La historia

Operation Fruhlingswind (Spring Wind), 14-18 de febrero de 1943

Operation Fruhlingswind (Spring Wind), 14-18 de febrero de 1943


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Operación Frühlingswind, 14-18 de febrero de 1943

La Operación Frühlingswind (Viento de primavera), 14-18 de febrero de 1943, fue la contribución de von Arnim a una operación conjunta con Panzerarmee Afrika de Rommel, y vio a sus tropas capturar Sidi bou Zid y Sbeitla, y obligar a los estadounidenses a regresar al paso de Kasserine, una posición clave. en las montañas dorsales occidentales de Túnez (Campaña de Túnez).

En enero de 1943 había dos ejércitos principales del Eje en el norte de África, el 5.º Ejército Panzer de von Arnim en el norte de Túnez y el Panzerarmee Afrika de Rommel, que se retiraba de Libia después de su derrota en la segunda batalla de El Alamein. Los alemanes habían derrotado el primer intento aliado de tomar Túnez a fines de 1942, y la atención de von Arnim luego se volvió hacia el sur, hacia el East Dorsals, donde las fuerzas francesas tenían los pasos principales. El primer ataque de Von Arnim, la Operación Eilbote (18 de enero-3 de febrero de 1943), capturó con éxito estos pasos franceses, poniendo fin temporalmente al peligro de que los aliados pudieran llegar a la costa entre él y Rommel, dividiendo las fuerzas del Eje en dos.

El 4 de febrero, Rommel sugirió que el ataque original de von Arnim podría expandirse a un ataque a mayor escala, que si todo iba bien podría atravesar las dorsales oriental y occidental, amenazar la acumulación de EE. UU. En Tebessa, justo dentro de Argelia, e incluso tal vez conducir a un avance hacia la costa norte en Bone. Kesselring logró convencer al Comando Supremo italiano de aprobar dos ataques a pequeña escala en el área entre las dos cadenas montañosas. Rommel debía atacar en el sur, tomar Gafsa (Operación Morgenluft), mientras que von Arnim atacaba más al norte, hacia Sidi Bou Zif y luego Sbeitla. Su principal objetivo era destruir el Comando de Combate A de la 1ª División Acorazada de EE. UU., Que estaba apostada en Sidi Bou Zif.

Von Arnim tenía dos divisiones Panzer para su ataque, 10 Panzer y 21 Panzer. 21 Panzer debía ser entregado a Rommel después de la etapa inicial del ataque, para que participara en su ataque a Gafsa. En el caso de que los estadounidenses no defendieran a Gafsa, von Arnim usó eso como una excusa para no devolver la división a Rommel.

La operación Frühlingswind (Viento de primavera) comenzó a las 04.00 horas del 14 de febrero, cuando 10 Panzer atacaron hacia Sidi Bou Zif desde el paso de Fiad, mientras que 21 Panzer atacaron desde el paso de Maizilia, unas millas más al sur. En teoría, esto podría haber producido una batalla de tanques a gran escala, ya que ambos bandos tenían alrededor de 200 tanques en el área, pero los tanques estadounidenses, del Comando de Combate A de la 1.a División Blindada, estaban muy dispersos y los alemanes pudieron atraviesa las líneas estadounidenses en un solo día. Los estadounidenses perdieron 44 tanques, 50 semiorugas y 26 cañones en los combates. Además, alrededor de 2.000 hombres del equipo de combate del 168º Regimiento quedaron atrapados en dos colinas: Djebel Lessouda al norte de Sidi Bou Zid y Djebel Ksaira al sur.

La respuesta aliada se vio obstaculizada por la creencia de que von Arnim planeaba atacar más al norte, basándose en una mala interpretación de los mensajes alemanes interceptados, en particular un mensaje de la Luftwaffe que describía los planes de von Arnim para un ataque al noroeste desde el paso de Fondouck, dirigido contra los británicos. . Al principio, se creía que el ataque a Sidi Bou Zif era una finta, mientras que el ataque principal aún estaba por llegar, pero el general Anderson, comandante del Primer Ejército, accedió a trasladar un batallón de tanques estadounidense de CCB del sector francés para apoyar Fredendall.

El 15 de febrero, los estadounidenses contraatacaron. El general Orlando Ward, comandante de la 1ª División Blindada, comprometió a CCA en el ataque, pero una vez más este terminó en derrota. CCA perdió 54 de los 58 tanques comprometidos en el ataque, junto con 15 oficiales y 298 hombres (no es sorprendente dado que un batallón de tanques había sido enviado para atacar dos divisiones Panzer). En respuesta, el general Anderson liberó el resto de los blindados estadounidenses del sector francés. La única buena noticia para los estadounidenses el 15 de febrero fue una fuga exitosa de 231 de los hombres atrapados en Djebel Lessouda.

El 16 de febrero 10 Panzer y 21 Panzer comenzaron su ataque a Sbeitla, después de que Kesselring interviniera para ordenar el ataque. Ward pudo superar un pánico inicial (en parte causado por su propia decisión de trasladar su cuartel general) y logró aferrarse al lugar, que ahora estaba en manos de los restos de CCA y el recién llegado CCB. Fue ayudado por un intento de fuga de los 1.600 hombres atrapados en Djebel Ksaira, que interrumpió el ataque alemán (aunque la fuga fracasó y la mayoría de estos hombres fueron capturados). Sin embargo, el 17 de febrero, la presión alemana era demasiado (CCB se mantuvo bien, pero CCA sufrió un colapso de la moral y comenzó a desintegrarse), y Ward se retiró al oeste a Kasserine y estableció una nueva posición defensiva en Kasserine Pass, justo Al norte.

Fue en este punto que von Arnim se negó a cumplir el acuerdo de entregar 21 Panzer a Rommel. Gafsa había caído dos días antes, y von Arnim todavía creía que el frente más crucial estaba en el norte de Túnez, en los accesos directos a Túnez y Bizerta. Como resultado, el 17 de febrero mantuvo 21 Panzer alrededor de Sbeitla y envió 10 Panzer al norte, hacia Fondouk, al comienzo de un viaje de regreso al norte de Túnez. Este movimiento se cancelaría después del inicio del ataque al paso de Kasserine, pero la división no llegaría a tiempo para participar en el inicio de esa batalla.

El 17 de febrero también vio al general Anderson mover más refuerzos hacia la lucha, habiéndose finalmente dado cuenta de que este era el asalto principal y no una finta. La caída de Sbeitla significó que la ruta hacia el norte a través de los dorsales occidentales a través de Sbiba ahora estaba peligrosamente expuesta al ataque, por lo que parte de la 6.a División Blindada británica (general Keightley) y la 34.a División de Infantería (general Ryder) se movieron para bloquear la brecha.

El 18 de febrero, elementos de reconocimiento de las fuerzas de Rommel y von Arnim se reunieron en Kasserine, al sur del paso de Kasserine. Rommel ahora creía que un nuevo ataque podría conducir a una victoria realmente significativa, y una vez más logró obtener permiso para llevar a cabo su nuevo ataque. El único contratiempo fue que el objetivo del ataque sería Le Kef, al norte, y no Tebessa, al noroeste, lo que limita la posibilidad de un gran avance. La nueva ofensiva iba a comenzar con un ataque hacia el norte en el paso de Kasserine.

En cuatro días, los estadounidenses habían perdido 103 tanques, otros 280 vehículos, 18 cañones de campaña, 3 cañones antitanques y 1 batería antiaérea, así como 2.546 soldados desaparecidos (muchos capturados tras la fallida fuga de Djebel Ksaira).


Operation Fruhlingswind (Spring Wind), 14-18 de febrero de 1943 - Historia

Primera Guerra Mundial
frente occidental
Guerra de trincheras: 1914-1916

Ofensiva aliada: 1916

Ofensivas aliadas: 1917

Ofensiva alemana: 1918

Avance a la victoria: 1918

Operación CABAÑA

(Nota: este artículo describe la planificación y ejecución de la Operación COTTAGE. Como esta operación no involucró combate, no hay un artículo separado para las acciones en la isla Kiska enumeradas en los artículos de Battle Honors).

Las Islas Aleutianas, en el Pacífico norte, fueron las únicas partes de América del Norte que estuvieron bajo la ocupación directa del Eje durante la Segunda Guerra Mundial. Si bien las tropas canadienses no vieron un combate activo allí, el despliegue de soldados del ejército canadiense en la región fue significativo por varias razones.


Brisa arriba (un viento favorable), 1873-1876

Homer desarrolló una inclinación por el realismo contundente al principio de su carrera. Después de un aprendizaje en una tienda de litografía de Boston, se mantuvo como ilustrador independiente, creando una amplia variedad de imágenes populares que posteriormente se publicaron como grabados en madera en revistas nacionales como Semanal de Harper. A principios de la década de 1860, sus temas iban desde la elegante vida en un balneario hasta los horrores del campo de batalla. Después de un largo viaje a Europa en 1866-1867, Homer adoptó una paleta más cálida, una técnica de pincel más suelta y un interés en pintar escenas al aire libre que se debió en gran medida a la influencia de artistas franceses contemporáneos como Courbet, Manet y Monet.

A su regreso a los Estados Unidos, Homer centró su atención en escenas animadas de deportes y recreación, pintando imágenes cálidas y atractivas que se adaptaban perfectamente a la nostalgia de posguerra prevaleciente por una América más simple e inocente. Brisa arriba (un viento favorable), pintado durante el año del centenario del país, se ha convertido en una de las imágenes artísticas más conocidas y queridas de la vida en la América del siglo XIX.

Se puede encontrar más información sobre esta pintura en la publicación de la Galería. Pinturas americanas del siglo XIX, parte I, páginas 312-318, que está disponible como PDF gratuito en https://www.nga.gov/content/dam/ngaweb/research/publications/pdfs/american-paintings-19th-century-part-1.pdf

Inscripción

abajo a la derecha: HOMER 1876. abajo a la izquierda: HOMER

Procedencia

Comprado al artista por Charles Stewart Smith [1832-1909], Nueva York, en 1878 [1] por herencia a su hijo, Howard Caswell Smith, Oyster Bay, Nueva York vendido en 1943 a (Wildenstein & amp Co., Nueva York) comprado 31 de diciembre de 1943 por NGA.

[1] El hijo de Smith creía que su padre compró la pintura directamente al artista, según su carta del 31 de octubre de 1947, en los archivos curatoriales de la NGA. Sin embargo, es posible que Charles Smith haya comprado la pintura en una subasta a principios de 1877. Gerdts (en Lloyd Goodrich, editado y ampliado por Abigail Booth Gerdts, Registro de obras de Winslow Homer, Nueva York, 2005: 2: no. 596) escribe que según el Anunciante comercial de Nueva York (27 de febrero de 1877), el artista envió la pintura para que se incluyera en una exposición en la Kurtz Gallery, Nueva York, a la que seguirían las obras que se subastarían bajo la dirección de Daniel A. Mathews los días 1 y 2 de marzo de 1877. La Heraldo de Nueva York anunció (3 de marzo de 1877) que la pintura se vendía por uno de los precios más altos obtenidos en la subasta.

Nombres asociados
Historia de la exposición
Resumen técnico

El soporte de tela de tejido liso de peso medio se ha forrado y las cúspides se encuentran solo en los bordes verticales. Sobre el fondo blanco de espesor moderado hay una fina imprimatura de color marrón rojizo. La radiografía, la reflectografía infrarroja y los pentimenti revelan muchos cambios en la composición: alteraciones en el ángulo del mástil y la posición de la caña del timón y el timón la supresión de dos barcos en el fondo la adición de la goleta a la derecha en la parte superior del cielo completado y la sustitución de la figura de un niño en la proa por un ancla. El empaste aplanado es, presumiblemente, consecuencia de tratamientos previos. En 1966, se diluyó el barniz y se restauró la pintura. En 1995, se eliminó el barniz descolorido de la superficie y se eliminó una pintura triangular gris negra en la esquina superior derecha. El cuadro fue repintado y pintado para ocultar pentimenti.


Historial meteorológico local: los 5 principales eventos meteorológicos de cada año desde 1830

1. Sequía épica y calor con la temperatura más alta jamás registrada en Greater Lafayette (111).

2. Invierno muy frío y áspero de 1935 a 1936

1. Calidez histórica de febrero

1. Brote de clima severo del 10 de junio

1. 1-11 de abril: calor cercano al récord de acumulación de nieve y helada dañina

1. Tormenta del 25 al 26 de septiembre

1. Septiembre récord de frío y los primeros copos de nieve registrados

2. Brote de clima severo del 16 de marzo

1. Inundaciones de finales de primavera a principios de verano

2. Sequía repentina de verano y calor intenso y bochorno

4. Inusualmente frío a principios de marzo

2. Perfecto enero con un clima inusualmente seco y despejado

2. Última fecha más temprana con una temperatura igual o inferior a 30

3. Brote de clima severo del 14 de mayo

1. Récord de frío a calor récord de finales de julio a principios de agosto

1. 19 de marzo de 1948 brote de clima severo

2. Tornado del 7 de abril de la fuente al condado de Tippecanoe

3. Brote de clima severo del 7 de junio

3. A fines de junio, importantes tormentas de viento y granizo en los condados de Carroll y Cass a Howard

1. Calidez récord de enero (más cálida desde 1876) y más humedad

3. Brote de clima severo del 15 de junio

1. Brote ártico de febrero

2. Frío récord a principios de noviembre

3. Frío récord a mediados de diciembre

5. Clima severo de noviembre con ráfagas de fuerza de huracán en la zona de Greater Lafayette

1. Importante tornado F4 de vía larga en abril

1. Primavera atrasada con una helada muy dañina en abril

2. Importante tormenta de hielo a principios de abril

3. Brote de clima severo del 26 de abril

2. Invierno frío y nevado de 1959-1960

1. Tormenta de nieve histórica, significativa, récord de finales de abril

2. Última congelación registrada

2. 30 de abril brote de tiempo severo significativo

1. Invierno frío y nevado de 1962-1963

3. Un clima fresco récord en agosto

5. Clima severo de abril a junio, incluido el violento F4 17 de abril

1. Junio ​​Serial Derecho con ráfaga de viento de 90 mph en el aeropuerto de Purdue

2. Invierno frío y nevado de 1963-64 con casi ventisca en enero

5. Tiempo récord histórico de frío en agosto con un frío récord hasta principios del otoño

1. Estallido de tornados del Domingo de Ramos de 1965

3. Un frío récord a finales de agosto con algunas heladas irregulares

1. Heladas y heladas inusualmente tardías en primavera (especialmente las heladas de mayo muy dañinas con las últimas 25 registradas)

1. 26-27 de enero ventisca y tormenta de hielo

2. Clima inusualmente fresco en julio con una racha de clima frío récord

1. Puede congelarse altamente dañino

2. 14 de abril clima severo con tornados

1. Abril más seco registrado con una conclusión récord de siembra temprana para el momento

2. Gran granizo del 11 de junio

1. Tormenta de nieve paralizante de diciembre

1. 3 de abril de 1974 Súper brote

2. 20 de junio brote de tiempo severo significativo

1. Enero Derecho con evento de viento de gradiente y calor inusual

3. Brote de clima severo del 15 de junio

1. Marzo de 1976 violento tornado West Lafayette F4

2. Verano caluroso y excesivamente bochornoso

1. Ventisca de enero de 1978

3. Clima severo de junio con tornados

4. Helada tardía y dañina de abril

5. Brote de clima severo con tornados el 25 de junio

1. Duro invierno frío y nevado de 1978-1979

1. Brotes de clima severo de junio

2. Olas de calor intensas con humedad excesiva (peor hasta 1995)

2. Invierno brutal de 1981-1982 con mucha nieve

3. Primavera atrasada con una helada muy dañina en abril (como 2007)

1. 1982-83 invierno inusualmente suave

2. La Navidad más fría registrada

3. Verano históricamente muy caluroso y seco

4. Primavera muy atrasada con un calor récord, luego registre el resto frío de la primavera

1. Calidez récord en diciembre

2. Gran tormenta de nieve del 27 de febrero

1. Brote histórico del Ártico de febrero de 1985

1. "Bomba" de diciembre con viento fuerte, calor, lluvia, tormentas y nieve

2. 14 de abril clima severo con tornados

1. La sequía de 1988 con la temperatura más alta registrada en junio en Greater Lafayette (105).

1. Brote histórico del Ártico de diciembre de 1989

1. Registre el calor de principios de la primavera y una primavera muy atrasada

1. Histórica tormenta de hielo de marzo

2. Brote ártico de noviembre

3. Verano caluroso y seco con sequía

1. Helada de finales de junio (nada parecido desde 1842)

2. Brote de clima severo del 17 de junio

3. Registre el calor de principios de la primavera y luego una primavera muy atrasada

1. Brote histórico del Ártico de enero de 1994

2. Violento tornado West Lafayette F4 del 26 de abril

1. Verano caluroso con olas de calor mortales de verano con excesiva humedad

2. Primavera excesivamente húmeda con temporada de siembra muy tardía

4. Heladas tempranas en septiembre con una incidencia más temprana de menos de 30 registrada

5. 13 de mayo clima severo, incluido un tornado mortal en el condado de Montgomery

4. Brote de clima severo de abril

1. Primavera fresca y húmeda para provocar sequía con ola de calor

2. Resorte hacia atrás. dañina helada de abril

3. Gran tormenta invernal del 15 de enero

1. Diciembre Derecho Progresista

2. Registre el calor de finales de otoño a principios de invierno

1. Tormenta de nieve de enero y explosión del Ártico

2. Calor, sequía y ola de calor mortal de julio con humedad excesiva

3. Otoño inusualmente cálido y seco

4. La última congelación más temprana registrada en gran parte del área

1. Diciembre inusualmente frío

3. Calor récord de febrero a principios de marzo

4. Tormenta invernal de marzo con daños por congelación en la vegetación

1. Brote de clima severo del 4 de junio

1. Año de las inundaciones: inundaciones de verano y otoño

2. Frío récord con heladas irregulares a principios de junio

3. Verano fresco, especialmente agosto

4. 30 de mayo brote de clima severo

1. Restos tropicales extremadamente vitales (para las precipitaciones)

1. Uno de los enero más cálidos registrados

2. Primavera hacia atrás: muy cálido, luego una congelación altamente dañina para la vegetación

3. Brote de clima severo de abril

2. Brote de clima severo de marzo

3. Febrero Explosión del Ártico con la temperatura más fría desde enero de 1999

4. Clima severo de febrero con vientos de más de 80 mph

5. El 4 de julio más fresco desde 1882

2. Verano húmedo y excesivamente bochornoso

2. Tormenta de invierno significativa del 31 de enero al 2 de febrero con tormentas de nieve, hielo, aguanieve y condiciones de blanqueamiento general con vientos aulladores

3. Invierno muy nevado de 2010-11 (más nevado desde 1982)

4. Calor récord a principios de septiembre

1. Verano muy caluroso con sequía

1. Brote de tornados del 17 de noviembre

1. 2013-14 invierno brutal y extremadamente nevado (segundo más nevado registrado)

3. Verano inusualmente fresco con clima especialmente fresco en julio

4. Noviembre inusualmente frío

1. Verano muy húmedo con inundaciones

1. Finales de diciembre de 2016-principios de enero de 2017 Brote en el Ártico

3. Brote de tornado de agosto

1. Febrero inusualmente cálido con 10 días increíbles en los 60 hasta incluso alrededor de 70

2. Grabar el caluroso Día de los Caídos

3. Primavera inusualmente fría con un frío récord en marzo

4. Falta de condiciones meteorológicas adversas

5. Otoño inusualmente frío con un número récord de nevadas y temperaturas frías y frías

1. Ráfaga extrema del Ártico con sensación térmica casi récord en enero con una temporada de nieve muy larga de octubre a abril

2. Temporada de siembra muy tardía con invierno y primavera húmedos y húmedos

4. Registre la calidez en Navidad

5. Inusualmente frío y con nieve desde noviembre hasta mediados de diciembre

1. Dos heladas primaverales dañinas con un frío récord en abril y mayo (casi todos los cultivos de frutas desaparecieron por completo en la temporada 2020)

2. Explosión ártica a finales de enero con melocotones destruidos por segundo año consecutivo

3. Calor récord desde noviembre hasta principios de diciembre

4. Verano más caluroso desde 1995 con sequía y niveles inusualmente bajos de lagos y ríos


9 Respuestas 9

No he vivido en Berlín ni en Moscú, pero he vivido en Toronto y (muy cerca) de Val d'Or. Las temperaturas invernales de estos dos lugares se asemejan mucho a las de Berlín y Moscú:

Puedo asegurarte absolutamente que si usaras en Val d'Or, durante más de 60-90 minutos, ropa bastante adecuada para el invierno en Toronto. te congelarás.

Si no se ha quedado afuera con un viento de 40 km / h y temperaturas de -25 ° C, no tiene idea de qué frío realmente significa. Tus cejas se congelan primero, por la humedad en tus exhalaciones. Luego, la bufanda (absolutamente necesaria) que cubre su cara y nariz se congela, mientras se aleja desesperadamente del viento y se acurruca con sus compañeros de clase como un rebaño de ovejas, turnándose en el exterior y el interior de la manada. Luego, sus guantes comienzan a congelarse por soplar sobre ellos para mantener su dedo caliente. Ni se te ocurra usar guantes, así quedan los dedos amputados y congelados. Si los tiene, usa dos pares de manoplas de lana porque un par es insuficiente. Empuja el pulgar aislado hacia el cuerpo principal del guante antes de que se adormezca por el frío.

Y eso es solo en los 15 minutos aproximadamente, protegido del viento por el edificio de la escuela, desde la hora de regreso hasta que suena la campana para admitir a todos en la escuela. Ni siquiera se pretende quitarse las botas y las chaquetas durante otros 10 minutos más o menos, lo que les da a todos la oportunidad de calentar primero.

Sí, absolutamente: diez grados Celsius es más que suficiente para marcar una gran diferencia, tanto en la supervivencia en climas fríos y rendimiento.

Y sí, lamer el asta de la bandera te congelará la lengua. Tocar el asta de la bandera con la mano congelará a los dos juntos si no se quita la mano muy rápido; lo he visto y no es bonito.

Si viene de un clima templado, sepa que en la mayor parte de Canadá, todos los lugares de estacionamiento público los requieren para que los calentadores del bloque del motor se puedan enchufar en invierno. Si lo olvida, durante más de 3-4 horas, no hay forma de que el motor de su automóvil arranque hasta que se haya calentado adecuadamente. Es incluso peor para los motores diésel, que no se pueden apagar en absoluto en un clima tan frío, excepto en el interior.

Redujimos el servicio de centinela a una hora, luego a treinta minutos y finalmente a quince minutos. El frío era, simplemente, un asesino que todos estábamos en peligro de morir congelados.

Otro comentario de Sandy Woodward sobre el próximo invierno de la guerra de las Malvinas:

Entonces pensé, por primera vez, en la llegada del general Winter. Si hubiera estado aquí hace diez días, no habría sido de mucha ayuda para los Args, atrincherados en las alturas sin posibilidad de que su Alto Mando llevara sus fuerzas aéreas a los cielos. Pero creo que nos habría acabado.

Las temperaturas medias son irrelevantes, a menos que planees repetir la batalla todos los años. Lo que importa es el temperatura en ese momento. Para citar Wikipedia:

El invierno europeo de 1941-1942 fue el más frío del siglo XX. El 30 de noviembre, von Bock informó a Berlín que la temperatura era de -45 ° C (-49 ° F). El general Erhard Raus, comandante de la 6.ª División Panzer, registró la temperatura media diaria en su diario de guerra. Muestra un período repentinamente mucho más frío durante el 4 al 7 de diciembre: de –36 a –38 ° C (–37 a –38 ° F). Otros informes de temperatura variaron ampliamente. Zhukov dijo que el clima helado de noviembre se mantuvo alrededor de -7 a -10 ° C (+19 a +14 ° F) Los registros oficiales del Servicio Meteorológico Soviético muestran que la temperatura más baja de diciembre alcanzó los -28.8 ° C (-20 ° F).

Ese invierno también fue bastante frío en Alemania, pero en ese momento ya era demasiado tarde para abastecer al ejército que estaba a unos 2000 km de distancia.

Otras respuestas se han ocupado de las cosas principales, pero creo que se está perdiendo un punto importante.

Incluso suponiendo que Berlín y Moscú sean igualmente fríos, hay una gran diferencia entre mantener su propio territorio (operaciones defensivas dentro de Alemania) y mantener largas líneas de suministro a través de territorio hostil con mal tiempo. Si el ejército alemán tuviera un suministro constante de equipo de reemplazo, equipo para clima frío y comida caliente, las cosas habrían sido más fáciles para ellos.

Hay una buena razón por la que los ejércitos antiguos no operaban durante el invierno. Es mucho más fácil para un defensor mantener una posición en invierno que para un atacante. Incluso suponiendo que ambos ejércitos fueran del mismo clima e igualmente capaces de realizar operaciones invernales.

130 años antes tratando de capturar Moscú. & ndash mc01 29 de junio de 2018 a las 0:38

Parte del problema militar del Tercer Reich fueron sus devastadoras y rápidas victorias tempranas.

Alemania invadió Francia rápidamente junto a un

900 km de primera línea, adoptando la estrategia de la Primera Guerra Mundial para entrar por Bélgica a través de las Ardenas superando la línea de defensa de Marginot y cogiendo a Francia por sorpresa como aquellos que consideraban imposible pasar la cordillera con tanques. Esto dio un gran impulso de confianza a los jefes militares y permitió una sobreestimación de las capacidades de sus fuerzas. Al invadir Rusia, sus fuerzas apenas estaban mejor equipadas o en mayor número, sin embargo, la línea del frente oriental fue

La batalla de moscú

La batalla de Moscú fue el punto de inflexión de la guerra. En la batalla anterior de Smolensk a principios de septiembre de 1941, las tropas alemanas se habían acercado y derrotado a las fuerzas rusas.

Hitler ya ordenó que las fuerzas se dividieran a fines de julio de 1941, porque quería conquistar Leningrado y las regiones económicamente importantes de Ucrania, por lo que envió una brigada de tanques (Panzergruppe 2 y 3) para participar en las batallas de Kiev y una en Leningrado, lo que hicieron después de la batalla de Smolensk. También quería capturar la península de Crimea para eliminar la amenaza de ataques aéreos soviéticos en importantes campos petroleros en Rumania.

Problemas de suministro

Sin embargo, esas dos batallas tardaron más de lo esperado. Por lo tanto, el refuerzo para el frente de Moscú al que se suponía que debían regresar las brigadas de tanques se retrasó. Además, muchos tanques estaban fuera de uso y en reparación en Alemania, por lo que de los tanques restantes solo alrededor de la mitad estaban listos para su uso. Además, solo alrededor de una cuarta parte de los vehículos de motor estaban listos para ser utilizados, e incluso estos solo se repararon provisionalmente. Además, las bases de suministro para los grupos de ejércitos del centro y del sur (Heeresgruppe Mitte / Süd) se quedaron sin combustible, por lo que solo la base de suministro para el grupo de ejércitos del norte (Heeresgruppe Nord) tenía suficiente porque los rieles estaban mejor desarrollados y podían rellenarse a través de puertos en el mar del norte.

Para asegurar el suministro, fue necesaria la reconstrucción de la infraestructura en territorio soviético, incluso la creación de una nueva, ya que casi no había carreteras pavimentadas y los rieles rusos tenían un ancho más ancho, que no se ajustaba a los trenes alemanes y tuvo que modificarse con mucho tiempo. . Tampoco había suficientes trenes de suministro disponibles y los partisanos soviéticos atacaron algunos de ellos.

Por lo tanto, Alemania no pudo compensar las pérdidas de batallas anteriores.

Problemas de clima temprano

Inicialmente, en agosto, el mando del ejército alemán hizo que Moscú fuera inexpugnable antes del invierno, pero una desastrosa derrota del Ejército Rojo en Kiev permitió que Hitler redecidiera y ordenara la conquista de Moscú antes del invierno.

Después de que el ataque a Moscú comenzó a principios de octubre, las tropas alemanas decidieron algunas batallas tempranas para su lado (Oryol, Bryansk y Vyazma) y cruzaron el río Volga. A mediados de octubre, la temporada de lodos comenzó con fuertes lluvias que dejaron la tierra intransitable y una caída de la oferta alemana de 900 t de material por día a solo 20 t hasta que las heladas se asentaron a principios de noviembre. Todavía se necesitaron otras dos semanas para que los materiales de suministro finalmente llegaran a la línea del frente, y cuando las heladas penetrantes ya se asentaron el 6 de noviembre, las tropas alemanas todavía estaban sin ropa de invierno.

Mientras tanto, los soviéticos reunieron sus tropas, reforzaron las líneas de defensa y se prepararon para una contraataque.

Problemas de tiempo tardío

Cuando las tropas alemanas continuaron el ataque, encontraron una fuerte resistencia y no lograron la superioridad aérea debido a que algunos de sus aviones se habían trasladado al Mediterráneo. A pesar de la resistencia, las tropas alemanas siguieron adelante y ganaron varias batallas (Yepifan, Dedilovo, Stalinogorsk, Mikhaylov, paso del río Don y Skopin) hasta que el mariscal de campo Fedor von Bock informó al comando del ejército del agotamiento de las tropas. El grupo de ejércitos medio (Heeresgruppe Mitte) recibió respuesta para continuar la batalla con un último esfuerzo, ya que asumieron que la batalla se libró entre el último Batallón de ambos lados.

Las temperaturas cayeron por debajo de los -35 ° C a finales de noviembre y las tropas alemanas sufrieron grandes pérdidas debido al congelamiento, mientras que las tropas soviéticas estaban completamente equipadas con ropa de abrigo. A pesar de eso, las últimas fuerzas alemanas tomaron la ciudad de Krasnaya Polyana y una patrulla del ejército llegó incluso al suburbio de Moscú, Khimki, a unos 8 km de Moscú.

Cuando los soviéticos comenzaron su contraataque a principios de diciembre, ya habían llegado a Moscú 21 de las 34 unidades de Siberia Oriental.

Situación de Asia oriental

Después de la guerra ruso-japonesa en 1904, Japón aumentó su influencia en la región china de Manchuria, creando un estado vasallo, Manchukuo, en 1933. No pudieron conformarse con un acuerdo fronterizo con Rusia que provocó cierta tensión entre las dos partes. Un pequeño grupo de tropas mongolas se sentó en lo que consideraban su lado de la frontera para que sus caballos pasasen, pero las fuerzas de Manchukuo se los llevaron. Una fuerza mongola más fuerte que regresó más tarde permitió que Manchukuo llamara a los japoneses para pedir refuerzos, pero el área no era apta para la batalla, ya que ninguno de los bandos tenía un sistema ferroviario adecuado, una carretera pavimentada o una estación de tren cerca de la región.

Tras el crecimiento del conflicto, los rusos establecieron un sistema ferroviario de su lado para poder reubicar una gran cantidad de tropas, artillería, municiones e incluso tanques por debajo del radar de los japoneses. Cuando atacaron para expulsar a los rusos, se sorprendieron por la fuerza de las tropas enemigas y sufrieron una derrota devastadora.

Esto llevó a los japoneses a considerar que la región era demasiado poco importante para luchar en batallas a gran escala por ella, por lo que firmaron un pacto no agresivo con Rusia que dirigió toda su atención hacia el sur, hacia China.

Stalin desconfiaba de Japón y mantuvo a sus tropas estacionadas en Siberia Oriental hasta que el agente ruso Dr. Richard Sorge, disfrazado de corresponsal del periódico alemán (Frankfurter Zeitung), transmitió a Moscú a mediados de agosto que el liderazgo japonés decidió finalmente establecer cualquier plan ofensivo para atacar Rusia. Stalin luego comenzó a enviar tropas al frente occidental.

Hitler esperaba que Japón se uniera al ataque a Rusia según el Pacto Tripartito, pero en contra de su visión su aliado residía en el pacto no agresivo con Rusia y se centró en la guerra con China y más tarde en la guerra del Pacífico.

Dejo de lado a Stalingrado ahora, ya que en realidad fue solo un punto en la continua derrota de la Alemania nazi, aunque el más devastador, pero los problemas de las tropas alemanas ya han aparecido meses antes.

Pero aquí está la orden que Hitler dio a las tropas alemanas a mediados de diciembre sobre cómo luchar contra las fuerzas rusas más fuertes:

No estoy seguro de si realmente ordenó los refuerzos. También ordenó al cuerpo del desierto que luchara fanáticamente hasta el último hombre en lugar de rendirse o retirarse.

Entonces, para resumir, las condiciones climáticas desfavorables, la subestimación del enemigo, la sobreestimación de las capacidades de las propias tropas, los problemas de suministro, el comportamiento inesperado de los aliados, jugaron un papel en la derrota alemana. Aunque el clima puede haber sido un componente clave, ya que debilitó severamente a la Wehrmacht.


No hay vidas perdidas

Entrar en la planta fue igual de desafiante. R & oslashnneberg, quien dirigió el equipo de explosivos, relata que el grupo primero intentó entrar por una puerta del sótano, sin éxito. El informe de Londres les había dicho que subieran una escalera hasta un agujero en la pared para el cable y que siguieran el túnel del cable que corría por debajo del techo de la planta baja de la planta.

R & oslashnneberg y Hans Storhaug lo hicieron de esta manera y tomaron al guardia por sorpresa. Birger Str & oslashmshaug, Fredrik Kayser y Kaspar Idland rompieron una ventana para entrar, pero los guardias alemanes no oyeron nada por encima del potente zumbido de los generadores.

"Dos de nosotros montamos las cargas explosivas. Los fusibles duraban aproximadamente dos minutos. Los corté a 30 segundos y los encendí", dice R & oslashnneberg.

"¿Cómo saliste tan rápido?"

"Tenía una llave. Sabíamos que nuestro escuadrón de cobertura estaba en posición. Los guardias alemanes habían sido puestos fuera de combate, encerrados en la caseta de vigilancia", explica.

Las cargas explotaron, el sonido de cristales rotos volvió a dividir el aire, pero los guardias alemanes apenas pudieron haber comprendido que se trataba de una explosión. Un guardia salió tranquilamente, probó la puerta de la instalación de electrólisis, la encontró cerrada y regresó al interior de la caseta de vigilancia. Poco tiempo después, volvió a salir con una antorcha y la iluminó en el suelo. Los alemanes debieron pensar que la nieve había provocado la explosión de una de las minas. El guardia se rindió y volvió a la caseta de vigilancia, y probablemente le salvó la vida.


La ecología de la guerra en China

Este libro ha sido citado por las siguientes publicaciones. Esta lista se genera en base a los datos proporcionados por CrossRef.
  • Editorial: Cambridge University Press
  • Fecha de publicación en línea: diciembre de 2014
  • Año de publicación impresa: 2014
  • ISBN en línea: 9781107785274
  • DOI: https://doi.org/10.1017/CBO9781107785274
  • Serie: Estudios de Medio Ambiente e Historia
  • Materias: Historia de Asia oriental, Estudios de área, Estudios asiáticos, Historia militar, Historia, Historia regional después de 1500

Envíe un correo electrónico a su bibliotecario o administrador para recomendarle que agregue este libro a la colección de su organización.

Descripción del libro

This book explores the interplay between war and environment in Henan Province, a hotly contested frontline territory that endured massive environmental destruction and human disruption during the conflict between China and Japan during World War II. In a desperate attempt to block Japan's military advance, Chinese Nationalist armies under Chiang Kai-shek broke the Yellow River's dikes in Henan in June 1938, resulting in devastating floods that persisted until after the war's end. Greater catastrophe struck Henan in 1942–3, when famine took some two million lives and displaced millions more. Focusing on these war-induced disasters and their aftermath, this book conceptualizes the ecology of war in terms of energy flows through and between militaries, societies, and environments. Ultimately, Micah Muscolino argues that efforts to procure and exploit nature's energy in various forms shaped the choices of generals, the fates of communities, and the trajectory of environmental change in North China.

Reseñas

'This is a riveting study of one of modern history’s worst war-induced disasters. In 1938 the Yellow River was turned into a weapon of strategic defense, its waters let loose on the North China plain by Chinese forces resisting the Japanese invasion. This consummate work shows the evolution of the disaster and lays out its ghastly human and ecological effects. It is a pioneering combination of environmental history and Chinese history.'

Diana Lary - University of British Columbia

'In this brilliantly conceptualized work Muscolino draws on the memories of the displaced as well as the records of the river to tell an environmental history of the Yellow River, granting the latter its full agency in the shaping of modern Chinese history.'

Wen-hsin Yeh - Richard H. and Laurie C. Morrison Chair Professor in History, University of California, Berkeley

'Conceptualizing the relationship between armies and environment in terms of energy flows, Micah Muscolino provides us with a startlingly new and rich way to think about the relationship between war and environment.'

Hans van de Ven - Director in Oriental Studies, St Catharine’s College, University of Cambridge

'The Ecology of War in China is an ambitious book that delivers an intense vision of the tremendous hardships faced by the people and environment of the central Chinese province of Henan throughout a dozen years of Anti-Japanese Resistance, widespread famine, civil war, and, finally, recovery … Muscolino does a masterful job of demonstrating the pivotal role that the Yellow River and the larger environment played in Chinese history.'

Norman Smith Source: The Journal of Interdisciplinary History

'Micah Muscolino already has a strong reputation as a pioneering scholar in the field of China’s Republican-era environmental history. His new book makes another major contribution to that field. … The Ecology of War in China is a valuable addition to the literature on the environmental destructiveness of warfare. It must count as one of the most rigorously researched, analytically sophisticated, and strongest studies we have of the causes and consequences of an environmental disaster in twentieth-century China. It deserves to be widely read.'

Pauline Keating Source: The China Journal

'… in an age in which human decisions - often based on the short-term pursuit of power - may shape even the broadest long-standing background conditions of human societies, Muscolino's account of unintended consequences, incomplete reversibility, and destabilized environments is also a story of more than just historical interest.'

Kenneth Pomeranz Source: Cross-Currents: East Asian History and Culture Review

'This is a work of painstaking local history, illustrated with numerous detailed maps of the shifting Yellow River flood, and gripping photographs from the time. Archival sources and local observers provide telling details and useful statistics. … Muscolino is an environmental historian, a path-breaker in this discipline in the China field. He forces old-fashioned historians like me to think in new ways, which is certainly both necessary and useful.'

Joseph Esherick Source: Journal of Chinese History

'The Yellow River, China’s second-longest waterway and Asia’s third-longest, is not exactly a typical veteran of the Second World War (or, if you are Chinese, of the 'War of Resistance against Japan'). As Micah S. Muscolino ably demonstrates, the Yellow River nevertheless did literally play a central role as 'an actor' in the second Sino-Japanese War (1937–1945). In its attention to postwar policies and legacies, the book begins to fill a gap in the growing literature on 'war and the environment' by looking beyond the immediate effects of military operations. Overall, The Ecology of War in China is a powerful demonstration of the synergy between people and nature that both destroys and restores.'

David Bello Source: The American Historical Review

'The Ecology of War in China is a superbly researched and tightly argued text on the environmental consequences of the Pacific War in China. … the focus on the first elements of the metabolic cycle, the consumption of energy, in all its myriad forms and consequences, is a very useful construct to disentangle the mutually supporting and complex impacts that militaries and military action had on the physical and social landscape in the lower Yellow River valley.'

David Pietz Source: Environmental History

'Muscolino describes vividly the effects of this state-induced inundation, which sacrificed the livelihoods of millions of farmers in the interests of state security and once again failed to stop the foreign invader. He describes the aftermath of the river flood, during the time when the river continued to shift course, refugees covered the landscape, and military operations continued. Muscolino also vividly narrates the experience of refugees, laborers, and farmers, and he describes the survival strategies they used to withstand the blows of armies, sand, and water. Such extensive militarization of water, land, and human labor laid the ominous foundations for the mass mobilizations of the PRC during the 1950s and 1960s.'

Peter Perdue Source: Harvard Journal of Asiatic Studies

'This is a rich empirical study of a complex subject matter. It is essential for understanding the environmental impact of the Second Sino-Japanese War and the civil war on North China.'


Referencias

Baker, C.J., 1970. Some thoughts on techniques of direct drilling, Massey Shp. Fmg. A. 121

Baker, C.J., Saxton, K.E., Ritchie, W.R. 1996. No-tillage Seeding, Science and Practice. CAB International, Wallingford, Oxon, UK, 158 pp

Barret, D. W. A., Wiles, T. L., Barker, M. R. 1972. Spray- Seed with the bipyridyls in Western Australia. Proc. No-Tillage Systems Symposium, Columbus, Ohio, 21.22 Feb. 1972, 83- 92

Bäumer, K. 1970. First experiences with direct drilling in Germany. Neth. J. Agric. Sci.- Papers on zero- tillage, Vol.18 N° 4, 283- 292

Blevins, R.L., Lal, R., Doran, J.W., Langdale, G.W., Frye, W.W. 1998. Conservation tillage for erosion control and soil quality. Chapter in "Advances in Soil and Water Conservation." Ann Arbor Press, Chelsea, MI (in press).

Boisgontier, D., Bartholomy, P., Lescar, L. 1994. Feasibility of minimum tillage practices in France. In: Proceedings of the EC- Workshop- I-, Giessen, 27-28 June, 1994, Experience with the applicability of no- tillage crop production in the West- European countries, Wissenschaftlicher Fachverlag, Giessen, 1994, 81- 91

Borges, G. de O. 1993. Resumo histórico do plantio direto no Brasil. In: EMBRAPA, Centro Nacional de Pesquisa de Trigo, Passo Fundo, RS. Plantio direto no Brasil. EMBRAPA- CNPT/ FUNDACEP FECOTRIGO/ Fundação ABC/ Aldeia Norte, p 13- 17

Cannel, R. Q., Hawes, J. D. 1994. Trends in tillage practices in relation to sustainable crop production with special reference to temperate climates. Soil and Tillage Research, 30, 245- 282

Carvalho, M., Basch, G. 1994. Experiences with direct drilling in Portugal. In: Proceedings of the EC- Workshop- I-, Giessen, 27-28 June, 1994, Experience with the applicability of no- tillage crop production in the West- European countries, Wissenschaflticher Fachverlag, Giessen, 1994, 105- 110

Christian, D. G. 1994. Experience with direct drilling and reduced cultivation in England. In: Proceedings of the EC- Workshop- I-, Giessen, 27-28 June, 1994, Experience with the applicability of no- tillage crop production in the West-European countries, Wissenschaftlicher Fachverlag, Giessen, 1994, 25- 31

Costa, J. 1996. Farmer acceptance and public support for no-tillage - conservation farming in Spain. In: Proceedings of the EC-Workshop- III-, Évora, 1- 2 April, 1996, Experience with the applicability of no- tillage crop production in the West-European countries, Wissenschaftlicher Fachverlag, Giessen, 1997, p 132.

Crovetto, C. 1992. Rastrojos sobre el suelo. Una introducción a la cero labranza. Editorial Universitaria, Santiago, Chile

Crovetto, C. 1996. Stubble over the soil. The vital role of plant residue in soil management to improve soil quality. American Society of Agronomy, Inc., Madison, WI 53711, USA

Del Canto, S. P., Ormeño, N. J. 1981. Cero labranza. Ventajas, desventajas y uso potencial en la VII Región. Investigación y Progreso Agropec., Quilamapu 9: 2-3, Chile

Derpsch, R. 1984. Histórico, requisitos, importancia e outras consideraçðes sobre Plantio Direto no Brasil. In: Plantio Direto no Brasil, Fundação Cargill, Campinas, 1984, 124 pp

Derpsch, R., Roth, C.H., Sidiras, N., Köpke, U. 1991. Controle da erosão no Paraná, Brasil: Sistemas de cobertura do solo, plantio direto e preparo conservacionista do solo, GTZ, Eschborn, Germany, 272 pp

Dixon, H.N. 1972. The effects of coulter design on soil compaction and root development of a cereal following direct drilling (B. Agr. Sc. (hons) Thesis, 1972)

FAO. 1993. Soil tillage in Africa: needs and challenges. FAO Soils Bulletin 69, Soil Res. Manag. and Cons. Service, Land and Water Development Division, FAO, Rome.

GTZ., 1998. Conserving natural resources and enhancing food security by adopting no- tillage. An assessment of the potential for soil- conserving production systems in various agro- eco- logical zones of Africa. GTZ, Eschborn, Germany, Tropical Ecology Support Program, TÖB publication numbrer: TÖB F- 5/ e, 53p

Faulkner, E. H. 1943. Plowman's Folly. The University of Oklahoma Press: Norman. Ninth printing 1963, 156 pp

Free, G.R., Fertig, S.N., Bay, C.E. 1963. Zero tillage for corn following sod. Agron. J. 55: 207-208

Giráldez, J.V., Gonález, P. 1994. No- tillage in clay soils under Mediterranean climate: Physical aspects. In: Proceedings of the EC-Workshop- I-, Giessen, 27- 28 June, 1994, Experience with the applicability of no- tillage crop production in the West- European countries, Wissenschaftlicher Fachverlag, Giessen, 1994, 111- 117

González, P., Giráldez, J.V., Ordoñez, R., Laguna, A., de Haro, J.M. 1997. No- tillage crop production in Spain. In: Proceedings of the EC- Workshop- IV-, Boigneville, 12- 14 May, 1997, Experience with the applicability of no- tillage crop production in the West- European countries, Wissenschaftlicher Fachverlag, Giessen, 1997, 155-165

Hebblethwaite, J. F. 1997. The contribution of no- till to sustainable and environmentally beneficial crop production- a global perspective. In: Proceedings, 5° Congreso Nacional de AAPRESID, 20- 23 August, 1997, Mar del Plata, Argentina, 79-90

Hebblethwaite, J. F., Towery, D. 1998. World wide trends in no- till farming - Competing with the competition. Proc. Northwest Direct Seed Intensive Cropping Conf., Jan 7- 8, 1998, Pasco, WA, USA, 1 - 8

IAPAR. 1981. Plantio direto no estado do Paraná. Fundação Instituto Agronomico do Paraná, Brazil, Circular N° 23, 244 pp

INTA. 1977. Primera reunión técnica de cultivos sin labranzas, Marcos Juárez, 1, 2 y 3 de Setiembre de 1977. INTA, Estación Experimental Regional Agropecuaria, Marcos Juárez, Argentina, Informe Tecnico N° 95

Jeater, R.S.L., Mcilvenny, H.C. 1965. Direct drilling of cereals after use of paraquat. Weed Res. 5: 311- 318

Kahnt, G. 1969. Ergebnisse zweijähriger Direktsaatversuche auf drei Bodentypen. Z. Acker- u. Pfl- Bau 129: 277- 295

Kahnt, G. 1976. Ackerbau ohne Pflug. Voraussetzungen, Verfahren und Grenzen der Direktsaat im Körnerfruchtbau. Eugen Ulmer, Stuttgart, 128 pp

Kannegieter, A. 1967. Zero cultivation and other methods of reclaiming Pueraria fallowed land for food crop cultivation in the forest zone of Ghana. Trop. Agriculturist Vol. CXXVIII.

Kannegieter, A. 1969. The combination of short- term Pueraria fallow, zero cultivation and fertiliser application. Its effect on a following maize crop. Trop. Agriculturist Vol. CXXV N° 3 and 4

Kuipers, H. 1970. Historical notes on the zero- tillage concept. Neth. J. Agric. Sci. - Papers on zero- tillage, Vol.18 N° 4, 219- 224

Lal, R. 1973a. No- tillage effects on soil conditions and maize production in western Nigeria, Plant and Soil Vol. 40: 321- 331

Lal, R. 1973b. Effects of seed bed preparation and time of planting of maize in western Nigeria. Expt. Agric . 9: 304- 313

Lal, R. 1983. No- till Farming. Soil and water conservation and management in the humid and subhumid tropics. IITA Monograph N° 2, 64pp

Lillard, J. H., Jones, Jr. J.N. 1964. Planting and seed- environment problems with corn in killed- sod seedbeds. Trans. Soy. Soc. Agr. Ing. 7: 204- 206, 208.

Marelli, H. J. 1995. La Siembra Directa en Argentina. In: Proceedings of the IICA/ PROCISUR Conference, Avances en Siembra Directa, August 8- 10, 1994, Asunción, Paraguay.

Martinez, V. M., Novoa, S.A. R. 1981. Cero labranza. Investigación y Progreso Agropecuario. La Platina, Chile, (Nr. 6) 40- 43

Moody, J.E., Shear, G.M., Jones, Jr. J.N. 1961. Growing corn without tillage. Soil Sci. Soc. Soy. Proc. 25: 516- 517

No- Till Farmer. 1997. Stubble over the soil means No- Till forever. No Till Farmer, Brookfield, Wisconsin, USA, December, 1997, p 6- 7

No- Till Farmer. 1998. 1977- 1988. Tillage practices survey. No- Till Farmer, Brookfield, Wisconsin, USA, January, 1998, p 7

Ofori, C. S. 1973. The effect of ploughing and fertiliser application on yield of cassava (Manihot esculenta Crantz). Ghana J. Agric. Sci. 6: 21- 24

Ofori, C. S., Nanday, S. 1969. The effect of method of soil cultivation on yield and fertiliser response of maize grown on a forest ochrosol. Ghana J. Agric. Sci. 2: 19- 24

Ouwerkerk, van C., Perdok, U.D. 1994. Experiences with minimum and no-tillage practices in the Netherlands. I: 1962- 1971. In: Proceedings of the EC- Workshop- I-, Giessen, 27- 28 June, 1994, Experience with the applicability of no- tillage crop production in the West- European countries, Wiss. Fachverlag, Giessen, 1994, 59- 67

Phillips, E. R., Phillips, S. H. 1984. Ed., No- tillage Agriculture, Principles and Practices. Van Nostrand Reinhold Co., New York, 306 pp (p 2)

Phillips, S. H., Young, H. M. 1973. No- Tillage Farming. Reiman Associates, Milwaukee, Wisconsin, 224 pp

RELACO. 1997. Red Latinoamericana de Agricultura Conservacionista, IV Reunión de la Red, Morelia, Michoacán, México, 17- 20 Noviembre, 1997

Rowell, D. L. 1968. Direct drilling of wheat using the bipyridyl herbicides. Proc. First Victorian Weed Conf. Melbourne, Australia

Sandri, R., Sartori, L. 1997. Survey of no- tillage techniques on Italian farms. In: Proceedings of the EC- Workshop- IV-, Boigneville, 12- 14 May, 1997, Experience with the applicability of no- tillage crop production in the West- European countries, Wissenschaftlicher Fachverlag, Giessen, 1997, 167- 177

Sartori, L., Peruzzi, P. 1994. The evolution of no- tillage in Italy: a review of the scientific literature. In: Proceedings of the EC- Workshop- I-, Giessen, 27- 28 June, 1994, Experience with the applicability of no- tillage crop production in the West-European countries, Wissenschaftlicher Fachverlag, Giessen, 1994, 119- 129

Shear, G.M., Moschler, W.W. 1969. Continuous corn by the no- tillage and conventional tillage methods: A six- year comparison. Agron. J. 61: 524- 526

Taylor, R. 1967. Bipyridyl herbicides and the direct establishment of crops in uncultivated soil. 1. Cereals. Proc. 20th New Zealand Weed and Pest Conf., 1967, 74- 79

Tebrügge, F., Böhrnsen, A. 1997. Crop yields and economic aspects of no- tillage compared to plough tillage: Results of long- term soil tillage field experiments in Germany. In: Proceedings of the EC- Workshop- IV-, Boigneville, 12- 14 May, 1997, Experience with the applicability of no- tillage crop production in the West-European countries, Wissenschaftlicher Fachverlag, Giessen, 1997, 25- 43

Thomas, G.W., Blevins, R.L. 1996. The development and importance of no- tillage crop production in Kentucky. Agronomy Research Report 1996. Kentucky Agric. Exp. Sta. Progress Report No. 385, 5- 6.

Thurston, H. D., Smith, M., Abawi, G., Kearl, S. 1994. Los sistemas de siembra con cobertura, CIFAD, Cornell University, Ithaca, New York.

Triplett, G.B. Jr., Johnson, W.H., Van Doren, D.M. Jr. 1963. Performance of two experimental planters for no- tillage corn culture. Agron. J. 55: 408- 409

Triplett, G.B., Jr., Van Doren D.M. Jr., Johnson, W.H. 1964. Non- plowed strip- tilled corn culture. Trans., Am. Soc. Agr. Ing. 7: 105- 107

USDA. 1975. Minimum tillage: A preliminary technology assessment. Office of Planning and Evaluation, 33p

USDA. 1985. Conservation tillage: Things to consider. Agriculture Information Bulletin N° 46, Washington, 23p

Vowles, M. 1989. Conservation Tillage. A handbook for commercial farmers in Zimbabwe. Cannon Press, Harare, 109 pp

Wall, P. 1998. Pesqueñas Propiedades y la Cero Labranza. Una visión general de avances y limitaciones. Proceedings, Curso - Taller sobre Tecnología de Cero Labranza para Pequeños Agricultores, 4 - 8 May, 1998, PROCISUR - INIA Quilamapu, Chillán, Chile, in print.

Waydelin, C. W. 1994. Practical experience with reduced tillage farming. In: Proceedings of the EC- Workshop- II-, Silsoe, 15- 17 May, 1995, Experience with the applicability of no- tillage crop production in the West- European countries, Wissenschaftlicher Fachverlag, Giessen, 1995, 187- 190


The Role of the American Worker

From the outset of the war, it was clear that enormous quantities of airplanes, tanks, warships, rifles and other armaments would be essential to beating America’s aggressors. U.S. workers played a vital role in the production of such war-related materials. Many of these workers were women. Indeed, with tens of thousands of American men joining the armed forces and heading into training and into battle, women began securing jobs as welders, electricians and riveters in defense plants. Until that time, such positions had been strictly for men only.

A woman who toiled in the defense industry came to be known as a “Rosie the Riveter.” The term was popularized in a song of the same name that in 1942 became a hit for bandleader Kay Kyser (1905-85). Soon afterward, Walter Pidgeon (1897-1984), a Hollywood leading man, traveled to the Willow Run aircraft plant in Ypsilanti, Michigan, to make a promotional film encouraging the sale of war bonds. One of the women employed at the factory, Rose Will Monroe (1920-97), was a riveter involved in the construction of B-24 and B-29 bombers. Monroe, a real-life Rosie the Riveter, was recruited to appear in Pidgeon’s film.

During the war years, the decrease in the availability of men in the work force also led to an upsurge in the number of women holding non-war-related factory jobs. By the mid-1940s, the percentage of women in the American work force had expanded from 25 percent to 36 percent.


Station history

The men of Humber have been awarded 33 medals, three Gold, 13 Silver, 17 Bronze and a George Medal. Of these medals two Gold, three Silver and two Bronze were won by the Coxswain, Robert Cross together with the George Medal. The last medal was voted in 1982.

The Humber Lifeboat station stands on the extreme tip of Spurn Point, the most southerly fragment of Yorkshire, where the fast flowing Humber unites with the turbulent North Sea.

The Humber Lifeboat Station at Spurn Point was established in 1810 and until 1908 was maintained by the Hull Trinity House. In that year it passed under the charge of the Humber Conservancy Board and in 1911 was taken over by the Institution. No complete record of its work before that date exists but it is stated in the record book of Hull Trinity House that nearly 800 lives had been rescued between 1810 and 1854.

The most outstanding figure at this station was Coxswain Robert Cross. When Coxswain Cross retired in November 1943 at the age of 67, he had been coxswain of the Humber Station for 31 years. He had taken part in the rescue of 403 lives, had won the Gold Medal twice, the Silver Medal three times, the Bronze Medal twice, the Thanks of the Institution inscribed on Vellum and the George Medal. During the six years in which he served as a member of the crew before the Institution took the station over in 1911 and appointed him coxswain, he took part in the rescue of 50 lives so that his grand total of lives is 453.

There is no honorary secretary at this station as the Superintendent Coxswain is in charge.

The crew are full-time employees and live in the Institutions houses at Spurn Point.

Silver Medal awarded to James Norris, Master of the Smack Waterloo for rescuing five men from the wrecked brig Manly on 5 October. Two others died on the wreck.

Silver Medal to J M Williams, Mate of the quarantine cutter abeja for rescuing six men from the Andromache wrecked at Hull on 23 October.

Lifeboat capsized on service on 24 October, J Branton, died.

The death of Captain Michael Hansley Welburn in 13 April 1853 was caused by exposure whilst undertaking the duties as Coxswain of the Spurn Point lifeboat.

Lifeboat capsized on service on 19 November, J Combes and H Holmes, died.

Silver Medal to Edward Weldrake, one of the crew of the Hull Trinity lifeboat stationed at Spurn Point, in acknowledgement of his gallant conduct in jumping into the sea from the lifeboat and saving the master of the sloop Grace Darling which was wrecked on the middle banks off Spurn Point, during a strong easterly gale, on 24 December 1976.

Silver Medal awarded to Coxswain R Cross for the service on 9 December 1915, when the lifeboat launched to ss Florencia which had stranded on the middle banks. It was a very dark night blowing a strong southerly gale with very heavy breakers and a terrible sea running over the Binks. As the lifeboat was unable to go alongside in the shallow looking water, no-one would volunteer to jump overboard and try to get a line to the ship. The coxswain himself went with a line round his body but was unsuccessful. He then asked for a volunteer to stand on the sandbanks and pay out a line to him whilst he made another attempt and P Martin jumped overboard and did so by this means communication was effected and the crew of eight rescued.

Bronze Medal awarded to Coxswain R Cross in recognition of his great efforts to save the crew of an unknown smack which was wrecked on the Binks during a moderately easterly gale with a heavy sea on 18 October. The Committee of Management considered this a most dangerous and difficult service.

On 29 August the first actual life-saving service with a line-throwing gun was carried out when the sloop Primavera was saved and the crew of three rescued.

The name of the station was changed from Spurn to Humber. There were two lifeboats at Humber between 1930 and 1932.

Silver Second-Service Clasp awarded to Coxswain R Cross for the rescue of the ss Whinstone which was in distress near Saltfleet during a whole northerly gale with a very heavy sea on 25 November 1925.

A tablet on the lifeboat house was unveiled to the memory of the late S Crabtree Helm of Bradford whose legacy was used to defray the cost of the slipway.

Centenary Vellum was awarded to station.

Coxswain R Cross awarded Silver Third-Service Clasp and Motor Mechanic John Major the Bronze Medal for the rescue of seven from the steam trawler Saltaire which ran aground on the Inner Binks on 10 October. The only way to rescue the crew was to haul them through the water by breeches buoy.

Gold Medal of the Institution and the George Medal awarded to Coxswain Robert Cross and Silver Medals awarded to his crew, John Sanderson Major, William Jenkinson, William Hood, Samuel Cross and Samuel Hoopell for rescuing the crew of nine from the grounded trawler Gurth on 12 February 1940. This service was carried out on a very cold, pitch dark night, in a strong westerly wind with heavy, continuous snow and with two crew short due to illness. As there were only six men on the lifeboat the coxswain could not spare anyone to work the searchlight. The crew, who were repeatedly knocked down by heavy seas: shaken and bruised, were only saved from being washed overboard by clinging to the handrails. A rope that was washed overboard fouled a propeller and for part of the time the lifeboat had only one working engine. With co-ordinated use of the engines, helm, cable and line, Coxswain Cross worked the lifeboat with her battered crew, and after more than 20 approaches alongside the trawler they rescued the whole of her crew.

Bronze Second-Service Clasp awarded to Coxswain R Cross for a skilful and very courageous rescue, in circumstances of great danger to rescue the crew of eight men of the air raid balloon ship Thora that had gone aground on the edge of Trinity Sands just inside the mouth of the Humber on 27 February, where it was known that many mines had been dropped by enemy aircraft only a day or two before.

Gold Second Service Clasp awarded to Coxswain R Cross, Silver Medal to Reserve Mechanic George Richards and Bronze Medals to crewmembers George Stephenson, Samuel Cross, Sidney Harman, William Major and George Shakesby for the rescue of 19 persons from HM trawler Almondine on 6/7 January. The rescue was only made possible by fine seamanship and great determination. los Almondine was lying on her side in the sands, the night was very dark and there were heavy snow showers. A strong spring flood tide was swirling over the Binks and the seas were breaking from all directions. In a succession of runs 19 men were taken off before the trawler floated away and disappeared with her Captain and officers still on board.

Second Mechanic C Alcock was awarded the Royal Humane Society&rsquos testimonial on Vellum for the rescue of a man from the sea alongside the Military Jerry on 3 February.


Ver el vídeo: 4eta - Spring Wind Music Video (Mayo 2022).