibió una sentencia de muerte y fue ejecutado el 6 de julio de 1999.

Heidnik fue una de las inspiraciones para el personaje de Buffalo Bill en Thomas Harris Silencio de los inocentes.


Delphine LaLaurie

Marie Delphine Macarty o MacCarthy (19 de marzo de 1787 - 7 de diciembre de 1849), más comúnmente conocido como Madame Blanque o, después de su tercer matrimonio, como Madame LaLaurie, era una socialité criolla de Nueva Orleans y asesina en serie que torturaba y asesinaba esclavos en su casa.

Nacida durante el período colonial español, LaLaurie se casó tres veces en Luisiana y enviudó dos veces. Mantuvo su posición en la sociedad de Nueva Orleans hasta el 10 de abril de 1834, cuando los rescatistas respondieron a un incendio en su mansión de Royal Street. Descubrieron esclavos atados en su ático que mostraban evidencia de abuso cruel y violento durante un largo período. La casa de LaLaurie fue posteriormente saqueada por una turba indignada de ciudadanos de Nueva Orleans. Ella escapó a Francia con su familia. [3]

La mansión tradicionalmente considerada como LaLaurie es un hito en el Barrio Francés, en parte debido a su historia y por su importancia arquitectónica. Sin embargo, su casa fue incendiada por la mafia, y la "Mansión LaLaurie" en 1140 Royal Street fue de hecho reconstruida después de su partida de Nueva Orleans.


Cámara de tortura descubierta en Filadelfia - HISTORIA

LYON, Francia - En 1944, cuando tenía 13 años, testificó Simone Lagrange ayer, Klaus Barbie le dedicó una sonrisa tan fina como la hoja de un cuchillo y luego la golpeó en la cara mientras abrazaba a un gato en la sede de la Gestapo en Lyon.

Lise Lesevre, de 86 años, dijo que Barbie la torturó durante nueve días en 1944, golpeándola, casi ahogándola en una bañera y finalmente rompiendo una de sus vértebras con una bola con púas.

Ennat Leger, ahora de 92 años, dijo que Barbie "tenía los ojos de un monstruo. Era salvaje. ¡Dios mío, era salvaje! Era inimaginable. Me rompió los dientes, me tiró del pelo hacia atrás. Me puso una botella en la boca y lo empujó hasta que los labios se partieron por la presión ".

Las tres mujeres se encontraban entre las siete personas que subieron al estrado ayer para testificar contra Barbie, la exjefa de la Gestapo en [París] durante la ocupación nazi de Francia en la Segunda Guerra Mundial.

Barbie, de 73 años, está siendo juzgada en Lyon, acusada de torturar a judíos y miembros de la Resistencia francesa y deportarlos a campos de exterminio nazis.

Pero no escuchó su testimonio porque se ha negado a asistir a las sesiones del tribunal desde el segundo día del juicio, como puede hacer según la ley francesa.

Sin embargo, ha negado las acusaciones en su contra y ha sostenido que su extradición de Bolivia a Francia en 1983 fue ilegal.

Varios de los siete testigos ayer sollozaron cuando contaron sobre arrestos, torturas, convoyes ferroviarios al centro de acopio de Drancy cerca de París y luego a los campos de concentración.

Representaban a Barbie como una oficial sádica y dura, dispuesta a recurrir a cualquier crueldad para extraer información.

Lagrange, con la voz quebrada, recordó el arresto de su padre, su madre y ella misma el 6 de junio de 1944, el día en que las tropas aliadas desembarcaron en Normandía para hacer retroceder a los alemanes.

Denunciada por un vecino francés como judíos y guerrilleros de la Resistencia, Lagrange y sus padres fueron llevados a la sede de la Gestapo donde un hombre, vestido de gris y acariciando a un gato, dijo que Simone era bonita.

"Yo era una niña y no le tenía miedo a él, con su gatito. Y él no se parecía al típico oficial alto y rubio de las SS del que nos dijeron que tuviéramos cuidado", dijo.

El hombre, a quien identificó como Barbie, pidió a sus aterrorizados padres las direcciones de sus dos hijos menores.

"Cuando dijimos que no sabíamos, me tiró del pelo, me golpeó, la primera vez en mi vida que me abofetearon", dijo.

Durante la semana siguiente, el hombre la sacó de la celda de la prisión todos los días, golpeando y golpeando sus heridas abiertas en un esfuerzo por obtener la información.

"Siempre venía con su fina sonrisa como la hoja de un cuchillo", dijo. "Luego me rompió la cara. Eso duró siete días".

Más tarde ese mes, Simone y su madre fueron subidas a un tren sellado para el campo de concentración de Auschwitz en un viaje de terror "que nos convirtió en personas diferentes" y que todavía le producía pesadillas 40 años después.

Desde Auschwitz, donde su madre fue gaseada, las reclusas fueron trasladadas a Ravensbruck, donde solo llegaron con vida 2.000 de las 25.000 personas que iniciaron la marcha. En el camino, Simone vio a su padre marchando en otro convoy.

"Un oficial alemán me dijo que lo abrazara. Cuando estábamos a punto de encontrarnos, le dispararon en la cabeza", dijo. "No fue Barbie quien apretó el gatillo, pero fue él quien nos envió allí".

Ennat Leger, que perdió la vista en Ravensbruck después de su arresto, fue izada al estrado de los testigos en su silla de ruedas por cuatro policías.

Ella era una luchadora de la Resistencia de casi 50 años cuando fue arrestada en 1944, dijo, y Barbie y sus hombres "eran salvajes, salvajes brutales, que golpeaban, golpeaban y volvían a golpear".

"¿Has oído hablar de las cocinas de la Gestapo?", Le citó diciendo, en alusión a las cámaras de tortura.

Lise Lesevre, frágil y erguida a pesar de sus 86 años, describió al acusado como "Barbie la salvaje" y dijo que lo reconoció décadas después por sus "ojos pálidos, extraordinariamente móviles, como los de un animal en una jaula".

Lesevre, que pertenecía a un grupo de resistencia, dijo que la Gestapo la arrestó el 13 de marzo de 1944, mientras llevaba una carta dirigida a un líder de la Resistencia llamado Didier.

Dijo que Barbie pasó casi tres semanas tratando de saber si Lesevre era Didier y, de no ser así, quién lo era. Fue interrogada durante 19 días, dijo, y torturada en nueve de ellos.

Primero, Barbie y sus hombres la colgaron de esposas con púas en el interior y la golpearon con una barra de goma. "¿Quién es Didier, dónde está Didier?" eran las principales preguntas de Barbie, dijo.

Lo siguiente fue la tortura de la bañera. Dijo que le ordenaron desnudarse y meterse en una tina llena de agua helada. Sus piernas estaban atadas a una barra al otro lado de la bañera y Barbie tiró de una cadena sujeta a la barra para tirar de ella bajo el agua.

“Durante la tortura de la bañera, en presencia de Barbie, quise beber para ahogarme rápidamente. Pero no pude hacerlo. No dije nada.

"Después de 19 días de interrogatorio, me metieron en una celda. Llevaban los cuerpos de las personas torturadas. Con la punta de una bota, Barbie volvía la cabeza para mirarlos a la cara, y si veía a alguien a quien creía si fuera judío, lo aplastaría con el talón ", dijo.

"Era una bestia, no un hombre", dijo. "Fue terror. Le complació".

Durante su último interrogatorio, dijo, Barbie le ordenó que se acostara en una silla y la golpeó en la espalda con una bola con púas sujeta a una cadena. Se rompió una vértebra y todavía sufre.

"Me dijo: 'Te admiro, pero al final todo el mundo habla'". Pero ella nunca lo hizo, y finalmente escuchó a Barbie decir: "Liquídela. No quiero volver a verla".

Fue condenada a muerte por un tribunal militar alemán por "terrorismo", pero la colocaron en la celda equivocada y la deportaron al campo de concentración de Ravensbruck, donde sobrevivió a la guerra. Su esposo y su hijo no lo hicieron. Dijo que Barbie los deportó a ambos a la muerte.


9 Harvey Glatman

Harvey & ldquoThe Glamour Girl Slayer & rdquo Glatman, también conocido como The Lonely Hearts Killer, fue un asesino en serie verdaderamente aterrador y retorcido a fines de la década de 1950. En algún momento alrededor de 1957, Glatman publicó anuncios de Lonely Hearts en los periódicos para atraer a sus víctimas, además de merodear agencias de modelos en Los Ángeles, y finalmente se hizo pasar por un fotógrafo. Él & rsquod luego atrae a la modelo esperanzada de regreso a su apartamento para tomar sus retratos solo para atarlos y violarlos. Glatman los estrangularía y escondería los cuerpos en el desierto, mientras tomaba fotografías de sus víctimas hasta el momento antes de que perdieran la vida y cada víctima parecía aterrorizada y desesperada.

Glatman fue finalmente arrestado en 1958 después de un intento de secuestro de Lorraine Vigil, quien fue vista tratando de escapar de su presa de asesino. Cuando Glatman fue interrogado sobre Vigil, confesó voluntariamente sus secuestros y asesinatos pasados, y luego reveló su & ldquotoolbox & rdquo, que contenía todas las escalofriantes fotos de las víctimas.

Durante su sentencia, Glatman aceptó obedientemente su pena de muerte y le pidió a su alcaide que no hiciera ningún esfuerzo ejecutivo para salvarle la vida. Glatman fue ejecutado el 18 de septiembre de 1959 en una cámara de gas en la prisión estatal de San Quentin. [2]


Presos notables

La prisión albergaba tanto a hombres como a mujeres, y quizás al gángster más famoso de la historia, Al Capone. Fue sentenciado a un año en 1929 por un cargo de arma de fuego y fue puesto en libertad dos meses antes por buen comportamiento.

Una réplica de la celda de Capone en la Penitenciaría parece lujosa.

De hecho, a Capone se le permitió decorar su celda con arte enmarcado, una alfombra, un puesto de fumar, flores e incluso un fonógrafo y una radio.

Otro preso famoso fue el famoso ladrón de bancos Willie Sutton. Llamado "Slick Willie" por su habilidad para estafar a los bancos cortésmente, también era conocido por muchos disfraces convincentes.

Sutton escapó de la Penitenciaría Estatal del Este, junto con otras 11 personas, por medio de un túnel el 3 de abril de 1945.

El túnel en sí fue una hazaña impresionante de ingeniería subterránea que tardó cerca de un año en excavarse, y el escape sigue siendo uno de los más deslumbrantes de la historia.

Aun así, los guardias detuvieron a Sutton solo tres minutos después de su fuga y lo colocaron en una de las celdas secretas de confinamiento solitario conocidas como "The Klondikes" o "The Hole".

Sutton aparecería más tarde en un comercial de, no es broma, un banco.


Dos ex policías de la Universidad de Temple son culpables de matar a golpes a una mujer en una "cámara de tortura diabólica"

FILADELFIA -- Dos ex policías de la Universidad de Temple han sido condenados por matar a golpes a una mujer en lo que un fiscal describió como una "cámara de tortura diabólica". La víctima, Joyce Quaweay, de 24 años, supuestamente había sufrido repetidas palizas y abusos a manos de los dos hombres, su novio Aaron Wright y su compañero de casa Marquis Robinson.

Los fiscales dicen que Quaweay fue golpeada con una porra policial mientras la esposaron desnuda a un banco de pesas en una casa de Filadelfia en julio de 2016. Ella y Wright compartieron la casa con Robinson, su novia y varios hijos.

Wright renunció a la policía de Temple en 2012. Robinson fue despedido después del arresto de 2016.

El asistente del fiscal de distrito Chesley Lightsey dice que Wright y Robinson golpean regularmente a las mujeres y niñas que vivían con ellos por "no seguir las reglas".

La policía dice que cuando respondieron a la casa, vieron a Wright sentado en los escalones que conducían al segundo piso. Se puso de pie y dijo: "Soy el que quieres", antes de que lo detuvieran, informa CBS Philly.

Más tarde admitió haber golpeado a Quaweay hasta que se derrumbó, informa la estación.

Noticias de actualidad

La prima de la víctima le dijo a la estación que había estado tratando de dejar la relación abusiva.

Philly.com informa que los hombres fueron condenados por cargos que incluyen asesinato en tercer grado el miércoles en un juicio sin jurado. Sus abogados habían argumentado que Quaweay murió de insuficiencia cardíaca.

Publicado por primera vez el 3 de mayo de 2018/11: 33 a. M.

& copy 2018 CBS Interactive Inc. Todos los derechos reservados. Este material no puede ser publicado, difundido, reescrito o redistribuido. Associated Press contribuyó a este informe.


Los verdaderos torturadores de Bagdad

El ejército estadounidense descubrió recientemente presuntas pruebas de tortura en las cárceles iraquíes de Bagdad, incluida lo que parecía ser una cámara de tortura en un centro de detención del Ministerio del Interior iraquí. La reacción sunita a estos descubrimientos plantea un problema considerable para los defensores de la "narrativa de la tortura" antiestadounidense: ¡los sunitas están pidiendo al ejército estadounidense que corrija la situación! "Ojalá los estadounidenses fueran a [las prisiones] y se enteraran", dijo el ex detenido Sadiq Abdul Razzaq Samarrai a la New York Times.

De hecho, este es un comportamiento extraño. Según Andrew Sullivan, Seymour Hersh y otros defensores de la "narrativa de la tortura", los estadounidenses son los principales sádicos en Irak, Afganistán y Cuba. Que los sunitas pidieran a los estadounidenses que los protegieran contra los supuestos abusos chiítas les parecería tan ilusorio como un prisionero judío en Auschwitz que pide la salvación de Hitler.

Pero la reacción iraquí a las recientes acusaciones de tortura desafía la sabiduría convencional de la “tortura” en más de un sentido. Resulta que las prisiones más seguras de Irak son aquellas que gozan de la supervisión estadounidense regular. Otro exdetenido, Amar Sami Samarrai (primo de Sadiq Abdul), atribuye su trato seguro al hecho de que los estadounidenses habían pasado por su centro de detención cerca de Bagdad cuatro veces durante su estadía de 38 días, según el New York Times.

Sin duda, los soldados estadounidenses han abusado de los prisioneros bajo su control, en 24 casos de manera letal. Pero ese abuso fue el resultado de soldados individuales que violaron su poder y de ninguna manera fue sancionado por la autoridad militar. En comparación con las decenas de miles de cautivos capturados en las guerras de Afganistán e Irak, los incidentes de abuso han sido mínimos. La gran mayoría de las violaciones ocurrieron en el lugar de la captura, cuando el límite entre la batalla y el cautiverio —el límite que separa la matanza legal del enemigo en un momento de un homicidio criminal al siguiente— es sumamente fluido.

También se ha abusado de los presos en los centros de detención, sobre todo en la prisión de Abu Ghraib en Bagdad. El abuso de la prisión fue el resultado de la incompetencia del comandante, una incompetencia que permitió que la disciplina en la prisión de Abu Ghraib se derrumbara por completo. Contrariamente a la "narrativa de la tortura", nada en la política de interrogatorios de Estados Unidos permitía que los prisioneros fueran agredidos, obligados a masturbarse o amontonados desnudos en pilas, ni ese maltrato tenía nada que ver con el interrogatorio.

El único lugar donde el escándalo de Abu Ghraib no provocó una orgía de ataques contra Estados Unidos fue en el mismo Irak, según un reportero de Bagdad de un destacado periódico estadounidense. Los exsúbditos de Saddam Hussein, aparentemente, conocen la diferencia entre la tortura y el abuso de poder del adolescente enfermo. Los iraquíes estaban más impresionados con la determinación estadounidense de acabar con ese abuso que con su ocurrencia en primer lugar, dice el corresponsal de Bagdad.

Por supuesto, los defensores de la "narrativa de la tortura" no están dispuestos a dejar de denunciar las "políticas de tortura" estadounidenses sólo porque la evidencia esté en su contra. Andrew Sullivan, enfrentado al extraño comportamiento de la gente que considera el objetivo de la persecución de Estados Unidos, presentó una fachada sumamente valiente. Después de citar la condena del ejército estadounidense a la supuesta cámara secreta de tortura de Bagdad: "El presunto maltrato de los detenidos y las condiciones inhumanas en un centro de detención del Ministerio del Interior iraquí es muy grave y totalmente inaceptable", Sullivan agrega sarcásticamente: "Dimos el ejemplo, ¿no es así?

De hecho, no lo hicimos. Mientras que los detenidos de Bagdad parecían haber pasado hambre y estaban cubiertos de laceraciones y magulladuras, los detenidos por terror en la Bahía de Guantánamo, Cuba, han aumentado de tamaño gracias a sus tres comidas halal cuadradas al día y están recibiendo atención médica sofisticada, a menudo la primera atención médica que reciben. recibido en sus vidas. La prisión de Bagdad contenía instrumentos de tortura, como una maza de estilo medieval. Las reglas estadounidenses para el interrogatorio en todos los escenarios de conflicto exigían que los detenidos fueran tratados con humanidad, y las autoridades han investigado y sancionado cualquier desviación de esa norma.


¿"Monster Preacher" Torture Pit inspiró al personaje de "Silence Of The Lambs"?

La vida real se desangra en la vida del carrete cuando la cámara de tortura infernal utilizada por un notorio asesino de Filadelfia inspiró a un personaje de ficción icónico.

¡Cree un perfil gratuito para obtener acceso ilimitado a videos exclusivos, sorteos y más!

El arte imita la vida, incluso en su forma más depravada.

Piense en el autoproclamado pastor y asesino en serie Gary Heidnik, que ha dejado un legado doble: es uno de los criminales más notorios de Filadelfia y también es una inspiración para uno de los asesinos en masa más espeluznantes de Hollywood.

Heidnik: el tema del especial de oxígeno "Monster Preacher", que se transmite Sábado 16 de enero a 7 / 6c sobre Oxígeno - se hizo famoso por su "Casa de los horrores". Su casa se ganó ese apodo macabro en la década de 1980, cuando violó y torturó a seis mujeres en un pequeño pozo que diseñó y cavó en el sótano de su residencia en Filadelfia.

Los sobrevivientes dijeron que incluso los alimentó con comida para perros mezclada con restos humanos como medio de control, según una historia de AP de 1988. Dos mujeres murieron mientras estaban cautivas.

Las atrocidades de Heidnik fueron tan impactantes que ayudaron a inspirar al monstruo ficticio Buffalo Bill, que deja un rastro de cadáveres en la película ganadora del Oscar de 1991 "El silencio de los corderos". Resumen rápido de la trama: la novata del FBI Clarice Starling (Jodie Foster) recibe ayuda en un caso de asesinato en masa de una fuente poco probable, Hannibal "The Cannibal" Lecter (Anthony Hopkins).

"¿Qué hace, este hombre que buscas?" Lecter le pregunta a Starling. “Mata mujeres”, dice. Fácilmente podrían haber estado hablando de Gary Heidnik en lugar de Buffalo Bill.

Interpretado por Ted Levine en la adaptación de la novela de Thomas Harris de 1988, Buffalo Bill, como Heidnik, mantuvo cautivas a sus víctimas en un sótano: en lo que respecta a las cámaras de tortura de las mazmorras, Heidnik y Buffalo Bill tuvieron una visión espantosa similar.

En una inmersión profunda en la película que ganó siete premios Oscar, Rolling Stone informó que Harris "nunca ha identificado oficialmente" las inspiraciones de Buffalo Bill, pero los reveladores MO de asesinos en masa revelan las influencias e inspiraciones de los personajes.

"Es una combinación de tres asesinos de los que Harris se enteró en una conferencia", dijo el cazador de mentes retirado del FBI John Douglas en una entrevista en el Salón de 1999. Eso incluye a Ed Gein, un asesino y un ladrón de cadáveres de cementerio que hizo un traje de piel e inspiró tanto a "Psycho" como a "Texas Chain Saw Massacre". Ted Bundy, quien, como Buffalo Bill, fingió una herida para atraer y luego atacar a sus víctimas, también hizo fluir su creatividad artística.

El "tercero era un chico de Filadelfia", dijo Douglas a Salon. "Mantuvo a las mujeres en un pozo ..."

Ese "tipo", por supuesto, es Heidnik. Pregúntele al abogado Charles “Chuck” Peruto, quien representó al asesino torturador e impulsó una defensa por locura en su juicio de 1988.

"La gente hablaba constantemente sobre el caso", dijo a la revista Philadelphia en 2007. "Con el tiempo, la historia de Gary se convirtió en 'El silencio de los corderos'. Si ves esa película, puedes ver mucho de Heidnik en el personaje de Buffalo Bill . La forma en que tiene a la chica en el pozo ".

Hay algo indeleblemente aterrador en la idea del pozo. Es frío, oscuro y tan confinado que apenas puedes moverte, lo que lo convierte en el lugar perfecto para una película de terror. Pero mucho más allá de la fantasía de las producciones cinematográficas y televisivas, las víctimas supervivientes de Heidnik lidian con el impacto transformador de soportar el pozo de Heidnik.

Entre noviembre de 1986 y marzo de 1987, cuando fue capturado, Heidnik secuestró a seis mujeres: Josefina Rivera, 25, Sandra Lindsay, 24, Lisa Thomas, 19, Deborah Dudley, 23, Jacqueline Askins, 18 y Agnes Adams, 24. Lindsay y Dudley no sobrevivió a la terrible experiencia.

Cuando uno murió en la cámara de tortura de su mazmorra, un piso debajo de la habitación en su residencia de Filadelfia donde pronunció sus sermones, Heidnik supuestamente cocinó y se la dio de comer a los otros cautivos, según el especial. Fue un medio de dominación.

Buffalo Bill aterrorizó de manera similar a sus víctimas para que se sometieran por completo. Para cuando comienza la película, ya ha matado a varias personas. La prisionera Catherine Martin se da cuenta de que no es la primera cautiva cuando ve una uña ensangrentada incrustada en la pared del pozo.

Al evaluar su carrera, la actriz Brooke Smith, que interpretó a Martin, le dijo a Vulture: "Sé que siempre seré la chica del pozo".

Sin embargo, Buffalo Bill y Heidnik tenían motivos muy diferentes.

El asesino, un sastre experto, la quería suave y flexible para confeccionarse un traje con su piel. Sus motivos están ligados a sus problemas de identidad y su deseo de transformación.

“Le pone la loción en la piel”, le ordena infamemente Buffalo Bill a Martin, la hija de un senador, mientras ella se encoge de miedo en el frío y oscuro sótano.

Heidnik tenía una motivación completamente diferente para sus atroces crímenes. Las víctimas sobrevivientes testificaron que dijo que quería que las mujeres tuvieran sus hijos. Para engendrar su familia ideal, violó repetidamente a las víctimas, según el especial.

"Quería tener una raza perfecta de hijos de estas mujeres", dijo Peruto a WPVI en 2019.

Al final, Heidnik, de 55 años, fue condenado y ejecutado mediante inyección letal. Buffalo Bill - alerta de spoiler - mientras tanto, fue asesinado por Starling.

"De hecho, creo que la historia real de Heidnik es más aterradora que Buffalo Bill", dijo el showrunner de "Monster Preacher" Myles Reiff a Stephanie Gomulka, corresponsal de Oxygen Digital, mientras discutía las similitudes entre los dos. “Buffalo Bill tenía una niña en su pozo a la que básicamente mantenía con vida porque quería matarla y quitarle la piel del cuerpo. Heidnik tenía seis mujeres que estaba tratando de crear una granja de bebés y las violaba y torturaba todos los días ".

Para obtener más información sobre Heidnik, vea "Monster Preacher", que se transmite en Oxygen en Sábado 16 de enero a 7 / 6c.


Contenido

Durante su infancia, Ray y su hermana menor Peggy vivieron con su disciplinado abuelo. [6] Su padre violento y alcohólico lo visitaba esporádicamente, quien le suministraba revistas que mostraban pornografía sadomasoquista. [7] [8] En Mountainair High School, en Mountainair, Nuevo México, también fue intimidado por sus compañeros por su timidez con las chicas. [2]

Sus fantasías sexuales de violar, torturar e incluso asesinar mujeres se desarrollaron durante su adolescencia. [9] Alrededor de este tiempo, su hermana descubrió sus dibujos sadomasoquistas, así como fotografías pornográficas de actos de esclavitud. Después de completar la escuela secundaria, recibió una baja honorable del Ejército de los Estados Unidos, donde su servicio también incluyó el trabajo como mecánico general. [2]

Ray se divorció cuatro veces y tuvo dos hijos, incluido su cómplice, su hija Jesse Ray (nacida Glenda Jean Ray). [10] [11]

Ray torturó sexualmente y presumiblemente mató a sus víctimas usando látigos, cadenas, poleas, correas, abrazaderas, barras esparcidoras de piernas, cuchillas quirúrgicas, máquinas de descarga eléctrica y sierras. [12] Se cree que aterrorizó a muchas mujeres con estas herramientas durante muchos años, mientras vivía en Nuevo México, con la ayuda de cómplices, algunos de los cuales supuestamente eran varias de las mujeres con las que estaba saliendo. Dentro de la sala de tortura, junto con numerosos juguetes sexuales, implementos de tortura, jeringas y diagramas detallados que muestran formas de infligir dolor, había un generador eléctrico casero, que se usaba para torturar. [1]: 3

Un espejo estaba montado en el techo, sobre la mesa obstétrica a la que ató a sus víctimas. Ray también puso a sus víctimas en artilugios de madera que las doblaban y las inmovilizaban mientras hacía que sus perros y, a veces, otros amigos las violaran. Se ha dicho que quería que sus víctimas vieran todo lo que les estaba haciendo. [1]: 3 Ray solía tener una grabación en cinta de audio de su voz para sus víctimas cada vez que recuperaban el conocimiento. [1]: 2

Ray se hizo pasar por un oficial de policía encubierto y se acercó a Cynthia Vigil en un estacionamiento. [13] Él le dijo que estaba detenida por solicitar la prostitución y la esposó. La metió en su remolque y la llevó a Elephant Butte. Después de tres días de cautiverio, Vigil escapó del remolque en Elephant Butte el 22 de marzo de 1999 [14] [15].

Para escapar, esperó hasta que Ray se fue a trabajar y luego abrió sus cadenas. La cómplice de Ray, Cindy Hendy, había dejado las llaves en una mesa cercana antes de ir a otra habitación, donde participó en una llamada telefónica. Después de que Vigil obtuvo las llaves, Hendy notó el intento de Vigil de escapar y se produjo una pelea. Durante la lucha, Hendy rompió una lámpara en la cabeza del sobreviviente, pero Vigil abrió sus cadenas y apuñaló a Hendy en el cuello con un picahielos. [dieciséis]

Hendy cayó al suelo y Vigil escapó. Ella huyó vistiendo solo un collar de esclava de hierro y cadenas con candado. Corrió por la calle en busca de ayuda, que obtuvo de un propietario cercano, quien la acogió, la consoló y llamó a la policía. Su escape llevó a los oficiales al tráiler e instigó la captura de Ray y sus cómplices. [15]

La policía detuvo a Ray y Hendy, y Ray fue llevado a la cárcel. Después de la publicidad que rodeó el arresto, otra víctima, Angélica Montano, se presentó. Contó una historia similar y dijo que había denunciado el incidente a la policía, pero que no hubo seguimiento. [1]

Ray tenía un video de otra víctima, Kelli Garrett (también llamada Kelli Van Cleave), que data de 1996. [17] Garrett finalmente fue encontrada viva en Colorado, después de que la policía identificara un tatuaje en su tobillo. [1] Más tarde testificó que se había peleado con su esposo y decidió pasar la noche jugando al billar con amigos. El 24 de julio de 1996, la hija de Ray, Jesse, que conocía a Garrett, la llevó al Blu-Water Saloon en Truth Or Consequences, Nuevo México, y drogó la cerveza que estaba bebiendo. Garrett había caminado hacia el estacionamiento cuando sufrió un golpe por la espalda, que la dejó inconsciente. [18]

Ray la llevó a su remolque y le puso un collar de perro y una correa al cuello. Garrett se despertó, pero perdió el conocimiento varias veces durante dos días de tortura y drogadicción. Durante este tiempo, Ray notó que estaba respirando y se cortó la garganta. Pensando que la había matado, Ray la dejó junto a una carretera cerca de Caballo. Más tarde fue tratada por sus heridas en una clínica local. Ni su esposo ni la policía creyeron su historia. Su esposo creía que ella lo había estado engañando la noche que fue atacada. Presentó una demanda de divorcio y Garrett se mudó a Colorado. Más tarde fue entrevistada en Archivos de casos fríos sobre su terrible experiencia. [19]

Otros dos cómplices fueron descubiertos por la investigación: Glenda Jean "Jesse" Ray (la hija de Ray) y Dennis Yancy. [1] Yancy admitió haber estrangulado a su ex novia, Marie Parker, después de que Ray la secuestrara y torturara. Yancy fue declarado culpable de asesinato en segundo grado y de conspiración para cometer asesinato en primer grado, y fue sentenciado a dos penas de prisión de 15 años. [1] Después de ese asesinato, Ray supuestamente admitió haber tenido un cómplice llamado Billy Bowers, un socio comercial anterior, a quien Ray también asesinó. La Oficina Federal de Investigaciones envió a 100 agentes para examinar la propiedad y los alrededores de Ray, pero no se encontraron restos humanos identificables. [1]

Para evitar que las mujeres denunciaran los delitos, Ray las había drogado con agentes para inducir la amnesia. Hizo una grabación de sí mismo diciéndole a una mujer que las drogas eran "pentotal sódico y fenobarbital [sic] ". Una mujer permaneció insegura de que sus recuerdos del abuso eran cualquier cosa menos pesadillas hasta que el FBI se puso en contacto con ella. Después de interrogarla, recordó su maltrato con mayor detalle. [20]

Se tomó la decisión de juzgar los casos relacionados con los ataques de Ray en tres juicios: uno por sus actos contra Cynthia Vigil, uno por los de Angelica Montano y otro por los de Kelli Garrett. El juicio 1 resultó en un juicio nulo y un nuevo juicio, con una condena en el nuevo juicio por los 12 cargos. [1]: 12 Montano murió antes del juicio 2 y no hubo condena. [¿En el juicio 3?] Ray accedió a un acuerdo de culpabilidad, en el que fue sentenciado en 2001 a 224 años de prisión por numerosos delitos en el secuestro y tortura sexual de tres mujeres jóvenes en su casa de Elephant Butte Lake. [1]: 13 La hija de Ray, Glenda Jean "Jesse" Ray, también fue juzgada por cargos de secuestro y fue sentenciada a dos años y medio de prisión, con cinco años adicionales de libertad condicional. [21]

En 1999, el cómplice Dennis Roy Yancy fue declarado culpable del asesinato por estrangulamiento de Marie Parker en Elephant Butte, que Ray registró. [16] [20] [22] [23] En 2010, Yancy fue puesto en libertad condicional después de cumplir 11 años de prisión, pero la liberación se retrasó debido a las dificultades para negociar un plan de residencia. Tres meses después de su liberación en 2011, Yancy fue acusado de violar su libertad condicional. Fue puesto en prisión preventiva, donde permanecerá hasta 2021, para cumplir el resto de su sentencia original. [16] [20] [22] [23]

En 2000, Cindy Hendy, cómplice que testificó contra Ray, recibió una sentencia de 36 años por su participación en los crímenes. Estaba programada para recibir la libertad condicional en 2017. [24] Fue puesta en libertad el 15 de julio de 2019, después de cumplir los dos años de su libertad condicional en prisión. [25]

El 28 de mayo de 2002, Ray fue llevado al Centro Correccional del Condado de Lea, en Hobbs, Nuevo México, para ser interrogado por la policía estatal. Murió de un infarto antes de que se llevara a cabo el interrogatorio. [26] [27]


Contenido

El escenario en el tiempo es el siglo XVIII y la ubicación probable de la historia es Alemania. [8] La baronesa Lilian von Brabant y su abogado Roger Mont Elise reciben una invitación al Castillo de Sangre, [9] en Sander Valley, donde una gran herencia aguarda a la baronesa. Ambos deciden ir a la baronesa debido a la herencia y Roger ve la oportunidad de obtener más información sobre su nacimiento. [9] Al llegar al valle, se encuentran con el monje Fabián, que tiene predilección por las blasfemias. Fabián se ofrece a ayudarlos a encontrar el camino hacia el castillo, el lugar donde, hace 40 años, el Conde Regula había asesinado a 12 doncellas vírgenes, en un intento de usar su sangre para lograr la inmortalidad. [2] [10] Sin embargo, le faltaba una doncella para alcanzar su objetivo, [2] [1] y fue descuartizado, descuartizado y decapitado por su crimen. [11] [10] As he was dying, the Count threatened revenge against those responsible for his death. [12]

On their way to the castle, passing through a dead forest full of corpses, with human limbs and torsos hanging from the dead tree branches, [13] they get attacked by mysterious hooded creatures riding horses who try to abduct the women. Despite Roger's successful efforts to protect the Baroness and her maid Babette from the creatures, [11] the two women mysteriously vanish. Fabian, who is revealed to be a robber rather than a monk, is so terrified by the unexplained disappearance of the women that he offers to help Roger find them. The two men finally locate the women locked in an iron chamber at Blood Castle, although they get caught before they can rescue them. [11] [10]

After their capture, the Count's evil, green-blooded [12] servant Anatol informs the two men that he is planning to bring the Count back to life after 40 years. [12] Anatol, using his own green blood, [13] finally achieves his goal of reviving the Count. [12] Following his resurrection, the Count appears to the prisoners wearing an iron mask, informing the men that he needs the blood of maiden number 13 to achieve his goal of immortality. The maiden is revealed to be the Baroness. [10]

After the pronouncements by the Count, the prisoners make an escape attempt, but they are unsuccessful. As punishment, the Baroness is locked into a snake and spider pit, where she loses her sanity. Roger, imprisoned in a pit with a pendulum, manages to overcome the odds and survive. He also recovers the diamond-encrusted cross of the Baroness, which he uses to destroy the Count and Anatol, finally succeeding in freeing the prisoners. The Baroness recovers and falls into Roger's embrace, while Fabian leaves the crumbling castle with Babette. [11] [10]

    as Count Regula as Baroness Lilian von Brabant as Roger Mont Elise / Roger von Marienberg as Anatol as the Coachman as Babette as Peter Fabian
  • Klaus W. Krause (sin acreditar) as Voice of Peter Fabian (sin acreditar) as Voice of Roger Mont Elise / Roger von Marienberg
  • Bruno W. Pantel (sin acreditar) as Voice of Moritatensänger
  • Herbert Weicker (sin acreditar) as Voice of Count Frederic Regula / Graf von Andomai

The film was distributed as a single bill until Kane W. Lynn, president of low-budget distribution company Hemisphere Pictures, combined it in a double feature with the film Mad Doctor from Blood Island. [7] [10]

Critical reception Edit

TLA Video & DVD Guide describes the film as "an effective bit of Grand Guignol". [5] European Nightmares: Horror Cinema in Europe Since 1945 describes it as "a more traditional Gothic Horror film". [dieciséis]

Halloween calls it a "delight for hardcore adult fans", [17] and the Katholisches Institut für Medieninformationen includes the description of the film as a "German attempt at a horror film by Edgar Allan Poe, more laughable than creepy". [18]

Fright Night on Channel 9 calls it "a really great double feature" when seen as a double bill with Mad Doctor from Blood Island. [19] The review goes on to mention that the film "dripped with a rich and evocative Euro-atmosphere" and that "this flick defines the term" and calls it a "Wizard of Oz-like journey into horror". The review also calls the film a "skillful blend of horror and adventure" and a picture which offers "creepy delights" such a "forest of hanging corpses", "a castle full of torture traps" and a "sinister one-legged messenger on a cobbled village street". [10]

De acuerdo a guía de televisión, the plot was weak but the film had "fascinating visuals" including an "eerie forest of the dead". [2] Monsters & Vampires mentioned that "the movie had some good chilled moments, particularly a ghostly ride through a literally dead forest, with branches filled with severed limbs and torsos." [13] Film critic Leonard Maltin described the film as "atmospheric". [8]


Dutch police arrest six men, uncover makeshift torture chamber

This article was published more than 6 months ago. Es posible que parte de la información ya no esté actualizada.

El audio de este artículo no está disponible en este momento.

Esta traducción se generó automáticamente y no se ha verificado su precisión. Descargo de responsabilidad completo

A sea container equipped as a torture chamber is seen in Wouwse Plantage, Netherlands, in this grab taken from video made available by the Netherlands Police, on July 7, 2020.

Dutch police arrested six men after discovering sea containers that had been converted into a makeshift prison and sound-proofed “torture chamber” complete with a dentist’s chair, tools including pliers and scalpels and handcuffs, a high-ranking officer announced Tuesday.

Authorities said police conducted the raid before the torture chamber could be used and alerted potential victims, who went into hiding.

The grisly discovery was made last month by officers investigating leads generated by data from encrypted phones used by criminals. The communications network was cracked recently by French police. Detectives in Britain and the Netherlands have already arrested hundreds of suspects based on the encrypted messages.

La historia continúa debajo del anuncio.

Tuesday’s announcement gave a chilling insight into the increasingly violent Dutch criminal underworld, which is involved in the large-scale production and trafficking of drugs.

Dutch police said last week that their investigations, code-named 26Lemont, based on millions of messages from the EncroChat phones, had led to the arrest of more than 100 suspects and seizure of more than 8,000 kilograms of cocaine and 1,200 kilograms of crystal meth as well as the dismantling of 19 synthetic drugs labs and seizure of dozens of firearms.

On June 22, Dutch national police force officers arrested six men on suspicion of crimes including preparing kidnappings and serious assault. Detectives also discovered the seven converted sea containers in a warehouse in Wouwse Plantage, a small village in the southwestern Netherlands, close to the border with Belgium, according to a statement released Tuesday.

They were tipped off by messages from an EncroChat phone including photos of the container and dentist’s chair with belts attached to the arm and foot supports. The messages called the warehouse the “treatment room” and the “ebi,” a reference to a top security Dutch prison. The messages also revealed identities of potential victims, who were warned and went into hiding, police said.

Video released by the police showed a heavily armed arrest team blasting open a door at the warehouse and discovering the improvised prison. Another armed team detained a suspect in Rotterdam.

“Six of the containers were intended as cells in which people could be tied up and one container was intended as a torture chamber,” Andy Kraag, head of the police’s National Investigation Service, said in a video released by police, adding that the police operation “prevented a number of violent crimes.”

A search of the containers uncovered bags containing tools including hedge cutters, scalpels and pliers. The tools “were likely intended to torture victims or at least put them under pressure,” the police statement said.


Ver el vídeo: A walk Through Kensington Phila 2020 (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Tegene

    Gracias por la ayuda de esta pregunta.

  2. Roch

    Pienso nada serio.



Escribe un mensaje