La historia

Christopher Gadsen - Historia

Christopher Gadsen - Historia



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Christopher Gadsen nació en Charleston, Carolina del Sur en 1724. Fue enviado a Inglaterra a una edad temprana para recibir una educación. Regresó a Charelston en 1741. A la edad de 21 años entró en el negocio, en el que tuvo éxito. Gadsen fue miembro del primer Congreso Continental. En 1776 salió al campo como teniente coronel. Participó activamente en la defensa de Charelston. Gadsen fue ascendido a general de brigada. Gadsen fue elegido gobernador de Carolina del Sur, pero declinó debido a su edad y salud. Gadsen murió en 1805


Historia de la bandera de Gadsden

Para conocer la historia completa de la serpiente de cascabel como símbolo de la independencia estadounidense, haga clic en la página uno de esta historia: No me pises: la bandera de Gadsden.

El coronel Christopher Gadsden y el comodoro Esek Hopkins

Aunque Benjamin Franklin ayudó a crear el símbolo de la serpiente de cascabel estadounidense, su nombre generalmente no se adjunta a la bandera de la serpiente de cascabel. El estándar amarillo de "no me pises" generalmente se llama bandera de Gadsden, o menos comúnmente, bandera de Hopkins.

Estos dos individuos estaban reflexionando sobre Filadelfia al mismo tiempo, haciendo sus propias contribuciones importantes a la historia de Estados Unidos y la historia de la bandera de la serpiente de cascabel.

Christopher Gadsden fue un patriota estadounidense, si es que alguna vez hubo uno. Dirigió a los Hijos de la Libertad en Carolina del Sur a partir de 1765 y más tarde fue nombrado coronel del Ejército Continental. En 1775 estuvo en Filadelfia representando a su estado natal en el Congreso Continental. También fue uno de los tres miembros del Comité de Infantería de Marina que decidió equipar y tripular el Alfred y sus barcos hermanos.

Gadsden y el Congreso eligieron a un hombre de Rhode Island, Esek Hopkins, como comandante en jefe de la Armada. La bandera que Hopkins usó como su estandarte personal en el Alfred es la que ahora reconoceríamos. Es probable que John Paul Jones, como primer lugarteniente del Alfred, se lo pasara por alto.

En general, se acepta que la bandera de Hopkins le fue entregada por Christopher Gadsden, quien sintió que era especialmente importante para el comodoro tener un estándar personal distintivo. Gadsden también presentó una copia de esta bandera a la legislatura de su estado en Charleston. Esto está registrado en las revistas del Congreso de Carolina del Sur:

El estándar revolucionario

La bandera de Gadsden y otras banderas de serpientes de cascabel fueron ampliamente utilizadas durante la Revolución Americana. No había una bandera estadounidense estándar en ese momento. La gente era libre de elegir sus propios carteles.

Los Minutemen del condado de Culpeper, Virginia, eligieron una bandera que generalmente se parece a la bandera de Gadsden, pero también incluye las famosas palabras del hombre que organizó la milicia de Virginia, Patrick Henry, es decir, "Libertad o Muerte".

El First Navy Jack presenta una serpiente de cascabel desenrollada que se abre camino a través de un campo de trece rayas rojas y blancas.

Una de las variaciones más interesantes es la bandera del Batallón Independiente del Coronel John Proctor del condado de Westmoreland, Pensilvania.

La tradición sostiene que en mayo de 1775, cuando los ciudadanos de Westmoreland se reunieron en la Hannastown Tavern y emitieron su propia Declaración de Independencia, derribaron la bandera británica que ondeaba allí e hicieron algunas modificaciones. La bandera original tenía un campo rojo abierto con la insignia británica en la esquina superior. Pintaron una serpiente de cascabel enroscada y su advertencia "No me pises" en el centro, como si estuvieran listos para atacar al Union Jack. Esta bandera aún sobrevive. Está en el Museo Fort Pitt de Pittsburgh. Según el director del museo, Alan Gutchess, es "la única bandera de serpientes de cascabel de la era revolucionaria. La bandera está en excelentes condiciones y es mucho más detallada que las reproducciones".

Después de la Revolución, las banderas de serpientes de cascabel se volvieron menos comunes. El general Washington y muchos miembros del Congreso prefirieron estrellas, rayas y símbolos más convencionales, como el águila.

A lo largo de los años, la bandera de Gadsden se ha asociado cada vez más con la rebelión y se ha disociado totalmente del orgullo por el gobierno de uno. Algunos dicen que esto lo convierte en un pésimo símbolo del 4 de julio. Pero digo que eso lo convierte en un gran símbolo para celebrar el espíritu del 4 de julio de 1776.

FlagLine
Si desea comprar una bandera de Gadsden, o cualquier otra bandera, consulte FlagLine. Tienen excelentes precios y servicio. He estado enviando gente a Josef y sus colegas durante más de dos años y nunca escuché una queja.

Gadsden y amp Culpeper American Heritage Shoppe
Este es un nuevo negocio con sede en Albany, Nueva York. No los conozco desde hace tanto tiempo como Josef en FlagLine, pero los propietarios, Patrick y Larry, parecen buenos tipos confiables con buenos productos. Mi trato con ellos ha sido muy positivo.


La historia de la bandera de Gadsden: no me pises y el significado de la bandera de Gadsden

En 1751, Benjamin Franklin diseñó y publicó la primera caricatura política de America & rsquos. Llamado & ldquoJoin Or Die & rdquo, presentaba una serpiente genérica cortada en 13 partes. Las imágenes eran claras: únanse o sean destruidos por el poder británico. Pero, ¿por qué una serpiente? Por esta época, Gran Bretaña estaba enviando criminales a las colonias. Franklin una vez bromeó diciendo que los colonos deberían agradecerles enviando cargamentos de serpientes de cascabel. A medida que crecía la identidad estadounidense, también lo hacía la afinidad por los símbolos estadounidenses (en oposición a los británicos). Águilas calvas, nativos americanos y la serpiente de cascabel de madera americana y ndash la serpiente representada en la bandera.

Significado de la bandera de Gadsden

Para cuando llegó 1775, la serpiente de cascabel era un símbolo inmensamente popular de Estados Unidos. Se puede encontrar en las 13 colonias en todo, desde botones e insignias hasta papel moneda y banderas. La serpiente ya no estaba cortada en pedazos. Ahora era reconocible como la serpiente de cascabel de madera estadounidense, enrollada en una posición de ataque con 13 cascabeles en la cola.

La bandera adquiere un significado histórico especial en la batalla de Bunker Hill. Esta batalla, que todavía se celebra en Boston, es donde el coronel William Prescott dio la famosa orden de no disparar "hasta que se les vea el blanco de los ojos". Una cosa que subrayó la batalla fue que las fuerzas continentales estaban lamentablemente escasas en municiones. En octubre de ese año, los continentales se enteraron de que dos barcos llenos de armas y pólvora se dirigían a Boston. Cuatro barcos fueron comisionados en la Armada Continental, liderados por el comodoro Esek Hopkins, a quienes se les ordenó obtener esos barcos de carga como su primera misión.

Además de los marineros, los barcos llevaban infantes de marina, alistados en Filadelfia. Sus bateristas tenían tambores con el amarillo de la bandera de Gadsden con la ahora conocida serpiente estampada en la parte superior. Incluía las palabras Christopher Gadsden fue el diseñador de la bandera. Él es conocido como "Sam Adams del Sur". Tanto soldado como estadista, Gadsden fue miembro fundador del capítulo Sons of Liberty de Carolina del Sur. Se desempeñó como delegado tanto en el Primer como en el Segundo Congreso Continental. Dejó el Congreso Continental en 1776 para servir como comandante del 1er Regimiento del Ejército Continental de Carolina del Sur. Su servicio legislativo continuó en el Congreso Provincial de Carolina del Sur. Y durante la guerra, fue capturado y pasó 42 semanas en régimen de aislamiento después de negarse a hacer un trato con las fuerzas expedicionarias británicas.

Después de la guerra, su salud estaba en mal estado, principalmente debido al tiempo que pasó en una antigua prisión española. Gadsden fue elegido para el cargo de gobernador de Carolina del Sur, pero declinó el puesto debido a su salud. Permaneció en la legislatura estatal hasta 1788 y votó para ratificar la Constitución de los Estados Unidos. Murió en 1805 y está enterrado en Charlestown. La compra de Gadsden en Arizona lleva el nombre de su nieto, que era diplomático.


Un símbolo despertado

Durante la mayor parte de la historia de Estados Unidos, esta bandera fue casi olvidada, aunque tenía cierto prestigio en los círculos libertarios.

La versión First Navy Jack resurgió en 1976 en los barcos de la Armada de los EE. UU. Para celebrar el bicentenario de la nación, y nuevamente después del 11 de septiembre, aunque hoy esa bandera está reservada para el buque de guerra en estado activo más largo. Su uso siguió siendo en gran parte apolítico.

En 2006, el eslogan y la serpiente enroscada vieron algún uso comercial por parte de Nike y el Philadelphia Union, un equipo de la Major League Soccer.

Sin embargo, casi al mismo tiempo, la bandera adquirió un nuevo significado político: el Tea Party, un movimiento republicano de línea dura contra los impuestos, comenzó a usarla. La implicación era que el gobierno de Estados Unidos se había convertido en el opresor que amenazaba las libertades de sus propios ciudadanos.

Quizás como resultado del movimiento del Tea Party, varios gobiernos estatales de todo el país ofrecen un diseño de placa de matrícula con la bandera de Gadsden. Al menos algunas de esas placas cobran tarifas adicionales por la placa especial, enviando las ganancias a organizaciones sin fines de lucro.

La bandera de Gadsden también ha aparecido en otras protestas políticas, como las que se oponen a las restricciones a la propiedad de armas y a las reglas impuestas en 2020 para frenar la propagación del coronavirus. Más recientemente, la bandera ha sido ondeada y exhibida en algunas protestas postelectorales, incluidos eventos en los que los manifestantes pidieron a los funcionarios que dejaran de contar los votos, y tanto dentro como fuera del edificio del Capitolio en Washington, DC, durante el recuento de los votos electorales en enero .6.

Debido a la historia de su creador y porque comúnmente se vuela junto con las banderas de "Trump 2020", la bandera de batalla confederada y otras banderas de supremacía blanca, algunos ahora pueden ver la bandera de Gadsden como un símbolo de intolerancia y odio, o incluso racismo. Si es así, su significado original se pierde para siempre, pero queda un tema.

En esencia, la bandera es una simple advertencia, pero para quién y de quién ha cambiado claramente. Atrás quedó la intención original de unir a los estados para luchar contra un opresor externo. En cambio, para quienes lo vuelan hoy, el gobierno es el opresor.

Este artículo se ha vuelto a publicar de The Conversation con una licencia de Creative Commons. Lea el artículo original.


La historia del muelle de Gadsden

Me gustaría invitarlo a que me acompañe en un viaje al muelle de Gadsden. Quizás haya oído hablar de este sitio en las noticias recientemente. Hay un movimiento en marcha en nuestra comunidad para recaudar millones de dólares para un nuevo museo que pronto se construirá en un lugar llamado Gadsden's Wharf. El nuevo Museo Internacional Afroamericano (IAAM) será una adición importante al paisaje físico y cultural de la ciudad, brindando una oportunidad para que Charleston interprete y narre el papel histórico de nuestra comunidad en el tráfico local, nacional e internacional de africanos esclavizados.

Creo que este es un proyecto muy importante y la IAAM brindará una oportunidad sin precedentes para contar la historia de Charleston al mundo. A medida que trabajamos colectivamente hacia el logro de ese objetivo, también creo que es importante que nos esforzamos por contar nuestra historia de la manera más precisa y honesta posible. La "verdadera" historia de Gadsden’s Wharf, o cualquier elemento del pasado, es una amalgama e interpretación de los hechos encontrados en documentos y objetos supervivientes. Como historiador inmerso en los documentos históricos sobrevivientes de nuestra comunidad, sé muy bien que nuestra capacidad para decir la "verdad" sobre una persona, lugar o evento específico, a menudo se ve frustrada por la escasez de documentos sobrevivientes. Algunos detalles sobre la historia de Gadsden's Wharf se pierden para siempre, por ejemplo, debido a la falta de evidencia existente, pero sobrevive una cantidad suficiente de material para contar una historia convincente. El tiempo no me permite presentar aquí un relato exhaustivo y detallado de la historia del muelle de Gadsden, pero puedo ofrecer un resumen de los hechos más destacados que he encontrado en relación con la misión de la IAAM. La conclusión es la siguiente: Gadsden's Wharf jugó un papel muy importante en la historia de la trata transatlántica de esclavos en América del Norte, y representa el lugar ideal para un museo dedicado a contar la historia de las víctimas y sobrevivientes del “Pasaje del Medio ”De África a los Estados Unidos. Así que hagamos un breve viaje de regreso a los primeros días de Charleston y lo guiaré a través de las pruebas.

Comencemos con las preguntas obvias. ¿Qué y dónde está este muelle, y cómo obtuvo su nombre? Gadsden's Wharf es un sitio en el lado este de la península de Charleston, a lo largo del paseo marítimo del río Cooper. Más específicamente, los límites históricos de Gadsden's Wharf incluían toda la propiedad frente al mar entre Calhoun Street (en el norte) y Laurens Street (en el sur). Si alguna vez ha visitado el Acuario de Carolina del Sur, por ejemplo, ese edificio está ubicado a unos metros al norte de Gadsden's Wharf. El Centro de Educación para Visitantes de Fort Sumter en Liberty Square, al lado del acuario, se encuentra en la esquina noreste de Gadsden's Wharf. Hace trescientos años, toda esta zona era un pantano salobre bañado por las mareas diarias.

En 1696, Isaac Mazyck recibió una subvención por 90 acres de tierra en el río Cooper, incluido el sitio en cuestión. En 1720, Mazyck vendió aproximadamente 63 de estos acres a Thomas Gadsden, quien a su vez se los vendió al capitán George Anson en 1727. Casi treinta años después, en 1758, el abogado de Anson vendió una gran parte de esta propiedad a un joven comerciante emprendedor llamado Christopher. Gadsden (hijo de Thomas). En ese momento, la propiedad de Christopher Gadsden incluía quince acres de tierras altas y aproximadamente veintinueve acres de pantano. El terreno alto abarcaba toda la propiedad entre lo que ahora es Calhoun y Laurens Streets, desde el vestíbulo del actual Gaillard Center hacia el este hasta la moderna Washington Street. La compra de Gadsden también pudo haber incluido una casa, quizás construida por George Anson, ubicada en lo que ahora es la esquina noreste de East Bay Street y Vernon Street. Ya sea que se construyera antes de 1758 o después, una casa en este lugar sirvió como residencia principal para la familia de Christopher Gadsden hasta principios del siglo XIX. El terreno al este, entre la casa y el río Cooper, era un terreno bajo y pantanoso que no servía para nada. Sin embargo, estoy seguro de que la familia tenía una vista impresionante del puerto al amanecer.

Como comerciante, Christopher Gadsden se dedicaba principalmente al comercio de importación y exportación, y ayudaba a los plantadores con la tarea de enviar su arroz, índigo y otros productos básicos a los mercados en el extranjero. Como la mayoría de sus contemporáneos en ese negocio, alquiló espacio en uno de los varios muelles de Charleston. A partir de la década de 1680 con un solo muelle en el paseo marítimo del río Cooper, el comercio marítimo de Charleston se expandió lentamente a lo largo de los años. A mediados de la década de 1760, había una docena de muelles que se proyectaban desde East Bay Street hacia el río, ubicados al sur y al norte de Broad Street. Comerciantes como Christopher Gadsden sacrificaron una parte de sus ganancias a las tarifas de alquiler pagadas por el muelle, como se llamaba. A fines de 1766, Gadsden estaba decidido a maximizar sus ganancias construyendo su propio muelle, en su propia propiedad, un poco más allá del límite norte de la ciudad. Para transformar este paisaje vacío en algo más valioso y útil, el Capitán Gadsden (como se le conocía en la década de 1760) tendría que invertir mucho tiempo, dinero y recursos. Y eso es exactamente lo que comenzó a hacer a principios de 1767.

La construcción de lo que se conoció como Gadsden's Wharf está documentada en varios anuncios de periódicos publicados entre enero de 1767 y la primavera de 1774. En algunos de los anuncios, el capitán Gadsden solicitó la entrega de materiales de construcción a su sitio frente al mar. A lo largo de los años, por ejemplo, anunció la compra de un total de 3.650 pilas de pino (de veinte a cuarenta pies de largo), 1.100 cuerdas de troncos de pino (cuatro pies de largo) y 64.000 fanegas de conchas de ostra. Gadsden clavó las largas pilas de pinos en el barro para delinear el marco de su muelle planeado, arrojó las cuerdas de madera en el pantano dentro de su marco y luego usó las conchas de ostra para construir calzadas para que los carros pudieran rodar desde las tierras altas, a través del pantano, al nuevo muelle.

En otros anuncios, Gadsden informó a la comunidad marítima que su muelle estaba listo para recibir barcos. A principios de diciembre de 1767, por ejemplo, dijo que el extremo sur de su muelle podía acomodar un barco a la vez. Una semana después, estaba listo para recibir dos a la vez. En febrero de 1768, Gadsden se jactó de que tres barcos podían anclar junto a su muelle inacabado al mismo tiempo. A mediados de octubre de 1770, anunció que "cerca de cuatrocientos pies de frente" de su muelle inacabado estaba "ahora apto para el negocio". En enero de 1774, Gadsden declaró que la estructura de todo el muelle, de 840 pies de largo, ya estaba completa, pero probablemente tomaría hasta fin de año terminar de rellenar el pantano. Después de ocho años de trabajo sucio, Gadsden’s Wharf se completó solo unos meses antes del comienzo de la Revolución Americana.

Como mencioné en el programa de la semana pasada sobre el cierre de la trata transatlántica de esclavos, los delegados de Carolina del Sur en el Congreso Continental en Filadelfia en octubre de 1774 votaron con sus compañeros patriotas para adoptar una serie de resoluciones contra la opresión británica. Entre los “Artículos de Asociación” estaba el compromiso de dejar de importar negros después del 1 de diciembre de 1774. En esa fecha, el puerto de Charleston cerró un largo capítulo de importación de cautivos africanos, habiendo recibido aproximadamente 90.000 personas desde 1670. Durante los últimos años de este Era, mientras Christopher Gadsden estaba construyendo su muelle, de 1767 a 1774, los periódicos de Charleston proporcionaban regularmente información sobre la llegada y venta de cada cargamento de africanos que llegaba. Leí todos esos anuncios y no encontré evidencia de ningún barco de esclavos atracando en el muelle de Gadsden. Es importante recordar que Gadsden's Wharf estaba en ese momento fuera de la ciudad y no estaba terminado. Todos los comerciantes que se ocupaban de las ventas de "nuevos negros", como se les llamaba comúnmente, tenían oficinas a lo largo de East Bay Street, al sur de lo que ahora es Cumberland Street. De hecho, East Bay Street terminaba en Pinckney Street, una buena distancia al sur de la propiedad de Gadsden. La idea de desembarcar y vender cargamentos enteros de africanos recién importados en Gadsden’s Wharf era simplemente poco práctica en ese momento.

Los comerciantes de Charleston reanudaron la importación de cautivos africanos en la segunda mitad de 1783. Como mencioné en el programa de la semana pasada, nuestra legislatura estatal votó en la primavera de 1787 para cerrar este comercio, en un esfuerzo por prevenir una crisis de deuda en el sur de la posguerra. Carolina. Durante ese período de cuatro años, aproximadamente 10,000 personas esclavizadas llegaron a Charleston para la venta. (Para obtener evidencia del número de embarcaciones y personas esclavizadas que llegan a Charleston y otros puertos, explore la base de datos en http://slavevoyages.org). Según los periódicos de esa época, decenas de ventas de "nuevos negros" se llevaron a cabo en más de ocho ubicaciones en el corazón de la ciudad de Charleston, al sur de Market Street, incluido Bedon's Alley, el patio de Daniel Bourdeaux en East Bay Street, el Sr. Manigault's lote en la esquina de las calles Church y Amen (ahora Cumberland), Eveleigh's Wharf, Motte's Wharf, Prioleau's Wharf, Scott's Wharf y "cerca de Exchange" (probablemente en el sombreado lado norte del edificio). Algunos anuncios de esta época no mencionaron una ubicación específica, lo que indica que algunos comerciantes de esclavos, como Nathaniel Russell y los hermanos Penman (James y Edward), asumieron que los clientes ya sabían dónde encontrar sus oficinas en East Bay Street.

Algunos historiadores recientes han declarado que el muelle de Gadsden recibió algunos, o la mayoría, o quizás todos los cautivos africanos que comenzaron a llegar a Charleston en 1783, pero yo desafiaría respetuosamente esa afirmación. Habiendo buscado en la sólida colección de periódicos de Charleston existentes desde esa ventana de importación legal de cuatro años, desde mediados de 1783 hasta mediados de 1787, todavía tengo que encontrar un solo aviso de un barco de esclavos desembarcando en Gadsden's Wharf. De hecho, Christopher Gadsden informó al público en agosto de 1783 que necesitaba materiales para reparar su muelle, que había sufrido daños durante el asedio y ocupación británicos de Charleston, 1780-1782. Luego, en septiembre de 1783, un gran incendio consumió uno o más de los valiosos almacenes en Gadsden's Wharf, y en el verano de 1784, admitió que tenía dificultades para obtener un préstamo para reparar los daños. En resumen, la preponderancia de la evidencia parece indicar que Gadsden’s Wharf no participó en el desembarco o la venta de africanos entrantes antes o inmediatamente después de la Revolución Americana.

La prohibición legislativa de Carolina del Sur sobre la importación de cautivos africanos, promulgada en marzo de 1787, se extendió mediante una serie de acciones legislativas hasta diciembre de 1803. Durante este período de quince años, ningún barco que transportara "nuevos negros" llegó a ninguno de los muelles de Charleston. . Como mencioné en el programa de la semana pasada, el panorama político y cultural de los Estados Unidos cambió rápidamente durante estos años y, por una variedad de razones, la legislatura de Carolina del Sur votó para reabrir el comercio transatlántico de esclavos el 17 de diciembre de 1803. Los comerciantes involucrados en este terrible negocio estaban ansiosos por importar tantas personas como fuera posible antes de que entrara en vigencia una prohibición federal el 1 de enero de 1808. Durante los cuatro años entre diciembre de 1803 y diciembre de 1807, el Charleston Times informó (el 2 de enero de 1808) que 39.310 africanos habían llegado al puerto de Charleston. Sin embargo, según pruebas más sólidas encontradas en la base de datos en http://slavevoyages.org, parece más probable que llegaran hasta 45.000 africanos durante este período, en aproximadamente 270 viajes. Teniendo en cuenta la tasa de llegadas, el hacinamiento a bordo de los barcos y la cruel indiferencia hacia la humanidad que se mostró de manera llamativa durante este período de cuatro años, no es exagerado describir este como el episodio más espantoso en la historia de la trata transatlántica de esclavos. Norteamérica.

En los últimos años, algunos historiadores han afirmado que la mayoría o todos los cautivos africanos que llegaron al puerto de Charleston entre diciembre de 1803 y enero de 1808 desembarcaron y fueron vendidos en Gadsden's Wharf. La única evidencia sobreviviente relativa a este tema se encuentra en la sólida colección de periódicos existentes de esta época. Durante los últimos años, he pasado mucho tiempo examinando estos periódicos (en su forma original en papel, en la Sociedad de Bibliotecas de Charleston, en microfilm en la Biblioteca Pública del Condado de Charleston, y ahora en bases de datos digitalizadas con capacidad de búsqueda). En mi investigación personal, no he encontrado ninguna evidencia de ventas de barcos de esclavos entrantes en Gadsden's Wharf antes del día 22 de febrero de 1806. De hecho, encontré copiosas evidencias periodísticas de ventas de "nuevos negros" a una docena de otros sitios antes del 21 de febrero de 1806, incluidos Champneys's Wharf, Chisolm's Wharf, Craft's Wharf, D'Oyley's Wharf, Fitzsimons's Wharf, Geyer's Wharf, Prioleau's Wharf, Pritchard's Wharf, Roper's Wharf, Scott's Wharf y Vanderhorst's Wharf. El tiempo y el espacio no permiten una descripción completa de esta evidencia aquí. Baste decir que puede leer detenidamente el Mensajero de Charleston, los Charleston Times, y el Gaceta de la ciudad de Charleston de 1804, 1805 y principios de 1806 y vea cientos de anuncios de ventas de africanos recién llegados en una variedad de sitios, pero no en Gadsden's Wharf.

Entonces, ¿qué cambio tuvo lugar en Charleston a fines de febrero de 1806 para desviar la ubicación de este negocio? En realidad, es una anécdota interesante e importante, pero tendré que retroceder hasta junio de 1804 para obtener la respuesta. En el año 80 de su vida, el general Christopher Gadsden se sentó a escribir su última voluntad y testamento. Era un hombre rico y con propiedades, y tenía muchas posesiones mundanas para distribuir entre sus numerosos amigos y parientes. Entre los artículos para deshacerse, Gadsden escribió "Le doy a mi esposa [Ann Wragg Gadsden] durante su vida natural y ya no, el uso de la casa y la tierra en la que vivimos ahora", ubicada en la esquina noreste de lo que él llamó Front y Washington Streets, pero ahora se llaman East Bay y Vernon Streets. Inmediatamente después de la futura muerte de Ann, sin embargo, el general Gadsden estipuló que "dicha casa y terreno regresarían inmediatamente a mi patrimonio y al cuidado y cargo de mis albaceas". Christopher Gadsden murió el 28 de agosto de 1805, y su viuda ocupó diligentemente su antigua casa familiar hasta su muerte seis meses después, el 10 de febrero de 1806. A mediados de febrero de 1806, por lo tanto, el control de la casa de Gadsden y su muelle pasó a manos de los albaceas del general: su hijo, Philip Gadsden, su yerno, Thomas Morris y William Drayton.

El 17 de febrero de 1806, siete días después de la muerte de la Sra. Ann Wragg Gadsden, el Ayuntamiento de Charleston aprobó una ordenanza que ordenaba que de ahora en adelante “ningún buque importara negros del extranjero. . . será, bajo cualquier pretexto, arrastrado a cualquier muelle, oa cualquier muelle que no sea el de Gadsden ". El preámbulo de su ley, "Una ordenanza para establecer ciertas regulaciones para el puerto de Charleston y para definir los poderes y deberes del capitán del puerto", dice que el aumento en el tráfico de barcos a lo largo de los muelles de Charleston estaba causando congestión y peligro. Para reducir el riesgo de daños a los muelles, embarcaciones y cargas, se necesitaban reglas más estrictas. ¿Por qué el Ayuntamiento decidió que Gadsden’s Wharf debería ser de ahora en adelante el único lugar para recibir a los africanos entrantes? Desafortunadamente, no conozco ninguna evidencia sobreviviente que responda a esa pregunta específica. Seguramente los miembros del Ayuntamiento discutieron este asunto antes de redactar, debatir y ratificar esta ordenanza el 17 de febrero de 1806, pero los diarios manuscritos que recogen las actas de estas reuniones del Ayuntamiento desaparecieron en la primavera de 1865, cuando las fuerzas del Ejército de la Unión y luego civiles del Norte los turistas saquearon la ciudad de Charleston.

A pesar de la pérdida de estos invaluables registros, tengo una teoría sobre este cambio de política. Los documentos sobrevivientes demuestran ampliamente que la familia Gadsden poseía esclavos y, en general, parece haber sancionado la institución de la esclavitud. No me atrevería a sugerir, por tanto, que Christopher Gadsden albergaba un disgusto por la esclavitud que podría haberlo inducido a negarse a permitir el desembarco y la venta de personas esclavizadas en su muelle. De hecho, Gadsden permitió varias ventas de propiedades de bandas de esclavos de las plantaciones (personas que ya trabajaban en Carolina del Sur) en su muelle en varias ocasiones (ver, por ejemplo, anuncios de las propiedades Beresford y Simons en Gaceta de Carolina del Sur, 7 y 21 de enero de 1773). Más bien, creo que es posible, o incluso probable, que Christopher Gadsden, o quizás su esposa, Ann, se opusieran a desembarcar cargamentos de africanos recién llegados en su muelle, que estaba literalmente en su patio trasero.

Me resulta difícil aceptar como mera coincidencia que ningún barco que transportara cargamentos africanos aterrizara en el muelle de Gadsden hasta días después de la muerte de la viuda de Gadsden. Creo que es totalmente plausible que los diversos propietarios de muelles y comerciantes de Charleston ya clamaran por una solución para los muelles abarrotados y peligrosos de la ciudad a principios de 1806, y apelaron a los albaceas del general Gadsden, que eran prominentes hombres de negocios de Charleston en ese momento. Ahora que el viejo general se ha ido, y su viuda ahora también está enterrada, ¿no podrían los albaceas de Gadsden ayudar a aliviar la congestión del muelle? Quizás se les ofreció algún incentivo monetario. Independientemente de los detalles precisos de tales conversaciones hipotéticas, es seguro que el Ayuntamiento no tenía el poder de exigir el uso de propiedad privada como Gadsden's Wharf como el único lugar de desembarco legalmente sancionado para barcos de esclavos sin el consentimiento de la autoridad legal de Gadsden. ejecutores. Podemos deducir, por tanto, que en los siete días transcurridos entre la muerte de Ann Gadsden y la ratificación de la nueva ley se produjeron algunas conversaciones serias. La velocidad con la que todo el tráfico de barcos de esclavos africanos se redirigió al muelle de Gadsden en febrero de 1806 es una indicación de lo horrible que fue realmente el comercio. La señora Gadsden no lo quería en su patio trasero, y los ciudadanos blancos de la ciudad de Charleston querían llevarlo a la periferia norte de la ciudad.

El primer barco de esclavos que llegó al puerto de Charleston después de la ley de cambio de lugar fue el bergantín británico, Duddon, que llegó oficialmente el 20 de febrero de 1806 con un cargamento de 173 personas consignadas a la sociedad mercantil de Gibson y Broadfoot. Al día siguiente, esa empresa comercial publicó avisos en los periódicos locales indicando que la venta del Duddon La carga comenzaría inmediatamente en Vanderhorst's Wharf. Aparentemente, alguien olvidó que la venta de esclavos en ese lugar ahora era contraria a la ley. En consecuencia, al día siguiente, 22 de febrero de 1806, Gibson y Broadfoot publicaron un aviso revisado de que la venta del Duddon El cargamento se estaba llevando a cabo en Gadsden's Wharf. Sobre la base de todas las pruebas mencionadas anteriormente, creo que este barco, que transportaba 173 almas de África occidental, fue el primer barco de esclavos en desembarcar su cargamento en el muelle de Gadsden. A partir de ese momento, hasta finales de diciembre de 1807, todos los barcos de esclavos posteriores que llegaron al puerto de Charleston atracaron y vendieron su cargamento humano en Gadsden’s Wharf, y solo en Gadsden’s Wharf.

Los últimos veintidós meses de la importación legal de cautivos africanos a los Estados Unidos, entre finales de febrero de 1806 y finales de diciembre de 1807, demostraron ser el episodio más intenso y horrible de la triste historia de la trata transatlántica de esclavos en América del Norte. . los Charleston Times, 2 de enero de 1808, informó que aproximadamente 26.000 personas habían llegado durante este breve período, pero datos más recientes en http://slavevoyages.org sugieren que el número era más de 30.000 personas en casi 200 viajes. Durante esta era, las tasas de mortalidad se dispararon a medida que ganaban la codicia y la explotación. En una demostración final de este hecho, varios comerciantes de esclavos retuvieron su cargamento humano recién importado del mercado en depósitos en Gadsden's Wharf hasta bien entrada la primavera de 1808, en un esfuerzo por elevar los precios como último suministro legalmente importado de humanos frescos. los bienes muebles disminuyeron. En aras de las ganancias, los humanos apiñados en los almacenes murieron de fiebre, exposición y congelación. (Ver el testimonio del testigo John Lambert Viaja por el Bajo Canadá y los Estados Unidos de Norteamérica, en los años 1806, 1807 y 1808, volumen 2, página 406).

Mucha de la evidencia que he presentado aquí todavía no la encontrará en los libros de historia. Algún día publicaré una versión más sólida de esta narrativa, completa con evidencia adicional, citas e ilustraciones. Mientras tanto, sin embargo, me gustaría terminar ofreciendo algunas conclusiones que espero puedan resultar útiles en la conversación en curso sobre la interpretación y narración de la complicada historia de Charleston en el nuevo Museo Internacional Afroamericano.

La evidencia que he encontrado sugiere que el sitio conocido como Gadsden's Wharf no se usó para recibir o vender cargamentos entrantes de cautivos africanos antes de finales de febrero de 1806. Podría existir alguna evidencia de lo contrario, pero no he encontrado ninguna, y as a historian immersed in local archival records, I have a strong hunch that none will be found. Nevertheless, the evidence regarding the volume of slave traffic at Gadsden’s Wharf in the months between late February 1806 and early 1808 represents the busiest and most tragic episode in the long history of the transportation of Africans into the United States. During that brief period, it might be reasonable to say that more Africans were sold into slavery at Gadsden’s Wharf than at any other site in North America. That fact alone makes Gadsden’s Wharf a special place, worthy of commemoration and reflection. I can imagine no better site for a bold new museum dedicated to that noble purpose.


An American Guesser

In December 1775, "An American Guesser" anonymously wrote to the Pennsylvania Journal:

This anonymous writer, having "nothing to do with public affairs" and "in order to divert an idle hour," speculated on why a snake might be chosen as a symbol for America.

First, it occurred to him that "the Rattle-Snake is found in no other quarter of the world besides America."

The rattlesnake also has sharp eyes, and "may therefore be esteemed an emblem of vigilance." Es más,

Benjamin Franklin, portrait by David Martin, 1767. White House Historical Association.

Many scholars now agree that this "American Guesser" was Benjamin Franklin.

Franklin is also known for opposing the use of an eagle &mdash "a bird of bad moral character" &mdash as a national symbol.


HISTORY: Christopher Gadsden

Patriot and merchant Christopher Gadsden was born in Charleston on February 16, 1724, the son of Elizabeth and Thomas Gadsden, a collector of customs. Gadsden received a classical education in England before completing a four-year apprenticeship to a prominent Philadelphia factor. Between 1745 and 1747 he served as purser aboard the British man-of-war Aldborough. With money from his seafaring service and a large inheritance from his parents, who had both died by 1741, Gadsden launched one of the most successful mercantile careers in the province. By 1774 he owned four stores, several merchant vessels, two rice plantations (worked by more than ninety slaves), a residential district called Gadsdenboro in Charleston, and one of the largest wharfs in North America.

Possessing financial independence and a civic spirit, Gadsden pursued public office. In 1757 he began his nearly three decades of service in the Commons House of Assembly. He first revealed himself as a vocal defender of American rights during the Cherokee War by attacking the British colonel James Grant for taking command of local troops above provincial Colonel Thomas Middleton. Gadsden continued to defy British authority as a member of the assembly by opposing the governor and Royal Council in their attempt to infringe on the legislature’s right to raise troops, control money bills, and determine the election of its own members. Governor Thomas Boone marked Gadsden a troublemaker in 1762 and used a violation of a minor electoral practice to deny him his seat in the Commons House. The ensuing controversy between the governor and Gadsden swelled the merchant’s reputation as a defender of colonial rights and helped transform him into a zealous American patriot.

Gadsden continued to champion American home rule and to oppose Parliamentary supremacy at the Stamp Act Congress in New York in 1765. During the next decade, Gadsden joined with Charleston mechanics (Sons of Liberty) to lead the local “patriot party” against every perceived infringement of America’s rights by Parliament. Gadsden’s influence and dedication earned him election to the First Continental Congress, where his extremism manifested itself in proposals for Congress to reject all Parliamentary legislation passed since 1763, to attack the British fleet in American waters, and to instruct each colony to prepare for war. Gadsden returned to South Carolina in February 1776 to serve as colonel of the First Regiment and as a member of the Provincial Congress, where he promoted independence and coauthored the South Carolina constitution of 1776. That summer he helped repulse the British navy’s attack on Charleston, conduct that earned him a position as brigadier general in the Continental Army. Two years later Gadsden helped secure the disestablishment of the Anglican Church and popular election of senators in the state’s 1778 constitution. But the conservative faction dominating the assembly managed to dampen the firebrand’s influence in the new government by electing Gadsden to the impotent position of vice president (as the office of lieutenant governor was then known).

While Gadsden’s zealous and suspicious personality was ideal for organizing American resistance, it was counterproductive in the post-1776 political structure. In 1777 he impulsively resigned his commission as brigadier general over a petty dispute with General Robert Howe. The following year Gadsden violently upset the masses by favoring leniency toward local Tories. And while serving as lieutenant governor in 1780, Gadsden’s irrational temperament cost the United States more than two thousand Continental troops when Charleston fell to the British. Following a ten-month imprisonment in St. Augustine, Gadsden returned to South Carolina to rebuild his many business interests, which suffered considerably during the war. He returned to public service briefly in 1788 to vote for ratification of the United States Constitution and again in 1790 to serve in the state’s constitutional convention.

Gadsden married three times. On July 28, 1746, he married Jane Godfrey. The couple had two children. He married Mary Hasell on December 29, 1755. His second marriage produced four children. Following Mary’s death in 1768, Gadsden married Ann Wragg on April 14, 1776. They had no children. Gadsden died on August 28, 1805, from head injuries suffered in a fall near his home in Charleston. He was buried in St. Philip’s Churchyard.


Hoy dia

The revival of The Gadsden House continued in 2014 as a collaborative effort by Luxury Simplified Construction in partnership with the Historic Charleston Foundation. The grounds were reimagined + underwent intricate restoration, transforming the site into one of Charleston’s most notable private event venues. The property features original heart pine floors, authentic floor-to-ceiling windows + the renowned Philip Simmons “Snake Gates” which combined with clean paint colors, impressive crystal chandeliers + thoughtful modern amenities, offers a seamless blend of historic character + contemporary elegance.


Christopher Gadsden

GADSDEN, CHRISTOPHER (1724–1805), American patriot, was born in Charleston, South Carolina, in 1724. His father, Thomas Gadsden, was for a time the king's collector for the port of Charleston. Christopher went to school near Bristol, in England, returned to America in 1741, was afterwards employed in a counting house in Philadelphia, and became a merchant and planter at Charleston. In 1759 he was captain of an artillery company in an expedition against the Cherokees.

He was a member of the South Carolina legislature almost continuously from 1760 to 1780, and represented his province in the Stamp Act Congress of 1765 and in the Continental Congress in 1774–1776. In February 1776 he was placed in command of all the military forces of South Carolina, and in October of the same year was commissioned a brigadier-general and was taken into the Continental service but on account of a dispute arising out of a conflict between state and Federal authority resigned his command in 1777.

He was lieutenant-governor of his state in 1780, when Charleston was surrendered to the British. For about three months following this event he was held as a prisoner on parole within the limits of Charleston then, because of his influence in deterring others from exchanging their paroles for the privileges of British subjects, he was seized, taken to St Augustine, Florida, and there, because he would not give another parole to those who had violated the former agreement affecting him, he was confined for forty-two weeks in a dungeon.

In 1782 Gadsden was again elected a member of his state legislature he was also elected governor, but declined to serve on the ground that he was too old and infirm in 1788 he was a member of the convention which ratified for South Carolina the Federal constitution and in 1790 he was a member of the convention which framed the new state constitution. He died in Charleston on the 28th of August 1805. From the time that Governor Thomas Boone, in 1762, pronounced his election to the legislature improper, and dissolved the House in consequence, Gadsden was hostile to the British administration.

He was an ardent leader of the opposition to the Stamp Act, advocating even then a separation of the colonies from the mother country and in the Continental Congress of 1774 he discussed the situation on the basis of inalienable fights and liberties, and urged an immediate attack on General Thomas Gage, that he might be defeated before receiving reinforcements.


Christopher Gadsden

Christopher Gadsden (February 16, 1724 – August 28, 1805), a soldier and statesman from South Carolina, was the principal leader of the South Carolina Patriot movement in the American Revolution. He was a delegate to the Continental Congress and a brigadier general in the Continental Army during the War of Independence. He was also the designer of the famous Gadsden flag.

Gadsden was born in 1724 in Charleston, South Carolina. He was the son of Thomas Gadsden, who had served in the Royal Navy before becoming customs collector for the port of Charleston. Christopher was sent to school near Bristol, England. He returned to America in 1740, and served as an apprentice in a counting house in Philadelphia, Pennsylvania. He inherited a large fortune from his parents, who died in 1741. From 1745 to 1746 he served during King George’s War as a purser on a British warship. He entered into mercantile ventures, and by 1747 he had earned enough to return to South Carolina and buy back the land his father had sold because he needed the money to pay off debts.

Gadsden began his rise to prominence as a merchant and patriot in Charleston. He prospered as a merchant, and built the wharf in Charleston that still bears his name. He served as captain of a militia company during a 1759 expedition against the Cherokees. He was first elected to the Commons House of Assembly in 1757, and began a long friction with autocratic royal governors.

In 1765 the assembly made him one of their delegates to the Stamp Act Congress in New York City, which was called to protest the Stamp Act. While his fellow delegates Thomas Lynch and John Rutledge served on committees to draft appeals to the House of Lords and Commons respectively, Gadsden refused any such assignment, since in his view Parliament had no rights in the matter. He addressed himself with outspoken support for the Declaration of Rights produced by the Congress. His addresses brought him to the attention of Samuel Adams of Massachusetts, and the two began a long correspondence and friendship. Gadsden was eventually known as “the Sam Adams of the South”.

On his return from New York, Gadsden became one of the founders and leaders of the Charleston Sons of Liberty. He had risen to the rank of lieutenant colonel in the militia. He was elected as a delegate to the First Continental Congress in 1774 and the Second Continental Congress the following year. He left Congress early in 1776 to assume command of the 1st South Carolina Regiment of the Continental Army and to serve in the Provincial Congress of South Carolina.

In February 1776, South Carolina President John Rutledge named him a brigadier general in charge of the state’s military forces. As the British prepared to attack Charleston, Major General Charles Lee ordered outlying positions abandoned. Rutledge and the local officers disagreed. A compromise was reached and as William Moultrie prepared the defenses on Sullivan’s Island, Gadsden paid for, and his regiment built, a bridge that would allow their escape if the position were threatened. The British attack was repulsed. In 1778, Gadsden was a member of the South Carolina convention that drafted a new state constitution. That same year he was named the Lieutenant Governor, to replace Henry Laurens who was away at the Continental Congress. He would serve in that office until 1780. Actually, for the first year and a half his office was called “Vice President of South Carolina,” but when the new constitution was adopted, the title was changed to the modern usage.

When the British laid siege to Charleston in 1780, John Rutledge, as president of the council fled to North Carolina to ensure a “government in exile” should the city fall. Gadsden remained, along with Governor Rawlins Lowndes. General Benjamin Lincoln surrendered the Continental Army garrison on May 12 to General Sir Henry Clinton. At the same time, Gadsden represented the civil government and surrendered the city. He was sent on parole to his Charleston house.

After General Sir Henry Clinton returned to New York, the new British commander in the South, General Cornwallis changed the rules. On the morning of August 27, he arrested about 20 of the civil officers then on parole. They were marched as prisoners to a ship and taken to St. Augustine, Florida. When they arrived, Governor Tonyn offered the freedom of the town if they would give their parole. Most accepted, but Gadsden refused claiming that the British had already violated one parole, and he could not give his word to a false system. As a result, he spent the next 42 weeks in solitary confinement in a prison room at the old Spanish fortress of Castillo de San Marcos. When they were finally released in 1781, they were sent by merchant ship to Philadelphia. Once there, Gadsden learned of the defeat of Cornwallis at Cowpens and withdrawal to Yorktown. He hurried home, to help the restoration of South Carolina’s civil government.

Gadsden was returned to the state’s House of Representatives, then meeting at Jacksonboro. At this session, Governor Randolph and de facto President Rutledge both surrendered their offices. Gadsden was elected as the governor, but felt he had to decline. His health was still impaired from his imprisonment, and an active governor was needed since the British had not yet given up Charleston. So in 1782, John Mathews became the new governor.

Gadsden was also a member of the state convention in 1788 and voted for ratification of the United States Constitution. He died from an accidental fall on August 28, 1805, in Charleston, and is buried there in St. Phillip’s Churchyard.

Gadsden was married three times, and had four children by his second wife. The Gadsden Purchase of Arizona was named for his grandson James Gadsden. Another grandson, Christopher E. Gadsden, was the fourth Episcopal Bishop of South Carolina.