La historia

El último barco de esclavos estadounidense

El último barco de esclavos estadounidense



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

El 4 de julio de 1858, uno de los yates de carreras más rápidos de Estados Unidos partió de Charleston, Carolina del Sur, con un coro de cañones que saludaban. Las multitudes a lo largo del paseo marítimo agitaban banderas y pañuelos mientras Wanderer se alejaba de la orilla con el banderín triangular del prestigioso New York Yacht Club ondeando con orgullo en la brisa. A pesar de la despedida, la veloz goleta no estaba destinada a otra regata. En cambio, en un día en que Estados Unidos celebró su independencia, el Wanderer partió en un viaje a través del Océano Atlántico para privar a cientos de su libertad.

Un poco más de dos meses después, William Bowden, comandante del buque de guerra británico HMS Medusa, miró a través de su catalejo y vio el elegante yate estadounidense en la desembocadura del río Congo. De patrulla a lo largo de la costa africana en busca de barcos de esclavos ilegales, Bowden abordó el Wanderer y quedó impresionado por su opulencia: espejos dorados, muebles de palisandro, alacenas de madera satinada, trabajos de bronce ornamentales y "todo lo que se puede desear por comodidad y lujo", como el New Informó el York Times. Por invitación de los estadounidenses, los oficiales británicos cenaron con finos manteles de damasco en el salón y bebieron champán y fumaron puros en la cubierta mientras el capitán John Egbert Farnum los obsequiaba con historias de sus aventuras en la guerra entre México y Estados Unidos y su servicio como guerrillero. en Nicaragua y Cuba.

Hacia el final de la velada, Farnum preguntó en broma a sus invitados si deseaban inspeccionar el yate para asegurarse de que no era un barco de esclavos. Los oficiales británicos se rieron de lo que parecía una idea absurda para seguramente ningún buque tan extravagante se utilizaría en el comercio de esclavos. Sin embargo, el prestigio de la pancarta del New York Yacht Club que continuaba ondeando desde el mástil principal de Wanderer, ocultaba su odiosa misión porque estaban ocultos a la vista los suministros que Wanderer adquirió en Charleston: cadenas, esposas y suficiente pino de Georgia para construir una cubierta secreta para esclavos. .

Tan pronto como los británicos partieron, los estadounidenses reanudaron su vil e ilegal trabajo de construcción de corrales en los que arrastrar la carga humana. El Congreso votó a favor de la abolición de la trata de esclavos en 1807 y la convirtió en un delito punible con la muerte en 1820. Sin embargo, los propietarios del sur de Wanderer no tenían en cuenta las leyes federales. William Corrie, miembro del New York Yacht Club, y Charles Lamar, miembro de una destacada familia sureña, compraron el barco de un año al magnate azucarero de Luisiana John D. Johnson en la primavera de 1858 e inmediatamente se dispusieron a modernizar uno de los yates más rápidos. de su día en un barco de esclavos.


Explore el interactivo Mapping Slave Voyages para obtener más información sobre los 350 años de historia del comercio transatlántico.

Entre un grupo de radicales a favor de la esclavitud conocidos como "devoradores de fuego", Corrie y Lamar apoyaron la secesión del Sur y querían que se reabriera el comercio internacional de esclavos. Incluso si la ley estadounidense prohibía la importación de esclavos, los tragafuegos deseaban demostrar la impotencia del gobierno federal para detenerlos. Como describió el New York Times, los radicales creían que si eran arrestados podían "confiar en la laxitud de los funcionarios, los defectos de la prueba, los tecnicismos de la ley, y especialmente la simpatía de los jurados, para escapar del castigo".

A medida que avanzaba la elaborada remodelación de Wanderer en Port Jefferson, Nueva York, un funcionario de aduanas se volvió cada vez más sospechoso, especialmente cuando se subieron a bordo tanques de agua extragrandes capaces de contener 15.000 galones y se vio en la ciudad a Farnum, un conocido alborotador. El New York Times se preguntó en voz alta si el yate podría transformarse en un barco de esclavos, pero reconoció lo absurda que era la noción de que un barco tan costoso y tan bien adaptado para que un caballero pasara su elegante ocio debería ser seleccionado como esclavista. . " Los funcionarios del gobierno ordenaron que el barco se dirigiera a la ciudad de Nueva York para una inspección exhaustiva. Aunque había tal volumen de suministros que “mostraba que se contemplaba un viaje extraordinario de algún tipo”, nada podía implicar específicamente al barco como un barco de esclavos. Los funcionarios de aduanas no tuvieron más remedio que dejar que se dirigiera a Charleston y a África, donde a cambio de ron, pólvora, alfanjes, mosquetes y otros bienes, los sureños compraron en secreto cerca de 500 esclavos, muchos de ellos adolescentes, y los marcaron con hierros candentes. .

Después de navegar con viento y olas a través del Océano Atlántico, Wanderer echó anclas en la isla Jekyll frente a la costa de Georgia el 28 de noviembre de 1858, con 400 esclavos africanos. Aproximadamente 70 de los cautivos murieron en las brutales condiciones y el aire viciado de la bodega del barco durante el viaje de seis semanas. Los esclavistas rápidamente sacaron de contrabando su cargamento humano a tierra en pequeñas embarcaciones y los esparcieron en plantaciones y mercados de esclavos en todo el sur, donde se vendieron por más de $ 700 por cabeza.

Sin embargo, surgieron rápidamente informes sobre la presencia de esclavos recién importados de África occidental. En cuestión de semanas, las autoridades arrestaron a los cabecillas de la empresa criminal, incluidos Corrie y Lamar, y los acusaron de trata de esclavos, piratería y otros delitos. Los acusados ​​fueron juzgados en un tribunal federal en Savannah, Georgia, en el verano de 1860, pero el resultado fue muy parecido a lo que los tragafuegos habían imaginado. El jurado del sur se negó a condenar a sus pares, un veredicto que avivó aún más las tensiones seccionales que estallaron en la Guerra Civil el año siguiente. Al final, la sanción más dura impuesta a los conspiradores fue la expulsión de Corrie del New York Yacht Club.

Lamar compró el barco a una cuarta parte de su valor, pero Estados Unidos se apoderó de él como barco enemigo en mayo de 1861 y lo convirtió en una cañonera de la Unión que participó en bloqueos navales de puertos confederados antes de hundirse frente a las costas de Cuba en 1871 después de una vuelta al uso comercial.


Vea la innovadora serie reinventada. Mira ROOTS ahora en HISTORY.


A principios del siglo XVII, más de un siglo después de la llegada de los europeos a las Américas, [3] la demanda de mano de obra no remunerada para trabajar en las plantaciones convirtió el comercio de esclavos en un negocio rentable. La temporada alta de los barcos de esclavos hacia el paso del Atlántico fue entre el siglo XVIII y principios del XIX, cuando se desarrollaron grandes plantaciones en las colonias del sur de América del Norte. [ cita necesaria ]

Para garantizar la rentabilidad, los propietarios de los barcos dividieron sus cascos en bodegas con poco espacio para la cabeza, de modo que pudieran transportar tantos esclavos como fuera posible. Las condiciones antihigiénicas, la deshidratación, la disentería y el escorbuto llevaron a una alta tasa de mortalidad, en promedio del 15% [4] y hasta un tercio de los cautivos. A menudo, los barcos transportaban a cientos de esclavos, que estaban encadenados firmemente a camas de tablones. Por ejemplo, el barco de esclavos Henrietta Marie Llevaba unos 200 esclavos en el largo Pasaje del Medio. Fueron confinados a bodegas de carga con cada esclavo encadenado con poco espacio para moverse. [5]

Las rutas más importantes de los barcos de esclavos iban desde las costas noroeste y oeste de África hasta América del Sur y la costa sureste de lo que hoy es Estados Unidos y el Caribe. Hasta 20 millones de africanos fueron transportados por barco. [6] El transporte de esclavos de África a América se conocía como el Paso Medio del comercio triangular.

Esclavos editar

Los propietarios de barcos de esclavos tenían tantos esclavos como era posible apiñándolos, encadenándolos y agrupando selectivamente a los esclavos para maximizar el espacio y hacer que los viajes fueran más rentables. Los esclavos a bordo fueron mal alimentados y tratados brutalmente, causando que muchos murieran antes incluso de llegar a su destino muertos o los esclavos moribundos fueron arrojados por la borda. Estas personas no fueron tratadas como seres humanos, viviendo como animales durante su largo viaje al Nuevo Mundo. Tomó un promedio de uno a dos meses para completar el viaje. Los esclavos estaban desnudos y encadenados con varios tipos diferentes de cadenas, almacenados en el piso debajo de literas con poco o ningún espacio para moverse debido a las condiciones de hacinamiento. Algunos capitanes asignarían Guardianes Esclavos para vigilar y mantener a los otros esclavos bajo control. Pasaron una gran parte del tiempo clavados en tablas del piso que desgastaban la piel de los codos hasta el hueso. Los relatos de primera mano de antiguos esclavos, como Olaudah Equiano, describen las horribles condiciones que los esclavos se vieron obligados a soportar. [7]

La Ley de Comercio de Esclavos de 1788, también conocida como Ley de Dolben, reguló las condiciones a bordo de los barcos de esclavos británicos por primera vez desde que comenzó el comercio de esclavos. Fue presentado al parlamento del Reino Unido por Sir William Dolben, un defensor de la abolición de la esclavitud. Por primera vez, se impusieron límites al número de esclavos que se podían transportar. Según los términos de la ley, los barcos podían transportar 1,67 esclavos por tonelada hasta un máximo de 207 toneladas de carga, después de lo cual solo se podía transportar un esclavo por tonelada. [8] El conocido barco de esclavos Brookes se limitó a transportar a 454 personas y anteriormente había transportado hasta 609 esclavizados. [1] Olaudah Equiano estuvo entre los partidarios de la ley, pero algunos abolicionistas, como William Wilberforce, se opusieron a ella, que temían que estableciera la idea de que la trata de esclavos simplemente necesitaba reforma y regulación, en lugar de una abolición completa. [9] Los recuentos de esclavos también se pueden estimar por área de cubierta en lugar de por tonelaje registrado, lo que da como resultado un número menor de errores y solo una desviación del 6% de las cifras informadas. [10]

Esta reducción limitada del hacinamiento en los barcos de esclavos puede haber reducido la tasa de mortalidad a bordo, pero algunos historiadores lo niegan. [11]

Marineros y tripulación Editar

En el siglo XVIII y principios del XIX, los marineros de los barcos de esclavos solían estar mal pagados y sometidos a una disciplina y un trato brutales. [12] Además, se esperaba una tasa de mortalidad de la tripulación de alrededor del 20% durante un viaje, con marineros muriendo como resultado de enfermedades, azotes o levantamientos de esclavos. [13] [14] Si bien las condiciones para la tripulación eran mucho mejores que las de los esclavos, siguieron siendo duras y contribuyeron a una alta tasa de mortalidad. Los marineros a menudo tenían que vivir y dormir sin refugio en la cubierta abierta durante la totalidad del viaje por el Atlántico, ya que el espacio debajo de la cubierta estaba ocupado por esclavos. [12]

La enfermedad, específicamente la malaria y la fiebre amarilla, fue la causa más común de muerte entre los marineros. Una alta tasa de mortalidad de la tripulación en el viaje de regreso redundaba en interés del capitán, ya que reducía el número de marineros a los que había que pagar al llegar al puerto de origen. [14] Los miembros de la tripulación que sobrevivieron fueron frecuentemente estafados con su salario a su regreso. [12] Estos aspectos del comercio de esclavos eran ampliamente conocidos. La notoriedad de los barcos de esclavos entre los marineros significaba que aquellos que se unían a las tripulaciones de los barcos de esclavos lo hacían por coerción o porque no podían encontrar otro empleo. Este era a menudo el caso de los marineros que habían pasado un tiempo en prisión. [15]

Se sabe que los marineros negros se encontraban entre las tripulaciones de los barcos esclavistas británicos. Estos hombres procedían de África o el Caribe, o habían nacido en Gran Bretaña. Los investigadores han identificado a decenas de personas a partir de registros supervivientes. Sin embargo, el conocimiento de esto es incompleto ya que muchos capitanes no registraron el origen étnico de los miembros de la tripulación en la lista de sus barcos. [16] Los hombres africanos (y ocasionalmente las mujeres africanas) también se desempeñaron como traductores. [17]

La trata de esclavos africanos fue prohibida por los Estados Unidos y el Reino Unido en 1807. La Abolición de la Ley de Comercio de Esclavos de 1807 prohibió la trata de esclavos en todo el Imperio Británico. La ley estadounidense entró en vigor el 1 de enero de 1808. [18] Después de esa fecha, todos los barcos de esclavos estadounidenses y británicos que salían de África eran considerados por la ley como barcos piratas sujetos a captura por la Marina de los Estados Unidos o la Royal Navy. [19] En 1815, [20] en el Concilio de Viena, España, Portugal, Francia y los Países Bajos también acordaron abolir su comercio de esclavos. El comercio no terminó con la abolición legal entre 1807 y 1860. Los barcos británicos capturaron 1.600 barcos de esclavos y liberaron a 160.000 esclavos. [21]

Después de la abolición, los barcos de esclavos adoptaron formas más rápidas y maniobrables para evadir la captura por los buques de guerra navales, siendo una forma favorita el Baltimore Clipper. Algunos tenían cascos equipados con revestimiento de cobre, lo que aumentaba significativamente la velocidad al evitar el crecimiento de malas hierbas marinas en el casco, que de otro modo causarían resistencia. [22] Esto era muy caro, y en ese momento solo se adaptaba comúnmente a los buques de la Royal Navy. La velocidad de los barcos de esclavos los convirtió en barcos atractivos para reutilizarlos para la piratería, [23] y también los hizo atractivos para uso naval después de la captura USS Ruiseñor y HMS Broma negra eran ejemplos de tales embarcaciones. HMS Broma negra tuvo una carrera notable en el servicio de la Royal Navy y fue responsable de capturar varios barcos de esclavos y liberar a muchos cientos de esclavos.

Los descendientes de esclavos africanos han intentado demandar a Lloyd's of London por desempeñar un papel clave en la suscripción de pólizas de seguros contratadas en barcos de esclavos que traen esclavos de África a América. [24]


Contenido

Al abolir el comercio de esclavos en 1807, los británicos comenzaron a presionar a otras naciones para que pusieran fin a su participación en el comercio de esclavos. Al mismo tiempo, los británicos comenzaron a presionar a los gobernantes africanos para que dejaran de exportar personas como esclavos. [2] Estados Unidos prohibió oficialmente la importación de esclavos a partir de 1808. No usó sus propios barcos para hacer cumplir la ley hasta 1819, cuando los barcos de la armada estadounidense se unieron a las patrulleras británicas en las aguas del Caribe y África para interceptar a los esclavistas Patrulla de trata de esclavos.) [3]

Después de que Estados Unidos prohibió el comercio de esclavos, la gente continuó secuestrando africanos y llevándolos a Estados Unidos como esclavos. A medida que aumentaron las tensiones sectoriales a fines de la década de 1850, hubo un sentimiento creciente entre algunos sureños por reabrir el comercio de esclavos. [4] El vagabundo fue construido en 1857 y en 1858 fue parcialmente equipado para un largo viaje. Hubo una considerable especulación sobre el uso proyectado del barco, fue inspeccionado en el puerto de Nueva York. Como no había pruebas concluyentes de que se utilizaría como barco de esclavos, se le permitió pasar. Partió enarbolando el banderín del New York Yacht Club y bajo el mando del Capitán Corrie. [15]

Cuando el Vagabundo Detenido en Charleston, Carolina del Sur, camino de África, su misión era tan conocida que fue recibida con un saludo de cañón. [6]

Corrie navegó hasta la desembocadura del río Congo, en la actual República Democrática del Congo, que durante mucho tiempo había tenido un mercado de esclavos activo. Durante un período de 10 días, hizo construir estantes y bolígrafos en la bodega para aceptar un envío de 490 a 600 personas, que fueron cargadas en el barco. [5] Muchas de las personas murieron en el viaje de seis semanas a través del Océano Atlántico. Vagabundo llegó a la isla Jekyll, Georgia, el 28 de noviembre de 1858, entregando con vida a 409 esclavizados. [4]

Se inició un enjuiciamiento contra los traficantes de esclavos, pero el jurado de Georgia absolvió a los acusados. Se cree que la indignación provocada por el caso contribuyó al aumento de las tensiones seccionales y a la Guerra Civil estadounidense. El juez de distrito de los Estados Unidos, John Nicoll, era suegro de Charles A. L. Lamar. El fiscal de los Estados Unidos, Henry R. Jackson, se convirtió en un general de división en el Ejército de los Estados Confederados. Los acusados ​​John Egbert Farnum y Lamar sirvieron como oficiales en cada lado del conflicto. Farnum se convirtió en coronel y general de brigada brevet en el Ejército de la Unión. [7] Lamar organizó el 7º Batallón de Georgia y más tarde sirvió en la Batalla de Colón. Fue el último oficial en morir en la Guerra Civil. También entre los acusados ​​se encontraba John Frederick Tucker, plantador y uno de los propietarios del barco a través del grupo inversor. [8]

Durante la guerra, el barco fue capturado por tropas de la Unión y utilizado para el bloqueo naval de los Estados Confederados de América. (Ver USS Vagabundo.)

Vagabundo fue construido en un astillero de Setauket, Nueva York (Long Island) en 1857 como un yate de recreo para el coronel John Johnson. El diseño aerodinámico de la embarcación permitió que la nave alcanzara velocidades de hasta 20 nudos (37 km / h 23 mph), lo que Vagabundo uno de los barcos más rápidos del día. [ cita necesaria ] Durante un viaje a Nueva Orleans, Johnson se detuvo en Charleston, Carolina del Sur y vendió el Vagabundo a William C. Corrie.

Corrie se asoció con el rico empresario y plantador de algodón Charles Augustus Lafayette Lamar (hijo de Gazaway Bugg Lamar) de Savannah, Georgia. Fue contratado para transportar esclavos desde África, aunque esa importación estaba prohibida desde 1808 por la ley federal. Corrie logró algunos elementos de conversión, pero gran parte del trabajo se logró después de que el barco llegó a un puerto angoleño. [9] Ambos hombres se opusieron a las restricciones sobre la importación de esclavos, ya que la demanda condujo a un alto precio para los esclavos domésticos. los Vagabundo fue devuelto a Nueva York para someterse a los preparativos de un largo viaje.

Algunos observadores acusaron al astillero de prepararlo como barco de esclavos. El barco fue inspeccionado y autorizado en su viaje. Los rumores públicos de que el barco estaba involucrado en el comercio de esclavos persistieron y se asociaron permanentemente con su nombre. [10]

En el diario de su barco, Corrie señaló que llegó a Bengula (probablemente Benguela en la actual Angola) el 4 de octubre de 1858. Vagabundo tomó 487 esclavos entre el Congo y Benguela, que se encuentra a sesenta kilómetros al sur del río Congo. [11] Después de un viaje de regreso de seis semanas a través del Atlántico, Vagabundo llegó a la isla Jekyll, Georgia, alrededor del atardecer del 28 de noviembre de 1858. Las actas y los registros de pasajeros mostraban que 409 esclavos sobrevivieron al pasaje. Fueron desembarcados en la isla Jekyll, propiedad de John y Henry DuBignon, Jr., quienes conspiraron con Lamar. [12] Estas cifras presentan una tasa de mortalidad ligeramente superior a la media estimada del 12 por ciento durante la era del comercio ilegal. [13] Con la esperanza de evadir el arresto, Lamar envió a los esclavos a los mercados de Savannah y Augusta, Georgia, Carolina del Sur y Florida. [9]

Mientras el gobierno federal investigaba, la noticia del barco de esclavos provocó indignación en el norte. Los sureños presionaron al Congreso para que reabriera el comercio atlántico. El gobierno federal juzgó a Lamar y sus conspiradores tres veces por piratería, pero no pudo obtener una condena. No logró convencer a un jurado de una conexión entre Lamar y el barco. [9]

La llegada de Vagabundo impulsó a la administración de Buchanan a fortalecer el papel de Estados Unidos en los esfuerzos contra la trata de esclavos. Tras la dispersión y venta de los 400 africanos en todo el sur, hubo rumores de posteriores desembarcos de barcos de esclavos en la región. La administración de Buchanan envió a un "agente secreto" llamado Benjamin F. Slocum en un viaje de dos meses para buscar pruebas.

Slocum, que trabajaba encubierto, habló con traficantes de esclavos, propietarios de plantaciones y gente del pueblo, buscando todas las pistas posibles.Al final, entregó un informe detallado, en el que concluyó que los rumores de desembarcos posteriores "se basaban en los movimientos de los negros Errantes, o bien eran meras invenciones, fabricadas y distribuidas con fines políticos o para llenar una columna. en un periódico sensacionalista ". [14]

Basándose en esa investigación, Buchanan informó al Congreso el 3 de diciembre de 1860 que "desde la fecha de mi último mensaje inaugural no se ha importado ni un solo esclavo a los Estados Unidos en violación de las leyes que prohíben el comercio de esclavos africanos". [15]

Los esclavos que llegaron a los Estados Unidos el Vagabundo ganó un estatus de celebridad, los eventos fueron cubiertos por periódicos en Nueva York, Washington y Londres. [dieciséis] [ página necesaria ] Eran el único grupo de esclavos que se identificaba con frecuencia con el barco en el que habían sido transportados. La tendencia de los periódicos y la correspondencia privada a identificar a los esclavos de esta manera sugiere que no hubo otras importaciones a gran escala conocidas de esclavos africanos en este período. [17] [ página necesaria ]

Pero el Clotilda Regresó en julio de 1860 de Dahomey a Mobile Bay, Alabama, con un cargamento de unos 110 esclavos supervivientes. El barco fue hundido y durante un tiempo se ocultó el contrabando. En enero de 2018 se informó que se descubrieron las ruinas de un barco que puede ser Clotilda. Es el último barco conocido que llevó esclavos a los Estados Unidos antes de la Guerra Civil. [18]

Durante los próximos dos años, la propiedad de Vagabundo cambiado varias veces.

En noviembre de 1859 el barco zarpó de nuevo en otra expedición esclavista, por una tripulación de 27 "robando" el barco a su dueño, con la aparente connivencia de los funcionarios del puerto. Según un informe, navegó a plena luz del día, con cientos de personas mirando, mientras que otro, partió entre la medianoche y la una de la madrugada. El armador, sospechoso de participar o aprobarlo, intentó perseguirlo en otro barco, "pero era como el irlandés que buscaba un día de trabajo y rezaba por no encontrarlo". Cerca de la costa de África, el primer oficial lideró un motín y dejó a su capitán en el mar en un pequeño bote. El oficial dijo que lo habían obligado a subir al barco y se le había impedido bajarse. Navegó Vagabundo a Fire Island, luego a Boston, Massachusetts. Después de su llegada a Boston el 24 de diciembre de 1859, el oficial la entregó a las autoridades federales y 10 hombres fueron encarcelados y los que habían sido obligados a subir al barco fueron liberados. [19] [20]

En abril de 1861, tras el estallido de la Guerra Civil Estadounidense, el gobierno de los Estados Unidos tomó Vagabundo para evitar que caiga en manos de los Estados Confederados de América. Sirvió en la Marina de los Estados Unidos desde entonces hasta junio de 1865, siendo utilizada como cañonera, ténder y barco hospital. Después de haber sido vendida al servicio mercantil en junio de 1865, Vagabundo operó comercialmente hasta el 12 de enero de 1871, cuando se perdió frente al Cabo Maisí, Cuba.

La mayoría de los historiadores creyeron durante mucho tiempo que Vagabundo fue el último barco de esclavos en llegar a los Estados Unidos, incluido W. E. B. Du Bois, en su libro La supresión de la trata de esclavos africanos en los Estados Unidos de América, 1638–1870. Pero la goleta Clotilda desembarcó esclavos en 1860 y es el último barco esclavista conocido que trajo cautivos a los EE. UU.

En 2008, el estado de Georgia erigió un monumento a Vagabundo sobrevivientes africanos en el extremo sur de la isla Jekyll. El monumento consta de tres velas de acero de 12 pies (3,7 m) y varios guiones gráficos históricos. El 25 de noviembre de 2008 se llevó a cabo una dedicación del memorial, a la que asistieron 500 participantes, incluidos descendientes de esclavos llevados por Vagabundoy Erik Calonius, autor de The Wanderer: The Last American Slave Ship y la conspiración que puso sus velas (2008). Se le atribuye el reavivamiento del interés por la historia de Vagabundo. [21]


El último barco de esclavos estadounidense es descubierto en Alabama

La goleta Clotilda& mdashel último barco conocido que trajo africanos esclavizados a América & rsquos shore & mdash ha sido descubierto en un brazo remoto del río Alabama & rsquos Mobile después de una búsqueda intensiva de un año por parte de arqueólogos marinos.

& quotDescendientes de la Clotilda los sobrevivientes han soñado con este descubrimiento durante generaciones ”, dice Lisa Demetropoulos Jones, directora ejecutiva de la Comisión Histórica de Alabama (AHC) y Oficial Estatal de Preservación Histórica. "Estamos encantados de anunciar que su sueño finalmente se ha hecho realidad".

Los cautivos que llegaron a bordo Clotilda fueron los últimos de un estimado de 389.000 africanos entregados a la servidumbre en la América continental desde principios del siglo XVII hasta 1860. Miles de embarcaciones participaron en el comercio transatlántico, pero se han encontrado muy pocos restos de esclavos.

& quotEl descubrimiento de la Clotilda arroja nueva luz sobre un capítulo perdido de la historia estadounidense ", dice Fredrik Hiebert, arqueólogo residente de la National Geographic Society, que apoyó la búsqueda. "Este hallazgo es también una pieza fundamental de la historia de Africatown, que fue construida por los resistentes descendientes de América y el último barco de esclavos de rsquos".


La Clotilda

Un centro de atención internacional ha encontrado a Mobile con el descubrimiento de 2018 de la Clotilda, el último barco de esclavos conocido que ingresó a los Estados Unidos justo al norte de la ciudad. La goleta, Clotilda, introdujeron de contrabando cautivos africanos al país en 1860, más de 50 años después de que se prohibiera la importación de seres humanos esclavizados. Africatown, una comunidad asentada por los sobrevivientes después de la emancipación, está llena de energía a medida que se arroja nueva luz sobre la historia de la comunidad y los rsquos con este descubrimiento sin precedentes.

A continuación se muestran algunas de las historias nacionales e internacionales sobre el descubrimiento reciente. Después de todo, it & rsquos no es solo la historia de Mobile & rsquos, sino también la historia mundial de rsquos.

Ven a explorar Africatown y la Clotilda

Próximamente Tours Acuáticos

Haga un viaje a lo largo del río Mobile donde escuchará historias de cautivos en la goleta, Clotilda, que fueron llevados ilegalmente a través de las mismas aguas hace más de 160 años trayendo el último cargamento de humanos esclavizados a tierra en las costas de América y Rusia. Descubra su supervivencia, heroísmo y su última historia de resistencia cuando fundaron la comunidad de Africatown, que todavía existe hoy. Es más que una gira. es una experiencia.

Próximamente Africatown Heritage House

La comunidad de Africatown, al norte del centro de Mobile, es una de las comunidades históricas más preciadas de Estados Unidos que espera compartir su historia. A partir del verano de 2021, el museo se abrirá al mundo compartiendo la experiencia del viaje hacia / desde África, dando vida a los 110 cautivos, mostrando artefactos del naufragio quemado y hundido, y permitiéndonos a todos reflexionar sobre el pasado. enfatizando cómo la fuerza, el optimismo y la resiliencia crearon una comunidad y un país como ningún otro.


Fondo

La Constitución de los Estados Unidos no menciona la esclavitud o la trata de esclavos directamente, sino solo a través de referencias indirectas. Una de esas disposiciones fue el Artículo I, Sección 9, que establece que:

Esta disposición nació de la lucha seccional en la Convención Constitucional entre los delegados del norte y del sur sobre tres temas separados que no tenían una conexión lógica. El delegado de Carolina del Sur, el general Charles Cotesworth Pinckney, insistió en que su estado y Georgia no podían "prescindir de los esclavos", y John Rutledge de Carolina del Sur amenazó con que los tres estados del sur inferior se separarían a menos que se les permitiera continuar con este tráfico. Los estados del sur también insistieron en que se prohibieran los impuestos a la exportación y que una ley de navegación que restringiera el envío a embarcaciones con bandera estadounidense solo podría ser promulgada por una mayoría de dos tercios del Congreso. Los delegados llegaron a un compromiso que prohibió la injerencia federal en la trata de esclavos durante 20 años, prohibió los impuestos federales a las exportaciones, pero permitió que una ley de navegación fuera aprobada por mayoría simple como cualquier otra ley. [Ver Samuel Eliot Morison, La historia de Oxford del pueblo estadounidense, vol. 1, Prehistoria hasta 1789, pag. 400 (Nueva York: The New American Library, Inc., 1972)].

En 1807, el Congreso prohibió la trata de esclavos africanos a partir del 1 de enero de 1808 (2 Stat. 426), y en 1820 declaró que la piratería se castigaba con la muerte (3 Stat. 600-601). Sin embargo, permanecieron intactos los derechos para comprar y vender esclavos y transportarlos de un estado esclavista a otro.

La producción de algodón creció en importancia económica después de la invención de la desmotadora de algodón en 1793. El Sur casi duplicó su producción anual de 1820 a 1830, la duplicó nuevamente en 1840 y la triplicó nuevamente en 1860. Con el estallido de la Guerra Civil, más de la mitad del valor de los productos estadounidenses enviados al exterior estaba en algodón. Una amplia franja de tierra del sur, que variaba en ancho desde aproximadamente 500 millas en las Carolinas y Georgia hasta 600 o 700 millas en el valle del Mississippi, se dedicó principalmente al cultivo del algodón. La riqueza del bajo sur provenía principalmente del algodón producido por los esclavos, aunque también se utilizó de manera rentable un número menor de esclavos en los campos de arroz de Carolina-Georgia a lo largo de la costa, y en la producción de caña de azúcar de Louisiana. [Ver John D. Hicks, La Unión Federal: una historia de los Estados Unidos hasta 1865, pag. 493 (Boston: Houghton Mifflin Co., 1937)].

A medida que el cultivo de algodón se expandió de Alabama a Texas, la necesidad de esclavos en el sur del sur también aumentó. Al mismo tiempo, los plantadores del sur superior tenían un exceso de oferta de mano de obra esclava. Los cultivadores de tabaco en estados como Maryland, Virginia y Kentucky estaban sufriendo por el continuo agotamiento del suelo y el declive de su comercio de exportación. Como consecuencia, los esclavos sobrantes fueron transportados de una región a otra por comerciantes de esclavos. En 1836, el año pico de este tráfico, más de 120.000 esclavos de Virginia solo se vendieron en el sur del sur. En las décadas de 1840 y 1850, el comercio interno de esclavos se desaceleró un poco debido a un resurgimiento de la agricultura en el sur superior que se debió en parte al descubrimiento de mejores métodos para curar el tabaco y la introducción de variedades nuevas y superiores. [Ver John D. Hicks, La Unión Federal: una historia de los Estados Unidos hasta 1865, pag. 497 (Boston: Houghton Mifflin Co., 1937)].


A África y de regreso

Todavía en 1858, el Registro diario, El principal periódico de Mobile anunció que "el rey de Dahomey estaba impulsando un vigoroso comercio de esclavos, a un precio de entre 50 y 60 dólares cada uno, en Wydah [Ouidah]". Si bien no todos los africanos vendieron a otros africanos en el comercio de esclavos que constituía un mercado impulsado por los compradores, los guerreros Fon de Dahomey vendieron a millones de africanos al comercio de esclavos. Por lo tanto, Meaher y Foster eligieron a Ouidah como puerto esclavo.

En violación de la Ley de Piratería, el Clotilda estaba equipado con grandes cantidades de tablones de madera y toneles de agua, para el contrabando de esclavos. El capitán Foster y su tripulación de 11 hombres zarparon hacia Ouidah el 4 de marzo de 1860. Dañado por varias tormentas en el Océano Atlántico, el Clotilda llamado en el puerto de Praia, Cabo Verde, para su reparación.

A pesar de las evidentes señales de que el Clotilda estaba equipado para carga humana, el cónsul de los Estados Unidos en Praia, William H. Marse, no interrogó al capitán Foster. Foster obsequió a la esposa del cónsul con costosos chales, abalorios y artículos diversos. Los contrabandistas incluían regularmente los sobornos o el "dinero secreto" en los presupuestos de sus empresas de contrabando. Esos sobornos pueden ser dinero, puros cubanos, ropa y joyas. Habiendo reparado el Clotilda en Praia, y habiendo evitado un interrogatorio del cónsul de los Estados Unidos, Marse, que estaba en servicio allí, el capitán Foster zarpó, una vez más, hacia Ouidah.

El puerto de esclavos estaba controlado por los poderosos guerreros Fon del reino interior de Dahomey. Solo grupos selectos de africanos participaron en el comercio de esclavos como vendedores, y los guerreros Fon de Dahomey se encontraban entre ellos. Estaban equipados militarmente para lanzar incursiones, la mayoría de las cuales fueron dirigidas por mujeres soldados conocidas como "Amazonas". La gente de Dahomey estaba envuelta en una guerra prolongada con los grupos yoruba vecinos que residían principalmente en el suroeste de Nigeria. Por esta razón, la Clotilda El cargamento estaba formado por africanos que hablaban yoruba, así como por personas de pueblos de mayor diversidad cultural y lingüística en el centro de Nigeria.

Una vez capturados en el interior, los africanos cautivos fueron llevados a la ciudad portuaria de Ouidah y almacenados en la aldea de Zoungbodji. El pueblo del interior de Zoungbodji ocupó un lugar destacado en el protocolo de comercio de esclavos ideado e implementado por los guerreros Fon. Como todos los capitanes que buscaban comprar cautivos africanos en Ouidah, Foster estaba sujeto a un estricto protocolo ideado por funcionarios de Dahomean. De conformidad con el procedimiento de comercio de esclavos de Fon, Foster tuvo que pagar derechos comerciales, someterse a vigilancia y negociar la compra a través de una serie de funcionarios designados que representaban al rey Dahomean Glele. Los registros muestran que Foster pagó $ 9,000 en oro por 125 africanos, que valían 20 veces más en Alabama.

Los guerreros Fon trasladaron a los cautivos de Zoungbodji a un cuartel temporal en la playa. A partir de ahí, fueron colocados en canoas y llevados al Clotilda anclado en alta mar. Estados Unidos había empleado barcos en su llamado Escuadrón Africano para patrullar las costas de la región, y el capitán Foster temía que pudieran atraparlo en su empresa ilegal. El Capitán Foster levó anclas apresuradamente, dejando a 15 cautivos atrás, por lo que el ClotildaLa carga humana comprendía solo 110 africanos, principalmente del suroeste y centro de Nigeria, con al menos un Fon cautivo de Dahomey.

Un crucero federal lo persiguió, pero no pudo adelantar a la goleta más rápida. los Clotilda se embarcó en su viaje del Pasaje Medio de regreso a Alabama. Debido a la velocidad de la goleta, el viaje se completaría en aproximadamente seis semanas en lugar de los tres meses habituales.


Pasaje doloroso

El viaje de Àbáké hacia la esclavitud en Estados Unidos comenzó cuando el ejército de Dahomey allanó su ciudad y llevó a sus prisioneros al puerto de esclavos de Ouidah, en la actual Benin. Allí, William Foster, el ClotildaEl capitán, zarpó hacia Alabama con 110 hombres, mujeres y niños encerrados en la bodega del barco.

Entre las personas a bordo había una joven madre y sus cuatro hijas, un hombre que se convertiría en su padrastro y un sobrino. Àbáké, que más tarde recibió el nombre de Matilda, era la más joven de las niñas. Era demasiado joven para recordar la travesía infernal de seis semanas. Pero su madre, que pasó a llamarse Gracie, más tarde le contó sobre el angustioso pasaje. A lo largo de los años, McCrear contaba lo que le decían: cómo los niños aterrorizados se aferraban a su madre, gimiendo durante horas en la oscuridad. El sobrino de Gracie murió durante el viaje, al igual que el hijo de un vecino.

Cuando los 108 supervivientes del cruce llegaron a Mobile, la mayoría se puso a trabajar en las plantaciones locales. Cinco años más tarde, después de que la Guerra Civil terminó con su esclavitud, muchos de los africanos liberados se unieron y construyeron su propia comunidad unida, que llegó a ser conocida como Africatown. Algunos de sus descendientes todavía viven allí hoy. (Detallé su historia en mi libro Sueños de África en Alabama, y en el reciente National Geographic historia de portada "Último viaje a la esclavitud").

Se ha sabido menos, hasta ahora, del destino de unos 25 Clotilda cautivos que fueron "vendidos río arriba" a plantaciones en el cinturón negro de Alabama.

Gracie y sus dos hijas menores, la pequeña Matilda y Sallie, de 10 años, fueron vendidas a Memorable Walker Creagh, una plantadora, médica y representante estatal. Las dos hijas mayores fueron a otro comprador y su familia nunca volvió a saber de ellas. Una vez en la plantación, Gracie se mudó con un hombre llamado Guy, un compañero Clotilda sobreviviente.

Matilda era una resistente nativa, y uno de sus primeros recuerdos fue el de huir de sus captores. Ella y Sallie se escondieron en un pantano durante varias horas, solo para ser descubiertas por los perros aulladores del supervisor.

En 1865, la caída de la Confederación trajo la liberación y la familia adoptó el nombre de Craigher. En ese momento, Atenas, en el condado de Dallas, era el hogar de 368 terratenientes y comerciantes blancos y más de 3.000 negros sin tierra. Las necesidades fueron compradas en la tienda dirigida por James McDonald, el comerciante-agricultor más rico de la ciudad de Atenas. Gracie y Guy hablaban poco inglés y se comunicaban principalmente mediante lenguaje de señas, por lo que Matilda bilingüe tradujo su lista de suministros: típicamente, artículos como carne, harina, calicó, tabaco y rapé.


Contenido

Primeras esclavitudes

En 1508, Ponce de León estableció el asentamiento español en Puerto Rico, que utilizaba a los nativos taínos como mano de obra. Los taínos fueron exterminados en gran parte por la guerra, el exceso de trabajo y las enfermedades traídas por los españoles. En 1513, para complementar la menguante población taína, los primeros africanos esclavizados fueron importados a Puerto Rico. La abolición de la esclavitud india en 1542 con las Nuevas Leyes aumentó la demanda de esclavos africanos. [7]

Un siglo y medio después, los británicos llevaron a cabo redadas esclavistas en lo que ahora es Georgia, Tennessee, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Florida y posiblemente Alabama. [8] El comercio de esclavos de Charles Town, que incluía tanto el comercio como las incursiones directas de los colonos, [9] fue el más grande entre las colonias británicas en América del Norte. [10] Entre 1670 y 1715, entre 24.000 y 51.000 nativos americanos cautivos fueron exportados desde Carolina del Sur, más que el número de africanos importados a las colonias de los futuros Estados Unidos durante el mismo período. [11] [12] Otros nativos americanos esclavizados fueron exportados desde Carolina del Sur a Virginia, Pensilvania, Nueva York, Rhode Island y Massachusetts. [11] El historiador Alan Gallay dice, "el comercio de esclavos indios fue el centro del desarrollo del imperio inglés en el sur de Estados Unidos. El comercio de esclavos indios fue el factor más importante que afectó al sur en el período de 1670 a 1715" intertribal las guerras para capturar esclavos desestabilizaron las colonias inglesas, la Florida española y la Luisiana francesa. [11]

Primeros esclavos africanos continentales

Los primeros africanos esclavizados dentro de América del Norte continental llegaron vía Santo Domingo a la colonia San Miguel de Gualdape (muy probablemente ubicada en el área de la Bahía de Winyah en la actual Carolina del Sur), fundada por el explorador español Lucas Vázquez de Ayllón en 1526. [13] La desafortunada colonia fue interrumpida casi de inmediato por una pelea por el liderazgo, durante la cual las personas esclavizadas se rebelaron y huyeron de la colonia para buscar refugio entre los nativos americanos locales. De Ayllón y muchos de los colonos murieron poco después de una epidemia y la colonia fue abandonada. Los colonos y las personas esclavizadas que no habían escapado regresaron a Haití. [13]

El 28 de agosto de 1565, San Agustín, Florida fue fundada por el conquistador español Don Pedro Menéndez de Avilés y trajo consigo a tres africanos esclavizados. Durante los siglos XVI y XVII, San Agustín fue el centro del comercio de personas esclavizadas en la Florida colonial española y el primer asentamiento permanente en lo que se convertiría en los Estados Unidos continentales en incluir africanos esclavizados.[14] El primer nacimiento de un africano esclavizado en lo que hoy es Estados Unidos fue Agustín, que nació allí en 1606. [15]

Sirvientes

Décadas más tarde, en los primeros años de los asentamientos de la Bahía de Chesapeake, a los funcionarios coloniales les resultó difícil atraer y retener trabajadores en las duras condiciones de la frontera, y hubo una alta tasa de mortalidad. [16] La mayoría de los trabajadores provenían de Gran Bretaña como trabajadores por contrato, firmando contratos de contrato para pagar con trabajo su pasaje, su mantenimiento y su capacitación, generalmente en una granja. Las colonias tenían economías agrícolas. Estos trabajadores contratados a menudo eran jóvenes que tenían la intención de convertirse en residentes permanentes. En algunos casos, los criminales convictos fueron transportados a las colonias como trabajadores contratados, en lugar de ser encarcelados. Los trabajadores contratados no eran esclavos, pero debían trabajar de cuatro a siete años en Virginia para pagar el costo de su pasaje y manutención. [17]

Destino de los africanos esclavizados (1519-1867) [18]
Destino Por ciento
América del Norte continental británica 3.7%
Islas Británicas de Sotavento 3.2%
Islas Británicas de Barlovento y Trinidad (Británica 1797–1867) 3.8%
Jamaica (español 1519-1655, británico 1655-1867) 11.2%
Barbados (británico) 5.1%
Las Guayanas (británicas, holandesas, francesas) 4.2%
Islas de Barlovento francesas 3.1%
Saint-Domingue (francés) 8.2%
Península española América del Norte y del Sur 4.4%
Islas del caribe español 8.2%
Islas del caribe holandés 1.3%
Noreste de Brasil (portugués) 9.3%
Bahía, Brasil (portugués) 10.7%
Sureste de Brasil (portugués) 21.1%
En otras partes de las Américas 1.1%
África 1.4%

Los primeros 19 africanos que llegaron a las colonias que Inglaterra estaba luchando por establecer llegaron a Point Comfort, Virginia, cerca de Jamestown, en 1619, traídos por corsarios británicos que los habían capturado en un barco de esclavos portugués capturado. [19] [20] [21] Los africanos esclavizados fueron vendidos como mercancías. No hay registros históricos que indiquen que se les otorgaron contratos de emisión regulares utilizados por los sirvientes ingleses. Es posible que algunos africanos hayan sido tratados de manera similar a los sirvientes blancos contratados o tuvieron la oportunidad de ganarse la libertad, pero los registros existentes no indican que esta fuera la experiencia de la mayoría de los africanos, que fueron esclavizados desde el principio. [22] El historiador Ira Berlin señaló que lo que llamó la "generación de los estatutos" en las colonias a veces estaba formada por hombres de raza mixta (criollos atlánticos) que eran sirvientes contratados y cuya ascendencia era africana e ibérica. Eran descendientes de mujeres africanas y hombres portugueses o españoles que trabajaban en puertos africanos como comerciantes o facilitadores en el comercio de personas esclavizadas. Por ejemplo, Anthony Johnson llegó a Virginia en 1621 desde Angola como sirviente contratado, se convirtió en libre y dueño de una propiedad, eventualmente comprando y esclavizando a la gente él mismo. La transformación del estatus de los africanos, de servidumbre por contrato a esclavos en una casta racial de la que no podían salir o escapar, ocurrió durante la siguiente generación.

Primeras leyes de esclavos

No hubo leyes sobre la esclavitud al principio de la historia de Virginia, pero en 1640, un tribunal de Virginia condenó a John Punch, un africano, a cadena perpetua después de que intentó huir de su servicio. [23] Los dos blancos con los que huyó fueron condenados sólo a un año adicional de contrato y tres años de servicio a la colonia. [24] Esto marcó el primer de facto sanción legal de la esclavitud en las colonias inglesas, y fue una de las primeras distinciones legales hechas entre europeos y africanos. [23] [25]

Esclavos enviados a las regiones que forman parte del actual Estados Unidos [26]
Fecha Esclavos
1626–1650 824
1651–1675 0
1676–1700 3,327
1701–1725 3,277
1726–1750 34,004
1751–1775 84,580
1776–1800 67,443
1801–1825 109,545
1826–1850 1,850
1851–1875 476
Total 305,326

En 1641, Massachusetts se convirtió en la primera colonia en autorizar la esclavitud mediante una ley promulgada. [27] Massachusetts aprobó el Cuerpo de Libertades, que prohibía la esclavitud en muchos casos, pero permitía esclavizar a las personas si eran cautivas de la guerra, si se vendían a sí mismas como esclavas o eran compradas en otro lugar, o si eran condenadas a la esclavitud como castigo por la autoridad gobernante. [27] El Cuerpo de Libertades usó la palabra "extraños" para referirse a personas compradas y vendidas como esclavas que generalmente no eran súbditos ingleses. Los colonos llegaron a equiparar este término con los nativos americanos y africanos. [28]

En 1654, John Casor, un sirviente negro contratado en la Virginia colonial, fue el primer hombre en ser declarado esclavo en un caso civil. Le había dicho a un oficial que su amo, Anthony Johnson, él mismo un negro libre, lo había retenido más allá de su mandato. Un vecino, Robert Parker, le dijo a Johnson que si no liberaba a Casor, testificaría ante el tribunal sobre este hecho. Según las leyes locales, Johnson corría el riesgo de perder algunas de sus tierras por violar los términos del contrato. Bajo presión, Johnson liberó a Casor. Casor firmó un contrato de siete años con Parker. Sintiéndose engañado, Johnson demandó a Parker para recuperar a Casor. Un tribunal del condado de Northampton, Virginia, falló a favor de Johnson, declarando que Parker estaba deteniendo ilegalmente a Casor de su legítimo amo, quien lo retuvo legalmente "durante toda su vida". [29]

Primeras leyes de estado heredado

Durante el período colonial, el estado de las personas esclavizadas se vio afectado por las interpretaciones relacionadas con el estado de los extranjeros en Inglaterra. Inglaterra no tenía un sistema para naturalizar a los inmigrantes en su isla o sus colonias. Dado que las personas de origen africano no eran súbditos ingleses por nacimiento, se encontraban entre los pueblos considerados extranjeros y, en general, fuera del derecho consuetudinario inglés. Las colonias lucharon con la forma de clasificar a las personas nacidas de extranjeros y súbditos. En 1656, Virginia, Elizabeth Key Grinstead, una mujer de raza mixta, ganó con éxito su libertad y la de su hijo en un desafío a su estatus al presentar su caso como la hija cristiana bautizada del inglés libre Thomas Key. Su abogado era un sujeto de inglés, lo que puede haber ayudado a su caso. (También era el padre de su hijo mestizo, y la pareja se casó después de que Key fuera liberado) [30].

En 1662, poco después del juicio de Elizabeth Key y desafíos similares, la colonia real de Virginia aprobó una ley que adoptaba el principio de partus sequitur ventrem (llamado partus, para abreviar), indicando que cualquier hijo nacido en la colonia tomaría el estatus de madre. Un hijo de una madre esclavizada nacería en la esclavitud, sin importar si el padre era un inglés o un cristiano nacido libre. Esto fue una inversión de la práctica del derecho consuetudinario en Inglaterra, que dictaminaba que los hijos de súbditos ingleses tomaban el estatus de padre. El cambio institucionalizó las relaciones de poder sesgadas entre los que esclavizaban a las personas y las mujeres, liberó a los hombres blancos de la responsabilidad legal de reconocer o apoyar financieramente a sus hijos mestizos y de alguna manera confinó el escándalo abierto de los niños mestizos y el mestizaje al interior del país. cuartos de esclavos.

Aumento de la trata de esclavos

En 1672, el rey Carlos II reubicó la Royal African Company (inicialmente se había establecido en 1660) como un monopolio inglés para el comercio de esclavos y productos básicos africanos. En 1698, por ley, el parlamento inglés abrió el comercio a todos los súbditos ingleses. [31] El comercio de personas esclavizadas a las colonias del Atlántico medio aumentó sustancialmente en la década de 1680, y en 1710 la población africana en Virginia había aumentado a 23.100 (42% del total). Maryland contenía 8.000 africanos (14,5% del total). [32] A principios del siglo XVIII, Inglaterra pasó a España y Portugal para convertirse en el principal comerciante de esclavos del mundo. [33] [34] Desde principios del siglo XVIII, los comerciantes estadounidenses, especialmente en Charleston, Carolina del Sur, desafiaron el monopolio de la Royal African Company, y Joseph Wragg y Benjamin Savage se convirtieron en los primeros comerciantes independientes de esclavizados en romper el monopolio por la década de 1730. [35]

Primeras leyes de estatus religioso

Los códigos de esclavos de Virginia de 1705 definieron además como esclavos a aquellas personas importadas de naciones que no eran cristianas. Los nativos americanos que fueron vendidos a colonos por otros nativos americanos (de tribus rivales), o capturados por europeos durante las redadas de las aldeas, también fueron definidos como esclavos. [36] Esto codificó el principio anterior de esclavitud de extranjeros no cristianos.

Primeras causas contra la esclavitud

En 1735, los Fideicomisarios de Georgia promulgaron una ley que prohibía la esclavitud en la nueva colonia, que se había establecido en 1733 para permitir que los "pobres dignos" así como los protestantes europeos perseguidos tuvieran un nuevo comienzo. La esclavitud era entonces legal en las otras 12 colonias inglesas. La vecina Carolina del Sur tenía una economía basada en el uso de mano de obra esclavizada. Los fideicomisarios de Georgia querían eliminar el riesgo de rebeliones de esclavos y hacer que Georgia estuviera en mejores condiciones de defenderse de los ataques de los españoles del sur, que ofrecían libertad a las personas esclavizadas que habían escapado. James Edward Oglethorpe fue la fuerza impulsora detrás de la colonia y el único administrador que residía en Georgia. Se opuso a la esclavitud por motivos morales y pragmáticos, y defendió enérgicamente la prohibición de la esclavitud contra la feroz oposición de los comerciantes de Carolina de esclavizados y especuladores de tierras. [37] [38] [39]

Los montañeses protestantes escoceses que se establecieron en lo que ahora es Darien, Georgia, agregaron un argumento moral contra la esclavitud, que se volvió cada vez más raro en el sur, en su "Petición de los habitantes de New Inverness" de 1739. [40] En 1750, Georgia autorizó la esclavitud en la colonia porque no había podido conseguir suficientes sirvientes contratados como trabajadores. A medida que las condiciones económicas en Inglaterra comenzaron a mejorar en la primera mitad del siglo XVIII, los trabajadores no tenían motivos para irse, especialmente para enfrentar los riesgos en las colonias.

Esclavitud en las colonias británicas

Durante la mayor parte del período colonial británico, la esclavitud existió en todas las colonias. Las personas esclavizadas en el norte trabajaban típicamente como sirvientes domésticos, artesanos, obreros y artesanos, con el mayor número en las ciudades. Muchos hombres trabajaron en los muelles y en el transporte marítimo. En 1703, más del 42% de los hogares de la ciudad de Nueva York esclavizaba a personas, la segunda proporción más alta de cualquier ciudad en las colonias, solo detrás de Charleston, Carolina del Sur. [41] Pero las personas esclavizadas también fueron utilizadas como trabajadores agrícolas en comunidades agrícolas, incluso en áreas del norte del estado de Nueva York y Long Island, Connecticut y Nueva Jersey. En 1770, había 397,924 negros en una población de 2,17 millones. Estaban distribuidos de manera desigual: había 14.867 en Nueva Inglaterra, donde eran el 2,7% de la población 34.679 en las colonias del Atlántico medio, donde eran el 6% de la población (19.000 estaban en Nueva York o el 11%) y 347.378 en el cinco colonias del sur, donde eran el 31% de la población [42]

El Sur desarrolló una economía agrícola dependiente de los cultivos básicos. Sus plantadores adquirieron rápidamente un número y una proporción significativamente mayor de personas esclavizadas en la población en general, ya que sus cultivos básicos eran intensivos en mano de obra. [43] Al principio, las personas esclavizadas en el sur trabajaban principalmente en granjas y plantaciones en las que el añil, el arroz y el tabaco, el algodón no se convirtió en un cultivo importante hasta después de la década de 1790. Antes de esa fecha, el algodón de fibra larga se cultivaba principalmente en las islas marinas de Georgia y Carolina del Sur.

La invención de la desmotadora de algodón en 1793 permitió el cultivo de algodón de fibra corta en una amplia variedad de áreas del continente, lo que llevó al desarrollo de grandes áreas del sur profundo como país algodonero en el siglo XIX. El cultivo de arroz y tabaco requería mucha mano de obra. [44] En 1720, alrededor del 65% de la población de Carolina del Sur estaba esclavizada. [45] Los plantadores (definidos por los historiadores del Alto Sur como aquellos que tenían o más esclavos) usaban trabajadores esclavizados para cultivar cultivos básicos. También trabajaron en el comercio artesanal en grandes plantaciones y en muchas ciudades portuarias del sur. La última ola de colonos en el siglo XVIII que se establecieron a lo largo de las montañas Apalaches y el interior del país eran agricultores de subsistencia en los bosques y rara vez tenían personas esclavizadas.

Algunas de las colonias británicas intentaron abolir el comercio internacional de esclavos por temor a que la importación de nuevos africanos fuera perjudicial. Los proyectos de ley de Virginia a tal efecto fueron vetados por el British Privy Council. Rhode Island prohibió la importación de personas esclavizadas en 1774. Todas las colonias excepto Georgia habían prohibido o limitado el comercio de esclavos africanos en 1786 Georgia lo hizo en 1798. Algunos [ ¿cuales? ] de estas leyes fueron posteriormente derogadas. [46]

Cerca de 600.000 esclavos fueron transportados a los Estados Unidos, o el 5% de los doce millones de esclavos sacados de África. Aproximadamente 310.000 de estas personas fueron importadas a las Trece Colonias antes de 1776: el 40% directamente y el resto del Caribe.

Esclavos transportados a Estados Unidos: [47]

  • 1620–1700. 21,000
  • 1701–1760. 189,000
  • 1761–1770. 63,000
  • 1771–1790. 56,000
  • 1791–1800. 79,000
  • 1801–1810. 124,000 [48]
  • 1810–1865. 51,000
  • Total. 597.000

Constituían menos del 5% de los 12 millones de esclavos traídos de África a las Américas. La gran mayoría de los africanos esclavizados fueron transportados a colonias azucareras en el Caribe y Brasil. Como la esperanza de vida era corta, su número debía reponerse continuamente. La esperanza de vida era mucho más alta en los Estados Unidos y la población esclavizada tuvo éxito en la reproducción. El número de personas esclavizadas en los Estados Unidos creció rápidamente, alcanzando los 4 millones en el censo de 1860. De 1770 a 1860, la tasa de crecimiento natural de las personas esclavizadas en América del Norte fue mucho mayor que la de la población de cualquier nación de Europa, y fue casi dos veces más rápida que la de Inglaterra. [49]

El número de negros esclavizados y libres aumentó de 759.000 (60.000 libres) en el censo de los EE. UU. De 1790 a 4.450.000 (480.000, o el 11%, libres) en el censo de los EE. UU. De 1860, un aumento del 580%. La población blanca creció de 3,2 millones a 27 millones, un aumento del 1,180% debido a las altas tasas de natalidad y 4,5 millones de inmigrantes, en su gran mayoría de Europa, y el 70% de los cuales llegaron en los años 1840-1860. El porcentaje de población negra descendió del 19,3% al 14,1%, [50] de la siguiente manera: 1790: 757,208 .. 19,3% de la población, de los cuales 697,681 (92%) estaban esclavizados. 1860: 4.441.830 .. 14,1% de la población, de los cuales 3.953.731 (89%) fueron esclavizados.

Esclavitud en la Luisiana francesa

Luisiana fue fundada como colonia francesa. Los funcionarios coloniales en 1724 implementaron Luis XIV de Francia Código negro, que regulaba la trata de esclavos y la institución de la esclavitud en la Nueva Francia y las colonias del Caribe francés. Esto resultó en un patrón diferente de esclavitud en Louisiana, comprado en 1803, en comparación con el resto de los Estados Unidos. [51] Como está escrito, el Código negro otorgó algunos derechos a los esclavos, incluido el derecho a casarse. Aunque autorizó y codificó el castigo corporal cruel contra los esclavos bajo ciertas condiciones, prohibió a los dueños de esclavos torturarlos o separar a parejas casadas (o separar a los niños pequeños de sus madres). También requería que los propietarios instruyeran a los esclavos en la fe católica. [52] [53] [54]

Junto con un sistema francés histórico más permeable que permitía ciertos derechos a gens de couleur libres (personas libres de color), que a menudo nacieron de padres blancos y sus concubinas mestizas, un porcentaje mucho más alto de afroamericanos en Louisiana estaban libres a partir del censo de 1830 (13.2% en Louisiana en comparación con 0.8% en Mississippi, cuyo la población estaba dominada por angloamericanos blancos). La mayor parte de la "tercera clase" de gente de color libre de Louisiana, situada entre los franceses nativos y la masa de esclavos africanos, vivía en Nueva Orleans. [52] La gente de color libre de Luisiana a menudo estaba alfabetizada y educada, y un número significativo poseía negocios, propiedades e incluso esclavos. [53] [54] Aunque Código negro prohibió los matrimonios interraciales, las uniones interraciales estaban generalizadas. Si hubo un sistema formalizado de concubinato conocido como plaçage, está sujeto a debate. Los descendientes de raza mixta (criollos de color) de estas uniones se encontraban entre los de la casta social intermedia de personas de color libres. Las colonias inglesas, por el contrario, operaban dentro de un sistema binario que trataba a los esclavos mulatos y negros por igual ante la ley, y discriminaba por igual si eran libres. Pero muchas personas libres de ascendencia africana eran mestizas. [51] [54]

Cuando Estados Unidos se apoderó de Luisiana, los estadounidenses del sur protestante entraron en el territorio y comenzaron a imponer sus normas. Desalentaron oficialmente las relaciones interraciales (aunque los hombres blancos continuaron teniendo uniones con mujeres negras, tanto esclavizadas como libres). Americanización de Luisiana resultó gradualmente en un sistema binario de raza, lo que provocó que las personas de color libres perdieran estatus al ser agrupadas con los esclavos. Perdieron ciertos derechos cuando los blancos estadounidenses los clasificaron oficialmente como "negros". [51] [55]

Orígenes y porcentajes de africanos
importado a la América del Norte británica
y Luisiana (1700-1820) [56] [57]
Monto %
(supera el 100%)
África centro-occidental (Kongo, N. Mbundu, S. Mbundu) 26.1
Ensenada de Biafra (Igbo, Tikar, Ibibio, Bamileke, Bubi) 24.4
Sierra Leona (Mende, Temne) 15.8
Senegambia (Mandinga, Fula, Wolof) 14.5
Costa Dorada (Akan, Fon) 13.1
Costa de barlovento (Mandé, Kru) 5.2
Ensenada de Benin (Yoruba, Ewe, Fon, Allada y Mahi) 4.3
África sudoriental (Macua, malgache) 1.8

Como dijo el historiador Christopher L. Brown, la esclavitud "nunca antes había estado en la agenda de manera seria", pero la Revolución Americana "la obligó a ser una cuestión pública de ahí en adelante". [58] [59]

Libertad ofrecida como incentivo por los británicos

Mientras que en Inglaterra y Escocia se mantenía y vendía un pequeño número de esclavos africanos, [61] la esclavitud en Inglaterra no había sido autorizada por ley allí, aunque sí en Escocia. En 1772, en el caso de Somerset contra Stewart, se descubrió que la esclavitud no formaba parte del derecho consuetudinario en Inglaterra y Gales. El papel británico en el comercio internacional de esclavos continuó hasta que abolió su comercio de esclavos en 1807. La esclavitud floreció en la mayoría de las colonias británicas de América del Norte y el Caribe, con muchos propietarios ricos de esclavos viviendo en Inglaterra y ejerciendo un poder considerable. [62]

A principios de 1775, Lord Dunmore, gobernador real de Virginia y dueño de esclavos, escribió a Lord Dartmouth sobre su intención de liberar esclavos propiedad de patriotas en caso de rebelión. [63] El 7 de noviembre de 1775, Lord Dunmore emitió la Proclamación de Lord Dunmore que declaró la ley marcial en Virginia [64] y prometió libertad para cualquier esclavo de patriotas estadounidenses que dejara a sus amos y se uniera a las fuerzas reales. Los esclavos propiedad de amos leales, sin embargo, no se vieron afectados por la Proclamación de Dunmore. Aproximadamente 1500 esclavos propiedad de patriotas escaparon y se unieron a las fuerzas de Dunmore. La mayoría murió de enfermedad antes de poder luchar. Trescientos de estos esclavos liberados llegaron a la libertad en Gran Bretaña. [sesenta y cinco]

Muchos esclavos utilizaron la misma interrupción de la guerra para escapar de sus plantaciones y desaparecer en ciudades o bosques, o en las líneas británicas. Al ver por primera vez los barcos británicos, miles de esclavos en Maryland y Virginia huyeron de sus dueños. [66]: 21 En Carolina del Sur, cerca de 25.000 esclavos (30% de la población total esclavizada) huyeron, emigraron o murieron durante la guerra. [ se necesita más explicación ] En todo el sur, las pérdidas de esclavos fueron elevadas, muchas de ellas debidas a fugas. [67] Los esclavos también escaparon por toda Nueva Inglaterra y el Atlántico medio, y muchos se unieron a los británicos que habían ocupado Nueva York.

En los últimos meses de la guerra, los británicos evacuaron a los libertos y también sacaron a los esclavos propiedad de los leales. Los británicos evacuaron a 20.000 libertos de las principales ciudades costeras, transportando a más de 3.000 para su reasentamiento en Nueva Escocia, donde fueron registrados como leales negros y finalmente se les concedió tierras. Transportaron a otros a las islas del Caribe y algunos a Inglaterra. Más de 5,000 africanos esclavizados propiedad de leales fueron transportados en 1782 con sus dueños desde Savannah a Jamaica y St. Augustine, Florida (entonces una colonia británica). De manera similar, más de la mitad de los negros evacuados en 1782 de Charleston por los británicos a las Indias Occidentales y Florida eran esclavos propiedad de leales blancos.

Esclavos y negros libres que apoyaron la rebelión

Los rebeldes comenzaron a ofrecer la libertad como incentivo para motivar a los esclavos a luchar de su lado. Washington autorizó la liberación de esclavos que lucharon con el Ejército Continental Americano. Rhode Island comenzó a reclutar esclavos en 1778 y prometió una compensación a los propietarios cuyos esclavos se alistaron y sobrevivieron para obtener la libertad. [68] [69] Durante el curso de la guerra, aproximadamente una quinta parte del ejército del Norte era negro. [70] En 1781, el barón Closen, un oficial alemán del regimiento real francés de Deux-Ponts en la batalla de Yorktown, calculó que el ejército estadounidense era aproximadamente una cuarta parte de los negros. [71] Estos hombres incluían tanto a antiguos esclavos como a negros nacidos libres. Miles de negros libres en los estados del norte lucharon en las milicias estatales y el Ejército Continental. En el sur, ambos bandos ofrecieron libertad a los esclavos que realizarían el servicio militar. Aproximadamente 20.000 esclavos lucharon en la Revolución Americana. [72] [73] [74] [75] [76]

El nacimiento del abolicionismo en los nuevos Estados Unidos

En las primeras dos décadas después de la Revolución Americana, las legislaturas estatales y los individuos tomaron medidas para liberar a los esclavos. Los estados del norte aprobaron nuevas constituciones que contenían lenguaje sobre la igualdad de derechos o abolieron específicamente la esclavitud.Algunos estados, como Nueva York y Nueva Jersey, donde la esclavitud estaba más extendida, aprobaron leyes a fines del siglo XVIII para abolir la esclavitud gradualmente. En 1804, todos los estados del norte habían aprobado leyes que prohibían la esclavitud, ya sea inmediatamente o con el tiempo. En Nueva York, los últimos esclavos fueron liberados en 1827 (celebrado con un gran desfile el 4 de julio). La servidumbre por contrato (esclavitud temporal), que se había generalizado en las colonias (la mitad de la población de Filadelfia había sido sirvientes contratados), se redujo drásticamente y desapareció en 1800. Sin embargo, todavía había sirvientes contratados por la fuerza en Nueva Jersey en 1860. No El estado sureño abolió la esclavitud, pero algunos propietarios individuales, más que un puñado, liberaron a sus esclavos por decisión personal, a menudo estableciendo la manumisión en testamentos, pero a veces presentando escrituras o documentos judiciales para liberar a individuos. Numerosos propietarios de esclavos que liberaron a sus esclavos citaron ideales revolucionarios en sus documentos, otros liberaron esclavos como recompensa prometida por el servicio. El número de negros libres como proporción de la población negra en el Alto Sur aumentó de menos del uno por ciento a casi el diez por ciento entre 1790 y 1810 como resultado de estas acciones. [77] [78] [79] [80] [81] [82] [83] [84] [85] [86]

A partir de 1777, los rebeldes prohibieron la importación de esclavos estado por estado. Todos actuaron para acabar con el comercio internacional, pero después de la guerra se volvió a abrir en Carolina del Sur y Georgia. [ cita necesaria ] En 1807 el Congreso actuó siguiendo el consejo del presidente Jefferson y, sin controversia, convirtió la importación de esclavos del exterior en un delito federal, efectivo el primer día que la Constitución permitió esta prohibición: el 1 de enero de 1808. [87]

Durante la Revolución y en los años siguientes, todos los estados al norte de Maryland tomaron medidas para abolir la esclavitud. En 1777, la República de Vermont, que aún no era reconocida por Estados Unidos, aprobó una constitución estatal que prohibía la esclavitud. La Sociedad de Abolición de Pensilvania, dirigida en parte por Benjamín Franklin, se fundó en 1775 y, en 1780, Pensilvania comenzó la abolición gradual. En 1783, la Corte Judicial Suprema de Massachusetts falló en Commonwealth contra Jennison que la esclavitud era inconstitucional bajo la nueva constitución del estado de 1780. New Hampshire comenzó la emancipación gradual en 1783, mientras que Connecticut y Rhode Island siguieron en 1784. La New York Manumission Society se fundó en 1785 y fue dirigida por John Jay, Alexander Hamilton y Aaron Burr. El estado de Nueva York comenzó la emancipación gradual en 1799 y Nueva Jersey lo siguió en 1804.

Poco después de la Revolución, Manasseh Cutler y Rufus Putnam (quien había sido el ingeniero jefe de George Washington) establecieron el Territorio del Noroeste. Tanto Cutler como Putnam procedían de la puritana Nueva Inglaterra. Los puritanos creían firmemente que la esclavitud era moralmente incorrecta. Su influencia en el tema de la esclavitud fue duradera, y la Revolución le dio un impulso significativamente mayor. El Territorio del Noroeste (que se convirtió en Ohio, Michigan, Indiana, Illinois, Wisconsin y parte de Minnesota) duplicó el tamaño de los Estados Unidos y se estableció ante la insistencia de Cutler y Putnam como "suelo libre", sin esclavitud. Esto iba a resultar crucial unas décadas más tarde. Si esos estados hubieran sido estados esclavistas y sus votos electorales hubieran sido para el principal oponente de Abraham Lincoln, Lincoln no se habría convertido en presidente. La Guerra Civil no se habría librado. Incluso si finalmente lo hubiera sido, el Norte bien podría haber perdido. [88] [89] [90] [91]

Constitución de los Estados Unidos

La esclavitud fue un tema polémico en la redacción y aprobación de la Constitución de los Estados Unidos. [92] Las palabras "esclavo" y "esclavitud" no aparecieron en la Constitución adoptada originalmente, aunque varias disposiciones se referían claramente a los esclavos y la esclavitud. Hasta la adopción de la Decimotercera Enmienda en 1865, la Constitución no prohibía la esclavitud. [93]

La Sección 9 del Artículo I prohibió al gobierno federal impedir la importación de esclavos, descritos como "las Personas que cualquiera de los Estados existentes en la actualidad crea conveniente admitir", durante veinte años después de la ratificación de la Constitución (hasta el 1 de enero de 1808). La Ley que prohíbe la importación de esclavos de 1807, adoptada por el Congreso y promulgada por el presidente Thomas Jefferson (quien había pedido su promulgación en su discurso sobre el estado de la Unión de 1806), entró en vigor el 1 de enero de 1808, la fecha más temprana en que la importación de esclavos podría estar prohibida por la Constitución. [94]

Los delegados aprobaron la Sección 2 del Artículo IV, que prohibía a los estados liberar a los esclavos que huían hacia ellos desde otro estado, y exigía la devolución de los bienes muebles a los propietarios. [95]

Compromiso de tres quintos

En una sección negociada por James Madison de Virginia, la Sección 2 del Artículo I designó a "otras personas" (esclavos) que se agregarían al total de la población libre del estado, a razón de tres quintas partes de su número total, para establecer el población oficial del estado a los efectos de la distribución de la representación en el Congreso y los impuestos federales. [96] El "Compromiso de las tres quintas partes" se alcanzó después de un debate en el que los delegados de los estados del sur (propietarios de esclavos) argumentaron que los esclavos deberían contarse en el censo al igual que todas las demás personas, mientras que los delegados de los estados del norte (libres) respondieron que los esclavos no debe contarse en absoluto. El compromiso fortaleció el poder político de los estados del sur, ya que tres quintas partes de la población esclava (sin derecho a voto) se contabilizaron para el reparto del Congreso y en el Colegio Electoral, aunque no fortaleció a los estados del sur tanto como lo hubiera hecho la Constitución. previsto para contar a todas las personas, ya sean esclavas o libres, por igual.

Además, muchas partes del país estaban vinculadas a la economía del Sur. Como señaló el historiador James Oliver Horton, los destacados políticos esclavistas y los cultivos básicos del sur tuvieron una fuerte influencia en la política y la economía de los Estados Unidos. Horton dijo:

en los 72 años transcurridos entre la elección de George Washington y la elección de Abraham Lincoln, 50 de esos años [tuvieron] un esclavista como presidente de los Estados Unidos y, durante todo ese período de tiempo, nunca hubo una persona elegida para un segundo término que no era un esclavista. [33]

El poder de los estados del sur en el Congreso duró hasta la Guerra Civil y afectó las políticas, la legislación y los nombramientos nacionales. [33] Un resultado fue que los jueces designados para la Corte Suprema también eran principalmente propietarios de esclavos. La élite plantadora dominó las delegaciones del Congreso del Sur y la presidencia de los Estados Unidos durante casi cincuenta años. [33]

Trata de esclavos

La Constitución de los Estados Unidos prohibió al gobierno federal prohibir la importación de esclavos durante veinte años. Varios estados aprobaron prohibiciones sobre el comercio internacional de esclavos durante ese período en 1808, el único estado que aún permitía la importación de esclavos africanos era Carolina del Sur. Después de 1808, cesó la importación legal de esclavos, aunque hubo contrabando a través de la Florida española y la disputada costa del Golfo hacia el oeste. [97]: 48–49 [98]: 138 Esta ruta casi terminó después de que Florida se convirtió en territorio de los Estados Unidos en 1821 (pero ver Wanderer y Clotilda).

El reemplazo de la importación de esclavos del exterior fue el aumento de la producción nacional. Virginia y Maryland tenían poco desarrollo agrícola nuevo, y su necesidad de esclavos era principalmente de reemplazos para los difuntos. La reproducción normal los abastecía con creces: Virginia y Maryland tenían excedentes de esclavos. Sus granjas de tabaco estaban "gastadas" [99] y el clima no era propicio para el algodón o la caña de azúcar. El excedente era aún mayor porque se animaba a los esclavos a reproducirse (aunque no podían casarse). El virginiano supremacista blanco Thomas Roderick Dew escribió en 1832 que Virginia era un "estado de crianza de negros", es decir, Virginia "producía" esclavos. [100]: 2 Según él, en 1832 Virginia exportaba "más de 6.000 esclavos" por año, "una fuente de riqueza para Virginia". [101]: 198 Otro escritor da la cifra en 1836 como 40,000, ganando para Virginia un estimado de $ 24,000,000 por año. [101]: 201 Donde la demanda de esclavos era la más fuerte en lo que entonces era el suroeste del país: Alabama, Mississippi y Louisiana, y más tarde Texas, Arkansas y Missouri. Aquí había abundante tierra apta para la agricultura de plantación, que establecieron jóvenes con algún capital. Esta fue la expansión de la población blanca y adinerada: hombres más jóvenes que buscaban fortuna.

El cultivo más valioso que se podía cultivar en una plantación en ese clima era el algodón. Esa cosecha requería mucha mano de obra y los trabajadores menos costosos eran esclavos. La demanda de esclavos excedía la oferta en el suroeste, por lo tanto, los esclavos, que nunca eran baratos si eran productivos, tenían un precio más alto. Como se retrata en La cabaña del tío Tom (la cabaña "original" estaba en Maryland), [102] se temía mucho la "venta al sur". Un ejemplo publicado recientemente (2018) de la práctica de "vender al sur" es la venta en 1838 por jesuitas de 272 esclavos de Maryland, a plantaciones en Louisiana, en beneficio de la Universidad de Georgetown, que se ha descrito como "debido a su existencia". a esta transacción. [103] [104] [105]

Los comerciantes respondieron a la demanda, incluidos John Armfield y su tío Isaac Franklin, quienes tenían "fama de haber ganado más de medio millón de dólares (en valor del siglo XIX)" en el comercio de esclavos. [99]

"Damas elegantes"

En los Estados Unidos, a principios del siglo XIX, los dueños de esclavas podían usarlas libre y legalmente como objetos sexuales. Esto sigue al uso gratuito de esclavas en barcos esclavistas por parte de las tripulaciones. [106]: 83

El esclavista tiene en su poder violar la castidad de sus esclavos. Y no pocos son lo suficientemente bestiales como para ejercer tal poder. De ahí que ocurra que, en algunas familias, es difícil distinguir a los niños libres de los esclavos. A veces ocurre que la mayor parte de los propios hijos del amo nacen, no de su esposa, sino de las esposas e hijas de sus esclavos, a quienes ha prostituido y esclavizado vilmente. [107]: 38

"Este vicio, esta pesadilla de la sociedad, ya se ha vuelto tan común, que apenas se considera una vergüenza". [108]

"Fantasía" era una palabra en clave que indicaba que la niña o la joven era adecuada o estaba capacitada para el uso sexual. [109]: 56 En algunos casos, los niños también fueron abusados ​​de esta manera. Está documentada la venta de un niño de 13 años "casi un lujo". [110] Zephaniah Kingsley, Jr., compró a su esposa cuando tenía 13 años. [111]: 191

Además, las mujeres esclavizadas que tenían la edad suficiente para tener hijos fueron alentadas a procrear, lo que elevó su valor como esclavas, ya que sus hijos eventualmente proporcionarían mano de obra o serían vendidos, enriqueciendo a los propietarios. En ocasiones, las mujeres esclavizadas reciben tratamiento médico para permitirles o estimular su fertilidad. [112] Las variaciones en el color de la piel que se encuentran en los Estados Unidos hacen evidente la frecuencia con la que las mujeres negras fueron embarazadas por blancos. [113]: 78–79 Por ejemplo, en el censo de 1850, el 75,4% de los "negros libres" en Florida fueron descritos como mulatos, de raza mixta. [114]: 2 Sin embargo, es solo muy recientemente, con estudios de ADN, que se puede proporcionar cualquier tipo de número confiable, y la investigación solo ha comenzado. Se preferían las chicas de piel clara, que contrastaban con los trabajadores de campo más oscuros. [110] [115]

El uso sexual de esclavos negros por dueños de esclavos o por aquellos que podían comprar los servicios temporales de un esclavo tomó varias formas. Un dueño de esclavos, o su hijo adolescente, podía ir al área de los barrios de esclavos de la plantación y hacer lo que quisiera, generalmente frente al resto de los esclavos, o con una privacidad mínima. Era común que una mujer de la "casa" (ama de llaves, sirvienta, cocinera, lavandera o niñera) fuera violada por uno o más miembros de la familia. Las casas de prostitución en todos los estados esclavistas estaban en gran parte atendidas por esclavas que brindaban servicios sexuales, en beneficio de sus dueños. Había un pequeño número de mujeres negras libres que se dedicaban a la prostitución o al concubinato, especialmente en Nueva Orleans. [109]: 41

Los dueños de esclavos que se dedicaban a la actividad sexual con esclavas "eran a menudo la élite de la comunidad. No tenían que preocuparse por el desprecio público". Estas relaciones "parecen haber sido toleradas y, en algunos casos, incluso aceptadas discretamente". "Mujeres del Sur. No se preocupen por eso". [116] Franklin y Armfield, quienes definitivamente eran la élite de la comunidad, bromeaban con frecuencia en sus cartas sobre las mujeres y niñas negras que estaban violando. Nunca se les ocurrió que había algo malo en lo que estaban haciendo. [117]

Las jóvenes de piel clara se vendían abiertamente para uso sexual y su precio era mucho más alto que el de un peón. [109]: 38, 55 [118] Existían mercados especiales para el comercio de chicas elegantes en Nueva Orleans [109]: 55 y Lexington, Kentucky. [119] [120] El historiador Philip Shaw describe una ocasión en la que Abraham Lincoln y Allen Gentry presenciaron tales ventas en Nueva Orleans en 1828:

Gentry recordaba vívidamente un día en Nueva Orleans cuando él y Lincoln, de diecinueve años, se encontraron con un mercado de esclavos. Haciendo una pausa para mirar, Gentry recordó mirar las manos de Lincoln y ver que "apretó los puños con fuerza y ​​los nudillos se pusieron blancos". Los hombres que visten abrigos negros y sombreros blancos compran peones de campo, "negros y feos", por entre 500 y 800 dólares. Y entonces comienza el verdadero horror: "Cuando comenzó la venta de" chicas elegantes ", Lincoln," incapaz de soportarlo más, "murmuró a Gentry" Allen, eso es una vergüenza. Si alguna vez le doy una lamida a esa cosa, la golpearé con fuerza ". [121]

Aquellas niñas que eran "consideradas educadas y refinadas, fueron compradas por los clientes más ricos, generalmente propietarios de plantaciones, para convertirse en compañeras sexuales personales". "Había una gran demanda en Nueva Orleans de 'chicas elegantes'". [122]

El tema que surgió con frecuencia fue la amenaza de las relaciones sexuales entre hombres negros y mujeres blancas. Así como se percibía que las mujeres negras tenían "un rastro de África, que supuestamente incitaba a la pasión y el desenfreno sexual", [109]: 39 los hombres eran percibidos como salvajes, incapaces de controlar su lujuria, si se les daba una oportunidad. [123]: 212–213

Otro enfoque a la pregunta fue ofrecido por Quaker y el plantador de Florida Zephaniah Kingsley, Jr. Él defendió, y practicó personalmente, la mezcla racial deliberada a través del matrimonio, como parte de su solución propuesta al problema de la esclavitud: la integración racial, llamada "amalgama" en el tiempo. En un 1829 Tratado, afirmó que las personas de raza mixta eran más saludables y, a menudo, más hermosas, que el sexo interracial era higiénico y que la esclavitud lo hacía conveniente. [111]: 190 Debido a estos puntos de vista, tolerados en la Florida española, le resultó imposible permanecer mucho tiempo en la Florida territorial y se mudó con sus esclavos y varias esposas a una plantación en Haití (ahora en la República Dominicana). Hubo muchos otros que practicaron de manera menos flagrante matrimonios interraciales y de hecho con esclavos (ver Partus sequitur ventrem).

Justificaciones en el Sur

"Un mal necesario"

En el siglo XIX, los defensores de la esclavitud a menudo defendían la institución como un "mal necesario". En ese momento, se temía que la emancipación de los esclavos negros tuviera consecuencias sociales y económicas más dañinas que la continuación de la esclavitud. El 22 de abril de 1820, Thomas Jefferson, uno de los padres fundadores de los Estados Unidos, escribió en una carta a John Holmes, que con la esclavitud,

Tenemos al lobo de la oreja y no podemos abrazarlo ni soltarlo con seguridad. La justicia está en una escala y la autoconservación en la otra. [124]

El escritor y viajero francés Alexis de Tocqueville, en su influyente Democracia en América (1835), expresó su oposición a la esclavitud mientras observaba sus efectos en la sociedad estadounidense. Sintió que una sociedad multirracial sin esclavitud era insostenible, ya que creía que los prejuicios contra los negros aumentaban a medida que se les concedían más derechos (por ejemplo, en los estados del norte). Creía que las actitudes de los sureños blancos y la concentración de la población negra en el sur estaban llevando a las poblaciones blanca y negra a un estado de equilibrio y constituían un peligro para ambas razas. Debido a las diferencias raciales entre amo y esclavo, creía que este último no podía emanciparse. [125]

En una carta al presidente Franklin Pierce, fechada el 27 de diciembre de 1856, Robert E. Lee escribió:

Hay pocos, creo, en esta época ilustrada, que no reconocerán que la esclavitud como institución es un mal moral y político. Es inútil explayarse sobre sus desventajas. Creo que es un mal mayor para los blancos que para la raza de color. Si bien mis sentimientos están fuertemente alistados a favor de este último, mis condolencias están más profundamente comprometidas con el primero.Los negros están inmensamente mejor aquí que en África, moral, física y socialmente. La dolorosa disciplina a la que están sometidos es necesaria para su posterior instrucción como raza y los preparará, espero, para mejores cosas. La providencia misericordiosa sabe y ordena cuánto tiempo puede ser necesaria su servidumbre. [126]

"Un bien positivo"

Sin embargo, a medida que aumentó la agitación del movimiento abolicionista y se expandió el área desarrollada para plantaciones, las disculpas por la esclavitud se hicieron más débiles en el sur. Los líderes luego describieron la esclavitud como un esquema beneficioso de gestión laboral. John C. Calhoun, en un famoso discurso en el Senado en 1837, declaró que la esclavitud era "en lugar de un mal, un bien, un bien positivo". Calhoun apoyó su punto de vista con el siguiente razonamiento: en toda sociedad civilizada, una parte de la comunidad debe vivir del trabajo de otro aprendizaje, la ciencia y las artes se basan en el ocio del esclavo africano, amablemente tratado por su amo y amante y cuidado. en su vejez, está mejor que los trabajadores libres de Europa y bajo el sistema esclavista se evitan los conflictos entre el capital y el trabajo. Las ventajas de la esclavitud a este respecto, concluyó, "se volverán cada vez más manifiestas, si no las molestan las interferencias externas, a medida que el país avance en riqueza y número". [127]

El oficial del ejército de Carolina del Sur, plantador y ejecutivo de ferrocarriles James Gadsden llamó a la esclavitud "una bendición social" y a los abolicionistas "la mayor maldición de la nación". [128] Gadsden estaba a favor de la secesión de Carolina del Sur en 1850 y fue un líder en los esfuerzos por dividir California en dos estados, uno esclavo y otro libre.

Otros escritores sureños que también comenzaron a retratar la esclavitud como un bien positivo fueron James Henry Hammond y George Fitzhugh. Presentaron varios argumentos para defender la práctica de la esclavitud en el Sur. [129] Hammond, como Calhoun, creía que la esclavitud era necesaria para construir el resto de la sociedad. En un discurso ante el Senado el 4 de marzo de 1858, Hammond desarrolló su "Teoría del Mudsill", defendiendo su punto de vista sobre la esclavitud al afirmar: "Debe tener esa clase, o no tendrá esa otra clase que lidera el progreso, la civilización, y refinamiento. Constituye el mismo alféizar de la sociedad y del gobierno político, y bien se podría intentar construir una casa en el aire, que construir una u otra, excepto en este alféizar ". Hammond creía que en cada clase un grupo debía cumplir con todos los deberes serviles, porque sin ellos los líderes de la sociedad no podrían progresar. [129] Argumentó que los jornaleros del Norte también eran esclavos: "La diferencia. Es que nuestros esclavos son contratados de por vida y bien compensados, no hay hambre, ni mendicidad, ni falta de empleo", mientras que los del North tuvo que buscar empleo. [129]

George Fitzhugh usó suposiciones sobre la superioridad blanca para justificar la esclavitud, escribiendo que "el negro no es más que un niño adulto y debe ser gobernado como un niño". En La ley universal de la esclavitudFitzhugh sostiene que la esclavitud proporciona todo lo necesario para la vida y que el esclavo no puede sobrevivir en un mundo libre porque es vago y no puede competir con la inteligente raza blanca europea. Afirma que "los esclavos negros del sur son las personas más felices y, en cierto sentido, las más libres del mundo". [130] Sin el Sur, "Él (esclavo) se convertiría en una carga insoportable para la sociedad" y "la sociedad tiene el derecho de prevenir esto, y sólo puede hacerlo sometiéndolo a la esclavitud doméstica". [130]

El 21 de marzo de 1861, Alexander Stephens, vicepresidente de la Confederación, pronunció su discurso fundamental. Explicó las diferencias entre la Constitución de los Estados Confederados y la Constitución de los Estados Unidos, expuso la causa de la Guerra Civil estadounidense, como él la veía, y defendió la esclavitud: [131]

La nueva Constitución ha dejado para siempre en reposo todas las inquietantes cuestiones relacionadas con nuestras instituciones peculiares - la esclavitud africana tal como existe entre nosotros - el estatus apropiado del negro en nuestra forma de civilización. Ésta fue la causa inmediata de la ruptura tardía y la revolución actual. Jefferson, en su pronóstico, había anticipado esto, como la "roca sobre la que se dividiría la vieja Unión". Él estaba en lo correcto. Lo que para él era una conjetura, ahora es un hecho realizado. Pero se puede dudar de si comprendió plenamente la gran verdad sobre la que se apoyaba y se asienta esa roca. Las ideas predominantes que abrigaban él y la mayoría de los principales estadistas en el momento de la formación de la antigua Constitución eran que la esclavitud de los africanos violaba las leyes de la naturaleza, que estaba mal en principio, social, moral y políticamente. . Era un mal que no sabían muy bien cómo lidiar pero la opinión generalizada de los hombres de ese día era que, de una forma u otra, en el orden de la Providencia, la institución sería evanescente y desaparecería. Sin embargo, esas ideas eran fundamentalmente erróneas. Se basaban en el supuesto de la igualdad de razas. Esto fue un error. Era una base arenosa, y la idea de un gobierno se basó en ella: cuando "llegó la tormenta y sopló el viento, cayó".

Nuestro nuevo gobierno se basa exactamente en las ideas opuestas, sus cimientos están sentados, su piedra angular descansa sobre la gran verdad de que el negro no es igual al hombre blanco de que la esclavitud, la subordinación a la raza superior, es su condición natural y moral. [131]

Esta visión de la "raza" negra estaba respaldada por la pseudociencia. [132] El principal investigador fue el Dr. Samuel A. Cartwright, inventor de las enfermedades mentales de la drapetomanía (el deseo de un esclavo de huir) y la disestesia aethiopica ("picardía"), ambas curadas con azotes. La Asociación Médica de Luisiana estableció un comité, del cual fue presidente, para investigar "las Enfermedades y Peculiaridades Físicas de la Raza Negra". Su informe, entregado por primera vez a la Asociación Médica en una dirección, fue publicado en su revista, [133] y luego reimpreso en parte en DeBow's Review de amplia circulación. [134]

Propuesta de expansión de la esclavitud

Si la esclavitud se limitaría o no a los estados del sur que ya la tenían, o si se permitiría en nuevos estados hechos de las tierras de la Compra de Luisiana y la Cesión Mexicana, fue un problema importante en las décadas de 1840 y 1850. Los resultados incluyeron el Compromiso de 1850 y el período Bleeding Kansas.

También son relativamente conocidas las propuestas, incluido el Manifiesto de Ostende, de anexar Cuba como estado esclavista. También se habló de hacer estados esclavistas de México, Nicaragua (ver asunto Walker) y otras tierras alrededor del llamado Círculo Dorado. Menos conocido hoy (2019), aunque bien conocido en ese momento, es que los sureños pro esclavitud:

  • Hablaron abiertamente de su deseo de reabrir la trata de esclavos en el Atlántico (ver Ley de Prohibición de Importación de Esclavos # Propuestas de Reapertura de los Tragafuegos antebellum). [135]
  • Quería reintroducir la esclavitud en los estados del norte, a través de una acción federal o una enmienda constitucional que legalizara la esclavitud en todo el país, anulando así las leyes estatales contra la esclavitud. [136] [137] (Ver Compromiso de Crittenden). Esto fue descrito como "muy avanzado" en 1858. [138]
  • Dijo abiertamente que la esclavitud de ninguna manera debería limitarse a los negros, ya que en su opinión era beneficiosa. Los trabajadores blancos del norte, que supuestamente ya eran "esclavos asalariados", supuestamente tendrían una vida mejor si fueran esclavizados. [139]

Si bien estas ideas nunca despegaron, alarmaron a los norteños y contribuyeron a la creciente polarización del país.

Abolicionismo en el norte

La esclavitud es un volcán, cuyos fuegos no se pueden apagar ni controlar sus violaciones. Ya sentimos sus convulsiones, y si nos sentamos ociosamente a contemplar sus llamas, a medida que se elevan más y más, nuestra feliz república quedará sepultada en ruinas, bajo sus abrumadoras energías.

A partir de la Revolución y en las dos primeras décadas de la posguerra, todos los estados del Norte abolieron la esclavitud. Estas fueron las primeras leyes abolicionistas en el mundo atlántico. [141] [142] Sin embargo, la abolición de la esclavitud no significó necesariamente que los esclavos existentes se volvieran libres. En algunos estados se vieron obligados a permanecer con sus antiguos propietarios como sirvientes contratados: libres solo de nombre, aunque no podían venderse y, por lo tanto, las familias no podían dividirse y sus hijos nacían libres. El fin de la esclavitud no llegó en Nueva York hasta el 4 de julio de 1827, cuando se celebró con un gran desfile. [143] Sin embargo, en el censo de 1830, el único estado sin esclavos fue Vermont. En el censo de 1840, todavía había esclavos en New Hampshire (1), Rhode Island (5), Connecticut (17), Nueva York (4), Pennsylvania (64), Ohio (3), Indiana (3), Illinois ( 331), Iowa (16) y Wisconsin (11). No hubo ninguno en estos estados en el censo de 1850. [144]

En Massachusetts, la esclavitud fue impugnada con éxito en la corte en 1783 en una demanda de libertad por Quock Walker, dijo que la esclavitud estaba en contradicción con la nueva constitución del estado de 1780 que estipulaba la igualdad de los hombres. Los esclavos liberados estaban sujetos a la segregación racial y la discriminación en el norte, y en muchos casos no tenían derecho al voto hasta la ratificación de la Decimoquinta Enmienda en 1870 [145].

La mayoría de los estados del norte aprobaron leyes para la abolición gradual, primero liberando a los niños nacidos de madres esclavas (y exigiéndoles que entreguen contratos prolongados a los dueños de sus madres, a menudo hasta los 20 años como adultos jóvenes). En 1845, la Corte Suprema de Nueva Jersey recibió extensos argumentos a favor de "la liberación de cuatro mil personas de la servidumbre". [146] Los últimos ex esclavos de Pensilvania fueron liberados en 1847, los de Connecticut en 1848, y aunque ni New Hampshire ni Nueva Jersey tenían esclavos en el censo de 1850, y Nueva Jersey solo uno y New Hampshire ninguno en el censo de 1860, la esclavitud nunca fue prohibido en cualquiera de los estados hasta la ratificación de la Decimotercera Enmienda en 1865 [147] (y Nueva Jersey fue uno de los últimos estados en ratificarla).

Ninguno de los estados del sur abolió la esclavitud antes de 1865, pero no era inusual que los propietarios de esclavos individuales en el sur liberaran a numerosos esclavos, a menudo citando ideales revolucionarios, en sus testamentos. Predicadores metodistas, cuáqueros y bautistas viajaron por el sur, pidiendo a los dueños de esclavos que manumitasen a sus esclavos, y había "sociedades de manumisión" en algunos estados del sur. Para 1810, el número y la proporción de negros libres en la población de los Estados Unidos había aumentado drásticamente. La mayoría de los negros libres vivían en el norte, pero incluso en el sur superior, la proporción de negros libres pasó de menos del uno por ciento de todos los negros a más del diez por ciento, incluso cuando el número total de esclavos aumentaba a través de las importaciones. [148]

Uno de los primeros escritos puritanos sobre este tema fue "La venta de José", de Samuel Sewall en 1700. En él, Sewall condenó la esclavitud y la trata de esclavos y refutó muchas de las justificaciones típicas de la época para la esclavitud. [149] [150] La influencia puritana en la esclavitud todavía era fuerte en el momento de la Revolución Americana y hasta la Guerra Civil. De los primeros siete presidentes de Estados Unidos, los dos que no tenían esclavos, John Adams y John Quincy Adams, procedían de la Nueva Inglaterra puritana. Eran lo suficientemente ricos como para poseer esclavos, pero decidieron no hacerlo porque sentían que era moralmente incorrecto. En 1765, el líder colonial Samuel Adams y su esposa recibieron una esclava como regalo. Inmediatamente la liberaron. Justo después de la Revolución, en 1787, el Territorio del Noroeste (que se convirtió en los estados de Ohio, Michigan, Indiana, Illinois, Wisconsin y parte de Minnesota) se abrió a la colonización. Los dos hombres responsables de establecer este territorio fueron Manasseh Cutler y Rufus Putnam. Venían de la Nueva Inglaterra puritana e insistían en que este nuevo territorio, que duplicaba el tamaño de los Estados Unidos, iba a ser "suelo libre", sin esclavitud. Esto iba a resultar crucial en las próximas décadas. Si esos estados se hubieran convertido en estados esclavistas, y sus votos electorales hubieran ido al principal oponente de Abraham Lincoln, Lincoln no habría sido elegido presidente. La Guerra Civil no se habría librado. Incluso si finalmente lo hubiera sido, es probable que el Norte hubiera perdido. [88] [89] [90]

En las décadas previas a la Guerra Civil, los abolicionistas, como Theodore Parker, Ralph Waldo Emerson, Henry David Thoreau y Frederick Douglass, utilizaron repetidamente la herencia puritana del país para reforzar su causa. El periódico antiesclavista más radical, El Libertador, invocó los puritanos y los valores puritanos más de mil veces. Parker, al instar a los congresistas de Nueva Inglaterra a apoyar la abolición de la esclavitud, escribió que "El hijo del puritano. Es enviado al Congreso para defender la verdad y el derecho". [151] [152]

Los norteños predominaron en el movimiento hacia el oeste hacia el territorio del Medio Oeste después de la Revolución Americana cuando los estados se organizaron, votaron a favor de prohibir la esclavitud en sus constituciones cuando alcanzaron la condición de estado: Ohio en 1803, Indiana en 1816 e Illinois en 1818. Lo que se desarrolló fue un El bloque norte de estados libres se unió en un área geográfica contigua que generalmente compartía una cultura contra la esclavitud. Las excepciones fueron las áreas a lo largo del río Ohio pobladas por sureños: las partes del sur de Indiana, Ohio e Illinois. Los residentes de esas áreas generalmente compartían la cultura y las actitudes del sur. Además, estas áreas se dedicaron a la agricultura durante más tiempo que las zonas norteñas industrializadas de estos estados, y algunos agricultores utilizaron mano de obra esclava. En Illinois, por ejemplo, mientras que el comercio de esclavos estaba prohibido, era legal traer esclavos de Kentucky a Illinois y usarlos allí, siempre que los esclavos salieran de Illinois un día al año (estaban "de visita"). La emancipación de los esclavos en el norte condujo al crecimiento de la población de negros libres del norte, de varios cientos en la década de 1770 a casi 50.000 en 1810. [153]

Hubo una agitación legal contra la esclavitud en las trece colonias a partir de 1752 por el abogado Benjamin Kent, cuyos casos fueron registrados por uno de sus suplentes, el futuro presidente John Adams. Kent representó a numerosos esclavos en sus intentos por obtener su libertad. Manejó el caso de un esclavo, Pompeyo, demandando a su amo. [154] En 1766, Kent fue el primer abogado en los Estados Unidos en ganar un caso para liberar a una esclava, Jenny Slew. [155] También ganó un juicio en el Old County Courthouse para un esclavo llamado Ceasar Watson (1771). [156] Kent también manejó el divorcio de Lucy Pernam y las demandas por la libertad de Rose y Salem Orne. [157]

A lo largo de la primera mitad del siglo XIX, el abolicionismo, un movimiento para acabar con la esclavitud, cobró fuerza en la mayoría de las sociedades abolicionistas y sus partidarios estaban en el norte. Trabajaron para crear conciencia sobre los males de la esclavitud y generar apoyo para la abolición.

Esta lucha tuvo lugar en medio de un fuerte apoyo a la esclavitud entre los sureños blancos, que se beneficiaron enormemente del sistema de trabajo esclavo. Pero la esclavitud estaba entrelazada con la economía nacional, por ejemplo, las industrias bancaria, marítima y manufacturera de la ciudad de Nueva York tenían fuertes intereses económicos en la esclavitud, al igual que industrias similares en otras ciudades portuarias importantes del norte. Las fábricas textiles del norte de Nueva York y Nueva Inglaterra procesaban el algodón del sur y fabricaban ropa para equipar a los esclavos. En 1822, la mitad de las exportaciones de la ciudad de Nueva York estaban relacionadas con el algodón. [158]

Los esclavistas comenzaron a referirse a la esclavitud como la "institución peculiar" para diferenciarla de otros ejemplos de trabajo forzoso. Lo justificaron como menos cruel que el trabajo libre del Norte.

Los principales organismos organizados para defender la abolición y las reformas contra la esclavitud en el norte fueron la Sociedad de Abolición de Pensilvania y la Sociedad de Manumisión de Nueva York. Antes de la década de 1830, los grupos antiesclavistas pedían una emancipación gradual. [160] A finales de la década de 1820, bajo el impulso de evangélicos religiosos como Beriah Green, surgió la sensación de que tener esclavos era un pecado y el propietario tenía que liberarse inmediatamente de este grave pecado mediante la emancipación inmediata. [161]

Movimiento de colonización

A principios del siglo XIX, se fundaron otras organizaciones para tomar medidas sobre el futuro de los estadounidenses negros. Algunos abogaron por sacar a las personas negras libres de Estados Unidos a lugares donde disfrutarían de mayor libertad, algunos apoyaron la colonización en África, mientras que otros abogaron por la emigración, generalmente a Haití. Durante las décadas de 1820 y 1830, la American Colonization Society (ACS) fue la organización principal en implementar el "retorno" de los estadounidenses negros a África. [159] La ACS estaba formada principalmente por cuáqueros y esclavistas, y encontraron un terreno común incómodo en apoyo de lo que se llamó incorrectamente "repatriación". En ese momento, sin embargo, la mayoría de los estadounidenses negros eran nativos y no querían emigrar, diciendo que no eran más africanos de lo que los estadounidenses blancos eran británicos. Más bien, querían plenos derechos en los Estados Unidos, donde sus familias habían vivido y trabajado durante generaciones.

En 1822, la AEC y las sociedades estatales afiliadas establecieron lo que se convertiría en la colonia de Liberia, en África Occidental. [162] La ACS ayudó a miles de libertos y negros libres (con límites legislados) a emigrar allí desde Estados Unidos. Mucha gente blanca consideró esto preferible a la emancipación en los Estados Unidos. Henry Clay, uno de los fundadores y un destacado político esclavista de Kentucky, dijo que los negros se enfrentaban

prejuicio inconquistable resultante de su color, nunca pudieron fusionarse con los blancos libres de este país. Por lo tanto, era deseable, por respeto a ellos, y al residuo de la población del país, escurrirlos. [163]

La deportación también sería una forma de evitar represalias contra los antiguos propietarios de esclavos y los blancos en general, como había ocurrido en la masacre de 1804 en Haití. Después de 1830, el abolicionista y editor de periódicos William Lloyd Garrison promovió la emancipación, caracterizando la esclavitud como un pecado personal. Exigió que los propietarios de esclavos se arrepintieran y comenzaran el proceso de emancipación. Su posición aumentó la actitud defensiva de algunos sureños, quienes notaron la larga historia de esclavitud entre muchas culturas. Algunos abolicionistas, como John Brown, favorecieron el uso de la fuerza armada para fomentar levantamientos entre los esclavos, como intentó hacer en Harper's Ferry. La mayoría de los abolicionistas intentaron conseguir el apoyo del público para cambiar las leyes y desafiar las leyes sobre esclavos. Los abolicionistas participaban activamente en el circuito de conferencias en el norte y, a menudo, presentaban esclavos fugitivos en sus presentaciones. El escritor y orador Frederick Douglass se convirtió en un importante líder abolicionista después de escapar de la esclavitud. La novela de Harriet Beecher Stowe La cabaña del tío Tom (1852) fue un éxito de ventas internacional y despertó el sentimiento popular contra la esclavitud. También provocó la publicación de numerosas novelas anti-Tom por sureños en los años previos a la Guerra Civil estadounidense.

Prohibir el comercio internacional

Mientras que bajo la Constitución, el Congreso no podía prohibir la importación de esclavos que estaba permitida en Carolina del Sur, hasta 1808, el tercer Congreso lo reguló en la Ley de Comercio de Esclavos de 1794, que prohibió la construcción naval estadounidense y el equipamiento para el comercio. Las leyes posteriores de 1800 y 1803 buscaron desalentar el comercio prohibiendo la inversión estadounidense en el comercio y el empleo estadounidense en barcos en el comercio, así como prohibiendo la importación a los estados que habían abolido la esclavitud, lo que la mayoría en el norte tenía en ese momento. [164] [165] La Ley final que prohíbe la importación de esclavos fue adoptada en 1807, efectiva en 1808. Sin embargo, la importación ilegal de esclavos africanos (contrabando) era común. [3] El comercio de esclavos cubano entre 1796 y 1807 estuvo dominado por barcos de esclavos estadounidenses. A pesar de la Ley de 1794, los propietarios de barcos esclavistas de Rhode Island encontraron formas de continuar abasteciendo a los estados propietarios de esclavos. Se estimó que la flota total de barcos esclavistas de los EE. UU. En 1806 era casi un 75% del tamaño de la de los británicos. [166]: 63, 65

Después de que Gran Bretaña y Estados Unidos prohibieran la trata internacional de esclavos en 1807, las actividades británicas de supresión de la trata de esclavos comenzaron en 1808 a través de esfuerzos diplomáticos y la formación del Escuadrón de África Occidental de la Royal Navy en 1809. Estados Unidos negó a la Royal Navy el derecho a detener y buscar barcos de esclavos sospechosos de EE. UU., por lo que no solo los barcos estadounidenses no fueron obstaculizados por las patrullas británicas, sino que los esclavistas de otros países enarbolarían la bandera estadounidense para tratar de evitar ser detenidos. La cooperación entre Estados Unidos y Gran Bretaña no fue posible durante la Guerra de 1812 ni durante el período de malas relaciones en los años siguientes. En 1820, la Armada de los Estados Unidos envió USS Cyane, bajo el mando del Capitán Trenchard, para patrullar las costas de esclavos de África Occidental. Cyane se apoderó de 4 barcos de esclavos estadounidenses en su primer año en la estación. Trenchard desarrolló un buen nivel de cooperación con la Royal Navy. Se enviaron cuatro buques de guerra estadounidenses adicionales a la costa africana en 1820 y 1821. La Marina de los Estados Unidos tomó un total de 11 barcos de esclavos estadounidenses durante este período. Luego se redujo la actividad policial estadounidense. Todavía no había ningún acuerdo entre los EE. UU. Y Gran Bretaña sobre el derecho mutuo de abordar a los presuntos traficantes de esclavos que navegaban bajo la bandera del otro. Los intentos de llegar a tal acuerdo se estancaron en 1821 y 1824 en el Senado. Una presencia de la Armada de los Estados Unidos, aunque esporádica, dio como resultado que los esclavistas estadounidenses navegaran bajo la bandera española, pero aún como un comercio extenso. El Tratado Webster-Ashburton de 1842 estableció un nivel mínimo garantizado de actividad de patrulla por parte de la Marina de los Estados Unidos y la Royal Navy, y formalizó el nivel de cooperación que había existido en 1820. Sin embargo, sus efectos fueron mínimos mientras que las oportunidades para una mayor cooperación -No se realizaron operaciones. La trata transatlántica de esclavos en los Estados Unidos no fue reprimida efectivamente hasta la presidencia de Lincoln en 1861, un tratado con Gran Bretaña fue firmado cuyas disposiciones incluían permitir a la Royal Navy abordar, registrar y arrestar a los esclavistas que operaban bajo la bandera estadounidense. [166]: 399-400, 449, 1144, 1149 [167]

Manumisiones sureñas posteriores a la revolución

Aunque Virginia, Maryland y Delaware eran estados esclavistas, los dos últimos ya tenían una alta proporción de negros libres cuando estalló la guerra. Tras la Revolución, las tres legislaturas facilitaron la manumisión, permitida por acto o testamento. Los ministros cuáqueros y metodistas instaron particularmente a los propietarios de esclavos a liberar a sus esclavos. El número y la proporción de esclavos liberados en estos estados aumentó dramáticamente hasta 1810. Más de la mitad del número de negros libres en los Estados Unidos se concentró en el Alto Sur. La proporción de negros libres entre la población negra en el Alto Sur aumentó de menos del 1% en 1792 a más del 10% en 1810. [148] En Delaware, casi el 75% de los negros estaban libres en 1810. [168]

En los Estados Unidos en su conjunto, el número de negros libres llegó a 186.446, o el 13,5% de todos los negros, en 1810. [169] Después de ese período, pocos esclavos fueron liberados, ya que el desarrollo de plantaciones de algodón con algodón de fibra corta en el sur profundo impulsó la demanda interna de esclavos en el comercio doméstico de esclavos y se pagaron altos precios por ellos. [170]

Carolina del Sur hizo que la manumisión fuera más difícil, requiriendo la aprobación legislativa de cada caso de manumisión. Varios estados del sur [ ¿cuales? ] exigía que los esclavos manumitidos abandonaran el estado en un plazo de treinta días. [ se necesita más explicación ]

Trata de esclavos domésticos y migración forzada

La creciente demanda internacional de algodón llevó a muchos propietarios de plantaciones más al oeste en busca de tierras adecuadas. Además, la invención de la desmotadora de algodón en 1793 permitió un procesamiento rentable de algodón de fibra corta, que se podía cultivar fácilmente en las tierras altas. La invención revolucionó la industria del algodón al aumentar cincuenta veces la cantidad de algodón que se podía procesar en un día. Al final de la Guerra de 1812, se produjeron menos de 300.000 fardos de algodón a nivel nacional. En 1820, la cantidad de algodón producido había aumentado a 600.000 fardos y en 1850 había llegado a 4.000.000. Hubo un crecimiento explosivo del cultivo de algodón en todo el sur profundo y una gran demanda de mano de obra esclava para mantenerlo aumentó. [171] Como resultado, las manumisiones disminuyeron drásticamente en el sur. [172]

La mayoría de los esclavos vendidos del Alto Sur eran de Maryland, Virginia y las Carolinas, donde los cambios en la agricultura disminuyeron la necesidad de su trabajo y la demanda de esclavos. Antes de 1810, los destinos principales de los esclavos vendidos eran Kentucky y Tennessee, pero después de 1810 los estados del sur profundo de Georgia, Alabama, Mississippi, Louisiana y Texas recibieron la mayoría de los esclavos. Aquí es donde el algodón se convirtió en "rey". [173] Mientras tanto, los estados del Alto Sur de Kentucky y Tennessee se unieron a los estados exportadores de esclavos.

En 1815, el comercio de esclavos doméstico se había convertido en una actividad económica importante en los Estados Unidos y duró hasta la década de 1860. [174] Entre 1830 y 1840, cerca de 250.000 esclavos fueron llevados a través de las fronteras estatales. [174] En la década de 1850, más de 193.000 personas esclavizadas fueron transportadas, y los historiadores estiman que casi un millón en total participaron en la migración forzada de este nuevo "Paso Medio". Para 1860, la población de esclavos en los Estados Unidos había alcanzado los cuatro millones. [174] De las 1.515.605 familias libres en los quince estados esclavistas en 1860, casi 400.000 tenían esclavos (aproximadamente uno de cada cuatro, o el 25%), [175] lo que representa el 8% de todas las familias estadounidenses. [176]

El historiador Ira Berlin llamó a esta migración forzada de esclavos el "Segundo Paso Medio" porque reproducía muchos de los mismos horrores que el Paso Medio (el nombre que se le da al transporte de esclavos desde África a América del Norte). Estas ventas de esclavos dividieron a muchas familias y causaron muchas dificultades. Al caracterizarlo como el "evento central" en la vida de un esclavo entre la Revolución Americana y la Guerra Civil, Berlin escribió que, ya sea que los esclavos fueran desarraigados directamente o vivieran con el temor de que ellos o sus familias fueran trasladados involuntariamente ", la deportación masiva negros traumatizados, esclavos y libres ". [177] Los individuos perdieron su conexión con familias y clanes. Sumado a los primeros colonos que combinaban esclavos de diferentes tribus, muchos africanos étnicos perdieron el conocimiento de los diferentes orígenes tribales en África. La mayoría descendía de familias que habían estado en los Estados Unidos durante muchas generaciones. [174]

La firma de Franklin y Armfield fue líder en este comercio. En la década de 1840, se transportaron casi 300.000 esclavos, y Alabama y Mississippi recibieron 100.000 cada uno. Durante cada década entre 1810 y 1860, al menos 100.000 esclavos fueron trasladados de su estado de origen. En la última década antes de la Guerra Civil, se transportaron 250.000. Michael Tadman escribió en Especuladores y esclavos: amos, comerciantes y esclavos en el Viejo Sur (1989) que el 60-70% de las migraciones interregionales fueron el resultado de la venta de esclavos. En 1820, un niño esclavo en el Alto Sur tenía un 30% de posibilidades de ser vendido al Sur en 1860. [178] La tasa de mortalidad de los esclavos en su camino a su nuevo destino en el Sur de Estados Unidos fue menor que la que sufrieron los cautivos enviados a través del Océano Atlántico, pero la mortalidad fue, sin embargo, más alta que la tasa de mortalidad normal.

Los comerciantes de esclavos transportaron a dos tercios de los esclavos que se mudaron al oeste. [179] Sólo una minoría se trasladó con sus familias y el amo existente. Los comerciantes de esclavos tenían poco interés en comprar o transportar familias de esclavos intactas en los primeros años, los plantadores demandaban solo los esclavos jóvenes necesarios para el trabajo pesado. Más tarde, con el interés de crear una "fuerza de trabajo que se reprodujera a sí misma", los plantadores compraron un número casi igual de hombres y mujeres. Berlín escribió:

El comercio interno de esclavos se convirtió en la empresa más grande del Sur fuera de la propia plantación, y probablemente la más avanzada en el empleo de transporte, finanzas y publicidad modernos. La industria del comercio de esclavos desarrolló su propio lenguaje único, con términos como "manos de primera, machos, mozas criadoras y" chicas elegantes "que se volvieron de uso común [180].

La expansión del comercio interestatal de esclavos contribuyó al "resurgimiento económico de los estados de la costa que alguna vez fueron deprimidos", ya que la demanda aceleró el valor de los esclavos que estaban sujetos a la venta. [181]

Algunos comerciantes trasladaron sus "bienes muebles" por mar, siendo Norfolk a Nueva Orleans la ruta más común, pero la mayoría de los esclavos se vieron obligados a caminar por tierra. Otros fueron enviados río abajo desde mercados como Louisville en el río Ohio y Natchez en el Mississippi. Los comerciantes crearon rutas de migración regulares servidas por una red de corrales de esclavos, patios y almacenes necesarios como alojamiento temporal para los esclavos. Además, otros vendedores proporcionaron ropa, alimentos y suministros para los esclavos. A medida que avanzaba la caminata, se vendieron algunos esclavos y se compraron otros nuevos. Berlín concluyó: "En general, la trata de esclavos, con sus ejes y centros regionales, sus espuelas y circuitos, llegó a todos los rincones de la sociedad sureña. Pocos sureños, negros o blancos, quedaron intactos". [182]

Una vez que terminó el viaje, los esclavos enfrentaron una vida en la frontera significativamente diferente de la mayoría de los trabajadores en el Alto Sur. La tala de árboles y el inicio de cultivos en campos vírgenes fue un trabajo duro y agotador. Una combinación de nutrición inadecuada, mala agua y agotamiento tanto del viaje como del trabajo debilitó a los esclavos recién llegados y produjo víctimas. Las nuevas plantaciones se ubicaron en las orillas de los ríos para facilitar el transporte y los viajes. Los mosquitos y otros desafíos ambientales propagan enfermedades que se cobraron la vida de muchos esclavos. Habían adquirido inmunidades limitadas a las enfermedades de las tierras bajas en sus hogares anteriores. La tasa de mortalidad fue tan alta que, en los primeros años de excavación de una plantación en el desierto, algunos plantadores prefirieron, siempre que fuera posible, utilizar esclavos alquilados en lugar de los suyos. [183]

Las duras condiciones en la frontera aumentaron la resistencia de los esclavos y llevaron a los propietarios y supervisores a depender de la violencia para el control. Muchos de los esclavos eran nuevos en los campos de algodón y no estaban acostumbrados al "trabajo de pandillas desde el amanecer hasta el atardecer" que requería su nueva vida. Los esclavos fueron empujados mucho más duro que cuando habían estado cultivando tabaco o trigo en el Este. Los esclavos tenían menos tiempo y oportunidades para mejorar la calidad de sus vidas criando su propio ganado o cuidando huertos, ya sea para su propio consumo o comercio, como podían hacerlo en Oriente. [184]

En Luisiana, los colonos franceses habían establecido plantaciones de caña de azúcar y exportado azúcar como principal cultivo básico. Después de la compra de Luisiana en 1803, los estadounidenses ingresaron al estado y se unieron al cultivo de azúcar. Entre 1810 y 1830, los plantadores compraron esclavos del norte y el número de esclavos aumentó de menos de 10,000 a más de 42,000. Los plantadores preferían a los varones jóvenes, que representaban dos tercios de las compras de esclavos. Tratar con la caña de azúcar era incluso más exigente físicamente que cultivar algodón. La fuerza mayoritariamente joven de esclavos varones solteros hizo que la dependencia de la violencia por parte de los propietarios fuera "especialmente salvaje". [185]

Nueva Orleans se volvió importante a nivel nacional como mercado y puerto de esclavos, ya que los esclavos eran enviados río arriba en barco de vapor a las plantaciones en el río Mississippi y también vendía esclavos que habían sido enviados río abajo desde mercados como Louisville. En 1840, tenía el mercado de esclavos más grande de América del Norte. Se convirtió en la ciudad más rica y la cuarta más grande de la nación, basada principalmente en el comercio de esclavos y negocios asociados. [186] La temporada comercial fue de septiembre a mayo, después de la cosecha. [187]

Los traficantes de esclavos eran hombres de baja reputación, incluso en el sur. En las elecciones presidenciales de 1828, el candidato Andrew Jackson fue fuertemente criticado por los oponentes como un comerciante de esclavos que realizaba transacciones con esclavos desafiando los estándares modernos o la moralidad. [188]

Tratamiento

El trato a los esclavos en los Estados Unidos varió ampliamente según las condiciones, el tiempo y el lugar, pero en general fue brutal, especialmente en las plantaciones. Los azotes y las violaciones eran una rutina. Las relaciones de poder de la esclavitud corrompieron a muchos blancos que tenían autoridad sobre los esclavos, y los niños mostraron su propia crueldad. Los maestros y capataces recurrieron a castigos físicos para imponer su voluntad. Los esclavos fueron castigados con azotes, grilletes, ahorcamiento, golpes, quemaduras, mutilaciones, marcas y encarcelamiento. El castigo se imponía con mayor frecuencia en respuesta a la desobediencia o infracciones percibidas, pero a veces se cometía abuso para reafirmar el dominio del amo o supervisor del esclavo. [190] El trato era generalmente más severo en las grandes plantaciones, que a menudo eran administradas por supervisores y eran propiedad de propietarios de esclavos ausentes, las condiciones permitían los abusos.

William Wells Brown, quien escapó a la libertad, informó que en una plantación, los hombres esclavos debían recolectar ochenta libras por día de algodón, mientras que las mujeres debían recolectar setenta libras si algún esclavo fallaba en su cuota, estaban sujetos a latigazos por cada libra que eran cortos. El poste de azotar estaba junto a las escamas de algodón. [191] Un hombre de Nueva York que asistió a una subasta de esclavos a mediados del siglo XIX informó que al menos tres cuartas partes de los esclavos varones que vio en la venta tenían cicatrices en la espalda por los latigazos. [192] Por el contrario, las pequeñas familias propietarias de esclavos tenían relaciones más estrechas entre los propietarios y los esclavos, lo que a veces resultaba en un entorno más humano, pero no era un hecho. [193]

El historiador Lawrence M. Friedman escribió: "Diez códigos del sur tipificaban como delito maltratar a un esclavo ... Según el Código Civil de Luisiana de 1825 (art. 192), si un amo era" condenado por trato cruel ", el juez podía ordenar al venta del esclavo maltratado, presumiblemente a un amo mejor ". [194] Los maestros y supervisores rara vez fueron procesados ​​bajo estas leyes. Ningún esclavo podía dar testimonio en los tribunales.

Según Adalberto Aguirre, hubo 1,161 esclavos ejecutados en los Estados Unidos entre las décadas de 1790 y 1850. [195] Las ejecuciones rápidas de esclavos inocentes, así como de sospechosos, generalmente siguieron a cualquier intento de rebelión de esclavos, ya que las milicias blancas reaccionaron exageradamente con asesinatos generalizados que expresaban sus temores de rebeliones o supuestas rebeliones.

Aunque la mayoría de los esclavos tenían vidas muy restringidas en términos de sus movimientos y agencia, existían excepciones a prácticamente todas las generalizaciones, por ejemplo, también había esclavos que tenían una libertad considerable en su vida diaria: esclavos a los que se les permitía alquilar su trabajo y que podían vivir. independientemente de su amo en las ciudades, esclavos que empleaban a trabajadores blancos y médicos esclavos que trataban a pacientes blancos de clase alta. [196] Después de 1820, en respuesta a la imposibilidad de importar nuevos esclavos de África y en parte a las críticas abolicionistas, algunos propietarios de esclavos mejoraron las condiciones de vida de sus esclavos, para alentarlos a ser productivos y tratar de evitar fugas. [197] Fue parte de un enfoque paternalista en la era anterior a la guerra que fue alentado por los ministros que intentaban utilizar el cristianismo para mejorar el trato a los esclavos. Los dueños de esclavos publicaron artículos en revistas agrícolas del sur para compartir las mejores prácticas en el tratamiento y manejo de esclavos que tenían la intención de mostrar que su sistema era mejor que las condiciones de vida de los trabajadores industriales del norte.

La atención médica para los esclavos estaba limitada en términos de los conocimientos médicos disponibles para cualquier persona. Generalmente lo proporcionaban otros esclavos o miembros de la familia de los propietarios de esclavos, aunque a veces los propietarios llamaban a los "médicos de la plantación", como J. Marion Sims, para proteger su inversión tratando a los esclavos enfermos. Muchos esclavos poseían las habilidades médicas necesarias para cuidarse unos a otros y usaban remedios populares traídos de África. También desarrollaron nuevos remedios basados ​​en plantas y hierbas americanas. [198]

Según Andrew Fede, un propietario podría ser considerado penalmente responsable por matar a un esclavo solo si el esclavo que mató era "completamente sumiso y bajo el control absoluto del amo". [199] Por ejemplo, en 1791 la legislatura de Carolina del Norte definió el asesinato deliberado de un esclavo como asesinato criminal, a menos que se haga en resistencia o bajo corrección moderada (es decir, castigo corporal). [200]

Debido a las relaciones de poder en el trabajo, las mujeres esclavas en los Estados Unidos tenían un alto riesgo de violación y abuso sexual. [201] [202] En repetidas ocasiones les quitaron a sus hijos y los vendieron como animales de granja, por lo general nunca se volvieron a ver. Muchos esclavos lucharon contra los ataques sexuales y algunos murieron resistiendo. Otros tenían cicatrices físicas y psicológicas de los ataques. [203] El abuso sexual de esclavos estaba parcialmente arraigado en una cultura patriarcal sureña que trataba a las mujeres negras como propiedad o bienes muebles. [202] La cultura sureña vigilaba fuertemente las relaciones sexuales entre mujeres blancas y hombres negros por supuestos motivos de pureza racial, pero, a finales del siglo XVIII, los numerosos esclavos y niños esclavos de raza mixta demostraron que los hombres blancos a menudo se aprovechaban de los esclavos. mujeres. [202] Los ricos plantadores viudos, en particular como John Wayles y su yerno Thomas Jefferson, tomaron esclavas como concubinas, cada una tenía seis hijos con su pareja: Elizabeth Hemings y su hija Sally Hemings (la media hermana del difunto Jefferson esposa), respectivamente. Tanto Mary Chesnut como Fanny Kemble, esposas de plantadores, escribieron sobre este tema en el sur antes de la guerra en las décadas anteriores a la Guerra Civil. A veces, los plantadores usaban esclavos de raza mixta como sirvientes de la casa o artesanos favoritos porque eran sus hijos u otros parientes. [204] Como resultado de siglos de esclavitud y tales relaciones, los estudios de ADN han demostrado que la gran mayoría de los afroamericanos también tienen ascendencia europea histórica, generalmente a través de líneas paternas. [205] [206]

Si bien las condiciones de vida de los esclavos eran malas para los estándares modernos, Robert Fogel argumentó que todos los trabajadores, libres o esclavos, durante la primera mitad del siglo XIX estaban sujetos a dificultades.[207] Sin embargo, a diferencia de las personas libres, las personas esclavizadas tenían muchas más probabilidades de ser mal alimentadas, castigadas físicamente, abusadas sexualmente o asesinadas, sin recurso, legal o de otro tipo, contra quienes perpetraron estos crímenes en su contra.

Códigos esclavos

Para ayudar a regular la relación entre el esclavo y el dueño, incluido el apoyo legal para mantener al esclavo como propiedad, los estados establecieron códigos de esclavos, la mayoría basados ​​en leyes existentes desde la época colonial. El código del Distrito de Columbia define a un esclavo como "un ser humano, que por ley está privado de su libertad de por vida y es propiedad de otro". [208]

Si bien cada estado tenía su propio código esclavo, muchos conceptos se compartían en todos los estados esclavos. [209] Según los códigos de esclavos, algunos de los cuales se aprobaron como reacción a las rebeliones de esclavos, enseñar a un esclavo a leer o escribir era ilegal. Esta prohibición era exclusiva de la esclavitud estadounidense, y se cree que reduce la formación de esclavos que podrían conducir a la fuga o la rebelión. [210] La educación informal ocurrió cuando los niños blancos les enseñaron a sus compañeros esclavos lo que estaban aprendiendo en otros casos, los esclavos adultos aprendieron de los artesanos libres, especialmente si estaban ubicados en ciudades, donde había más libertad de movimiento.

En Alabama, a los esclavos no se les permitía salir de las instalaciones de su amo sin permiso o consentimiento por escrito. Este era un requisito común en otros estados también, y las patrullas dirigidas localmente (conocidas por los esclavos como pater rodillos) a menudo verificaba los pases de esclavos que parecían estar lejos de sus plantaciones. En Alabama, a los esclavos se les prohibió comerciar bienes entre ellos. En Virginia, a un esclavo no se le permitía beber en público a menos de una milla de su amo o durante reuniones públicas. A los esclavos no se les permitía portar armas de fuego en ninguno de los estados esclavistas.

En general, la ley prohibía a los esclavos asociarse en grupos, con la excepción de los servicios de adoración (una razón por la cual la Iglesia Negra es una institución tan notable en las comunidades negras de hoy). Tras la rebelión de Nat Turner en 1831, que generó temores de los blancos en todo el sur, algunos estados también prohibieron o restringieron las reuniones religiosas de esclavos, o exigieron que fueran oficiadas por hombres blancos. Los plantadores temían que las reuniones grupales facilitaran la comunicación entre esclavos, lo que podría conducir a la rebelión. [211] Los esclavos celebraban "reuniones de cepillado" privadas y secretas en el bosque.

En Ohio, a un esclavo emancipado se le prohibió regresar al estado en el que había sido esclavizado. Otros estados del norte desaconsejaron el asentamiento de negros libres dentro de sus fronteras. Temiendo la influencia de los negros libres, Virginia y otros estados del sur aprobaron leyes para exigir que los negros que habían sido liberados abandonaran el estado dentro de un año (o, a veces, menos tiempo) a menos que una ley de la legislatura les concediera una suspensión.

Gran demanda y contrabando

La Constitución de los Estados Unidos, adoptada en 1787, impidió que el Congreso prohibiera por completo la importación de esclavos hasta 1808, aunque el Congreso reguló contra el comercio en la Ley de Comercio de Esclavos de 1794 y en las leyes posteriores de 1800 y 1803. [164] [212] Durante y después de la Revolución, los estados aprobaron individualmente leyes contra la importación de esclavos. Por el contrario, los estados de Georgia y Carolina del Sur reabrieron su comercio debido a la demanda de sus plantadores de tierras altas, que estaban desarrollando nuevas plantaciones de algodón: Georgia desde 1800 hasta el 31 de diciembre de 1807 y Carolina del Sur desde 1804. En ese período, los comerciantes de Charleston importaban unos 75.000 esclavos, más de los que fueron traídos a Carolina del Sur en los 75 años antes de la Revolución. [213] Se importaron aproximadamente 30.000 a Georgia.

Para el 1 de enero de 1808, cuando el Congreso prohibió más importaciones, Carolina del Sur era el único estado que aún permitía la importación de personas esclavizadas. El comercio interno se volvió extremadamente rentable a medida que aumentó la demanda con la expansión del cultivo en el sur profundo de cultivos de algodón y caña de azúcar. La esclavitud en los Estados Unidos se volvió, más o menos, autosuficiente por el aumento natural entre los esclavos actuales y sus descendientes. Maryland y Virginia se veían a sí mismos como productores de esclavos, considerando que "producir esclavos" se parecía a la cría de animales. Los trabajadores, incluidos muchos niños, fueron reubicados por la fuerza desde la parte superior hacia la parte inferior del sur.

A pesar de la prohibición, las importaciones de esclavos continuaron a través de contrabandistas que llevaban esclavos más allá de la Patrulla de Comercio de Esclavos Africanos de la Marina de los Estados Unidos a Carolina del Sur, y por tierra desde Texas y Florida, ambos bajo control español. [214] El Congreso aumentó el castigo asociado con la importación de esclavos, clasificándolo en 1820 como un acto de piratería, con los contrabandistas sujetos a duras penas, incluida la muerte si los atrapaban. Después de eso, "es poco probable que más de 10,000 [esclavos] hayan sido desembarcados con éxito en los Estados Unidos". [215] Pero, parte del contrabando de esclavos a los Estados Unidos continuó hasta que, justo antes del comienzo de la Guerra Civil, se vieron barcos de esclavos. Vagabundo y Clotilda.

Guerra de 1812

Durante la Guerra de 1812, los comandantes de la flota de bloqueo de la Marina Real Británica recibieron instrucciones de ofrecer libertad a los esclavos estadounidenses que desertaron, como lo había hecho la Corona durante la Guerra Revolucionaria. Miles de esclavos fugitivos se pasaron a la Corona con sus familias. [216] Los hombres fueron reclutados en el Cuerpo de Marines Coloniales en la isla ocupada de Tánger, en la bahía de Chesapeake. Muchos esclavos estadounidenses liberados fueron reclutados directamente en los regimientos de las Indias Occidentales existentes o en las unidades del ejército británico recién creadas. Más tarde, los británicos reasentaron a unos pocos miles de esclavos liberados en Nueva Escocia. Sus descendientes, junto con los descendientes de los negros reasentados allí después de la Revolución, han establecido el Museo del Patrimonio Leal Negro. [217]

Los propietarios de esclavos, principalmente en el sur, sufrieron una considerable "pérdida de propiedad" ya que miles de esclavos escaparon a las líneas o barcos británicos en busca de libertad, a pesar de las dificultades. [217] La ​​complacencia de los plantadores sobre la "satisfacción" de los esclavos se sorprendió al ver que los esclavos arriesgarían tanto para ser libres. [217] Posteriormente, cuando algunos esclavos liberados se establecieron en las Bermudas, propietarios de esclavos como el mayor Pierce Butler de Carolina del Sur trataron de persuadirlos para que regresaran a los Estados Unidos, sin éxito.

Los estadounidenses protestaron porque el hecho de que Gran Bretaña no devolviera a todos los esclavos violaba el Tratado de Gante. Después del arbitraje del zar de Rusia, los británicos pagaron $ 1,204,960 en daños (alrededor de $ 27,6 millones en dinero de hoy) a Washington, que reembolsó a los propietarios de esclavos. [218]

Religión

Antes de la Revolución Americana, los maestros y los avivadores difundieron el cristianismo a las comunidades de esclavos, con el apoyo de la Sociedad para la Propagación del Evangelio. En el Primer Gran Despertar de mediados del siglo XVIII, los bautistas y metodistas de Nueva Inglaterra predicaron un mensaje contra la esclavitud, alentaron a los amos a liberar a sus esclavos, convirtieron esclavos y negros libres y les dieron roles activos en nuevas congregaciones. [219] Las primeras congregaciones negras independientes se iniciaron en el sur antes de la Revolución, en Carolina del Sur y Georgia. Creyendo que "la esclavitud era contraria a la ética de Jesús", las congregaciones cristianas y el clero de la iglesia, especialmente en el Norte, jugaron un papel en el Ferrocarril Subterráneo, especialmente los metodistas, cuáqueros y congregacionalistas wesleyanos. [220] [221]

A lo largo de las décadas y con el crecimiento de la esclavitud en todo el sur, algunos ministros bautistas y metodistas cambiaron gradualmente sus mensajes para adaptarse a la institución. Después de 1830, los sureños blancos defendieron la compatibilidad del cristianismo y la esclavitud, con una multitud de citas tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento. [222] Promovieron el cristianismo como un fomento de un mejor trato de los esclavos y abogaron por un enfoque paternalista. En las décadas de 1840 y 1850, el tema de la aceptación de la esclavitud dividió las denominaciones religiosas más grandes de la nación (las iglesias metodista, bautista y presbiteriana) en organizaciones separadas del norte y del sur, ver Iglesia Episcopal Metodista, Sur, Convención Bautista del Sur e Iglesia Presbiteriana en los Estados Confederados. de América). [223] Ocurrieron cismas, como el entre la Iglesia Metodista Wesleyana y la Iglesia Episcopal Metodista. [224]

Los esclavos del sur generalmente asistían a las iglesias blancas de sus amos, donde a menudo superaban en número a los feligreses blancos. Por lo general, solo se les permitía sentarse en la parte de atrás o en el balcón. Escucharon a los predicadores blancos, quienes enfatizaron la obligación de los esclavos de mantenerse en su lugar y reconocieron la identidad del esclavo como persona y como propiedad. [222] Los predicadores enseñaron la responsabilidad del amo y el concepto de trato paterno apropiado, utilizando el cristianismo para mejorar las condiciones de los esclavos y tratarlos "con justicia y equidad" (Col. 4: 1). Esto incluía a los amos que tenían autocontrol, que no disciplinaban bajo la ira, no amenazaban y, en última instancia, fomentaban el cristianismo entre sus esclavos con el ejemplo. [222]

Los esclavos también crearon sus propias prácticas religiosas, reuniéndose solos sin la supervisión de sus amos o ministros blancos. Las plantaciones más grandes con grupos de esclavos de 20 o más, tendían a ser centros de reuniones nocturnas de una o varias poblaciones de esclavos de las plantaciones. [222] Estas congregaciones giraban en torno a un predicador singular, a menudo analfabeto con conocimientos limitados de teología, que estaba marcado por su piedad personal y capacidad para fomentar un ambiente espiritual. Los afroamericanos desarrollaron una teología relacionada con las historias bíblicas que tenían el mayor significado para ellos, incluida la esperanza de ser liberados de la esclavitud por su propio Éxodo. Una influencia duradera de estas congregaciones secretas es la espiritualidad afroamericana. [225]

Rebeliones de esclavos

Según Herbert Aptheker, "hubo pocas fases de la vida y la historia del sur antes de la guerra que no estuvieron de alguna manera influenciadas por el miedo o el estallido real de la acción esclavista militante y concertada". [226]

Los historiadores del siglo XX identificaron entre 250 y 311 levantamientos de esclavos en la historia colonial y de Estados Unidos. [227] Aquellos posteriores a 1776, incluyen:

    Conspiración (1800) Escape de esclavos y suicidio en masa (1803) Rebelión (1805), (1811) [228] Conspiración de la rebelión (1815) (1822) (1831) (1835-1838) [229] (1839) [ 230] (1841) [231]

En 1831, Nat Turner, un esclavo alfabetizado que afirmaba tener visiones espirituales, organizó una rebelión de esclavos en el condado de Southampton, Virginia, a la que a veces se la llamaba Insurrección de Southampton. Turner y sus seguidores mataron a casi sesenta habitantes blancos, en su mayoría mujeres y niños. Muchos de los hombres de la zona asistían a un evento religioso en Carolina del Norte. [232] Finalmente, Turner fue capturado con otros 17 rebeldes, que fueron sometidos por la milicia. [232] Turner y sus seguidores fueron ahorcados, y el cuerpo de Turner fue desollado. En un frenesí de miedo y represalias, la milicia mató a más de 100 esclavos que no habían estado involucrados en la rebelión. Los plantadores azotaron a cientos de esclavos inocentes para asegurarse de que se sofocara la resistencia. [232]

Esta rebelión llevó a Virginia y otros estados esclavistas a aprobar más restricciones sobre los esclavos y las personas de color libres, controlando su movimiento y requiriendo más supervisión blanca de las reuniones. En 1835, Carolina del Norte retiró la franquicia para las personas de color libres y perdieron su voto.

Leyes anti-alfabetización

En una característica única de la esclavitud estadounidense, las legislaturas de todo el sur promulgaron nuevas leyes para restringir los derechos ya limitados de los afroamericanos. Por ejemplo, Virginia prohibió a los negros, libres o esclavos, practicar la predicación, les prohibió poseer armas de fuego y prohibió a cualquiera que enseñara a leer a esclavos o negros libres. [232] Especificó fuertes penas para el alumno y el maestro si se enseñaba a esclavos, incluidos azotes o cárcel. [233]

[E] misma reunión de negros con el propósito de instrucción en lectura o escritura, o durante la noche para cualquier propósito, será una reunión ilegal. Cualquier juez puede emitir su orden a cualquier oficina u otra persona, requiriéndole que entre a cualquier lugar donde pueda estar dicha reunión, y apresar a cualquier negro allí y él, o cualquier otro juez, puede ordenar que dicho negro sea castigado con azotes. [234]

A diferencia del sur, los dueños de esclavos en Utah debían enviar a sus esclavos a la escuela. [235] Los esclavos negros no tenían que pasar tanto tiempo en la escuela como los esclavos indios. [236]

Había aproximadamente 15.000 esclavos en Nueva Inglaterra en 1770 de 650.000 habitantes. 35.000 esclavos vivían en los estados del Atlántico Medio de 600.000 habitantes de los cuales 19.000 vivían en Nueva York, donde constituían el 11% de la población. En 1790 Virginia tenía el 44% (315.000 en una población total de 750.000 en el estado). [237] Era común en la agricultura, con una presencia más masiva en el sur, donde el clima era más propicio para la actividad agrícola a gran escala. En 1790, la esclavitud en los estados de Nueva Inglaterra se abolió en Massachusetts, New Hampshire y Vermont y se eliminó gradualmente en Rhode Island y Connecticut. Nueva York introdujo la emancipación gradual en 1799 (completada en 1827). Pensilvania abolió la esclavitud durante la Guerra de Independencia.

Robert Fogel y Stanley Engerman, en su libro de 1974 Tiempo en la cruz, argumentó que la tasa de retorno de la esclavitud al precio de mercado era cercana al diez por ciento, una cifra cercana a la inversión en otros activos. Se cita la transición de sirvientes contratados a esclavos para mostrar que los esclavos ofrecían mayores ganancias a sus dueños. Un consenso calificado entre los historiadores económicos y los economistas es que "la agricultura esclava era eficiente en comparación con la agricultura libre. Las economías de escala, la gestión eficaz y la utilización intensiva de la mano de obra y el capital hicieron que la agricultura esclava del sur fuera considerablemente más eficiente que la agricultura del sur no esclava", [238] y es el consenso casi universal entre historiadores económicos y economistas que la esclavitud no era "un sistema mantenido irracionalmente en existencia por propietarios de plantaciones que no percibieron o fueron indiferentes a sus mejores intereses económicos". [239]

El precio relativo de los esclavos y los sirvientes contratados en el período anterior a la guerra sí disminuyó. Los sirvientes contratados se volvieron más costosos con el aumento de la demanda de mano de obra calificada en Inglaterra. [240] Al mismo tiempo, la mayoría de los esclavos provenían de Estados Unidos y, por lo tanto, el idioma no era una barrera, y el costo de transportar esclavos de un estado a otro era relativamente bajo. Sin embargo, como en Brasil y Europa, la esclavitud a su fin en los Estados Unidos tendió a concentrarse en las regiones más pobres de los Estados Unidos, [241] con un consenso calificado entre economistas e historiadores económicos concluyendo que el "período moderno del Sur la convergencia económica al nivel del Norte solo comenzó en serio cuando las bases institucionales del mercado laboral regional del sur fueron socavadas, en gran parte por la legislación federal agrícola y laboral que data de la década de 1930 ". [242]

En las décadas que precedieron a la Guerra Civil, la población negra de los Estados Unidos experimentó un rápido aumento natural. [243] A diferencia del comercio de esclavos transaharianos con África, la población esclava transportada por el comercio de esclavos del Atlántico a los Estados Unidos tenía un equilibrio de sexos. [244] La población esclava se multiplicó casi por cuatro entre 1810 y 1860, a pesar de la aprobación de la Ley que prohíbe la importación de esclavos promulgada por el presidente Thomas Jefferson en 1807 que prohíbe la trata internacional de esclavos. [237] Por lo tanto, también es el consenso universal entre los historiadores económicos modernos y los economistas que la esclavitud en los Estados Unidos no estaba "económicamente moribunda en vísperas de la Guerra Civil". [245] En la década de 2010, varios historiadores, entre ellos Edward E. Baptist, Sven Beckert, Walter Johnson y Calvin Schermerhorn, han postulado que la esclavitud fue integral en el desarrollo del capitalismo estadounidense. [246] [247] [248] [249] Otros historiadores económicos han rechazado esa tesis. [250] [251] [252] [253]

Eficiencia de los esclavos

Los académicos no están de acuerdo sobre cómo cuantificar la eficiencia de la esclavitud. En Tiempo en la cruz Fogel y Engerman equiparan la eficiencia a la productividad total de los factores (PTF), la producción por unidad promedio de insumo en una granja. Usando esta medida, las granjas del sur que esclavizaban a los negros usando el sistema de pandillas eran un 35% más eficientes que las granjas del norte, que usaban mano de obra gratuita. Bajo el sistema de pandillas, grupos de esclavos realizan tareas sincronizadas bajo la constante vigilancia de un supervisor. Cada grupo era como parte de una máquina. Si se percibe que trabaja por debajo de su capacidad, un esclavo podría ser castigado. Fogel sostiene que este tipo de aplicación negativa no era frecuente y que los esclavos y los trabajadores libres tenían una calidad de vida similar, sin embargo, existe controversia sobre este último punto. [254] Paul A. David publicó una crítica del punto de vista de Fogel y Engerman en 1976. [255]

En 1995, una encuesta aleatoria de 178 miembros de la Asociación de Historia Económica buscó estudiar las opiniones de economistas e historiadores económicos sobre el debate. El estudio encontró que el 72 por ciento de los economistas y el 65 por ciento de los historiadores económicos estarían de acuerdo en que "la agricultura esclava era eficiente en comparación con la agricultura libre. Las economías de escala, la gestión eficaz y la utilización intensiva de mano de obra y capital hicieron que la agricultura esclava del sur fuera considerablemente más eficiente que agricultura sureña no esclava ". El 48 por ciento de los economistas estuvo de acuerdo sin salvedades, mientras que el 24 por ciento estuvo de acuerdo cuando se incluyeron salvedades en la declaración. Por otro lado, el 58 por ciento de los historiadores económicos y el 42 por ciento de los economistas no estaban de acuerdo con la propuesta de Fogel y Engerman de que las condiciones materiales (no psicológicas) de la vida de los esclavos se comparaban favorablemente con las de los trabajadores industriales libres en las décadas anteriores a la Guerra Civil. ". [238]

Precios de esclavos

Estados Unidos tiene una economía capitalista, por lo que el precio de los esclavos estaba determinado por la ley de oferta y demanda. Por ejemplo, después de las prohibiciones a la importación de esclavos después de la Ley de Comercio de Esclavos del Reino Unido de 1807 y la Ley estadounidense de 1807 que prohíbe la importación de esclavos, los precios de los esclavos aumentaron. Los mercados de los productos producidos por los esclavos también afectaron el precio de los esclavos (por ejemplo, el precio de los esclavos cayó cuando cayó el precio del algodón en 1840). La anticipación de la abolición de la esclavitud también influyó en los precios. Durante la Guerra Civil, el precio de los esclavos en Nueva Orleans se redujo de 1381 dólares en 1861 a 1116 dólares en 1862 (la ciudad fue capturada por las fuerzas estadounidenses en la primavera de 1862). [256]

Controlando la inflación, los precios de los esclavos aumentaron drásticamente en las seis décadas anteriores a la Guerra Civil, lo que refleja la demanda debida al algodón como materia prima, así como el uso de esclavos en el transporte y la fabricación. Aunque los precios de los esclavos en relación con los sirvientes contratados disminuyeron, ambos se encarecieron. La producción de algodón estaba aumentando y dependía del uso de esclavos para producir grandes beneficios. Fogel y Engeman [ ¿Quién? ] inicialmente argumentó que si la Guerra Civil no hubiera sucedido, los precios de los esclavos habrían aumentado aún más, un promedio de más del cincuenta por ciento en 1890. [254]: 96

Los precios reflejaban las características del esclavo, factores tales como el sexo, la edad, la naturaleza y la altura se tenían en cuenta para determinar el precio de un esclavo. Durante el ciclo de vida, el precio de las mujeres esclavizadas era más alto que el de sus homólogos masculinos hasta la pubertad, ya que probablemente tendrían hijos que sus amos podrían vender como esclavos y podrían utilizarse como trabajadores esclavos. Los hombres en torno a los 25 años eran los más valorados, ya que tenían el nivel más alto de productividad y aún tenían una vida útil considerable. [ cita necesaria ] Si los esclavos tenían un historial de peleas o fugas, su precio se reducía reflejando lo que los plantadores creían que era el riesgo de repetir tal comportamiento. Los comerciantes y compradores de esclavos examinarían la espalda de un esclavo en busca de cicatrices de latigazos; una gran cantidad de heridas se verían como evidencia de pereza o rebeldía, en lugar de la brutalidad del amo anterior, y bajarían el precio del esclavo. [192] Los esclavos varones más altos tenían un precio más alto, ya que la altura se consideraba un indicador de la aptitud y la productividad. [254]

Efectos sobre el desarrollo económico del Sur

Si bien la esclavitud produjo ganancias a corto plazo, continúa la discusión sobre los beneficios económicos de la esclavitud a largo plazo. En 1995, una encuesta anónima aleatoria de 178 miembros de la Asociación de Historia Económica encontró que de las cuarenta proposiciones sobre la historia económica de Estados Unidos que fueron examinadas, el grupo de proposiciones más disputadas por los historiadores económicos y economistas fueron aquellas sobre la economía de la posguerra de los Estados Unidos. Sur (junto con la Gran Depresión). La única excepción fue la propuesta presentada inicialmente por el historiador Gavin Wright de que "el período moderno de la convergencia económica del Sur al nivel del Norte sólo comenzó en serio cuando las bases institucionales del mercado laboral regional del sur fueron socavadas, en gran parte por la agricultura federal. y legislación laboral que data de la década de 1930 ". El 62 por ciento de los economistas (24 por ciento con y 38 por ciento sin salvedades) y el 73 por ciento de los historiadores (23 por ciento con y 50 por ciento sin salvedades) estuvieron de acuerdo con esta afirmación. [257] [242] Wright también ha argumentado que la inversión privada de recursos monetarios en la industria del algodón, entre otros, retrasó el desarrollo en el Sur de las instituciones comerciales e industriales. Hubo poca inversión pública en ferrocarriles u otra infraestructura. Wright sostiene que la tecnología agrícola estaba mucho más desarrollada en el Sur, lo que representa una ventaja económica del Sur sobre el Norte de los Estados Unidos. [258]

En Democracia en AméricaAlexis de Tocqueville señaló que "las colonias en las que no había esclavos se volvieron más pobladas y más ricas que aquellas en las que florecía la esclavitud". [259] Los economistas Peter H. Lindert y Jeffrey G. Williamson, en un par de artículos publicados en 2012 y 2013, encontraron que, a pesar de que el sur de Estados Unidos tenía inicialmente un ingreso per cápita aproximadamente el doble que el del norte en 1774, los ingresos en el sur había disminuido un 27% en 1800 y continuó disminuyendo durante las siguientes cuatro décadas, mientras que las economías de Nueva Inglaterra y los estados del Atlántico medio se expandieron enormemente. Para 1840, el ingreso per cápita en el sur estaba muy por detrás del noreste y el promedio nacional (Nota: esto también es cierto a principios del siglo XXI). [260] [261]

Lindert y Williamson sostienen que este período anterior a la guerra es un ejemplo de lo que los economistas Daron Acemoglu, Simon Johnson y James A. Robinson denominan "un cambio de rumbo". [262] En su ensayo "La verdadera historia de la esclavitud", el economista Thomas Sowell reiteró y amplió la observación hecha por De Tocqueville al comparar la esclavitud en los Estados Unidos con la esclavitud en Brasil. Señala que las sociedades esclavistas reflejaron tendencias económicas similares en esas y otras partes del mundo, lo que sugiere que la tendencia que identifican Lindert y Williamson puede haber continuado hasta la Guerra Civil estadounidense:

Tanto en Brasil como en los Estados Unidos, los países con las dos poblaciones de esclavos más grandes del hemisferio occidental, el fin de la esclavitud encontró las regiones en las que los esclavos se habían concentrado más pobres que otras regiones de estos mismos países. Para los Estados Unidos, se podría argumentar que esto se debió a la Guerra Civil, que causó tanto daño al Sur, pero tal explicación no se aplicaría a Brasil, que no libró una Guerra Civil por este tema. Además, incluso en los Estados Unidos, el Sur estaba rezagado con respecto al Norte en muchos aspectos incluso antes de la Guerra Civil. Aunque la esclavitud en Europa se extinguió antes de que fuera abolida en el hemisferio occidental, aún en 1776 la esclavitud aún no se había extinguido en todo el continente cuando Adam Smith escribió en La riqueza de las naciones que todavía existía en algunas regiones orientales. Pero, incluso entonces, Europa del Este era mucho más pobre que Europa Occidental. La esclavitud del norte de África y el Medio Oriente, a lo largo de los siglos, se llevó más esclavos del África subsahariana que el hemisferio occidental. Pero estos siguieron siendo países en gran parte pobres hasta el descubrimiento y extracción de sus vastos depósitos de petróleo. [241]

Sowell también señala en América étnica: una historia, citando a los historiadores Clement Eaton y Eugene Genovese, que las tres cuartas partes de las familias blancas del sur no tenían esclavos en absoluto. [263] La mayoría de los propietarios de esclavos vivían en granjas en lugar de plantaciones, [264] y pocas plantaciones eran tan grandes como las ficticias representadas en Lo que el viento se llevó. [265] En "La historia real de la esclavitud", Sowell también señala en comparación con la esclavitud en el mundo árabe y el Medio Oriente (donde los esclavos rara vez se usaban con fines productivos) y China (donde los esclavos consumían toda la producción que creaban) , Sowell observa que muchos propietarios comerciales de esclavos en el sur anterior a la guerra tendían a ser derrochadores y muchos perdieron sus plantaciones debido a las ejecuciones hipotecarias de los acreedores, y en Gran Bretaña, las ganancias de los comerciantes de esclavos británicos solo ascendieron al dos por ciento de la inversión doméstica británica en el siglo XVIII. [266] [267] Sowell llega a la siguiente conclusión con respecto al valor macroeconómico de la esclavitud:

En resumen, aunque algunos propietarios individuales de esclavos se enriquecieron y algunas fortunas familiares se fundaron en la explotación de esclavos, eso es muy diferente de decir que toda la sociedad, o incluso su población no esclava en su conjunto, estaba más avanzada económicamente que ella. habría sido en ausencia de la esclavitud. Lo que esto significa es que, ya sean empleados como sirvientes domésticos o produciendo cosechas u otros bienes, millones sufrieron explotación y deshumanización sin un propósito superior al. engrandecimiento de los propietarios de esclavos. [268]

Eric Hilt señaló que, si bien algunos historiadores han sugerido que la esclavitud fue necesaria para la Revolución Industrial (con el argumento de que las plantaciones de esclavos estadounidenses produjeron la mayor parte del algodón crudo para el mercado textil británico y el mercado textil británico fue la vanguardia de la Revolución Industrial), No está claro si esto es realmente cierto.No hay evidencia de que el algodón no podría haber sido producido en masa por agricultores campesinos en lugar de plantaciones de esclavos si estas últimas no hubieran existido (ya que su existencia tendía a forzar a los agricultores campesinos a la agricultura de subsistencia) y no hay alguna evidencia de que ciertamente podrían haberlo hecho. El suelo y el clima del sur de Estados Unidos eran excelentes para el cultivo de algodón, por lo que no es descabellado postular que las granjas sin esclavos podrían haber producido cantidades sustanciales de algodón, incluso si no produjeron tanto como las plantaciones, aún podría haber sido suficiente para satisfacer la demanda de los productores británicos. [269] Otros historiadores han presentado argumentos similares. [270]

Economía sexual de la esclavitud estadounidense

La académica Adrienne Davis articula cómo la economía de la esclavitud también puede definirse como una economía sexual, centrándose específicamente en cómo se esperaba que las mujeres negras realizaran trabajo físico, sexual y reproductivo para proporcionar una fuerza laboral esclavizada constante y aumentar las ganancias de los esclavistas blancos. Davis escribe que las mujeres negras eran necesarias para su "trabajo sexual y reproductivo para satisfacer los intereses económicos, políticos y personales de los hombres blancos de la clase élite" [271], articulando que la capacidad reproductiva de las mujeres negras era importante para el mantenimiento del sistema de esclavitud debido a su capacidad para perpetuar una fuerza de trabajo esclavizada. También está llamando la atención sobre el trabajo de las mujeres negras que se necesita para mantener la aristocracia de una clase dominante blanca, debido a la naturaleza íntima de la reproducción y su potencial para producir más pueblos esclavizados.

Debido a la institución de partus sequitur ventrem, los vientres de las mujeres negras se convirtieron en el lugar donde se desarrolló y transfirió la esclavitud, [272] lo que significa que las mujeres negras no solo fueron utilizadas para su trabajo físico, sino también para su trabajo sexual y reproductivo.

"La regla de que el estatus de los niños sigue el de sus madres fue fundamental para nuestra economía. Convirtió la capacidad reproductiva de las mujeres esclavizadas en capital de mercado" [273].

Esta articulación de Davis ilustra cómo la capacidad reproductiva de las mujeres negras se mercantilizó bajo la esclavitud, y que un análisis de las estructuras económicas de la esclavitud requiere un reconocimiento de cuán fundamental fue la sexualidad de las mujeres negras para mantener el poder económico de la esclavitud. Davis escribe cómo las mujeres negras realizaban trabajo bajo esclavitud, escribiendo: "[las mujeres negras eran] hombres cuando era conveniente y horriblemente femeninas cuando era necesario" [274] Las expectativas fluctuantes del trabajo de género de las mujeres negras bajo la esclavitud interrumpieron los roles normativos blancos que se asignaban a los blancos hombres y mujeres blancas. Esta mujer negra sin género recibida bajo esclavitud contribuyó a la deshumanización sistémica experimentada por las mujeres negras esclavizadas, ya que no pudieron recibir las expectativas o experiencias de ninguno de los géneros dentro del binario blanco.

Los argumentos de Davis abordan el hecho de que bajo la esclavitud, la sexualidad de las mujeres negras se vinculó a la esfera económica y pública, convirtiendo sus vidas íntimas en instituciones públicas. El trabajo físico de las mujeres negras se clasificó como masculino bajo la esclavitud cuando se necesitaba para obtener más ganancias, pero sus capacidades reproductivas y trabajo sexual eran igualmente importantes para mantener el poder blanco sobre las comunidades negras y perpetuar una fuerza laboral esclavizada. [274] Esta difuminación de la línea entre la esfera privada y la pública es otra forma en que Davis articula cómo la sexualidad y la reproducción de las mujeres negras fueron mercantilizadas y explotadas para el beneficio capitalista, ya que sus vidas privadas e íntimas se vieron interrumpidas por la violencia a manos de los hombres blancos. , y sus capacidades sexuales se convirtieron en una parte importante del mercado público y la economía de los Estados Unidos.

A pesar de esto, la población esclava transportada por la trata de esclavos del Atlántico a los Estados Unidos tenía un equilibrio sexual y la mayoría sobrevivió al paso. A pesar de carecer de reconocimiento legal, la mayoría de los esclavos en el Sur anterior a la guerra vivían en familias, a diferencia de la trata de esclavos transsahariana con África, que era abrumadoramente femenina y en la que la mayoría murió en el camino cruzando el Sahara (con la gran mayoría de la minoría de hombres Esclavos africanos que mueren como resultado de procedimientos de castración crudos para producir eunucos, que eran solicitados como asistentes del harén). [275] [244]


Africatown Alabama, Estados Unidos

los Clotilda era un barco de madera de dos mástiles propiedad del capitán y constructor de barcos de vapor Timothy Meaher. Meaher apostó a otro hombre blanco rico a que podría llevar un cargamento de africanos esclavizados a bordo de un barco a Mobile a pesar de la Ley de 1807 que prohíbe la importación de esclavos. En el otoño de 1860, el Capitán William Foster partió hacia África Occidental y logró pasar de contrabando a 110 africanos esclavizados de Dahomey a Mobile, y una persona falleció durante el Paso Medio. Africatown fue fundada por descendientes de algunas de las personas esclavizadas a bordo del Clotilday fue el hogar de algunos de los últimos supervivientes de la trata transatlántica de esclavos en los Estados Unidos. Los esclavistas quemaron el barco en Mobile Bay, donde se perdió en la historia en las fangosas aguas de la bahía hasta el 22 de mayo de 2019, cuando la Comisión Histórica de Alabama y sus socios anunciaron que se había localizado el naufragio.

En 2018, el Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana se unió al esfuerzo para ubicar el Clotilda a través del Proyecto Slave Wrecks. El museo y SWP participaron en apoyo de la Comisión Histórica de Alabama en el trabajo arqueológico y en el diseño de una forma de involucrar a la comunidad de Africatown en el proceso de preservación de la memoria de la Clotilda y el legado de la esclavitud y la libertad en Alabama. Muchos de los residentes de Africatown son descendientes de africanos que fueron traficados a Alabama en el Clotilda y han conservado la memoria de su historia. El museo continúa trabajando directamente con la comunidad descendiente en Africatown y desarrolla oportunidades educativas, de preservación y de divulgación con la comunidad.

Lea más sobre el descubrimiento en la Revista Smithsonian o en nuestro blog.

Fue un honor relacionarme con los residentes de Africatown, muchos de los cuales son descendientes de africanos cautivos que fueron obligados a ingresar a la Clotilda y a la esclavitud. Si bien podemos encontrar artefactos y registros de archivo, la conexión humana con la historia nos ayuda a involucrarnos con esta historia estadounidense de una manera convincente. Los legados de la esclavitud todavía son evidentes en la comunidad. Pero el espíritu de resistencia entre los hombres, mujeres y niños africanos que llegaron a la Clotilda perdura en la comunidad descendiente.

Mary N. Elliott Curadora de la esclavitud estadounidense en la NMAAHC y líder de las actividades de participación comunitaria para SWP

Lo que significa para los descendientes el descubrimiento del último barco de esclavos estadounidense | National Geographic


Cómo se volvió a encontrar la asombrosa historia del último esclavo de Estados Unidos, una vez perdida en la historia

Un Departamento de Agricultura llamado "El granjero negro: trabajo de extensión para una mejor agricultura y una mejor vida" presentó a Redoshi.

La tía Sally Smith gritó de alegría cuando habló con alguien que entendía su idioma nativo por primera vez desde que fue secuestrada cuando era niña en su Benin natal, casi 80 años antes.

La pareja habló sobre su país y cultura compartidos, un pueblo, y recordó los ríos que fluían cerca de donde los dos habían vivido una vez. Entraron y salieron con entusiasmo del bantú nativo de Smith, un idioma que se habla en el África subsahariana.

Se cree que la conversación tuvo lugar entre Smith y un académico africano visitante en el condado de Dallas, Alabama, en 1936, cuando Smith tenía casi 90 años.

"Estaba llena de alegría", escribió entre lágrimas Amelia Boynton Robinson, una destacada activista de los derechos civiles que observó la conversación cuando visitaba a la ex esclava, según sus memorias de 1979 "Bridge Across Jordan".

Fue una conexión inesperadamente poética y final con la tierra natal de Smith antes de que ella muriera en algún momento de 1937.

Pero la alegría de Smith, también conocida como Redoshi en su nativo bantú, duró poco.

Smith volvió a contar los horrores de la peligrosa travesía desde África, encadenada a un barco y el abuso que sufrió durante los años que pasó como esclava, y luego los siguientes 70 años como mujer negra que vivía en el sur bajo Jim Crow.

La historia de Redoshi ha cobrado importancia en las últimas semanas cuando la evidencia recién descubierta, junto con los documentos existentes, revelaron que pudo haber sido la última esclava africana transatlántica sobreviviente que vivió en los Estados Unidos. Utilizando libros, cartas, datos del censo y una película del gobierno de 80 años, un profesor de inglés ha reconstruido poco a poco parte de la vida de Redoshi antes y después de su llegada a Alabama a bordo del barco de esclavos Clotilda.

"Nadie sabrá jamás de ella"

"Me enteré por primera vez de la historia de Redoshi en una carta de 1928 de Zora Neale Hurston a su colega escritor afroamericano Langston Hughes", dijo la Dra. Hannah Durkin de la Universidad de Newcastle, quien publicó por primera vez su trabajo sobre Redoshi en el Slavery and Abolition Journal a finales de marzo. . “Sin embargo, Hurston no nombró a Redoshi en su carta. No fue hasta que me topé con el nombre de Redoshi en el libro publicado póstumamente de Hurston, Every Tongue Got to Confess, que logré identificarla. Luego busqué en los registros del censo hasta que encontré registros de ella y extraje la mayor parte de mi otra investigación de una entrevista en un periódico, libros y una película educativa de 1938 ".

Durante generaciones, los historiadores creyeron que Cudjoe Lewis, también conocido como Kazoola, fue el último esclavo africano que vivió en los Estados Unidos. Residió en el condado de Mobile durante toda su vida en Estados Unidos y está enterrado en Africatown, la primera ciudad de EE. UU. En ser administrada continuamente por negros y la única fundada por africanos, señala Durkin en su investigación.

Este es Cudjo Lewis, conocido en su tierra natal como Kazoola. Fue el último superviviente del incidente de Clotilda. Vivió en Africatown hasta 1935, cuando murió a los 94 años. (Cortesía de la Biblioteca Móvil)

La propia historia de Kazoola se conocía desde hacía años en los pequeños y pintorescos confines de su hogar adoptado a regañadientes. Africatown, ubicada al norte de Mobile, todavía funciona como un asentamiento en funcionamiento con una escuela y un gobierno local.

Hurston conoció a Kazoola en 1927, y lo entrevistó para un artículo que se publicó en The Journal of Negro History un año después, el año en que conoció a Redoshi. Un libro sobre la vida de Kazoola y SS Clotilda fue rechazado posteriormente por los editores. No fue hasta mayo de 2018 que finalmente se publicó el trabajo de Hurston, convirtiéndose en un bestseller del New York Times como "Barracoon: The Story of the Last 'Black Cargo'".


Ver el vídeo: El último barco completa en Español 2020 (Agosto 2022).