La historia

Asedio de Norba, 82 a. C.


Asedio de Norba, 82 a. C.

El asedio de Norba (82 a. C.) fue un incidente menor durante la Segunda Guerra Civil de Sila, y vio a la ciudad resistir contra las fuerzas de Sila durante algún tiempo después de que las fuerzas anti-Silanas fueran destruidas en la batalla de la Puerta de Colina.

Norba era una comunidad latina ubicada en el extremo occidental de Monti Lepini, poco menos de veinte millas al sur de Praeneste, donde el cónsul Mario el Joven había sido sitiado durante la mayor parte de la campaña del 82 a. C. No sabemos cuándo comenzó realmente el asedio de Norba. Al comienzo de la campaña del 82 a. C., Sila tuvo que capturar la cercana Setia (Sezze), más al sur a lo largo del borde de Monti Lepini,

Norba logró resistir durante más tiempo que Praeneste, que se rindió poco después de la muerte de los samnitas y los líderes marianos restantes después de la batalla de Colline Gates (1 de noviembre de 82 a. C.).

Norba solo cayó después de que Aemilius Lepidus fue dejado entrar en la ciudad por la traición de algunos de los defensores. Sin embargo, claramente no pudo tomar posesión de la ciudad, ya que Appian informa que los defensores cerraron las puertas, prendieron fuego a la ciudad y luego se suicidaron, cayendo sobre las espadas de los demás o estrangulándose. El fuego fue avivado entonces por un fuerte viento e hizo tanto daño que no se pudo recoger ningún botín. Norba nunca parece haberse recuperado de este desastre, y Plinio el Viejo la registró como una ciudad extinta en su Historia natural, escrita a finales del siglo I d.C.


CRONOLOGÍA DE LA HISTORIA DE FILIPINAS

& # 9679 1380 - Los árabes musulmanes llegaron al archipiélago de Sulu.

& # 9679 1521 - Fernando de Magallanes & quotdescubre & quot las islas y las nombra: Archipiélago de San Lázaro.

& # 9679 1542 - La expedición española comandada por Ruy López de Villalobos afirma que las islas de España las nombran `` Filipinas '' en honor al Príncipe Felipe, más tarde el Rey Felipe II de España, Filipinas se convierte en parte del Imperio español.

& # 9679 1872 - Gomburza (Padres Mariano Gómez, José Burgos y Jocinto Zamora) fueron ejecutados por los españoles.

& # 9679 1892 - José Rizal fundó la organización cívica La Liga Filipina.

& # 9679 1896 - Katipuneros rasgan sus cédulas y gritan con desprecio a los españoles en lo que se llama el Grito de Pugadlawin.

& # 9679 1897 - El general Emilio Aguinaldo establece la nueva república en Biak-na-Bato en Bulacan.

& # 9679 1886 - Jos Rizal publica la novela anti-española, Noli Me Tangere (El Edén Perdido) y adivina el sentimiento de independencia.

& # 9679 1896 - Los españoles ejecutan a Rizal por instigar la insurrección, la indignación pública genera rebelión.

# 9679 1898 - Un buque de guerra estadounidense Maine explotó en el puerto de La Habana, desencadena la guerra hispanoamericana, se produce la batalla de la bahía de Manila.

# 9679 1898 - Emilio Aguinaldo reunió el Congreso de Malolos en Bulacan, luego declara la independencia en Kawit, Cavite.

& # 9679 1899 - El Tratado de París pone fin a la guerra hispanoamericana, cede Filipinas a los EE. UU. Después del pago a España por parte de los EE. UU. De $ 20 millones. Emilio Aguinaldo declara la independencia y luego lidera una guerra de guerrillas contra Estados Unidos.

# 9679 1901 - Estados Unidos captura Aguinaldo William Howard Taft llega como primer gobernador estadounidense de Filipinas.

& # 9679 1902 - Termina la insurrección Taft mejora las condiciones económicas, resuelve disputas sobre la propiedad de la tierra por parte de la iglesia, establece el programa & quotPensionado & quot, que permite a los filipinos estudiar en Estados Unidos, lo que ayudó a modernizar y occidentalizar el país.

& # 9679 1916 - El congreso de los Estados Unidos aprueba la Ley Jones que establece una legislatura filipina electa con la cámara y el senado.

& # 9679 1934 - El Congreso de los Estados Unidos aprueba la Ley Tydings-McDuffie que promete la independencia de Filipinas para 1946 comienza la transición a la independencia.

& # 9679 1935 - El pueblo filipino aprueba la constitución que crea la Commonwealth de Filipinas con Manuel Quezón y Molina como presidente.

& # 9679 1941 - Los japoneses invaden las Filipinas y derrotan al general Douglas MacArthur en Bataan y el Corregidor Quezon establece el gobierno en el exilio en los EE. UU.

& # 9679 1944 - Quezon muere en el exilio El vicepresidente Sergio Osmeña asume la presidencia MacArthur regresa a Filipinas y aterriza en Leyte con poca resistencia.

& # 9679 1945 - El general MacArthur libera Manila y el presidente Osmeña establece el gobierno.

& # 9679 1946 - Estados Unidos otorgó la independencia a Filipinas y Manuel Roxas y Acuña es elegido como el primer presidente de la nueva república.

& # 9679 1965 - Ferdinand E. Marcos es elegido por una gran mayoría como presidente.

& # 9679 1972 - La ley marcial fue declarada por el presidente Marcos. Este período está marcado por abusos contra los derechos humanos y corrupción.

& # 9679 1981 - Marcos levanta la ley marcial.

& # 9679 1983 - El líder de la oposición Benigno & quotNinoy & quot Aquino regresa del exilio y es asesinado a su llegada al aeropuerto internacional de Manila. La viuda de Aquino, Corazón, lidera el movimiento de protesta & quotPeople Power & quot.

# 9679 1986 - Marcos fue oficialmente declarado ganador en una elección presidencial al vencer a Corazón Aquino en medio de acusaciones de fraude en las manifestaciones. Marcos huye a Hawai. Aquino es declarado presidente y forma un nuevo gobierno.

& # 9679 1992 - Con el respaldo de Aquino, su secretario de Defensa, el general Fidel Ramos, gana las elecciones presidenciales. El congreso filipino de Estados Unidos rechaza un nuevo tratado con la base naval de Estados Unidos y Subic Bay y Clark Air Field regresa al gobierno filipino, poniendo fin a la presencia militar estadounidense en Filipinas.

& # 9679 1996 - El gobierno de Ramos acuerda una mayor autonomía para la isla sureña de Mindanao. El Frente Moro de Liberación Nacional (MNLF) pone fin a la guerra de guerrillas con el gobierno.

& # 9679 1997 - La crisis financiera asiática se apodera de Asia y Filipinas escapa de la crisis a pesar de una serie de devaluaciones monetarias.

& # 9679 1998 - El ex actor de cine Joseph Estrada es elegido presidente.

& # 9679 2000 - Por cargos de corrupción, la cámara baja destituye a Estrada.

& # 9679 2001 - Estrada se vio obligado a dimitir debido a la indignación pública por las acusaciones de corrupción. La vicepresidenta Gloria Macapagal-Arroyo asume la presidencia.

& # 9679 2004 - Se llevan a cabo las elecciones presidenciales. El rival más cercano de Arroyo (un querido amigo del ex presidente Estrada) es el actor de cine Fernando Poe, Jr. Arroyo derrota por estrecho margen a Poe, obteniendo el 39,5% de los votos frente al 36,6% de Poe.

& # 9679 2005 - Una conversación grabada entre el presidente Arroyo y un funcionario electoral surgió durante las elecciones de 2004, lo que implica que ella influyó en los resultados oficiales de las elecciones. Poco después siguieron llamamientos para su dimisión y manifestaciones. En septiembre de 2005, el Congreso rechazó la presentación de un juicio político contra Arroyo.

& # 9679 2007 - El ex presidente Joseph Estrada es declarado culpable de saqueo, el primero en la historia de Filipinas.

& # 9679 2010 - Primeras elecciones nacionales automatizadas en Filipinas.

& # 9679 2010 - Benigno & quotNoynoy & quot Simeon Cojuangco Aquino III gana las elecciones presidenciales y prestó juramento en el Parque Rizal de Manila el 30 de junio de 2010.

& # 9679 2016 - Rodrigo & quotRody "Roa Duterte, ex alcalde de la ciudad de Davao asume la presidencia. Es el primer presidente que viene de Mindanao.

& # 9679 2017 - Pres. Duterte declara la Ley Marcial en la isla de Mindanao debido a la rebelión en la ciudad de Marawi por parte del grupo Maute afiliado a ISIS el 23 de mayo y extendida por ambas cámaras del congreso hasta el 31 de diciembre de 2017. La devastada ciudad de Marawi fue declarada liberada por Duterte el 17 de octubre. 2017.

& # 9679 2020 - A partir del 10 de marzo, muchas partes del país, especialmente la Región de la Capital Nacional, han estado bajo varios niveles de bloqueo debido al virus Corona (COVID-19) que comenzó en Wuhan, China y se ha extendido por todo el mundo. Convirtiendo la economía de más rápido crecimiento en Asia a una recesión.


Massilia

A lo largo de la costa noroeste del mar Mediterráneo entre España e Italia se encuentra la antigua ciudad de Massilia (actual Marsella). Fundada originalmente en 600 a. C. por los griegos jónicos de Phocaea, la ciudad desafiaría un día el poder de Cartago (derrotándolos en los siglos V y VI a. C.) y dominaría la región, estableciendo varias colonias en el sur de la Galia durante los siglos III y VI a. C. Siglos IV a. C. También hay alguna evidencia de que los marineros de Massilia incluso viajaron más allá de las Columnas de Hércules a través del Estrecho de Gibraltar hasta la costa occidental de África.

Según la mayoría de las fuentes, la ciudad estaba asentada en terrenos obtenidos de las Segobriges de Liguria. Protis, un griego de Phocaea, estaba buscando nuevos puestos comerciales cuando se topó con la cala de Lacydon. Aquí es donde la historia y la leyenda se vuelven una. El rey de los Segobridge, Nannus, invitó al joven griego a un banquete en el que su hija, Gyptis, elegiría esposa entre varios posibles pretendientes. Para sorpresa de todos (especialmente de Protis), abandonó a los galos favorecidos y presentó la copa ceremonial a Protis. Las fuentes varían según si la taza contenía agua o vino. Como regalo de bodas, el rey entregó a los recién casados ​​una tierra que se convertiría en Massilia. La ciudad, ubicada sobre tres colinas y con vistas al puerto, se convertiría en uno de los primeros puertos de Europa Occidental y en un centro de comercio marítimo. Los griegos también tendrían un profundo efecto en toda la región de otras formas. Según fuentes antiguas, les enseñaron a los lugareños el "estado de derecho", cómo cultivar la tierra y, sobre todo, "la civilidad".

Anuncio publicitario

Sin embargo, la historia de Protis y la fundación de Massilia tomaría un giro oscuro. Después de la muerte del rey, su hijo y heredero llegó a considerar la ciudad como una amenaza y necesitaba ser silenciado. El plan era colarse en la ciudad por la noche, matando a sus habitantes, sin embargo, la trama se echó a perder cuando un pariente del rey (que se había enamorado de un joven griego) divulgó el plan. Los ligures participantes, el joven rey y siete mil de sus seguidores fueron asesinados.

Debido a su ubicación estratégica, la ciudad crecería rápidamente, disfrutando de una segunda ola de emigración en el 525 a. C. después de la caída de Phocaea. La presencia de la cultura griega, especialmente su arquitectura y arte, en Massilia tuvo un efecto duradero desde la Galia en el noroeste y España hasta el lejano oeste, esta influencia se hizo más evidente con la llegada del vino y las aceitunas griegas como productos agrícolas. Aunque la ciudad siguió siendo de naturaleza griega, con un teatro, ágora, templos y muelles, su ubicación le impidió participar en cualquiera de las guerras griegas en la patria. En cambio, encontraron un aliado en su vecina Roma. Mientras mantenía su independencia, la ciudad ayudó a Roma (mediante la provisión de barcos) durante la Segunda Guerra Púnica contra Cartago (218-202 a. C.).

Anuncio publicitario

Esta lealtad a Roma pronto cosecharía beneficios. En 125 a. C., cuando los Sulluvii del sur de la Galia amenazaron la seguridad de Massilia, la ciudad apeló con éxito a Roma en busca de ayuda. Posteriormente, la ciudad sirvió como enlace entre la Galia y su deseo por los bienes romanos (particularmente el vino) y la necesidad de Roma de recursos y esclavos. Aunque la ciudad seguía teniendo vínculos con la República, todavía podía mantener su forma oligárquica de gobierno, con una asamblea de seiscientos que eligieron quince magistrados, tres de los cuales tenían el poder ejecutivo; sin embargo, esta independencia pronto llegaría. a un final abrupto.

En 49 a. C., la ciudad cometió el error de apoyar a Pompeyo en su batalla contra Julio César. Mientras César marchaba hacia España, la gente de Massilia le cerró las puertas de la ciudad. Dejando tres legiones para continuar un asalto a la ciudad, César continuó hacia España. Después de un bombardeo constante con torres de asedio, rampas de asedio y arietes, la ciudad pronto se rindió. Aunque César eligió ser misericordioso, la ciudad siguió sufriendo, perdiendo gran parte de su territorio circundante y, sobre todo, su independencia, convirtiéndose en miembro (no por elección) de la República.

Regístrese para recibir nuestro boletín semanal gratuito por correo electrónico.

En las últimas etapas del Imperio, la importancia de la ciudad como centro comercial disminuyó, aunque mantuvo una reputación de cultura y aprendizaje griegos. Más tarde, con el surgimiento del cristianismo, Massilia se convirtió en un centro monástico y un refugio para los refugiados que huían de los bárbaros hacia el norte. Al igual que otras colonias y ciudades romanas, cayó en manos de ostrogodos y visigodos a mediados del siglo V d.C. y, en última instancia, de los francos.


Biografía de Julio César

Cayo Julio César, criado en una conocida familia patricia, fue el responsable de la caída de la República Romana. Sin embargo, se le considera un gran líder y político que tras una campaña contra Pompeyo se convirtió en cónsul. También es famoso por conquistar la Galia y por sus diarios maravillosamente escritos que describen sus esfuerzos bélicos. Todos los soberanos de Roma después de él tomaron el título de "César", probablemente con la esperanza de que una parte de su fama también se convirtiera en ellos.

La juventud de Julio César

La historia de Julio César comienza el 12.07.102 o 100 a.C., cuando nació en una familia que era parte de la dinastía Julio, que se dice que fue encontrada por Eneas. El padre de César trabajaba como pretor y murió cuando César tenía 16 años dejándolo huérfano a él y a sus dos hermanas. Entonces, el futuro conquistador fue criado por su madre, Aurelia. A los 17 años se casó con Cornelia, nieta de Cornelius Cinna, líder del partido radical. Pero su felicidad no duró mucho. En el 82 a. C., después de que Lucio Cornelio Sila dirigiera la exitosa contrarrevolución, Sila ordenó a César que se divorciara de Cornelia. César se negó a cumplir esta orden e iba a ser desterrado y le quitarían todo su tesoro y perderían el título de "flamens Dialis", un sacerdote de Júpiter. Los amigos y familiares de César suplicaron por él y gracias a eso fue declarado inocente. Desanimado, César se fue al este y se unió al ejército. Demostró ser un excelente soldado y luchó en muchas batallas e incluso consiguió una corona de laurel. "korona vita" por el valor.

El comienzo de la carrera política de César

En el 79 a. C., cuando murió Sila, César regresó a Roma para comenzar su carrera política de la manera convencional, actuando como abogado de la acusación, por supuesto, en su caso, contra los contrarrevolucionarios sullanos prominentes. Pero esta acción no resultó de ninguna manera positiva: César no se hizo famoso ni tenía mayores posibilidades de ser elegido para un cargo, por lo que partió hacia Rodas en el 78 a. C. Fue secuestrado por piratas durante su viaje y liberado después de 40 días de haber pagado el rescate. Regresó a Mileto, donde rápidamente reunió una fuerza naval y comenzó una guerra contra los gobernantes de las sedes: ganó y crucificaron a sus captores. Regresó a Roma en el 68 a. C. al funeral de su hija Julia, que utilizó por motivos políticos. Esto encontró la oposición de su esposa, pero César no le prestó atención. Su esposa murió el mismo año. Posteriormente, César viajó por el Imperio tratando de iniciar una revolución. Después de que sus planes fracasaron, regresó a Roma y se casó con Pompeia, un pariente lejano de Pompeyo. Fue un matrimonio político, lo que permitió a César convertirse en el socio más cercano de Pompeyo. Al mismo tiempo, César estableció un acuerdo con el enemigo de Pompeyo, Marco Licinio Craso. En el 65 a. C., César se convirtió en uno de los ediles curules. Tomó muchos préstamos en ese momento y organizó juegos olímpicos, gracias a los cuales se hizo famoso. Dos años más tarde se convirtió en el sacerdote principal, pero esta elección fue muy controvertida. César también fue parte de la conspiración de Catiline, que tenía como objetivo un golpe de estado. Este complot también fracasó, debido a las acciones de Cicerón, pero César ha sido conocido como un conspirador desde entonces.

El primer triunvirato

Después del secuestro de Cicerón, César se convirtió en pretor. Desafortunadamente, a menudo fue criticado y decidió secuestrar, pero fue elegido gobernador de España. Pero cuando intentó salir de Roma fue detenido por sus acreedores y sólo gracias a la garantía de Marco Licinio Craso pudo marcharse. Durante el año que pasó en España dirigió una expedición militar más allá de la frontera noroeste de su provincia, donde saqueó lo suficiente para pagar a sus soldados y aún tener una gran fortuna para sí mismo. Quería usar el oro para conseguir un cargo, pero el Senado no le permitió comenzar su propia campaña electoral. Entonces César usó el dinero para pagar sus deudas y estableció un acuerdo con Pompeyo y Marco Licinio Craso en el 60 a. C. Un famoso rico y un comandante y candidato al cargo de cónsul establecieron un triunvirato para asegurarse de que nada que pudiera hacerles daño ocurriera en el Imperio Romano. Gracias a este acuerdo, César se convirtió en cónsul en el 59 a. C. Introdujo muchas reformas que deleitaron a sus socios. Al mismo tiempo, César se convirtió en gobernador de la Galia.

La conquista de la Galia

En el 58 a. C. César inició la conquista de la Galia. Su principal objetivo era hacerse lo más rico posible. Para establecer una posición segura en el frente tuvo que deshacerse de los alemanes, que también querían conquistar la Galia, y luego atacó Gran Bretaña. César tardó 7 años en conquistar toda la Galia y solo debido a su excelente talento estratégico la campaña fue tan corta. César no solo recibió muchos tesoros, sino también la lealtad de sus soldados, que esperaban que los condujera a otras batallas exitosas. Después de esta campaña, César decidió quedarse en la Galia con su ejército hasta que fuera elegido nuevo cónsul, lo que enloqueció a los senadores. Sus oponentes políticos querían que regresara a Roma y fuera procesado por las cosas que había hecho cuando era cónsul. César había tomado una decisión que resultó en la caída de la república romana. Condujo a sus ejércitos a través del río Rubicón y dijo el conocido "Alea iacta est" e inició su marcha hacia Roma en enero del 49 a. C.

La caída de la República Romana

La acción de César resultó en una guerra civil. Para disculparse, dijo que quiere defender a los tribunos, que recientemente fueron expulsados ​​de Roma. Pompeyo tuvo que salir de Roma con senadores para escapar del ejército de César. Uno de los colaboradores más cercanos de César, Labieno, lo dejó, pero César lo perdonó. El ejército de César durante su marcha hacia Roma apenas encontró resistencia. De hecho, el ejército de Pompeyo se dispersó o se unió a César. Como resultado de esta guerra, César se convirtió en el conquistador de Italia. Pero esto no fue suficiente para él, partió hacia España, donde estaba Pompeyo.Resultó en la paz entre los comandantes de la legión y César y la guerra con España terminó sin derramamiento de sangre. En diciembre del 49 a. C., César regresó a Roma, pero solo por 11 días. Este fue el tiempo necesario para ser elegido nuevo cónsul. Poco después, dirigió sus ejércitos hacia el este y libró una serie de batallas en Grecia. Pompeyo escapó a Egipto, donde fue asesinado por Ptolomeo, que quería tener a César de su lado.

César y Cleopatra

Al mismo tiempo, hubo una guerra civil en Egipto entre Cleopatra y su hermano. Cleopatra, sabiendo que César tiene un gran ejército, lo quería de su lado. Pero cuando se unió a ella, no tuvieron tanto éxito como esperaban: terminaron en el palacio de Alejandría, que estaba rodeado de una loca población local. El alivio llegó en el 47 a. C. Poco después de que César abandonara Egipto, Cleopatra dio a luz al hijo de César, Cesarión.

Guerras de cesar

El objetivo de César era conquistar el mundo entero. Continuó con sus guerras y ganó la victoria sobre un usurpador en el reino de Piemont. Después de esta victoria dijo otra frase famosa "veni, vidi, vici" - vine, vi, gané. En el 46 a. C. César conquistaba el norte de África y al año siguiente España, donde luchó contra los hijos de Pompeyo. Entre batallas, César regresó a Roma, pero tuvo problemas para establecer los fundamentos de su reinado.

El complot contra César

Desde el 59 a. C., César había sido elegido cónsul cinco veces y dictador tres veces. Finalmente, en el 44 a. C. se convirtió en un eterno dictador. Estaba destinado a ser un título de por vida y de hecho lo fue. El 15 de marzo de 44 a. C. fue asesinado. Recibió 23 golpes de daga y solo uno fue letal. Los conspiradores más importantes fueron Cayo Casio Longino y Marco Junio ​​Bruto. "Et tu, Brute" ("Tú también, Brutus") fue la expresión de César de su angustia particular al ser apuñalado por un hombre a quien había perdonado, confiado y amado. Eran los socios más cercanos de César, pero los subestimó. Gracias a César habían reunido una fortuna y altos cargos, lo que no podían soportar. Por eso lo habían asesinado. Formalmente, Ceasarion no era hijo de César, por lo que antes de morir, César había elegido a Cayo Octavio, nieto de su hermana, como su sucesor. El 1 de enero de 42 a. C., César fue declarado formalmente dios llamado Divus Iulius (Julio divino).

¿Usurpador de reformador?

¿Cómo recapitular la vida de César? Definitivamente era un usurpador. Llegó a su cargo gracias a su ejército y fue el principal fundamento de su reinado. Tenía un poder ilimitado, que era el objetivo de toda su vida. Pero al pensar en César, vemos no solo a un usurpador, sino también a un gran autor intelectual y reformador. Hizo todo lo que pudo para garantizar la ley y el orden en Roma, que comenzaba a desmoronarse después de muchos años de anarquía. La mejor descripción de César son las palabras de Cicerón, uno de sus enemigos políticos: "Esos son los atributos: la naturaleza tranquila y amable se deleita en las grandes mentes, escucha las solicitudes correctas y justas y no se preocupa por los más profesionales, es inteligente y atrevido". -mirando. Admiro su dignidad y justicia e inteligencia ”. Como comandante y político se deshizo del odio hacia sus enemigos. Algunos recibieron altos cargos y fortunas. César también era escritor: escribía diarios y estaba interesado en la gramática y coleccionaba obras de arte. Sus mejores obras son Diarios de la guerra de la Galia y Diarios de la guerra civil. Ambos están escritos en un latín excelente y hermoso. Fueron ejemplos de cómo escribir sus pensamientos durante muchos siglos después.


Битка при Аламо

Битката при Аламо е битка между мексиканската армия и тексаските въстаници (наричани още „теханос“). Тя била част от Тексаската революция. Състояла се около мисионерския център Аламо, в гр. Сан Антонио.

Мексико

Република Тексас

70-200 убити
300 - 400 ранени

всички защитници загинали

Тексас винаги е бил спорна територия за Мексико и САЩ. След като Мексико станала независима държава през 1821, този район бил даден под властта на на тосримн н носримн ностаримн ностаримин нота на натаримин ириман Тъй като мексиканските власти не изпълнили обещанията си към имигрантите за по-тобър за по-тобър ста по-тобър наставота на завота имигрантите за по-тобър ставота на завот, итобр насавотаваливали. Тя продължила през 1835-1836 г.

Битката при Аламо била едно от най-драматичните и най-важните сражения в Тексаската револция. Битката представлявала защита на тексаския мисионерски център Аламо в Сан Антонио (тогава наричан Сан Антонио де Бехар) и била в края на февруари и началото на март 1836. Началото било на 23 февруари, а краят - на 6 март, когато изтощеният гарнизон на центъра бил окончателно разбит от многократно превъзхождащата го мексиканска армия. Тексаските защитници са най-много 300, а мексиканците са около 3000. Гарнизонът удържал крепостата ная днита. Още в първите дни, за да събере подкрепление, Уилям Травис написал прочутото писмо „До народа на Тексас и всички американци по света“, Което събрало в Гонзалес голяма армия, но тя не успяла да стигне Аламо навреме и по-голямата част от нея образувала ядрото на армията, победила мексиканците в битката при Сан Хасинто, при която командир на тексасците бил Сам Хюстън.

В битката при Аламо загиват две от легендарните личности в американската история - Дейвид (Дейви) Крокет и Джеймс Боуи (смятан за създател на знаменития нож Боуи).

Разбиването на тексасците при Аламо било единствената им загуба във войната и ги мобилизирало изключително много. След битката при Сан Хасинто били подписани договорите от Веласко, които провъзгласили провъзгласили настависили незавите от Веласко. След Мексиканско-американската война Тексас станал един от щатите на САЩ.


Asedio de Norba, 82 a. C. - Historia

Traducido por Richard Crawley

El estado de Grecia desde los primeros tiempos hasta el comienzo de la guerra del Peloponeso

Tucídides, ateniense, escribió la historia de la guerra entre peloponesios y atenienses, comenzando en el momento en que estalló, y creyendo que sería una gran guerra y más digna de relacionarse que las anteriores. Esta creencia no carecía de fundamento. Los preparativos de ambos combatientes se encontraban en todos los departamentos en el último estado de perfección y podía ver al resto de la raza helénica tomando partido en la disputa aquellos que demoraban en hacerlo de una vez teniéndolo en contemplación. De hecho, este fue el movimiento más grande conocido hasta ahora en la historia, no solo de los helenos, sino de una gran parte del mundo bárbaro; casi había dicho de la humanidad. Porque aunque los sucesos de la antigüedad remota, e incluso los que precedieron más inmediatamente a la guerra, no pudieron determinarse claramente a partir del transcurso del tiempo, sin embargo, las evidencias en las que una investigación llevada tan atrás como fue posible me lleva a confiar, todas apuntan a la conclusión de que no había nada a gran escala, ni en la guerra ni en otros asuntos.

Por ejemplo, es evidente que el país que ahora se llama Hellas no tenía en la antigüedad una población asentada, por el contrario, las migraciones eran frecuentes, las diversas tribus abandonaban rápidamente sus hogares bajo la presión de un número superior. Sin comercio, sin libertad de comunicación, ya sea por tierra o por mar, sin cultivar más de su territorio de lo requerido por las exigencias de la vida, sin capital, sin nunca plantar su tierra (porque no sabían cuándo un invasor no podría venir y tomarlo todo. lejos, y cuando llegó no tenían muros que lo detuvieran), pensando que las necesidades del sustento diario podrían cubrirse tanto en un lugar como en otro, se preocuparon poco por cambiar su habitación y, en consecuencia, ni construyeron grandes ciudades ni lograron a cualquier otra forma de grandeza. Los suelos más ricos siempre fueron los más sujetos a este cambio de amos, como el distrito ahora llamado Tesalia, Beocia, la mayor parte del Peloponeso, excepto Arcadia, y las partes más fértiles del resto de Hellas. La bondad de la tierra favoreció el engrandecimiento de individuos particulares, y así creó una facción que resultó ser una fuente fértil de ruina. También invitó a la invasión. En consecuencia, Ática, desde la pobreza de su suelo que disfruta desde un período muy remoto de la libertad de facción, nunca cambió sus habitantes. Y aquí hay una ejemplificación nada despreciable de mi afirmación de que las migraciones fueron la causa de que no hubiera un crecimiento correspondiente en otras partes. Las víctimas más poderosas de la guerra o de las facciones del resto de Hellas se refugiaron con los atenienses como un refugio seguro y en un período temprano, naturalizándose, aumentaron la ya numerosa población de la ciudad a tal altura que Ática finalmente se hizo demasiado pequeña. para retenerlos, y tuvieron que enviar colonias a Jonia.

También hay otra circunstancia que contribuye no poco a mi convicción de la debilidad de la antigüedad. Antes de la guerra de Troya no hay indicios de ninguna acción común en Hellas, ni tampoco de la prevalencia universal del nombre, por el contrario, antes de la época de Hellen, hijo de Deucalion, no existía tal denominación, pero el país se llamaba de las diferentes tribus, en particular de los pelasgos. No fue hasta que Hellen y sus hijos se hicieron fuertes en Phthiotis, y fueron invitados como aliados a las otras ciudades, que uno por uno adquirieron gradualmente a partir de la conexión el nombre de Hellenes, aunque pasó mucho tiempo antes de que ese nombre pudiera imponerse a todos. . La mejor prueba de esto la proporciona Homero. Nacido mucho después de la guerra de Troya, en ninguna parte los llama a todos por ese nombre, ni a ninguno de ellos excepto a los seguidores de Aquiles de Phthiotis, que fueron los helenos originales: en sus poemas se les llama danaanos, argivos y aqueos. Ni siquiera usa el término bárbaro, probablemente porque los helenos aún no habían sido separados del resto del mundo por una denominación distintiva. Por lo tanto, parece que las diversas comunidades helénicas, que comprenden no solo las que primero adquirieron el nombre, ciudad por ciudad, como llegaron a entenderse entre sí, sino también las que lo asumieron después como el nombre de todo el pueblo, fueron anteriores a los troyanos. la guerra impedida por su falta de fuerza y ​​la ausencia de intercambio mutuo de manifestar cualquier acción colectiva.

De hecho, no pudieron unirse para esta expedición hasta que se familiarizaran cada vez más con el mar. Y la primera persona conocida por la tradición por haber establecido una marina es Minos. Se hizo dueño de lo que ahora se llama el mar helénico y gobernó las Cícladas, a la mayor parte de las cuales envió las primeras colonias, expulsando a los carianos y nombrando gobernadores a sus propios hijos, y así hizo todo lo posible para acabar con la piratería en esas aguas. , un paso necesario para asegurar los ingresos para su propio uso.

Porque en los primeros tiempos, los helenos y los bárbaros de la costa y las islas, a medida que la comunicación por mar se hizo más común, se vieron tentados a convertir en piratas, bajo la conducta de sus hombres más poderosos, los motivos eran servir a su propia codicia y apoyar a los necesitados. . Caerían sobre una ciudad desprotegida por murallas, y que consistía en una mera colección de aldeas, y la saquearían de hecho, esta llegó a ser la principal fuente de sustento, sin que aún se atribuyera ninguna desgracia a tal logro, pero incluso algo de gloria. .Un ejemplo de esto es proporcionado por el honor con el que algunos habitantes del continente todavía consideran a un merodeador exitoso, y por la pregunta que encontramos a los viejos poetas en todas partes representando al pueblo como preguntando a los viajeros: "¿Son piratas?" - como si aquellos a quienes se les hace la pregunta no tuvieran idea de negar la imputación, o sus interrogadores de reprochárselo. La misma rapiña prevaleció también por tierra.

E incluso en la actualidad, muchos de Hellas todavía siguen la vieja moda, los locrianos ozolianos por ejemplo, los etolios, los acarnanianos, y esa región del continente y la costumbre de portar armas todavía se mantiene entre estos continentales, desde el antiguo Hábitos piratas. La totalidad de Hellas solía llevar armas, sus habitaciones estaban desprotegidas y su comunicación entre ellos era realmente insegura. El uso de armas era una parte tan importante de la vida cotidiana con ellos como con los bárbaros. Y el hecho de que la gente de estas partes de Hellas todavía viva a la antigua indica una época en la que el mismo modo de vida era una vez común para todos. Los atenienses fueron los primeros en dejar a un lado sus armas y adoptar un modo de vida más fácil y lujoso, de hecho, solo recientemente sus viejos ricos dejaron el lujo de usar ropa interior de lino y atarse un mechón de pelo. con una corbata de saltamontes dorados, una moda que se extendió a sus parientes jónicos y que prevaleció durante mucho tiempo entre los ancianos de allí. Por el contrario, los lacedemonios adoptaron por primera vez un estilo de vestir modesto, más acorde con las ideas modernas, y los ricos hicieron todo lo posible por asimilar su estilo de vida al de la gente común. También dieron el ejemplo de competir desnudos, desnudándose públicamente y ungiéndose con aceite en sus ejercicios gimnásticos. Anteriormente, incluso en las competencias olímpicas, los atletas que competían usaban cinturones en la cintura y hace pocos años que cesó la práctica. Hasta el día de hoy entre algunos de los bárbaros, especialmente en Asia, cuando se ofrecen premios para el boxeo y la lucha libre, los combatientes llevan cinturones. Y hay muchos otros puntos en los que podría mostrarse una semejanza entre la vida del mundo helénico de antaño y la del bárbaro de hoy.

Con respecto a sus pueblos, más tarde, en una época de mayores facilidades de navegación y una mayor oferta de capital, encontramos las costas convirtiéndose en el sitio de pueblos amurallados, y los istmos siendo ocupados con fines comerciales y de defensa contra un vecino. . Pero las ciudades antiguas, debido a la gran prevalencia de la piratería, se construyeron lejos del mar, ya sea en las islas o en el continente, y aún permanecen en sus sitios antiguos. Porque los piratas solían saquearse unos a otros y, de hecho, a todas las poblaciones costeras, sean marineros o no.

Los isleños también eran grandes piratas. Estos isleños eran carios y fenicios, por quienes colonizaron la mayor parte de las islas, como lo demuestra el siguiente hecho. Durante la purificación de Delos por Atenas en esta guerra se levantaron todas las tumbas de la isla, y se encontró que más de la mitad de sus reclusos eran carianos: fueron identificados por la forma de las armas enterradas con ellos y por el método de entierro, que era el mismo que todavía siguen los carianos. Pero tan pronto como Minos formó su armada, la comunicación por mar se hizo más fácil, ya que colonizó la mayoría de las islas y expulsó a los malhechores. La población de la costa ahora comenzó a dedicarse más de cerca a la adquisición de riquezas, y su vida se volvió más asentada, algunos incluso comenzaron a construir muros sobre la base de sus riquezas recién adquiridas. Porque el amor a la ganancia reconciliaría a los más débiles con el dominio de los más fuertes, y la posesión del capital permitía a los más poderosos reducir al sometimiento las ciudades más pequeñas. Y fue en una etapa algo posterior de este desarrollo cuando se embarcaron en la expedición contra Troya.

Lo que permitió a Agamenón levantar el armamento fue más, en mi opinión, su superioridad en fuerza, que los juramentos de Tyndareus, que obligaron a los pretendientes a seguirlo. De hecho, el relato dado por aquellos peloponesios que han sido los destinatarios de la tradición más creíble es este. En primer lugar, Pélope, que llegó entre una población necesitada de Asia con vastas riquezas, adquirió tal poder que, por extraño que fuera, el país recibió su nombre y este poder, la fortuna, consideró oportuno aumentar materialmente en manos de sus descendientes. Euristeo había sido asesinado en Ática por los Heráclidos. Atreo era hermano de su madre y en manos de su pariente, que había dejado a su padre a causa de la muerte de Crisipo, Euristeo, cuando emprendió su expedición, había comprometido Micenas y el gobierno. A medida que pasaba el tiempo y Euristeo no regresaba, Atreo cumplió con los deseos de los micénicos, que estaban influenciados por el miedo a los Heráclidos -además, su poder parecía considerable, y no había descuidado cortejar el favor del populacho- y asumió el cetro de Micenas y el resto de los dominios de Euristeo. Y así, el poder de los descendientes de Pelops llegó a ser mayor que el de los descendientes de Perseo. A todo esto tuvo éxito Agamenón. También tenía una armada mucho más fuerte que sus contemporáneos, por lo que, en mi opinión, el miedo fue un elemento tan fuerte como el amor en la formación de la expedición confederada. La fuerza de su armada se demuestra por el hecho de que el suyo era el contingente más grande, y el de los Arcadianos fue proporcionado por él. Esto al menos es lo que dice Homero, si su testimonio se considera suficiente. Además, en su relato de la transmisión del cetro, lo llama "De muchas islas y de todo Argos rey". Ahora bien, la de Agamenón era una potencia continental y no podría haber sido dueño de ninguna excepto de las islas adyacentes (y estas no serían muchas), sino a través de la posesión de una flota.

Y de esta expedición podemos inferir el carácter de empresas anteriores. Ahora bien, Micenas puede haber sido un lugar pequeño, y muchas de las ciudades de esa época pueden parecer comparativamente insignificantes, pero ningún observador exacto se sentiría, por lo tanto, justificado para rechazar la estimación dada por los poetas y por la tradición de la magnitud del armamento. Porque supongo que si Lacedemonia quedara desolada y se dejaran los templos y los cimientos de los edificios públicos, con el paso del tiempo habría una fuerte disposición en la posteridad a negarse a aceptar su fama como verdadera exponente de su poder. Y, sin embargo, ocupan las dos quintas partes del Peloponeso y lideran el conjunto, por no hablar de sus numerosos aliados en el exterior. Sin embargo, como la ciudad no está construida de forma compacta ni adornada con magníficos templos y edificios públicos, sino compuesta por pueblos a la antigua usanza de Hellas, habría una impresión de insuficiencia. Mientras que, si Atenas sufriera la misma desgracia, supongo que cualquier inferencia de la apariencia presentada al ojo haría que su poder fuera el doble de grande de lo que es. Por lo tanto, no tenemos derecho a ser escépticos, ni a contentarnos con una inspección de una ciudad excluyendo una consideración de su poder, pero podemos concluir con seguridad que el armamento en cuestión superó a todos los anteriores, ya que no cumplió con los esfuerzos modernos. si podemos aceptar aquí también el testimonio de los poemas de Homero, en los que, sin admitir la exageración que un poeta se sentiría autorizado a emplear, podemos ver que dista mucho de igualar al nuestro. Lo ha representado como compuesto por mil doscientos barcos, siendo el complemento beocio de cada barco ciento veinte hombres, y el de los barcos de Filoctetes cincuenta. Con esto, concibo, quiso transmitir el máximo y el mínimo complemento: en todo caso, no especifica la cantidad de otros en su catálogo de barcos. Que todos eran remeros, así como guerreros, lo vemos en su relato de los barcos de Filoctetes, en el que todos los hombres en el remo son arqueros. Ahora bien, es improbable que navegaran muchos supernumerarios, si exceptuamos a los reyes y altos oficiales sobre todo porque tenían que cruzar el mar abierto con municiones de guerra, en barcos, además, que no tenían cubierta, pero estaban equipados a la antigua piratería. De modo que si golpeamos el promedio de los barcos más grandes y más pequeños, el número de los que navegaron parecerá insignificante, representando, como lo hicieron, toda la fuerza de Hellas. Y esto se debió no tanto a la escasez de hombres como de dinero. La dificultad de subsistencia hizo que los invasores redujeran el número del ejército a un punto en el que pudiera vivir en el país durante el curso de la guerra. Incluso después de la victoria que obtuvieron a su llegada, y una victoria debe haber habido, o las fortificaciones del campamento naval nunca podrían haberse construido, no hay indicios de que toda su fuerza haya sido empleada por el contrario, parece que lo han hecho. recurrió al cultivo del quersoneso ya la piratería por falta de suministros. Esto fue lo que realmente permitió a los troyanos mantener el campo durante diez años contra la dispersión del enemigo haciéndolos siempre a la altura del destacamento dejado atrás. Si hubieran traído muchos suministros con ellos y hubieran perseverado en la guerra sin dispersarse por la piratería y la agricultura, habrían derrotado fácilmente a los troyanos en el campo, ya que podrían defenderse de ellos con la división en servicio. En resumen, si se hubieran mantenido en el sitio, la captura de Troya les habría costado menos tiempo y menos problemas. Pero así como la falta de dinero demostró la debilidad de expediciones anteriores, por la misma causa incluso la en cuestión, más famosa que sus predecesoras, puede pronunciarse sobre la base de la evidencia de lo que efectuó por haber sido inferior a su renombre y al actual. opinión al respecto se formó bajo la instrucción de los poetas.

Incluso después de la guerra de Troya, Hellas todavía estaba comprometida con la mudanza y el asentamiento, por lo que no pudo alcanzar la tranquilidad que debe preceder al crecimiento. El tardío regreso de los helenos de Ilium provocó muchas revoluciones, y se produjeron facciones en casi todas partes y fueron los ciudadanos así conducidos al exilio los que fundaron las ciudades. Sesenta años después de la captura de Ilion, los tesalios expulsaron a los beocios modernos de Arne y se establecieron en la actual Beocia, la antigua Cadmeis, aunque había una división de ellos allí antes, algunos de los cuales se unieron a la expedición a Ilion. Veinte años más tarde, los dorios y los heráclidos se convirtieron en dueños del Peloponeso, de modo que se tuvo que hacer mucho y tuvieron que pasar muchos años antes de que Hellas pudiera alcanzar una tranquilidad duradera sin ser perturbada por las mudanzas y pudiera comenzar a enviar colonias, como lo hizo Atenas. Jonia y la mayoría de las islas, y los peloponesios a la mayor parte de Italia y Sicilia y algunos lugares en el resto de Hellas. Todos estos lugares fueron fundados posteriormente a la guerra con Troya.

Pero a medida que el poder de Hellas crecía y la adquisición de riquezas se volvía más un objeto, los ingresos de los estados aumentaban, las tiranías se establecieron por sus medios en casi todas partes -la antigua forma de gobierno era la monarquía hereditaria con prerrogativas definidas- y Hellas comenzó a crecer. acondicionar flotas y aplicarse más de cerca al mar. Se dice que los corintios fueron los primeros en acercarse al estilo moderno de la arquitectura naval, y que Corinto fue el primer lugar en Hellas donde se construyeron galeras y tenemos a Ameinocles, un carpintero corintio, que fabrica cuatro barcos para los samoanos. Data del final de esta guerra, hace casi trescientos años que Ameinocles fue a Samos. Una vez más, la primera pelea en el mar en la historia fue entre los corintios y los corcireanos, esto fue hace unos doscientos sesenta años, y data de la misma época. Plantado en un istmo, Corinto había sido desde tiempos inmemoriales un emporio comercial, ya que anteriormente casi todas las comunicaciones entre los helenos dentro y fuera del Peloponeso se realizaban por tierra, y el territorio corintio era la carretera por la que viajaba. En consecuencia, disponía de grandes recursos económicos, como lo demuestra el epíteto de "rico" que le dieron los viejos poetas al lugar, lo que le permitió, cuando el tráfico marítimo se hizo más común, adquirir su armada y sofocar la piratería y, en la medida de lo posible, Ofrecer un mercado para ambas ramas del comercio, adquirió para sí misma todo el poder que le proporciona un gran ingreso. Posteriormente, los jonios alcanzaron una gran fuerza naval durante el reinado de Ciro, el primer rey de los persas, y de su hijo Cambises, y mientras estaban en guerra con el primero dominaron durante un tiempo el mar Jónico. También Polícrates, el tirano de Samos, tenía una poderosa armada en el reinado de Cambises, con la que redujo muchas de las islas, y entre ellas Rhenea, que consagró al Apolo de Delos. Por esta época también los foceos, mientras fundaban Marsella, derrotaron a los cartagineses en una lucha naval. Estas fueron las armadas más poderosas. E incluso éstos, aunque habían transcurrido tantas generaciones desde la guerra de Troya, parecen haber estado compuestos principalmente por los viejos cincuenta remos y lanchas largas, y haber contado pocas galeras entre sus filas. De hecho, fue sólo poco después de la guerra persa, y la muerte de Darío, el sucesor de Cambises, cuando los tiranos sicilianos y los corcireanos adquirieron un gran número de galeras. Porque después de estas no hubo armadas de importancia en Hellas hasta que la expedición de Jerjes Egina, Atenas y otras pudieron haber poseído algunos barcos, pero eran principalmente de cincuenta remos. Fue bastante al final de este período cuando la guerra con Egina y la perspectiva de la invasión bárbara permitieron a Temístocles persuadir a los atenienses para que construyeran la flota con la que lucharon en Salamina y ni siquiera estos barcos tenían cubiertas completas.

Las armadas, pues, de los helenos durante el período que hemos atravesado fueron las que he descrito. Toda su insignificancia no impidió que fueran un elemento del mayor poder para quienes los cultivaban, tanto en ingresos como en dominio. Fueron el medio por el cual se alcanzaron y redujeron las islas, siendo las de menor superficie la presa más fácil. No hubo guerras por tierra, al menos ninguna por la cual se adquirió el poder, tenemos las habituales contiendas fronterizas, pero de expediciones lejanas con conquista por objeto no oímos nada entre los helenos. No hubo unión de ciudades sometidas en torno a un gran estado, ni combinación espontánea de iguales para las expediciones confederadas; la lucha allí consistía simplemente en una guerra local entre vecinos rivales. El acercamiento más cercano a una coalición tuvo lugar en la antigua guerra entre Chalcis y Eretria, esta fue una disputa en la que el resto del nombre helénico tomó partido en cierta medida.

También fueron varios los obstáculos que encontró el crecimiento nacional en diversas localidades. El poder de los jonios avanzaba a pasos agigantados, cuando chocó con Persia, bajo el rey Ciro, quien, después de haber destronado a Creso e invadido todo entre el Halis y el mar, no se detuvo hasta haber reducido las ciudades de la costa. las islas sólo quedaron sometidas por Darío y la armada fenicia.

Una vez más, dondequiera que hubiera tiranos, su hábito de proveerse simplemente para sí mismos, de buscar únicamente su comodidad personal y el engrandecimiento familiar, hizo de la seguridad el gran objetivo de su política e impidió que nada grande procediera de ellos aunque cada uno tuviera sus asuntos con sus vecinos inmediatos. Todo esto solo es cierto en la madre patria, porque en Sicilia alcanzaron un poder muy grande. Así, durante mucho tiempo, en todas partes de Hellas encontramos causas que hacen que los Estados sean igualmente incapaces de combinarse para fines grandes y nacionales, o de cualquier acción vigorosa propia.

Pero por fin llegó un momento en que los tiranos de Atenas y las tiranías mucho más antiguas del resto de Hellas fueron, con la excepción de los de Sicilia, derribados de una vez por todas por Lacedemonia para esta ciudad, aunque después del asentamiento de los dorios. , sus habitantes actuales, sufrió facciones durante un período de tiempo sin igual, obtuvo buenas leyes aún en un período muy temprano y disfrutó de una libertad inquebrantable de los tiranos, ha poseído la misma forma de gobierno durante más de cuatrocientos años, calculando hasta el final de la guerra tardía, y así ha estado en condiciones de arreglar los asuntos de los otros estados. No muchos años después de la deposición de los tiranos, la batalla de Maratón se libró entre los medos y los atenienses. Diez años después, el bárbaro regresó con la armada para el sometimiento de Hellas. Ante este gran peligro, el mando de los helenos confederados fue asumido por los lacedemonios en virtud de su poder superior y los atenienses, habiendo decidido abandonar su ciudad, destrozaron sus hogares, se lanzaron a sus barcos, y se convirtió en un pueblo naval. Esta coalición, después de rechazar al bárbaro, poco después se dividió en dos secciones, que incluían a los helenos que se habían rebelado contra el rey, así como a los que lo habían ayudado en la guerra. Al final de una estaba Atenas, a la cabeza de la otra Lacedemonía, una la primera naval, la otra la primera potencia militar en Hellas. Durante un corto tiempo la liga se mantuvo unida, hasta que los lacedemonios y los atenienses se pelearon y se enfrentaron entre sí con sus aliados, un duelo en el que todos los helenos, tarde o temprano, se vieron arrastrados, aunque algunos al principio podrían permanecer neutrales. De modo que todo el período desde la guerra mediana hasta esta, con algunos intervalos pacíficos, fue pasado por cada potencia en guerra, ya sea con su rival o con sus propios aliados rebeldes, y en consecuencia les brindó una práctica constante en asuntos militares, y esa experiencia que se aprende en la escuela del peligro.

La política de Lacedemonia no era exigir tributo a sus aliados, sino simplemente asegurar su subordinación a sus intereses estableciendo oligarquías entre ellos. excepto Quíos y Lesbos. Ambos encontraron que sus recursos para esta guerra superaban por separado la suma de sus fuerzas cuando la alianza floreció intacta.

Habiendo dado ahora el resultado de mis investigaciones sobre los primeros tiempos, reconozco que será difícil creer cada detalle en particular. La forma en que la mayoría de los hombres tratan las tradiciones, incluso las de su propio país, es recibirlas a todas por igual a medida que se entregan, sin aplicar ninguna prueba crítica. El público ateniense general se imagina que Hiparco era un tirano cuando cayó en manos de Harmodio y Aristogitón, sin saber que Hipias, el mayor de los hijos de Pisístrato, era realmente supremo, y que Hiparco y Tesalia eran sus hermanos y que Harmodio y Aristogitón sospechando, el mismo día, no en el mismo momento fijado para el hecho, que la información había sido transmitida a Hipias por sus cómplices, llegó a la conclusión de que había sido advertido, y no lo atacó, todavía, no queriendo ser aprehendido y arriesgando sus vidas por nada, cayó sobre Hiparco cerca del templo de las hijas de Leos, y lo mató mientras organizaba la procesión Panatenaica.

Hay muchas otras ideas infundadas corrientes entre el resto de los helenos, incluso en cuestiones de historia contemporánea, que no han sido oscurecidas por el tiempo. Por ejemplo, existe la noción de que los reyes lacedemonios tienen dos votos cada uno, el hecho de que tienen solo uno y que existe una compañía de Pitane, simplemente no existe tal cosa. Tan poco se esfuerza el vulgo en la investigación de la verdad, aceptando de buena gana la primera historia que tiene a mano. Sin embargo, en general, creo que se puede confiar en las conclusiones que he extraído de las pruebas citadas. Seguramente no se molestarán ni por los lamentos de un poeta que exhibe la exageración de su oficio, ni por las composiciones de los cronistas que atraen a costa de la verdad los temas que tratan de estar fuera del alcance de la evidencia, y el tiempo ha robado. la mayoría de ellos de valor histórico al entronizarlos en la región de la leyenda. Pasando de estos, podemos estar satisfechos de haber procedido a los datos más claros y haber llegado a conclusiones tan exactas como se puede esperar en asuntos de tal antigüedad. Venir a esta guerra: a pesar de la conocida disposición de los actores en una lucha por sobrevalorar su importancia, y cuando haya terminado para volver a su admiración por hechos anteriores, un examen de los hechos mostrará que fue mucho más grande que el guerras que lo precedieron.

Con referencia a los discursos de esta historia, algunos fueron pronunciados antes de que comenzara la guerra, otros mientras se desarrollaba, algunos los escuché yo mismo, otros los recibí de varios lugares, en todos los casos fue difícil llevarlos palabra por palabra en la memoria, por lo que mi costumbre ha sido hacer que los oradores digan lo que en mi opinión les exigían las distintas ocasiones, por supuesto apegándome lo más posible al sentido general de lo que realmente decían. Y con referencia a la narrativa de los hechos, lejos de permitirme derivarla de la primera fuente que me llegó, ni siquiera confiaba en mis propias impresiones, sino que descansa en parte en lo que yo mismo vi, en parte en lo que otros vieron por mí mismo. yo, la exactitud del informe siempre se prueba mediante las pruebas más severas y detalladas posibles. Mis conclusiones me han costado algo de trabajo debido a la falta de coincidencia entre los relatos de los mismos sucesos por diferentes testigos oculares, que surgen a veces de una memoria imperfecta, a veces de una parcialidad indebida por un lado u otro. La ausencia de romance en mi historia, me temo, restará algo de su interés, pero si es juzgada útil por aquellos investigadores que desean un conocimiento exacto del pasado como ayuda para la interpretación del futuro, que en el curso de la humanidad las cosas deben parecerse si no lo refleja, estaré contento. En fin, he escrito mi trabajo, no como un ensayo que va a ganar el aplauso del momento, sino como una posesión para todos los tiempos.

La Guerra Mediana, el mayor logro de tiempos pasados, encontró una rápida decisión en dos acciones por mar y dos por tierra. La guerra del Peloponeso se prolongó enormemente y, mientras lo fue, fue corta sin paralelo por las desgracias que trajo a Hellas. Nunca tantas ciudades habían sido tomadas y desoladas, aquí por los bárbaros, aquí por las partes en disputa (los antiguos habitantes eran a veces removidos para dejar lugar a otros) nunca hubo tanto destierro y derramamiento de sangre, ahora en el campo de batalla, ahora en la lucha de facción. Antiguas historias de sucesos transmitidos por la tradición, pero escasamente confirmados por la experiencia, de repente dejaron de ser increíbles, hubo terremotos de inigualable extensión y violencia, los eclipses de sol ocurrieron con una frecuencia no registrada en la historia anterior, hubo grandes sequías en diversos lugares y las consecuentes hambrunas. , y esa visita más calamitosa y terriblemente fatal, la plaga. Todo esto les sobrevino con la guerra tardía, que fue iniciada por los atenienses y peloponesios con la disolución de la tregua de treinta años hecha después de la conquista de Eubea. A la pregunta de por qué violaron el tratado, respondo poniendo en primer lugar un relato de sus motivos de queja y puntos de diferencia, que es posible que nadie tenga que preguntar jamás la causa inmediata que sumió a los helenos en una guerra de tal magnitud. Considero que la causa real es la que más formalmente se mantuvo fuera de la vista. El crecimiento del poder de Atenas y la alarma que esto inspiró en Lacedemonio hicieron que la guerra fuera inevitable. Aun así, conviene dar los motivos alegados por cualquiera de las partes que llevaron a la disolución del tratado y al estallido de la guerra.

Causas de la guerra - El asunto de Epidamnus - El asunto de Potidea

La ciudad de Epidamnus se encuentra a la derecha de la entrada del Golfo Jónico. Su vecindad está habitada por los taulantianos, un pueblo ilirio. El lugar es una colonia de Corcira, fundada por Phalius, hijo de Eratocleides, de la familia de los Heraclids, quien según el uso antiguo había sido convocado para el propósito de Corinto, la madre patria. A los colonos se unieron algunos corintios y otros de raza doria. Ahora, a medida que pasaba el tiempo, la ciudad de Epidamnus se hizo grande y populosa, pero al caer presa de las facciones que surgieron, se dice, de una guerra con sus vecinos los bárbaros, se debilitó mucho y perdió una cantidad considerable de su poder. El último acto antes de la guerra fue la expulsión de los nobles por parte del pueblo. El grupo exiliado se unió a los bárbaros y procedió a saquear a los de la ciudad por mar y tierra y los epidamnianos, encontrándose en apuros, enviaron embajadores a Corcira suplicando a su madre patria que no les permitiera morir, sino que arreglaran los asuntos entre ellos. y los desterrados, y librarlos de la guerra con los bárbaros. Los embajadores se sentaron en el templo de Hera como suplicantes e hicieron las solicitudes anteriores a los corcireanos. Pero los corcireanos se negaron a aceptar su súplica y fueron despedidos sin haber hecho nada.

Cuando los epidamnianos descubrieron que no se podía esperar ayuda de Corcyra, se encontraron en un apuro sobre qué hacer a continuación. Entonces enviaron a Delfos y preguntaron al Dios si debían entregar su ciudad a los corintios y esforzarse por obtener alguna ayuda de sus fundadores. La respuesta que les dio fue entregar la ciudad y ponerse bajo la protección de Corinto. Entonces los epidamnianos fueron a Corinto y entregaron la colonia en obediencia a las órdenes del oráculo. Mostraron que su fundador venía de Corinto, revelaron la respuesta del dios y les suplicaron que no los dejaran morir, sino que los ayudaran. Los corintios consintieron en hacer esto. Creyendo que la colonia les pertenecía tanto a ellos como a los corcireanos, sintieron que era una especie de deber asumir su protección. Además, odiaban a los corcireanos por su desprecio por la madre patria. En lugar de reunirse con los honores habituales otorgados a la ciudad madre por todas las demás colonias en las asambleas públicas, como la precedencia en los sacrificios, Corinto se vio tratada con desprecio por un poder que, en términos de riqueza, podía compararse incluso con cualquiera de las comunidades más ricas. en Hellas, que poseía una gran fuerza militar, y que a veces no podía reprimir el orgullo de la alta posición naval de una isla cuya fama náutica databa de los días de sus antiguos habitantes, los feacios. Ésta fue una de las razones del cuidado que prodigaban a su flota, que llegó a ser muy eficiente, de hecho, comenzaron la guerra con una fuerza de ciento veinte galeras.

Todos estos agravios hicieron que Corinto estuviera ansioso por enviar la ayuda prometida a Epidamnus. Se hizo publicidad para los colonos voluntarios y se envió una fuerza de Ambraciots, Leucadians y Corinthians. Marcharon por tierra hasta Apolonia, una colonia corintia, evitando la ruta por mar por temor a una interrupción corcirea. Cuando los corcireanos se enteraron de la llegada de los colonos y las tropas a Epidamnus, y de la rendición de la colonia a Corinto, se incendiaron. Echándose a la mar instantáneamente con veinticinco barcos, que fueron rápidamente seguidos por otros, ordenaron insolentemente a los epidamnianos que recibieran de regreso a los nobles desterrados- (debe partirse de la premisa de que los exiliados epidamnianos habían llegado a Corcira y, señalando los sepulcros de sus antepasados, había hecho un llamamiento a sus parientes para restaurarlos) y para despedir a la guarnición y los colonos de Corinto. Pero a todo esto los epidamnianos hicieron oídos sordos. Tras esto, los corcireanos iniciaron operaciones contra ellos con una flota de cuarenta velas. Se llevaron consigo a los exiliados, con miras a su restauración, y también consiguieron los servicios de los ilirios. Sentados ante la ciudad, emitieron un pregón en el sentido de que cualquiera de los nativos que eligieran, y los extranjeros, podían salir ilesos, con la alternativa de ser tratados como enemigos. En su negativa, los corcyraeans procedieron a sitiar la ciudad, que se encuentra en un istmo y los corintios, recibiendo información de la investidura de Epidamnus, reunieron un armamento y proclamaron una colonia a Epidamnus, garantizando la perfecta igualdad política a todos los que decidieron ir . Cualquiera que no estuviera dispuesto a zarpar de inmediato podría, pagando la suma de cincuenta dracmas corintias, tener una parte de la colonia sin salir de Corinto. Un gran número de personas se aprovechó de esta proclamación, algunos estaban listos para comenzar directamente, otros pagaron la cantidad requerida. En caso de que los corcireanos disputaran su paso, se pidió a varias ciudades que les prestaran un convoy. Megara se preparó para acompañarlos con ocho barcos, Pale en Cephallonia con cuatro, Epidauro proporcionó cinco, Hermione uno, Troezen dos, Leucas diez y Ambracia ocho. Se pidió dinero a los tebanos y fliasios, a los eleos también los cascos, mientras que la propia Corinto suministró treinta barcos y tres mil infantes pesados.

Cuando los corcireanos se enteraron de sus preparativos, llegaron a Corinto con enviados de Lacedemonio y Sición, a quienes persuadieron para que los acompañaran, y le pidieron que retirara la guarnición y los colonos, ya que ella no tenía nada que ver con Epidamnus. Sin embargo, si tenía alguna reclamación que hacer, estaban dispuestos a someter el asunto al arbitraje de las ciudades del Peloponeso que se eligieran de mutuo acuerdo, y que la colonia permaneciera en la ciudad a la que los árbitros pudieran corresponder. asignarlo. También estaban dispuestos a remitir el asunto al oráculo de Delfos. Si, desafiando sus protestas, se apelaba a la guerra, ellos mismos deberían verse obligados por esta violencia a buscar amigos en lugares donde no tenían deseos de buscarlos, y hacer que incluso los viejos lazos cedan ante la necesidad de ayuda. La respuesta que obtuvieron de Corinto fue que, si retiraban su flota y los bárbaros de Epidamnus, la negociación podría ser posible pero, mientras la ciudad todavía estaba sitiada, ir ante los árbitros estaba fuera de discusión. Los corcireanos replicaron que si Corinto retiraba sus tropas de Epidamnus, retirarían las suyas, o estaban dispuestos a dejar que ambas partes permanecieran en statu quo, concluyendo un armisticio hasta que se pudiera dictar sentencia.

Haciendo oídos sordos a todas estas propuestas, cuando sus barcos estaban tripulados y sus aliados habían entrado, los corintios enviaron un heraldo ante ellos para declarar la guerra y, poniéndose en marcha con setenta y cinco barcos y dos mil infantes pesados, zarparon hacia Epidamnus. para dar batalla a los Corcyraeans. La flota estaba bajo el mando de Aristeus, hijo de Pellichas, Callicrates, hijo de Callias, y Timanor, hijo de Timanthes las tropas bajo la de Archetimus, hijo de Eurtimus, e Isarchidas, hijo de Isarchus. Cuando llegaron a Actium en el territorio de Anactorium, en la desembocadura del golfo de Ambracia, donde se erige el templo de Apolo, los corcireanos enviaron un heraldo en una lancha ligera para advertirles que no navegaran contra ellos. Mientras tanto, procedieron a tripular sus barcos, todos los cuales habían sido equipados para la acción, y los viejos barcos estaban apuntalados para que estuvieran en condiciones de navegar. Al regreso del heraldo sin ninguna respuesta pacífica de los corintios, sus barcos ahora estaban tripulados, se hicieron a la mar para enfrentarse al enemigo con una flota de ochenta velas (cuarenta estaban comprometidos en el sitio de Epidamnus), formaron línea y entró en acción y obtuvo una victoria decisiva, y destruyó quince de los vasos corintios. El mismo día había visto a Epidamnus obligado por sus sitiadores a capitular, las condiciones eran que los extranjeros debían ser vendidos y los corintios mantenidos como prisioneros de guerra, hasta que su destino se decidiera de otra manera.

Después del enfrentamiento, los corcyraeans levantaron un trofeo en Leukimme, un promontorio de Corcyra, y mataron a todos sus cautivos excepto a los corintios, a quienes mantuvieron como prisioneros de guerra. Derrotado en el mar, los corintios y sus aliados regresaron a casa y dejaron a los corcireanos amos de todo el mar en esas partes. Navegando a Leucas, una colonia de Corinto, devastaron su territorio y quemaron Cyllene, el puerto de los Eleos, porque habían proporcionado barcos y dinero a Corinto. Durante casi todo el período que siguió a la batalla siguieron siendo dueños del mar, y los aliados de Corinto fueron acosados ​​por los cruceros corcireanos. Por fin, Corinto, despertada por los sufrimientos de sus aliados, envió barcos y tropas en el otoño del verano, que formaron un campamento en Actium y cerca de Chimerium, en Thesprotis, para la protección de Leucas y el resto de las ciudades amigas. Los corcireanos, por su parte, formaron una estación similar en Leukimme. Ninguna de las partes hizo ningún movimiento, pero permanecieron frente a frente hasta el final del verano, y el invierno se acercó antes de que ninguno de los dos regresara a casa.

Corinto, exasperado por la guerra con los Corcyraeans, pasó todo el año después del compromiso y el sucesivo en la construcción de barcos y en esforzar todos los nervios para formar una eficiente flota de remeros procedentes del Peloponeso y el resto de Hellas por el incentivo de grandes recompensas. Los corcireanos, alarmados por la noticia de sus preparativos, al no tener un solo aliado en Hellas (pues no se habían inscrito ni en la confederación ateniense ni en la Lacedemonia), decidieron dirigirse a Atenas para entrar en alianza y esforzarse para procurarle apoyo. También Corinto, al enterarse de sus intenciones, envió una embajada a Atenas para evitar que los atenienses se unieran a la armada de Corcirea, y que así se impidiera su perspectiva de ordenar la guerra de acuerdo con sus deseos. Se convocó una asamblea y aparecieron los defensores rivales: los corcireanos hablaron de la siguiente manera:

"¡Atenienses! Cuando un pueblo que no ha prestado ningún servicio o apoyo importante a sus vecinos en el pasado, por el cual podría reclamar un reembolso, se presenta ante ellos como ahora nos presentamos ante ustedes para solicitar su ayuda, es posible que se les requiera justamente Para satisfacer ciertas condiciones preliminares. Deben demostrar, en primer lugar, que es conveniente o al menos seguro conceder a continuación su solicitud, que conservarán un sentido duradero de la bondad. Pero si no pueden establecer claramente ninguno de estos puntos, deben no te enfades si se encuentran con un rechazo. Ahora los corcireanos creen que con su petición de ayuda también pueden darte una respuesta satisfactoria en estos puntos, por lo que nos han enviado aquí. Ha ocurrido que nuestra política con respecto a ti con respecto a esta solicitud, resulta contradictorio, y en lo que respecta a nuestros intereses, inadecuado en la crisis actual. Decimos inconsistente, porque un poder que nunca en todo su pasado ha La historia ha estado dispuesta a aliarse con cualquiera de sus vecinos, ahora se encuentra pidiéndoles que se alíen con ella. Y decimos inoportuno, porque en nuestra actual guerra con Corinto nos ha dejado en una situación de total aislamiento, y lo que alguna vez nos pareció la sabia precaución de negarnos a involucrarnos en alianzas con otras potencias, no sea que nos involucremos también en riesgos de su elección, ahora ha resultado ser una locura y una debilidad. Es cierto que en el último enfrentamiento naval hicimos retroceder a los corintios de nuestras costas sin ayuda de nadie. Pero ahora han reunido un armamento aún mayor del Peloponeso y el resto de Hellas y nosotros, viendo nuestra absoluta incapacidad para hacer frente a ellos sin ayuda extranjera, y la magnitud del peligro que implica su sujeción a ellos, encontramos necesario pedir ayuda. de ti y de cualquier otro poder. Y esperamos ser excusados ​​si renunciamos a nuestro antiguo principio de completo aislamiento político, un principio que no fue adoptado con ninguna intención siniestra, sino que fue la consecuencia de un error de juicio.

“Ahora bien, son muchas las razones por las que en caso de su cumplimiento se felicitarán por haberse hecho esta solicitud. Primero, porque su asistencia será prestada a un poder que, inofensivo, es víctima de la injusticia ajena. En segundo lugar, porque todo lo que más valoramos está en juego en el presente concurso, y la bienvenida que nos brinden en estas circunstancias será una prueba de buena voluntad que mantendrá viva la gratitud que depositarán en nuestros corazones. Somos la mayor potencia naval de Hellas. Además, ¿puedes concebir un golpe de suerte más raro en sí mismo o más descorazonador para tus enemigos que el poder cuya adhesión habrías valorado por encima de mucha fuerza material y moral? ella misma autoinvitada, debe entregarse en sus manos sin peligro y sin gastos, y finalmente debe ponerlo en el camino de ganar un alto carácter a los ojos del mundo, la gratitud de aquellos que ¿Os ayudaréis y os haréis una gran adquisición de fuerzas? Puede buscar en toda la historia sin encontrar muchos casos de un pueblo que obtenga todas estas ventajas a la vez, o muchos casos de un poder que viene en busca de ayuda y que está en condiciones de brindar a las personas cuya alianza solicita tanta seguridad y honor como ella recibirá. Pero se insistirá en que sólo seremos útiles en el caso de una guerra. A esto respondemos que si alguno de ustedes imagina que la guerra está lejos, está gravemente equivocado, y está ciego al hecho de que Lacedemonio los mira con celos y desea la guerra, y que Corinto es poderosa allí; lo mismo, recuerde, ese es tu enemigo, e incluso ahora está tratando de someternos como un preliminar para atacarte. Y esto lo hace para evitar que nos unamos por una enemistad común, y que ella nos tenga a los dos en sus manos, y también para asegurarse de que empiece con usted de una de dos maneras, ya sea paralizando nuestro poder o haciendo suya su fuerza. . Ahora es nuestra política estar de antemano con ella, es decir, para que Corcyra haga una oferta de alianza y para que tú la aceptes, de hecho, deberíamos hacer planes contra ella en lugar de esperar a derrotar los planes que ella hace contra nosotros.

"Si ella afirma que no está bien que usted reciba una colonia suya en alianza, hágale saber que cada colonia que es bien tratada honra a su estado padre, pero se aleja de él por la injusticia. Porque los colonos no son enviados al entendiendo que deben ser esclavos de los que se quedan atrás, pero que deben ser sus iguales. Y que Corinto nos estaba lastimando es claro. Invitados a remitir la disputa sobre Epidamnus a arbitraje, optaron por procesar sus denuncias en guerra en lugar de que por un juicio justo. Y permita que su conducta hacia nosotros, que somos sus parientes, sea una advertencia para que no se deje engañar por su engaño, ni ceda a sus solicitudes directas. se evitan mayores serán las posibilidades de seguridad.

"Si se le insta a que su recepción de nosotros será una violación del tratado existente entre usted y Lacedaemon, la respuesta es que somos un estado neutral, y que una de las disposiciones expresas de ese tratado es que será competente para cualquier estado helénico que sea neutral se unirá al bando que le plazca. Y es intolerable que a Corinto se le permita obtener hombres para su armada no solo de sus aliados, sino también del resto de Hellas, y en gran parte los suyos los proporciona. sujetos mientras seremos excluidos tanto de la alianza que nos deja abierta el tratado como de cualquier asistencia que podamos obtener de otros sectores, y usted será acusado de inmoralidad política si cumple con nuestra solicitud. Por otro lado Tendremos mucho mayor motivo para quejarnos de ti, si no lo cumples si nosotros, que estamos en peligro y no somos enemigos tuyos, nos encontramos con un rechazo de tus manos, mientras Corinto, que es el agresor y tu enemigo, no sólo se encuentra sin obstáculos de usted, pero incluso se le permite sacar material para la guerra de sus dependencias. Esto no debería ser así, pero deberías prohibirle que reclute hombres en tus dominios, o deberías prestarnos también la ayuda que creas conveniente.

"Pero su verdadera política es brindarnos un semblante y apoyo declarados. Las ventajas de este curso, como establecimos al principio de nuestro discurso, son muchas. Mencionamos uno que es quizás el principal. ¿Podría haber una garantía más clara de nuestra buena fe que la que ofrece el hecho de que el poder que está enemistado contigo también está enemistado con nosotros, y que ese poder es plenamente capaz de castigar la deserción? Y hay una gran diferencia entre rechazar la alianza de un interior y de una potencia marítima.Porque su primer esfuerzo debe ser prevenir, si es posible, la existencia de cualquier poder naval excepto el suyo propio en su defecto, para asegurar la amistad del más fuerte que existe. Y si alguno de ustedes cree que lo que instamos es conveniente, pero teme actuar de acuerdo con esta creencia, no sea que lleve a una violación del tratado, debe recordar que, por un lado, sean cuales sean sus temores, su fuerza será formidable. para tus antagonistas, por el otro, cualquiera que sea la confianza que obtengas al negarte a recibirnos, tu debilidad no tendrá terrores por un enemigo fuerte. También debes recordar que tu decisión es para Atenas no menos que para Corcira, y que no estás tomando la mejor provisión para sus intereses, si en un momento en el que estás escudriñando ansiosamente el horizonte puedes estar listo para la ruptura de la guerra que está sobre ti, vacila en poner a su lado un lugar cuya adhesión o alejamiento está preñado a la vez de las consecuencias más vitales. Porque se encuentra convenientemente para la navegación costera en dirección a Italia y Sicilia, pudiendo impedir el paso de refuerzos navales desde allí al Peloponeso, y desde el Peloponeso hacia allá, y es en otros aspectos una estación muy deseable. Para resumir lo más brevemente posible, adoptando consideraciones tanto generales como particulares, deje que esto le muestre la locura de sacrificarnos. Recuerde que sólo hay tres potencias navales considerables en Hellas: Atenas, Corcira y Corinto, y que si permite que dos de estos tres se conviertan en uno, y Corinto nos asegure para sí misma, tendrá que mantener el mar contra los unidos. flotas de Corcira y Peloponeso. Pero si nos recibe, tendrá nuestras naves para reforzarlo en la lucha ".

Tales fueron las palabras de los corcyraeans. Una vez que terminaron, los corintios hablaron de la siguiente manera:

"Estos corcireanos en el discurso que acabamos de escuchar no se limitan a la cuestión de su recepción en su alianza. También hablan de que somos culpables de injusticia, y de que somos víctimas de una guerra injustificable. Se hace necesario para nosotros toca estos dos puntos antes de continuar con el resto de lo que tenemos que decir, para que puedas tener una idea más correcta de los fundamentos de nuestro reclamo y tener una buena razón para rechazar su petición. Según ellos, su antigua política de Rechazar todas las ofertas de alianza fue una política de moderación. De hecho, fue adoptada para malos fines, no para bien, en realidad, su conducta es tal que no les hace en modo alguno deseosos de tener aliados presentes para presenciarlo, o de tener la vergüenza de Además, su situación geográfica los hace independientes de los demás, por lo que la decisión en los casos en que lesionen no recae en los jueces designados de común acuerdo, sino consigo mismos, porque, si bien seldo Al hacer viajes a sus vecinos, son visitados constantemente por barcos extranjeros que se ven obligados a hacer escala en Corcira. En resumen, el objetivo que se proponen a sí mismos, en su engañosa política de completo aislamiento, no es evitar participar en los crímenes ajenos, sino asegurarse el monopolio del crimen para sí mismos: la licencia del ultraje dondequiera que puedan obligar, del fraude. dondequiera que puedan eludir, y el disfrute de sus ganancias sin vergüenza. Y, sin embargo, si fueran los hombres honestos que pretenden ser, cuanto menos los tengan los demás, más fuerte será la luz en la que podrían haber puesto su honestidad dando y recibiendo lo que es justo.

“Pero esa no ha sido su conducta ni hacia los demás ni hacia nosotros. La actitud de nuestra colonia hacia nosotros siempre ha sido de extrañamiento y ahora es de hostilidad porque, dicen: 'No fuimos enviados a ser maltratados . Nos reincorporamos a que no consideramos que la colonia fuera insultada por ellos, sino que sea su cabeza y se la considere con el debido respeto. la mayoría están satisfechos con nosotros, estos no pueden tener una buena razón para una insatisfacción en la que están solos, y no estamos actuando indebidamente al hacer la guerra contra ellos, ni estamos haciendo la guerra contra ellos sin haber recibido una señal de provocación. Estábamos equivocados, sería honorable en ellos ceder a nuestros deseos, y vergonzoso para nosotros pisotear su moderación, pero en el orgullo y la licencia de la riqueza han pecado una y otra vez contra nosotros, y nunca más profundamente que cuando Epidamnus, nuestra dependencia, que no tomaron medidas para reclamar en su angustia al venir a aliviarla, fue tomada por ellos, y ahora está sostenida por la fuerza de las armas.

"En cuanto a su alegato de que deseaban que la cuestión se sometiera primero a arbitraje, es obvio que una impugnación proveniente de la parte que se encuentra a salvo en una posición de mando no puede obtener el crédito que se debe solo a él que, antes de apelar a las armas, en tanto los hechos como las palabras, se coloca a la altura de su adversario. En su caso, no fue antes de que asediaran el lugar, sino después de que entendieron por fin que no debíamos sufrirlo dócilmente, que pensaron en el engañoso palabra arbitraje. Y no satisfechos con su propia mala conducta allí, aparecen aquí ahora requiriendo que te unas a ellos, no en alianza, sino en el crimen, y que los recibas a pesar de su enemistad con nosotros. Pero fue cuando se mantuvieron más firmes que deberían haberte hecho acercamientos, y no en un momento en que nos han agraviado y ellos están en peligro, ni aún en un momento en el que admitirás una parte de tu protección a los que nunca te admitieron a una parte de su protección. poder, y seré yo incurriendo en la misma culpa de nuestra parte con aquellos en cuyas ofensas no tuviste mano. No, deberían haber compartido su poder contigo antes de pedirte que compartas tu fortuna con ellos.

"Entonces, la realidad de los agravios de los que venimos a quejarnos, y la violencia y rapacidad de nuestros oponentes, han sido demostradas. Pero que no se pueden recibir equitativamente, esto lo tiene que aprender todavía. Puede ser cierto que uno de las disposiciones del tratado es que será competente para cualquier estado, cuyo nombre no figura en la lista, para unirse al bando que le plazca. Pero este acuerdo no está destinado a aquellos cuyo objeto de unirse es el perjuicio de otros poderes, pero para aquellos cuya necesidad de apoyo no surge del hecho de la deserción, y cuya adhesión no traerá al poder que está lo suficientemente loco como para recibirlos, la guerra en lugar de la paz, que será el caso contigo, si te niegas a escuchar porque no puedes convertirte en su auxiliar y seguir siendo nuestro amigo si te unes a su ataque, debes compartir el castigo que los defensores les infligen. Y, sin embargo, tienes el mejor derecho posible a ser neutral o, en su defecto, por el contrario, únete a nosotros contra el metro. Corinto está al menos en un tratado contigo con Corcyra, nunca estuviste ni siquiera en tregua. Pero no establezca el principio de que la deserción debe ser patrocinada. ¿Registramos nuestro voto en contra de la deserción de Samians, cuando el resto de las potencias del Peloponeso estaban igualmente divididas sobre la cuestión de si debían ayudarlas? No, les dijimos en la cara que todo poder tiene derecho a castigar a sus propios aliados. Por qué, si su política es recibir y ayudar a todos los delincuentes, encontrará que muchas de sus dependencias vendrán a nosotros, y el principio que establezca presionará menos sobre nosotros que sobre ustedes mismos.

"Esto, entonces, es lo que la ley helénica nos da derecho a exigir como un derecho. Pero también tenemos consejos que ofrecer y reclamos sobre su gratitud, que, dado que no hay peligro de que los lastimemos, ya que no somos enemigos, y desde nuestra amistad no equivale a relaciones muy frecuentes, decimos que debería ser liquidado en la coyuntura actual.Cuando necesitabas barcos de guerra para la guerra contra los eginetas, antes de la invasión persa, Corinto te proporcionó veinte barcos. y la línea que adoptamos en la cuestión de Samia, cuando fuimos la causa de que los peloponesios se negaran a ayudarlos, les permitió conquistar Egina y castigar a Samos. Y actuamos así en las crisis cuando, si es que alguna vez, los hombres están acostumbrados en su esfuerzos contra sus enemigos por olvidar todo en aras de la victoria, considerando al que los asiste como un amigo, aunque hasta ahora haya sido un enemigo, y al que se les oponga entonces como un enemigo, aunque hasta ahora haya sido un amigo de hecho permiten sus intereses reales sufrir por su preocupación absorbente en la lucha.

"Sopesa bien estas consideraciones, y deja que tus jóvenes aprendan lo que son de sus mayores, y que se decidan a hacernos como nosotros te hemos hecho a ti. Y que no reconozcan la justicia de lo que decimos, sino que disputen su sabiduría en la contingencia de la guerra. No sólo el camino más recto en general es el más sabio, sino que la llegada de la guerra, que los corcireanos han utilizado como un insecto para persuadirte de que hagas el mal, sigue siendo incierta, y no vale la pena llevarla a cabo. con él para ganar la enemistad instantánea y declarada de Corinto. Más bien, sería prudente tratar de contrarrestar la impresión desfavorable que su conducta hacia Megara ha creado. El caso puede justificar. Y no se deje seducir por la perspectiva de una gran alianza naval. La abstinencia de toda injusticia hacia otras potencias de primer orden es una torre de fuerza mayor que cualquier cosa que pueda obtenerse mediante el sacrificio de t tranquilidad por una aparente ventaja temporal. Ahora es nuestro turno de beneficiarnos del principio que establecimos en Lacedaemon, que todo poder tiene derecho a castigar a sus propios aliados. Ahora afirmamos recibir lo mismo de usted, y protestamos contra que nos recompense por beneficiarlo con nuestro voto al perjudicarnos con el suyo. Al contrario, devuélvanos como por igual, recordando que esta es esa misma crisis en la que el que presta ayuda es más amigo y el que se opone es más enemigo. Y para estos Corcyraeans, ni los recibamos en alianza en nuestro pesar, ni sean sus cómplices en el crimen. Hágalo y actuará como tenemos derecho a esperar de usted y, al mismo tiempo, consultará mejor sus propios intereses ".

Tales fueron las palabras de los corintios.

Cuando los atenienses hubieron escuchado a ambos, se celebraron dos asambleas. En el primero había una manifiesta disposición a escuchar las representaciones de Corinto; en el segundo, el sentimiento público había cambiado y se decidió una alianza con Corcyra, con ciertas reservas. Debía ser una alianza defensiva, no ofensiva. No implicaba una violación del tratado con el Peloponeso: no se podía exigir a Atenas que se uniera a Corcira en ningún ataque contra Corinto. Pero cada una de las partes contratantes tenía derecho a la ayuda de la otra contra la invasión, ya fuera de su propio territorio o del de un aliado. Porque ahora se empezó a sentir que la llegada de la guerra del Peloponeso era sólo una cuestión de tiempo, y nadie estaba dispuesto a ver una potencia naval de tal magnitud como la que Corcyra sacrificaba a Corinto, aunque si podían dejar que se debilitaran mutuamente. conflicto, no sería una mala preparación para la lucha que Atenas tendría que librar algún día con Corinto y las demás potencias navales. Al mismo tiempo, la isla parecía estar convenientemente ubicada en el pasaje costero hacia Italia y Sicilia. Con estas opiniones, Atenas recibió a Corcira en alianza y, poco después de la partida de los corintios, envió diez barcos en su ayuda. Fueron comandados por Lacedemonio, hijo de Cimón, Diotimo, hijo de Strombichus, y Proteas, hijo de Epicles. Sus instrucciones eran evitar la colisión con la flota corintia excepto bajo ciertas circunstancias. Si navegaba a Corcyra y amenazaba con desembarcar en su costa, o en cualquiera de sus posesiones, debían hacer todo lo posible para evitarlo. Estas instrucciones fueron motivadas por la ansiedad de evitar una violación del tratado.

Mientras tanto, los corintios completaron sus preparativos y navegaron hacia Corcira con ciento cincuenta barcos. De estos, Elis proporcionó diez, Megara doce, Leucas diez, Ambracia veintisiete, Anactorium uno y la propia Corinto noventa. Cada uno de estos contingentes tenía su propio almirante, estando el corintio al mando de Xenoclides, hijo de Euthycles, con cuatro compañeros. Zarpando de Leucas, desembarcaron en la parte del continente frente a Corcira. Anclaron en el puerto de Chimerium, en el territorio de Thesprotis, sobre el cual, a cierta distancia del mar, se encuentra la ciudad de Ephyre, en el distrito de Elean. Por esta ciudad el lago Acherusian vierte sus aguas en el mar. Recibe su nombre del río Acheron, que fluye a través de Thesprotis y cae en el lago. Allí también fluye el río Thyamis, formando el límite entre Thesprotis y Kestrine y entre estos ríos nace la punta de Chimerium. En esta parte del continente, los corintios llegaron a anclar y formaron un campamento. Cuando los corcireos los vieron llegar, tripularon ciento diez barcos, comandados por Meikiades, Aisimides y Eurybatus, y se estacionaron en una de las islas de Sybota, estando presentes los diez barcos atenienses. En Point Leukimme apostaron sus fuerzas terrestres y mil infantes pesados ​​que habían venido de Zacynthus en su ayuda. Los corintios tampoco estaban en tierra firme sin sus aliados. Los bárbaros acudieron en masa en su ayuda, siendo los habitantes de esta parte del continente viejos aliados suyos.

Cuando terminaron los preparativos de Corinto, tomaron provisiones para tres días y partieron de Chimerium por la noche, listos para la acción. Navegando con el amanecer, avistaron la flota de Corcyraean en el mar y viniendo hacia ellos. Cuando se percibieron, ambos bandos se formaron en orden de batalla. En el ala derecha de Corcyraean estaban los barcos atenienses, el resto de la línea estaba ocupado por sus propios barcos formados en tres escuadrones, cada uno de los cuales estaba comandado por uno de los tres almirantes. Tal era la formación Corcyraean. El Corinthian era el siguiente: en el ala derecha estaban las naves Megarian y Ambraciot, en el centro el resto de los aliados en orden. Pero la izquierda estaba compuesta por los mejores navegantes de la armada corintia, para encontrarse con los atenienses y el ala derecha de los corcireanos. Tan pronto como se emitieron las señales en ambos lados, se unieron a la batalla. Ambos bandos tenían una gran cantidad de infantería pesada en sus cubiertas, y una gran cantidad de arqueros y dardos, el antiguo armamento imperfecto aún prevalecía. La lucha en el mar fue obstinada, aunque no notable por su ciencia, de hecho se parecía más a una batalla por tierra. Cada vez que atacaban entre sí, la multitud y el aplastamiento de los barcos no hacía que fuera fácil soltarse, además, sus esperanzas de victoria residían principalmente en la infantería pesada en las cubiertas, que se mantenía y luchaba en orden, los barcos permanecían estacionados. La maniobra de romper la línea no se intentó en breve, la fuerza y ​​el coraje tuvieron más participación en la lucha que la ciencia. En todas partes reinaba el tumulto, siendo la batalla un escenario de confusión, mientras que los barcos atenienses, al acercarse a los corcireanos cada vez que eran presionados, sirvieron para alarmar al enemigo, aunque sus comandantes no podían unirse a la batalla por temor a sus instrucciones. El ala derecha de los corintios sufrió más. Los corcireanos lo derrotaron y los persiguieron en desorden hasta el continente con veinte barcos, navegaron hasta su campamento, quemaron las tiendas que encontraron vacías y saquearon el material. Así que en este barrio los corintios y sus aliados fueron derrotados, y los corcireanos salieron victoriosos. Pero donde estaban los propios corintios, a la izquierda, obtuvieron un éxito decidido, ya que las escasas fuerzas de los corcireanos se debilitaron aún más por la falta de los veinte barcos ausentes en la persecución. Al ver a los corcireanos en apuros, los atenienses comenzaron a ayudarlos de manera más inequívoca. Al principio, es cierto, se abstuvieron de cargar con ningún barco, pero cuando la derrota se estaba haciendo patente y los corintios seguían adelante, por fin llegó el momento en que todos se pusieron en marcha y se dejaron de lado todas las distinciones, y llegó el final. este punto, que los corintios y atenienses levantaron sus manos uno contra el otro.

Después de la derrota, los corintios, en lugar de dedicarse a amarrar rápido y arrastrar los cascos de los barcos que habían inutilizado, volvieron su atención a los hombres, a quienes mataron mientras navegaban, sin preocuparse tanto de hacer prisioneros. . Algunos incluso de sus propios amigos fueron asesinados por ellos, por error, en su ignorancia de la derrota del ala derecha.Por el número de barcos en ambos lados y la distancia a la que cubrieron el mar, lo hizo difícil, después de que una vez se había unido, para distinguir entre los conquistadores y los conquistados, esta batalla resultó ser mucho mayor que cualquier otra antes, al menos entre los helenos, por el número de barcos en combate. Después de que los corintios hubieron perseguido a los corcireanos hasta la tierra, se volvieron hacia los naufragios y sus muertos, la mayoría de los cuales lograron apoderarse y trasladar a Sybota, el lugar de encuentro de las fuerzas terrestres provistas por sus aliados bárbaros. Sybota, hay que saberlo, es un puerto desértico de Thesprotis. Terminada esta tarea, volvieron a reunirse y navegaron contra los corcireanos, que por su parte avanzaron a su encuentro con todos sus barcos aptos para el servicio y que les quedaban, acompañados de los barcos atenienses, temiendo que pudieran intentar un desembarco en su territorio. Para entonces ya se estaba haciendo tarde, y se había cantado el himno para el ataque, cuando los corintios de repente comenzaron a retroceder. Habían observado a veinte barcos atenienses navegar hacia arriba, que habían sido enviados después para reforzar los diez barcos por los atenienses, que temían, como resultó con razón, la derrota de los corcireanos y la incapacidad de su puñado de barcos para protegerlos. Por tanto, estos barcos fueron vistos primero por los corintios. Sospechaban que eran de Atenas, y que los que vieron no lo eran todos, pero que había más detrás empezaron a retirarse. Mientras tanto, los corcireanos no los habían avistado, ya que avanzaban desde un punto que no podían ver tan bien, y se preguntaban por qué los corintios estaban retrocediendo, cuando algunos los vieron y gritaron que había barcos a la vista más adelante. . Después de esto también se retiraron porque ahora estaba oscureciendo, y la retirada de los corintios había suspendido las hostilidades. Así se separaron el uno del otro, y la batalla cesó con la noche. Los corcireos estaban en su campamento en Leukimme, cuando estos veinte barcos de Atenas, bajo el mando de Glaucón, hijo de Leagro, y Andocides, hijo de Leogoras, atravesaron los cadáveres y los naufragios y navegaron hasta el campamento. no mucho después de que fueron avistados.Ya era de noche, y los corcireanos temían que pudieran ser barcos hostiles, pero pronto los reconocieron y los barcos llegaron a anclar.

Al día siguiente, los treinta barcos atenienses se hicieron a la mar, acompañados por todos los barcos corcireanos que estaban en condiciones de navegar, y navegaron hasta el puerto de Sybota, donde yacían los corintios, para ver si participaban. Los corintios partieron de tierra y formaron una línea en mar abierto, pero más allá de ésta no hicieron más movimiento, sin intención de asumir la ofensiva. Porque vieron llegar refuerzos recién llegados de Atenas y enfrentarse ellos mismos a numerosas dificultades, como la necesidad de vigilar a los prisioneros que tenían a bordo y la falta de todos los medios para reacondicionar sus barcos en un lugar desértico. En lo que pensaban más era en cómo se llevaría a cabo su viaje a casa, temían que los atenienses pudieran considerar que el tratado se disolvió por la colisión que había ocurrido y prohibir su partida.

En consecuencia, resolvieron poner a algunos hombres a bordo de un barco y enviarlos sin varita de heraldo a los atenienses, como un experimento. Habiendo hecho eso, dijeron lo siguiente: "Hacen mal, atenienses, al comenzar la guerra y romper el tratado. Comprometidos en castigar a nuestros enemigos, los encontramos colocándose en nuestro camino en armas contra nosotros. Ahora, si sus intenciones son prevenir naveguemos hacia Corcyra, o hacia cualquier otro lugar que deseemos, y si estás por romper el tratado, primero llévate a los que estamos aquí y trátanos como enemigos ". Eso fue lo que dijeron, y todo el armamento de Corcyraean que estaba a su alcance inmediatamente gritó para tomarlos y matarlos. Pero los atenienses respondieron de la siguiente manera: "Ni estamos comenzando la guerra, peloponesios, ni estamos rompiendo el tratado, pero estos corcireanos son nuestros aliados, y hemos venido a ayudarlos. Así que si quieres navegar a cualquier otro lugar, no ponemos ningún obstáculo. en su camino, pero si va a navegar contra Corcyra, o cualquiera de sus posesiones, haremos todo lo posible para detenerlo ".

Recibiendo esta respuesta de los atenienses, los corintios comenzaron los preparativos para su viaje a casa y levantaron un trofeo en Sybota, en el continente, mientras los corcireanos recogían los restos y los muertos que les habían llevado la corriente y un trofeo. viento que se levantó en la noche y los esparció en todas direcciones, y estableció su trofeo en Sybota, en la isla, como vencedores. Las razones que cada bando tenía para reclamar la victoria eran estas. Los corintios habían salido victoriosos en la lucha marítima hasta la noche y, habiendo podido llevarse la mayoría de los naufragios y muertos, estaban en posesión de no menos de mil prisioneros de guerra y habían hundido cerca de setenta barcos. Los corcireanos habían destruido una treintena de barcos, y después de la llegada de los atenienses habían recogido los naufragios y los muertos de su lado, además habían visto a los corintios retirarse ante ellos, echando agua a la vista de los barcos atenienses, y a la llegada de los Los atenienses se niegan a navegar contra ellos desde Sybota. Por lo tanto, ambos lados reclamaron la victoria.

Los corintios en el viaje a casa tomaron Anactorium, que se encuentra en la desembocadura del golfo de Ambracian. El lugar fue tomado por traición, siendo terreno común a los corcireanos y corintios. Después de establecer colonos corintios allí, se retiraron a casa. Ochocientos de los Corcyraeans eran esclavos, estos vendieron doscientos cincuenta que retuvieron en cautiverio, y trataron con gran atención, con la esperanza de que pudieran traer su país a Corinto a su regreso, la mayoría de ellos, como sucedió, eran hombres de muy alto cargo en Corcyra. De esta manera Corcira mantuvo su existencia política en la guerra con Corinto, y los barcos atenienses abandonaron la isla. Esta fue la primera causa de la guerra que Corinto tuvo contra los atenienses, a saber, que habían luchado contra ellos con los corcireanos en tiempo del tratado.

Casi inmediatamente después de esto, surgieron nuevas diferencias entre los atenienses y los peloponesios, que contribuyeron con su parte a la guerra. Corinto estaba tramando planes de represalia y Atenas sospechaba su hostilidad. A los potidos, que habitan el istmo de Palene, siendo una colonia corintia, pero aliados tributarios de Atenas, se les ordenó arrasar el muro mirando hacia Palene, dar rehenes, destituir a los magistrados corintios, y en el futuro no recibir a las personas enviadas. de Corinto anualmente para sucederlos. Se temía que Pérdicas y los corintios los persuadieran de rebelarse, y que el resto de los aliados se rebelaran en dirección a Tracia para que se rebelaran con ellos. Los atenienses tomaron estas precauciones contra los potideanos inmediatamente después de la batalla de Corcira. Corinto no solo fue finalmente abiertamente hostil, sino que Pérdicas, hijo de Alejandro, rey de los macedonios, había sido convertido en enemigo por un viejo amigo y aliado. Los atenienses lo habían convertido en enemigo al aliarse con su hermano Felipe y Derdas, que estaban aliados contra él. En su alarma, había enviado a Lacedemonia para intentar involucrar a los atenienses en una guerra con los peloponesios, y estaba tratando de conquistar Corinto para provocar la revuelta de Potidea. También hizo propuestas a los calcidianos en la dirección de Tracia, y a los bottiaeans, para persuadirlos de unirse a la revuelta porque pensaba que si estos lugares en la frontera podían convertirse en sus aliados, sería más fácil continuar con el guerra con su cooperación. Vivos a todo esto, y deseando anticipar la revuelta de las ciudades, los atenienses actuaron de la siguiente manera. En ese momento enviaban treinta barcos y mil infantería pesada para su país al mando de Archestratus, hijo de Lycomedes, con cuatro colegas. Ordenaron a los capitanes que tomaran rehenes de los potidos, que arrasaran la muralla y que estuvieran en guardia contra la revuelta de las ciudades vecinas.

Mientras tanto, los potidaeanos enviaron enviados a Atenas con la posibilidad de persuadirlos de que no dieran nuevos pasos en sus asuntos, también fueron a Lacedemonia con los corintios para asegurarse apoyo en caso de necesidad. No pudiendo, después de una prolongada negociación, obtener algo satisfactorio de los atenienses, no pudiendo, por lo que podían decir, evitar que los barcos con destino a Macedonia navegaran también contra ellos y recibieran del gobierno lacedemonio la promesa de invadir el Ática, si los atenienses debían hacerlo. Atacar a Potidea, los potideanos, favorecidos por el momento, entraron por fin en alianza con los calcidios y bottiaeos, y se rebelaron. Y Pérdicas indujo a los calcidianos a abandonar y demoler sus pueblos en la costa y, asentarse tierra adentro en Olynthus, para hacer de esa ciudad un lugar fuerte: mientras tanto, a quienes siguieron su consejo, les dio una parte de su territorio en Mygdonia alrededor del lago Bolbe como un lugar de residencia mientras durara la guerra contra los atenienses. En consecuencia, demolieron sus ciudades, se trasladaron tierra adentro y se prepararon para la guerra. Los treinta barcos de los atenienses, que llegaron antes que los lugares tracios, encontraron a Potidea y al resto en rebelión. Sus comandantes, considerando que era absolutamente imposible con su fuerza actual llevar a cabo la guerra con Pérdicas y también con las ciudades confederadas, se dirigieron a Macedonia, su destino original, y, habiéndose establecido allí, continuaron la guerra en cooperación con Felipe. , y los hermanos de Derdas, que habían invadido el país desde el interior.

Mientras tanto, los corintios, con Potidea en rebelión y los barcos atenienses en la costa de Macedonia, alarmados por la seguridad del lugar y pensando que el peligro era suyo, enviaron voluntarios de Corinto y mercenarios del resto del Peloponeso, en número de mil seiscientos. infantería pesada en total y cuatrocientas tropas ligeras. Aristeus, hijo de Adimantus, que siempre fue un amigo constante de los potidaeans, tomó el mando de la expedición, y fue principalmente por amor a él que la mayoría de los hombres de Corinto se ofrecieron como voluntarios. Llegaron a Tracia cuarenta días después de la revuelta de Potidea.

Los atenienses también recibieron inmediatamente la noticia de la revuelta de las ciudades. Al ser informados de que Aristeus y sus refuerzos estaban en camino, enviaron dos mil infantes pesados ​​de sus propios ciudadanos y cuarenta naves contra los lugares en revuelta, al mando de Calias, hijo de Caliades, y cuatro compañeros. Llegaron primero a Macedonia y encontraron la fuerza de mil hombres que habían sido enviados primero, convertidos en amos de Therme y sitiando Pydna. En consecuencia, también se unieron a la inversión y sitiaron Pydna durante un tiempo. Posteriormente llegaron a un acuerdo y concluyeron una alianza forzada con Pérdicas, acelerada por los llamados de Potidea y por la llegada de Aristeo a ese lugar. Se retiraron de Macedonia, yendo a Berea y de allí a Strepsa, y, después de un intento inútil en el último lugar, prosiguieron por tierra su marcha hacia Potidea con tres mil infantes pesados ​​de sus propios ciudadanos, además de un número de sus aliados, y seiscientos jinetes macedonios, seguidores de Filipo y Pausanias. Con estos navegaron setenta barcos a lo largo de la costa. Avanzando a marchas cortas, al tercer día llegaron a Gigonus, donde acamparon.

Mientras tanto, los potidaeanos y los peloponesios con Aristeus estaban acampados en el lado que miraba hacia Olynthus en el istmo, a la espera de los atenienses, y habían establecido su mercado fuera de la ciudad. Los aliados habían elegido a Aristeus general de toda la infantería, mientras que el mando de la caballería se le dio a Perdiccas, quien había abandonado inmediatamente la alianza de los atenienses y había regresado a la de los potidaeanos, habiendo delegado a Iolaus como su general. Aristeo debía mantener su propia fuerza en el istmo, y esperar el ataque de los atenienses dejando a los calcidios y los aliados fuera del istmo, y a los doscientos jinetes de Perdiccas en Olynthus para actuar sobre la retaguardia ateniense, con motivo de su avance. contra él y así colocar al enemigo entre dos fuegos. Mientras Callias, el general ateniense y sus colegas, enviaron el caballo macedonio y algunos de los aliados a Olynthus, para evitar que se hiciera cualquier movimiento desde ese barrio, los atenienses mismos desmantelaron su campamento y marcharon contra P


EL HOSPITAL MANAGU EN SIDDI, CERDEÑA, ITALIA

Este pequeño hospital rural, que estuvo abierto de 1860 a 1890 en el pequeño pueblo de Siddi (en el corazón de la zona de Marmilla, Cerdeña) admitió a 463 pacientes, objeto de nuestra reciente investigación. 122 eran mujeres (principalmente campesinas, sirvientas y amas de casa), y de estas, 10 sufrían de histeria (a veces el diagnóstico era de histeria simple, en otras ocasiones padecían convulsiones, estreñimiento, fiebre intermitente) [56]. Al analizar los casos más simples, donde la histeria no se combinó con otras enfermedades, encontramos el uso constante de antiespasmódicos, sedantes y brebajes refrescantes en forma de decocciones, infusiones, cremas, ungüentos y cataplasmas. En primer lugar, una decocción de tamarindo y cebada, extracto de belladona, valeriana y láudano líquido. A continuación, infusiones de hinojo, flores de menta y naranja, flores de manzanilla y tilo, pulpa de casia y pomada de saúco [57]. Solo en un caso (1868) se prescribió un tratamiento adicional en forma de cataplasmas de polenta, sulfatos de yoduro de potasio, sanguijuelas, emulsiones gomosas con carbonato de hierro y extractos de genciana, y en otro (1871) acetato de morfina, infusiones de hojas de sen, ácido cítrico y éteres de acetato de amonio [57].

El tratamiento varió cuando la histeria se asoció a otros síntomas como, por ejemplo, convulsiones epilépticas: en una primera fase se le administró óxido de zinc, extracto de valeriana, enemas con una emulsión de asafétida y una yema de huevo (repetir cada 4 días). ) y luego bicarbonato de sodio, agua, hinojo, trementina y agua de rosas para frotar. Finalmente electuarios y cataplasmas de polenta [57].

El caso de una paciente joven en Managu es similar a los anteriores. Hospitalizada menos de 54 días, la joven fue sometida a un tratamiento a base de emulsiones de hidrato de cloral, tiritas de brea de Borgoña, limonada, agua de menta y bálsamo de limón [57].


ട്രഫാൾഗർ യുദ്ധം


1805 ഒക്ടോബർ 21 ന് ബ്രിട്ടിഷ് നാവിക സേനയും നെപ്പോളിയന്റെ ഫ്രഞ്ച് നാവിക സേനയുടെയും സ്പാനിഷ് നാവികസേനയും സഖ്യവും തമ്മിൽ സ്പെയിനിന്റെ തെക്കു പടിഞ്ഞാറേ തീരത്ത് ട്രഫാൾഗർ മുനമ്പിനടുത്ത് നടന്ന ചരിത്ര പ്രസിദ്ധമായ ഒരു യുദ്ധമാണ് ട്രഫാൾഗർ യുദ്ധം. യുദ്ധത്തിൽ ബ്രിട്ടിഷ് നാവിക സേന നിർണ്ണായകമായ വിജയം നേടി. നെപ്പോളിയന്റെ ബ്രിട്ടൻ കീഴടക്കാനുള്ള മോഹങ്ങൾക്ക് തടയിട്ട യുദ്ധമായി ഇതിനെ വിശേഷിപ്പിക്കപ്പെടുന്നു. ഫ്രഞ്ച് -സ്പാനിഷ് സംയുക്ത സേനയെ അഡ്മിറൽ പൈറെ വില്ലെന്യു ആയിരുന്നു. ബ്രിട്ടിഷ് നേവിയെ നയിച്ചത് പ്രഗൽഭനായ ബ്രിട്ടിഷ് നാവികൻ അഡ്മിറൽ ഹൊറേഷ്യോ നെൽസനാണ്. ബ്രിട്ടിഷ് സൈന്യത്തെ വിജയത്തിലെത്തിച്ചെങ്കിലും ഈ യുദ്ധത്തിൽ അദ്ദേഹം കൊല്ലപ്പെട്ടു.

(Francia: 18 barcos de línea y otros ocho

España:
11 barcos capturados,
1.025 muertos,
1.383 heridos,
4000 capturados [2]

Secuelas:
Apx. 3.000 prisioneros se ahogaron en una tormenta después de la batalla

കാഡിസ് ഉൾക്കടലിൽനിന്ന് സേനയെ പിൻവലിക്കാനുള്ള നീക്കത്തിലായിരുന്ന 33 കപ്പലുകളടങ്ങിയ ഫ്രഞ്ച് - സ്പാനിഷ് സംയുക്ത സേനയെ 27 കപ്പലുമായി ബ്രിട്ടിഷ് നാവികസേനആക്രമിക്കുകയായിരുന്നു. ഒരേസമയം രണ്ടു ഭാഗത്തുനിന്നും ആക്രമണം നടത്തി ശത്രുവിന്റെ ശ്രദ്ധ തിരിക്കുന്ന തന്ത്രമായിരുന്നു നെൽസൺ ഈ യുദ്ധത്തിൽ പ്രയോഗിച്ചത്. കാഡിസ് ഉൾക്കടലിൽ ഒക്ടോബർ 21-ന് ഉച്ചയോടെ ആരംഭിച്ച യുദ്ധം, നാലര മണിക്കൂർ നീണ്ടുനിന്നു. ഫ്രഞ്ച് - സ്പാനിഷ് സഖ്യത്തിന്റെ ഇരുപതോളം കപ്പലുകൾ നശിപ്പിച്ച് ബ്രിട്ടിഷ് കപ്പൽപ്പട നിർണായക വിജയം നേടി. ഈ യുദ്ധത്തിൽ ഫ്രഞ്ച് - സ്പാനിഷ് സംയുക്ത സൈനിക നിരയിലെ 4500-ഓളം പേർ മരണമടയുകയും 2500-ഓളം പേർക്ക് പരിക്കേല്ക്കുകയും ചെയ്തു. ബ്രിട്ടിഷ് ഭാഗത്തെ ആൾനാശം 500 ഓളമായിരുന്നു. 1200-ഓളം പേർക്ക് പരിക്കേൽക്കുകയും ചെയ്തു. ഫ്രഞ്ച് സേനാ നായകൻ വില്ലെന്യു യുദ്ധത്തിൽ തടവുകാരനാക്കപ്പെട്ടു. ഈ യുദ്ധത്തിൽ ഏറ്റ ഗുരുതരമായ പരിക്കുമൂലമാണ് ഹൊറേഷ്യോ നെൽസണ് കൊല്ലപ്പെടുന്നത്.


6a. La república romana

Los romanos establecieron una forma de gobierno y una república que fue copiada por los países durante siglos. De hecho, el gobierno de los Estados Unidos se basa en parte en el modelo de Roma.


ThLa escalera al poder político en el Senado romano era diferente para los patricios ricos que para los plebeyos de clase baja.

Una vez libres, los romanos establecieron una república, un gobierno en el que los ciudadanos elegían representantes para gobernar en su nombre. Una república es bastante diferente a una democracia, en la que se espera que todos los ciudadanos desempeñen un papel activo en el gobierno del estado.

Ciudadano

El concepto romano del ciudadano evolucionó durante la República Romana y cambió significativamente durante el posterior Imperio Romano. Después de que los romanos se liberaron de los etruscos, establecieron una república, y todos los varones mayores de 15 años que descendían de las tribus originales de Roma se convirtieron en ciudadanos. Los ciudadanos de Roma se distinguieron de los esclavos y otros no ciudadanos por usar una toga, la mayoría vestía una toga blanca. Durante el Imperio, cada emperador vestía una toga púrpura para distinguirse como el princeps, o "primer ciudadano".

La ciudadanía varió mucho. El ciudadano pleno podía votar, casarse con personas nacidas libres y practicar el comercio. A algunos ciudadanos no se les permitió votar ni ocupar cargos públicos, pero mantuvieron los demás derechos. Un tercer tipo de ciudadano podía votar y practicar el comercio, pero no podía ocupar cargos públicos ni casarse con mujeres nacidas libres.

A finales de la República, los esclavos varones a los que se les concedió la libertad podían convertirse en ciudadanos de pleno derecho. Alrededor del 90 a. C., los aliados no romanos de la República obtuvieron los derechos de ciudadanía, y para el año 212 d. C., bajo el Edicto de Caracalla, todas las personas libres del Imperio Romano podían convertirse en ciudadanos.


Los frescos se alinean en las paredes de las tumbas etruscas olvidadas hace mucho tiempo. Esta pintura, que se encuentra en la Tumba de los Augurios en Tarquinia, se titula Puerta del infierno.

La aristocracia (clase adinerada) dominó la temprana República romana. En la sociedad romana, los aristócratas eran conocidos como patricios. Los puestos más altos del gobierno los ocupaban dos cónsules, o líderes, que gobernaban la República Romana. Un senado compuesto por patricios eligió a estos cónsules. En ese momento, los ciudadanos de clase baja, o plebeyos, prácticamente no tenían voz en el gobierno. Tanto hombres como mujeres eran ciudadanos de la República Romana, pero solo los hombres podían votar.

Poco a poco, los plebeyos obtuvieron aún más poder y eventualmente pudieron ocupar el cargo de cónsul. Sin embargo, a pesar de estos cambios, los patricios aún podían usar su riqueza para comprar control e influencia sobre los líderes electos.


Hannibal marchó con sus elefantes al sur de la península italiana durante la Segunda Guerra Púnica.

La historia del Senado romano se remonta a la historia de la propia Roma. Primero fue creado como un grupo asesor de 100 miembros para los reyes romanos. Los reyes posteriores ampliaron el grupo a 300 miembros. Cuando los reyes fueron expulsados ​​de Roma y se formó la República, el Senado se convirtió en el órgano de gobierno más poderoso. En lugar de asesorar al jefe de estado, eligió a los jefes ejecutivos, llamados cónsules.

Los senadores fueron, durante siglos, estrictamente de la clase patricia. Practicaron las habilidades de la retórica y la oratoria para persuadir a otros miembros del cuerpo gobernante. El Senado convocó y aprobó leyes en la curia, un gran edificio en los terrenos del Foro Romano. Mucho más tarde, Julio César construyó una curia más grande para un Senado ampliado.

Para el siglo III a. C., Roma había conquistado vastos territorios y los poderosos senadores enviaron ejércitos, negociaron los términos de los tratados y tenían el control total sobre los asuntos financieros de la República.

El dictador Sulla finalmente impugnó el control del Senado alrededor del 82 a. C. Sila hizo asesinar a cientos de senadores, aumentó la membresía del Senado a 600 e instaló a muchos no patronos como senadores. Julio César elevó el número a 900 (se redujo después de su asesinato). Después de la creación del Imperio Romano en 27 a.E.C., el Senado se debilitó bajo la influencia de emperadores fuertes que a menudo coaccionaron por la fuerza a este cuerpo gobernante. Aunque sobrevivió hasta la caída de Roma, el Senado romano se había convertido simplemente en un cuerpo ceremonial de hombres ricos e inteligentes sin poder para gobernar.

Ocasionalmente, surgía una situación de emergencia (como una guerra) que requería el liderazgo decisivo de un individuo. En estas circunstancias, el Senado y los cónsules podrían nombrar un dictador temporal para gobernar por un tiempo limitado hasta que se resuelva la crisis. La posición de dictador era de naturaleza muy antidemocrática. De hecho, un dictador tenía todo el poder, tomaba decisiones sin ninguna aprobación y tenía el control total sobre los militares.

El mejor ejemplo de un dictador ideal fue un ciudadano romano llamado Cincinnatus. Durante una grave emergencia militar, el Senado romano llamó a Cincinnatus de su granja para que sirviera como dictador y dirigiera el ejército romano. Cuando Cincinnatus renunció a la dictadura y regresó a su granja solo 15 días después de haber derrotado con éxito a los enemigos de Roma, los líderes republicanos retomaron el control de Roma.

Las Doce Tablas

Una de las innovaciones de la República Romana fue la noción de igualdad ante la ley. En 449 a.E.C., los líderes gubernamentales tallaron algunas de las leyes más importantes de Roma en 12 grandes tablas. Las Doce Tablas, como se las conoció, fueron las primeras leyes romanas que se pusieron por escrito. Aunque las leyes eran bastante duras para los estándares actuales, garantizaban a todos los ciudadanos un trato igual ante la ley.

Leyes de las Doce Tablas

Con respecto a la ley y la ciudadanía, los romanos adoptaron un enfoque único de las tierras que conquistaron. En lugar de gobernar a esas personas como súbditos conquistados, los romanos los invitaron a convertirse en ciudadanos. Estas personas luego se convirtieron en parte de Roma, en lugar de enemigos que luchan contra ella. Naturalmente, estos nuevos ciudadanos recibieron los mismos derechos legales que todos los demás.

Las Guerras Púnicas

Los dos bandos libraron tres guerras sangrientas, conocidas como Guerras Púnicas (264-146 a. C.), por el control del comercio en el Mediterráneo occidental. En la segunda guerra, Hannibal, un general cartaginés, invadió con éxito Italia liderando un ejército y mdash completo con elefantes y mdash a través de los Alpes. Le dio al ejército romano una aplastante derrota, pero no pudo saquear la ciudad de Roma. Después de ocupar y devastar Italia durante más de una década, Aníbal fue finalmente derrotado por el general romano Escipión en la Batalla de Zama en 202 a. C.

¿Por qué "Punic"?

Para la Tercera Guerra Púnica, Roma estaba lista para terminar con la amenaza cartaginesa para siempre. Después de un exitoso asedio de Cartago durante varios años, los romanos quemaron la ciudad hasta los cimientos. Cuenta la leyenda que los romanos vertieron sal en el suelo para que nada volviera a crecer allí. Cartago finalmente fue derrotada y la República Romana estaba a salvo.


Cuidado con las bombas de globo japonesas

El globo bomba japonés, en todo su terrible esplendor.

Aquellos que olvidan el pasado corren el riesgo de tropezar con él.

Hace solo unos meses, un par de trabajadores forestales en Lumby, Columbia Británica, a unas 250 millas al norte de la frontera con los EE. UU., Se encontraron con un globo bomba japonés de 70 años.

El vil artilugio fue uno de los miles de bombas de globo lanzadas hacia América del Norte en la década de 1940 como parte de un complot secreto de saboteadores japoneses. Hasta la fecha, solo se han encontrado unos pocos cientos de dispositivos, y la mayoría aún están desaparecidos.

El plan era diabólico. En algún momento durante la Segunda Guerra Mundial, los científicos en Japón descubrieron una manera de aprovechar una corriente de aire enérgico que se extiende hacia el este a través del Océano Pacífico, para enviar dispositivos silenciosos y mortales al continente estadounidense.

El proyecto, llamado Fugo, "exigía el envío de globos con bombas desde Japón para incendiar los vastos bosques de Estados Unidos, en particular los del noroeste del Pacífico. Se esperaba que los incendios causarían estragos, amortiguarían la moral estadounidense y perturbarían el El esfuerzo de guerra de Estados Unidos ", describe James M. Powles en un número de 2003 de la revista. Segunda Guerra Mundial. Los globos, o "sobres", diseñados por el ejército japonés estaban hechos de papel liviano elaborado con la corteza de los árboles. Se adjuntaron bombas compuestas por sensores, tubos llenos de pólvora, dispositivos de activación y otros mecanismos simples y complejos.

'Medusas en el cielo'

"Los sobres son realmente asombrosos, hechos de cientos de pedazos de papel tradicional hecho a mano pegados con pegamento hecho de un tubérculo", dice Marilee Schmit Nason del Museo Internacional de Globos Anderson-Abruzzo Albuquerque en Nuevo México. "El marco de control es realmente una obra de arte".

Como lo describió J. David Rodgers de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Missouri, las bombas de globo "tenían 33 pies de diámetro y podían levantar aproximadamente 1,000 libras, pero la parte mortal de su carga era una bomba de fragmentación antipersonal de 33 libras". unido a una mecha de 64 pies de largo que estaba destinada a arder durante 82 minutos antes de detonar ".

Esta captura de pantalla de una película de entrenamiento de la Marina presenta una elaborada bomba de globo. Jeff Quitney / YouTube ocultar leyenda

Esta captura de pantalla de una película de entrenamiento de la Marina presenta una elaborada bomba de globo.

Una vez en el aire, algunos de los dispositivos incendiarios ingeniosamente diseñados, cargados con sacos de arena desechables, flotaron desde Japón hasta los Estados Unidos y Canadá. El viaje duró varios días.

"La distribución de las bombas de globo fue bastante grande", dice Nason. Aparecieron desde el norte de México hasta Alaska y desde Hawai hasta Michigan. "Cuando se lanzaron, en grupos, se dice que parecían medusas flotando en el cielo

Municiones misteriosas

Los avistamientos de bombas aerotransportadas comenzaron a aparecer en todo el oeste de EE. UU. A fines de 1944. En diciembre, la gente de una mina de carbón cerca de Thermopolis, Wyoming, vio "un paracaídas en el aire, con bengalas encendidas y, después de escuchar un silbido, escuchó una explosión y vi humo en un sorteo cerca de la mina alrededor de las 6:15 pm ", escribe Powles.

Se vio otra bomba unos días después cerca de Kalispell, Mont. Según Powles, "una investigación de los alguaciles locales determinó que el objeto no era un paracaídas, sino un gran globo de papel con cuerdas atadas junto con una válvula de alivio de gas, un fusible largo conectado a una pequeña bomba incendiaria y un grueso cordón de goma. El globo y las partes se llevaron a Butte, [Montana], donde personal del FBI, el Ejército y la Marina lo examinó todo cuidadosamente. Los funcionarios determinaron que el globo era de origen japonés, pero cómo había llegado a Montana y de dónde procedía era un misterio."

Finalmente, los científicos estadounidenses ayudaron a resolver el rompecabezas. Con todo, el ejército japonés probablemente lanzó 6.000 o más de las armas perversas. Varios cientos fueron avistados en el aire o encontrados en el suelo en los EE. UU. Para evitar que los japoneses rastrearan el éxito de su traición, el gobierno de los EE. UU. Pidió a las organizaciones de noticias estadounidenses que se abstuvieran de informar sobre los globos bomba. Así que, presumiblemente, es posible que nunca sepamos el alcance del daño.

Sabemos de un resultado trágico: en la primavera de 1945, escribe Powles, una mujer embarazada y cinco niños murieron por "una bomba antipersonal de alto explosivo de 15 kilogramos de un globo japonés estrellado" en la montaña Gearhart cerca de Bly, Ore. Según se informa, estas fueron las únicas víctimas documentadas del complot.

Otro globo bomba golpeó una línea eléctrica en el estado de Washington, cortando la electricidad a Hanford Engineer Works, donde Estados Unidos estaba llevando a cabo su propio proyecto secreto, fabricando plutonio para usar en bombas nucleares.

Justo después de la guerra, llegaron informes de todas partes de incidentes con bombas con globos. los Beatrice Daily Sun informó que las armas sin piloto habían aterrizado en siete ciudades diferentes de Nebraska, incluida Omaha. los Tribuna de Winnipeg señaló que se encontró un globo bomba a 10 millas de Detroit y otro cerca de Grand Rapids.

A lo largo de los años, los artefactos explosivos han aparecido aquí y allá. En noviembre de 1953, un equipo del Ejército detonó un globo bomba en Edmonton, Alberta, según el Brooklyn Daily Eagle. En enero de 1955, el Diario de Albuquerque informó que la Fuerza Aérea había descubierto uno en Alaska.

En 1984, el Centinela de Santa Cruz señaló que Bert Webber, autor e investigador, había localizado 45 bombas de globo en Oregon, 37 en Alaska, 28 en Washington y 25 en California. Una bomba cayó en Medford, Oregon, dijo Webber. "Simplemente hizo un gran agujero en el suelo".

El Sentinel informó que se había descubierto una bomba en el suroeste de Oregon en 1978.

La bomba recuperada recientemente en Columbia Británica, en octubre de 2014, "ha estado en la tierra durante 70 años", dijo Henry Proce de la Real Policía Montada de Canadá. La prensa canadiense. "Habría sido demasiado peligroso moverlo".

Entonces, ¿cómo se manejó la situación? "Pusieron algo de C-4 a cada lado de esta cosa", dijo Proce, "y lo hicieron añicos".

List of site sources >>>


Ver el vídeo: 371# FULL CABALLERIAS! ASEDIOS - CONQUERORS BLADE. xPeReZ (Enero 2022).