La historia

Los ingleses llegan a Jamestown - Historia

Los ingleses llegan a Jamestown - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Jamestown está en la tierra de Pamukey, (un grupo dentro de la confederación Powhatan). El líder era Wahunsonacok, a quien los ingleses simplemente llamaban "Powhatan". Los indios ayudaron a los ingleses, quienes a cambio exigieron la sumisión de los indios al dominio inglés. Dos años más tarde, John Smith, el líder del asentamiento, fue capturado por los indios. La tradición dice que la hija de Powhatan intercedió en nombre de Smith, que iba a ser ejecutado. Fue puesto en libertad.

Afroamericanos en Jamestown

Cuadro de la llegada de los primeros africanos que llegaron a Virginia

La primera llegada documentada de africanos a la colonia de Virginia fue registrada por John Rolfe: "A finales de agosto, un holandés de Warr con el peso de 160 melodías llegó a Point-Comfort, el Comandante se llama Capitán Jope, su piloto para las Indias Occidentales, el Sr. Marmaduke, un inglés. ... No trajo nada más que 20. y extraños negros, que el Governo [r] y Cape Merchant compraron para comprar víveres. & Quot Era el año 1619 y, como institución, la esclavitud aún no existía en Virginia. La esclavitud, tal como la conocemos hoy, evolucionó gradualmente, comenzando por las costumbres más que por las leyes. Para arrojar más luz sobre cómo esta institución evolucionó legalmente, de la servidumbre por contrato a la servidumbre de por vida, se dan las siguientes leyes y / o hechos, así como otras fuentes sobre la servidumbre del siglo XVII entre los negros en Virginia.

1619 Llegada de & quot20 y extraños & quot africanos a finales de agosto de 1619, no a bordo de un barco holandés según lo informado por John Rolfe, sino de un buque de guerra inglés. León blanco, navegando con una insignia emitida al capitán inglés Jope por el príncipe protestante holandés Maurice, hijo de Guillermo de Orange. Una carta de marca permitía legalmente el León blanco navegar como corsario atacando cualquier barco español o portugués que encontrara. Los veinte y extraños africanos fueron cautivos sacados del barco de esclavos portugués, San Juan Bautista, luego de un encuentro que el barco tuvo con el León blanco y su consorte, la Tesorero, otro barco inglés, mientras intentaba llevar a sus prisioneros africanos a México. Rolfe informa el León blanco como buque de guerra holandés fue una astuta estratagema para traspasar la culpa de los ingleses por la piratería del barco de esclavos a los holandeses.
1630's Indicación por testamentos, inventarios, escrituras y otros documentos sobrevivientes de que en algunos casos se consideraba `` práctica habitual mantener a algunos negros en una forma de servicio vitalicio ''. Cabe señalar que al examinar estos documentos también se encontró que algunos negros podían para aferrarse a su condición de sirvientes contratados, y así finalmente obtener su libertad.
1639 Todas las personas, excepto los negros, deben estar con armas y municiones.
1640 John Punch, un sirviente contratado fugitivo, primer esclavo documentado de por vida.
1662 La esclavitud estaba reconocida en la ley estatutaria de la colonia.


Billings, Warren M. Ed. El viejo dominio en el siglo XVII: una historia documental de Virginia, 1606-1689. Prensa de la Universidad de Carolina del Norte, 1975

Breen, T.H. e Innes, S. & quotMyne Owne Ground & quot - Carrera y libertad en la costa este de Virginia, 1640-1676. Nueva York: Oxford University Press: 1980

Craven, Wesley F. Blanco, rojo y negro: el virginiano del siglo XVII, Charlottesville, 1961.

Hening, William W. Ed. The Statues at Large: Siendo una colección de todas las leyes de Virginia, desde la primera sesión de la Legislatura en el año 1619. 13 Volúmenes Richmond, Nueva York y Filadelfia, 1809-1823.

Hughes, Sarah y Zeigler, J. Otras personas de Jamestown, Manual del Maestro del Programa Infantil, Parque Histórico Nacional Colonial, 1976.

McCartney, Martha W., Un estudio de los africanos y afroamericanos en la isla de Jamestown y en Green Spring, 1619-1803, Servicio de Parques Nacionales y Fundación Colonial Williamsburg, Williamsburg, Virginia, 2003.

McLLwaine, H.R. Actas del Consejo y del Tribunal General de Virginia Colonial, 1622-1632, 1670-1676, con notas y extractos de los registros originales del Consejo y del Tribunal General, Ahora perdido. Richmond, Virginia, 1924.

Russell, John H. The Free Negro Property Owner en Virginia, 1619-1865. (Agotado)

Vaughan, Alden T. & quotLos negros en Virginia: una nota sobre la primera década & quot The William and Mary Quarterly, XXIX, julio de 1972.


Orígenes (1606-07)

La colonia era una empresa privada, financiada y organizada por la Compañía Virginia de Londres. El rey Jaime I otorgó un estatuto a un grupo de inversionistas para el establecimiento de la compañía el 10 de abril de 1606. Durante esta era, “Virginia” era el nombre en inglés para toda la costa este de América del Norte al norte de Florida. El estatuto le dio a la compañía el derecho a establecerse en cualquier lugar, desde la actual Carolina del Norte hasta el estado de Nueva York. El plan de la empresa era recompensar a los inversores localizando depósitos de oro y plata y encontrando una ruta fluvial hacia el Océano Pacífico para comerciar con Oriente.

Un contingente de aproximadamente 105 colonos partió de Inglaterra a finales de diciembre de 1606 en tres barcos: el Susan Constant, los Buena suerte, y el Descubrimiento—Bajo el mando de Christopher Newport. Llegaron a la bahía de Chesapeake el 26 de abril de 1607. Poco después, los capitanes de los tres barcos se reunieron para abrir una caja que contenía los nombres de los miembros del consejo de gobierno de la colonia: Newport Bartholomew Gosnold, uno de los iniciadores detrás de escena del Virginia Empresa Edward-Maria Wingfield, un importante inversor John Ratcliffe George Kendall John Martin y el Capitán John Smith, un ex mercenario que había luchado en los Países Bajos y Hungría. Wingfield se convirtió en el primer presidente de la colonia. Smith había sido acusado de planear un motín durante el viaje por el océano y no fue admitido en el consejo hasta semanas después, el 10 de junio.

Después de un período de búsqueda de un sitio de asentamiento, los colonos amarraron los barcos en una península (ahora una isla) en el río James en la noche del 13 de mayo y comenzaron a descargarlos el 14 de mayo. El entorno pantanoso y la humedad del sitio probarían no era saludable, pero el sitio tenía varias ventajas aparentes en el momento en que los líderes de la colonia lo eligieron: los barcos podían detenerse cerca de él en aguas profundas para facilitar la carga y descarga, estaba desocupado y estaba unido al continente solo por un estrecho cuello de tierra, lo que facilita la defensa. El asentamiento, llamado así por James I, fue conocido de diversas formas durante su existencia como James Forte, James Towne y James Cittie.


Los ingleses establecen un punto de apoyo en Jamestown, 1606-1610

El 20 de diciembre de 1606, los barcos de la Compañía de Londres zarparon de Inglaterra para establecer una colonia en Virginia. Los posibles colonos llegaron a la bahía de Chesapeake en abril de 1607. A bordo iban 105 hombres, incluidos 40 soldados, 35 "caballeros" y varios artesanos y trabajadores.

La Compañía había dado instrucciones al Capitán Newport, el comandante de los barcos, para encontrar un sitio para una colonia que estuviera a salvo del descubrimiento y ataque español, pero que también tuviera fácil acceso al mar. Por lo tanto, navegó por un río (que los ingleses llamaron James) y, a cincuenta millas de su desembocadura, encontró una península pantanosa y baja que parecía cumplir con todas las especificaciones. Allí establecieron lo que llamaron James Towne.

Al principio, las cosas parecían ir bien. Los colonos despejaron algunas tierras y erigieron una empalizada de protección. Dentro de la empalizada construyeron viviendas pequeñas, bastante toscas. Los colonos también comenzaron a despejar algunas tierras para plantar cultivos. Mientras tanto, la confederación residente de tribus dirigida por Powhatan pareció cambiar de la hostilidad inicial a la amistad y la hospitalidad. Con las ofertas de comida y amistad, los ingleses comenzaron a prestar menos atención a la siembra de cultivos y más a explorar la región en busca de riquezas rápidas.

A pesar de la promesa inicial de éxito, ya había señales de peligro. Durante el verano y el otoño, muchos colonos comenzaron a enfermar y morir. En parte, ahora sabemos, la enfermedad y la muerte fueron causadas por ubicar a Jamestown en un lugar muy pantanoso e insalubre. Además, muchos colonos habían traído consigo tifoidea y disentería (lo que la gente en ese momento llamaba "el flujo sangriento"), que se convirtió en una epidemia porque los colonos no entendían la higiene básica. Además, el suministro de agua en Jamestown estaba contaminado tanto por desechos humanos como por agua de mar.

Además, en otoño se hizo evidente que los colonos no tenían comida suficiente para pasar el invierno. No se ha limpiado suficiente tierra y no se han plantado ni cosechado suficientes cultivos. Parte del problema aquí era que los "caballeros" se resistían a trabajar como meros trabajadores. Afortunadamente para los colonos, Powhatan se mantuvo amistoso y suministró comida a los ingleses. Aun así, cuando llegó el "primer suministro" de más colonos y provisiones a principios de 1608, solo habían sobrevivido 35 de los primeros colonos.

Aunque la evidencia está sesgada a su favor, hay pocas dudas de que el capitán John Smith salvó a Jamestown. Organizó a los colonos y los obligó a trabajar de manera productiva. También pudo comerciar con los nativos por alimentos cuando se mostraban reacios a comerciar, tomó lo que necesitaba, agriando las relaciones con los nativos. Aunque Smith regresó pronto a Inglaterra, sus informes y los de otros colonos a la Compañía de Londres llevaron a ese organismo a cambiar algunos de sus métodos. Esencialmente, codificó el régimen dictatorial de Smith al otorgar una autoridad mucho mayor al gobernador colonial.

Para documentos adicionales relacionados con este tema, le sugerimos que se centre en la colección más pertinente a los primeros Jamestown, The Capital and the Bay. Dentro de esa colección hay dos fuentes esenciales: Historia general de Virginia del capitán John Smith y los cuatro volúmenes editados por Peter Force a mediados del siglo XIX. Ambas fuentes se pueden buscar en texto completo a través de The Capital and the Bay.


Descubriendo el tabaco

En 1612, el colono John Rolfe cultivó con éxito el tabaco por primera vez. Esto se convertiría en la principal fuente de sustento para los colonos de Jamestown. Rolfe fue presentado como un héroe, pero eso no es todo lo que haría por los colonos de Jamestown. En 1614, Rolfe se casó con Pocahontas. Se convirtió al cristianismo e incluso se le dio un nombre de pila: Rebecca. Este matrimonio estableció una paz temporal con su padre, el jefe Powhatan, quien les dio propiedades a los recién casados. El jefe Powhatan prometió que su tribu no interferiría con los colonos de Jamestown, y mantuvo esta promesa hasta su muerte en 1618. El resto es historia.


Jamestown: donde comenzó la historia estadounidense

Con verrugas y todo, Jamestown sigue siendo la historia arquetípica del regreso estadounidense.

Pídale a cualquier alumno de octavo grado que nombre a los primeros europeos que se establecieron en este país y es probable que la respuesta sea Cristóbal Colón o los Peregrinos.

Colón aterrizó por primera vez en el Caribe en 1492, y nunca llegó a lo que se convirtió en los Estados Unidos. Los Peregrinos llegaron a Plymouth en Massachusetts en 1620. Pero para entonces, Jamestown, una colonia ribereña en Virginia, ya tenía 13 años. Incluso antes de que aterrizaran los Peregrinos, Jamestown se había convertido en el centro del primer enfrentamiento sostenido entre ingleses y nativos americanos, sede del primer gobierno representativo en el hemisferio occidental y destino de los primeros africanos que llegaron encadenados a la América inglesa.

Aunque la historia de Jamestown no es del todo digna de celebrar, la historia es clara: el país diverso y democrático que conocemos como Estados Unidos comenzó en Jamestown, el primer asentamiento inglés permanente en Estados Unidos. Para conmemorar la fundación de la ciudad hace 400 años este mes, Virginia está organizando una serie de eventos especiales que comenzaron en enero y continuarán durante todo el año. La reina Isabel II visitó el viernes pasado que el presidente Bush visitará este domingo. Abundan las teorías sobre cómo y por qué los peregrinos de Plymouth eclipsaron a los aventureros de Jamestown en la memoria y el mito históricos estadounidenses.

La historia de los peregrinos que llegaron a Estados Unidos en busca de libertad religiosa, dicen algunos, es simplemente una versión mucho más aceptable de los comienzos de la nación que la historia de Jamestown, donde al menos 100 hombres y niños ingleses empezaron a construir por primera vez el 14 de mayo de 1607. en la búsqueda resuelta del beneficio. Después de la Guerra Civil, señalan otros, los historiadores de influyentes universidades del noreste se mostraban reacios a ceder la historia de la creación nacional al sur, especialmente no a Virginia, que representaba el 20 por ciento de la población confederada y albergaba la capital de la Confederación en Richmond.

Incluso hoy en día, algunos historiadores sostienen que Jamestown no cuenta porque fracasó. Es cierto que los inversionistas de Jamestown perdieron dinero con la propuesta: en lugar de plata, oro y un atajo a China, los aventureros encontraron hambre, tortura y un doloroso sacrificio. Y 3 de cada 4 colonos, al menos en los primeros años, perdieron la vida por hambre, enfermedades o conflictos con los indios. Sin embargo, el argumento del fracaso no se sostiene: Jamestown resistió y siguió siendo la capital de Virginia hasta que la sede del gobierno se trasladó a Williamsburg en 1699.

Los virginianos también son parte de la razón por la que Jamestown no ha recibido su merecido histórico. En nombre de las ganancias, los desarrolladores e industriales minimizaron durante mucho tiempo el significado histórico del río James, el cordón umbilical embarrado que unió por primera vez el Nuevo Mundo a Inglaterra. En la década de 1970, los abusos habían dejado este tesoro nacional ambientalmente muerto río abajo de Richmond. Y una laguna temprana en la tradición arqueológica llevó a generaciones de historiadores a concluir erróneamente que el sitio original de Jamestown había sido inundado hace mucho tiempo por el río. Solo en los últimos años se ha demostrado que ese error era incorrecto, ya que el trabajo arqueológico en curso revela piezas nuevas del rompecabezas de Jamestown cada día.

La historia de Jamestown está llena de primicias desafortunadas. Para los nativos americanos, este lugar marca el comienzo de siglos de retroceso y pérdida, destrucción de civilizaciones antiguas y despojo de tierras familiares. Para los afroamericanos, Jamestown es el punto de partida de la larga tragedia nacional de la servidumbre humana y las generaciones de segregación, anulación y discriminación que siguieron a su paso. Incluso para algunos europeos occidentales, Jamestown trae a la mente historias de sufrimiento, tortura, canibalismo y otras tribulaciones tan horribles que a veces es una maravilla que todo el lugar no esté desierto y se haya abandonado a la basura.

Pero Jamestown no ha desaparecido. Ha sobrevivido como la historia arquetípica del regreso estadounidense, una historia de dificultades superadas por la voluntad humana de prevalecer.

Ningún lugar en los EE. UU. Puede llamarse con razón el único lugar de nacimiento de la nación. Los comienzos estadounidenses se pueden encontrar en Boston San Diego Filadelfia Nueva York Charleston, S.C. St. Augustine, Fla. Nueva Orleans y docenas de otros lugares. Una democracia, en realidad, es siempre un trabajo en progreso, que se desarrolla a un ciudadano a la vez en cada ciudad y aldea de la nación y en cada rincón del mundo tocado por la empresa, la locura, la asistencia o la guerra estadounidenses. Y, sin embargo, es aquí, en Jamestown, donde nos sumergimos por primera vez como uno (rojo, blanco y negro) en las turbulentas aguas de la identidad estadounidense. Es aquí, en ese sentido, donde comienza nuestra historia nacional. Y eso es algo que los estadounidenses de todo el mundo pueden hacer una pausa para conmemorar cuatro siglos después.

El corresponsal nacional de Cox Newspapers, Bob Deans, es el autor de "El río donde Estados Unidos comenzó: un viaje a lo largo del James".


Las verdaderas esposas de Jamestown

Aquellas mujeres inglesas que viajaron a la nueva colonia de Jamestown en busca de matrimonio y una nueva vida no fueron ni preparadas ni coaccionadas. No se puede decir lo mismo de sus homólogos africanos.

En diciembre de 1620, Anne Rickard estaba cansada de su vida en la parroquia londinense de St James Clerkenwell. Por razones que no se han dicho, decidió hacer algo al respecto y "suplicó y pidió" a los guardianes de la iglesia que escribieran un testimonio que declarara su buen carácter. En este documento escrito, atestiguaban que era una mujer de "tipo honesto ... vida y conversación honestas", "estimada y reputada" por su comunidad. A pesar de su posición local, Anne, una viuda, estaba "dispuesta a vivir en otra parte". Quería empezar de nuevo en Jamestown y, antes de emprender el viaje, Anne presentó su recomendación a la Compañía de Virginia. Era su medio para el Nuevo Mundo y una nueva vida.

Un artículo reciente en El guardián de Mark Lawson comparó a Anne Rickard y otras mujeres inglesas con "novias forzadas", una comparación provocativa que no podría estar más lejos de la verdad. Las verdaderas "novias de Jamestown" no fueron preparadas ni coaccionadas y, si se negaban a casarse, la violencia no era una amenaza real y aterradora. En cambio, su testimonio muestra que estaban dispuestos a viajar a la colonia y tomaron medidas para asegurarse de poder hacerlo. Es difícil entender por qué exactamente estas mujeres eligieron lanzar sus oportunidades con la colonia pero, leyendo entre líneas, parece que estaban entusiasmadas con la perspectiva de una aventura y estaban listas para comenzar por su cuenta en un lugar. que prometía nuevas oportunidades, al igual que los hombres que los habían precedido. Los comentarios de Lawson son otro ejemplo de cómo la autonomía y la capacidad de las mujeres se han borrado de la historia, pero las voces de las novias que aterrizaron en Jamestown no son difíciles de encontrar.

¿Qué los poseyó para desarraigarse y plantarse en un nuevo país? Vincularse mediante matrimonio a plantadores de tabaco en la colonia de Virginia fue mutuamente beneficioso. Hubo una recesión económica en Inglaterra en ese momento, lo que significa que muchos hombres jóvenes no podían permitirse formar una familia y tuvieron que posponer el matrimonio. En la colonia, sin embargo, la tierra y la prosperidad aparentemente no tenían límites. Allí, a las mujeres inglesas se les garantizaba la oportunidad de "establecerse" y, con la ayuda de un sirviente, administrar sus propios hogares. En este momento, las mujeres jóvenes ya abandonaron sus hogares y familias en busca de nuevas oportunidades "en el extranjero": Jamestown estaba un poco más lejos. Los hombres de la colonia creían que las mujeres también les harían la vida más cómoda al realizar lo que consideraban roles femeninos esenciales, como cuidadoras y amas de casa. También se tuvo en cuenta su satisfacción personal y su deseo de la compañía de las mujeres: se dijo que los hombres de Jamestown tenían corazones que estaban "inflamados ... por las necesidades de las comodidades del matrimonio".

Dejando a un lado la intimidad, se enviaron mujeres para resolver serias preocupaciones sobre la seguridad y permanencia de la colonia. Si los ingleses querían mantener un punto de apoyo en América del Norte, la colonia necesitaba desesperadamente más gente para reponer a los que habían muerto a causa de las enfermedades, el hambre y la violencia. Como madres y esposas, se consideraba que las mujeres tenían un papel esencial que desempeñar en el "asentamiento" del estatus de la colonia. Escribiendo en 1621, la Compañía de Virginia anunció que solo las mujeres servirían para "atar y arraigar las mentes de los plantadores a Virginia por los lazos de esposas e hijos". Antes de la llegada de las novias, había muy pocas mujeres inglesas en la colonia, dejando a casi todos los colonos jóvenes varones solteros y disponibles. Es posible que haya habido novias antes, que fueron eliminadas de la historia. Los arqueólogos en el sitio de Jamestown han encontrado mucha evidencia material que sugiere que las mujeres nativas americanas se establecieron en el fuerte tal vez como ayudantes domésticas o parejas sexuales (aunque esto nunca se documentó en los registros en inglés). Pero las mujeres nativas americanas no eran, a los ojos de sus contemporáneas, compañeras adecuadas. Se necesitaban mujeres inglesas si se quería mantener intacta una sociedad inglesa - cristiana.

Todas las mujeres que se aventuraron a la colonia de Jamestown en los años 1619-1621 para convertirse en novias de colonos tenían que demostrar que, como Anne Rickard, eran adecuadas. Las llegadas anteriores habían incluido reclusas de Bridewell, mujeres culpables de vagancia y delitos menores como "caminar de noche". Esta vez, la Compañía de Virginia anunció que solo necesitaba `` sirvientas jóvenes, guapas y honestamente educadas '' y, desde el verano de 1619 hasta la primavera de 1620, 90 mujeres zarparon hacia la colonia, seguidas poco después por 49 mujeres en el verano. de 1621.

La primera tarea que tuvieron las mujeres fue asegurar su paso, solicitando testimonios y recomendaciones de personas que estuvieran dispuestas a acompañarlas, en persona, a la Compañía de Virginia. Activaron las redes de asociados, amigos y familiares que tenían en Londres y otros lugares, pidiéndoles que respaldaran sus afirmaciones. Mary Ghibbs, de 20 años, que nació en Cambridge, le pidió a su tío Lott Peere (con quien vivía) y a su socio Gabriel Barbour que la recomendaran a ambos, quienes estaban profundamente involucrados en los asuntos de la Compañía de Virginia. Ann Jackson, también de 20 años, cuyo padre William, un jardinero, vivía en Westminster, solicitó su ayuda y la Compañía de Virginia registró que con su "consentimiento ella viene". Richard Hoare y Joan Child, hermano y hermana de Audrey Hoare, de 19 años, aprendiz de un fabricante de fustres, la acompañaron a la oficina de Virginia Company. Tener familiares y amigos presentes en Londres era una especie de seguridad: la empresa podía estar segura de que no se trataba de mujeres jóvenes desesperadas que huían de un escándalo.

De las declaraciones que hicieron a la Compañía de Virginia se desprende que procedían de diversos orígenes sociales: hijas de jardineros y zapateros, así como parientes de caballeros, como Margaret Bourdman, de 20 años, sobrina de Sir John Gypson, quien recibió 'buen testimonio' ​​de sus empleadores y vecinos. Las habilidades que afirmaban poseer reflejaban esta variedad de experiencia y estatus: mientras que Ann Tanner, de 27 años, hija de un esposo en Chelmsford, sabía cómo hilar, coser, preparar, hornear, hacer queso y mantequilla - '[sic]. Ann Harmer, de 21 años, hija de un caballero, afirmó que sabía "hacer todo tipo de trabajos en oro y seda". Ghibbs notó que era experta en hacer encaje de hueso, una afirmación, al parecer, que estaba destinada a reforzar su estado gentil, feminidad y honradez moral. Sin duda, algunos atributos serían más prácticos que otros al llegar a Jamestown.

Las mujeres también mostraron su voluntad de ir, tal vez incluso insinuando su idoneidad para el duro entorno de Jamestown. Abigail Downing, quien viajó a la colonia un poco más tarde en 1623, pagó el costo de su propio pasaje para que pudiera `` deshacerse de sí misma cuando regrese a Virginia '', para encontrar y casarse con un `` hombre honesto ''. '. También prometió que "se esforzaría y ... haría todo el servicio que sea adecuado" para "ganarse la dieta". No conocemos los antecedentes o la edad de Abigail, pero ya era viuda y se decía que pertenecía a una familia de "gente honesta" y "buena moda" (es decir, su comportamiento o comportamiento). Independientemente de los logros que tuviera, ya sea en la "maridaje" o en el arte más fino de la confección de encajes, podía aplicar sus habilidades para administrar su propia casa o el comercio en Jamestown. Su juramento habría sido una noticia reconfortante para el colono cansado Thomas Nicholls, quien se quejó el mismo año de que "las mujeres no hacen ... nada", excepto "devorar la comida de la tierra sin hacer ningún día".

Aunque muchas de las mujeres viajaron solas, como lo hizo Abigail Downing, algunas iban acompañadas de familiares o tenían previsto reunirse con familiares en la colonia. Ann Jackson de Salisbury se embarcó en esta aventura junto con su hermano John y el pariente de Ursula Clawson, Richard Pace, la acompañó junto a su esposa de regreso a Virginia, donde ya se había establecido. Jamestown era a menudo el destino final de los viajes que habían hecho por Inglaterra, desde Cheshire, Yorkshire, Buckinghamshire, Berkshire, Cambridgeshire, Essex, Herefordshire y Wiltshire, incluso Denbigh en Gales, antes de zarpar desde la Isla de Wight. Muchos ya se habían ido de casa para trabajar en Londres y se esperaba la separación familiar, especialmente en el momento en que ustedes entraron en servicio y luego se casaron. Londres pudo haber parecido tan ajeno a Margaret Bourdman de Bilton, Yorkshire, como lo hizo Jamestown.

En sus viajes a Virginia, también se tomó el mismo cuidado que se demostró para determinar el carácter honrado de las mujeres para su bienestar a bordo de los barcos. Varias facturas registradas por la Compañía de Virginia muestran que proporcionaron artículos esenciales para el viaje, como ropa, incluidos guantes blancos de piel de cordero, camas y ropa de cama. Para los pasajeros golosos, se compraron ciruelas pasas. Estos artículos, como las cofias que se compraron, permiten vislumbrar también las experiencias vividas por las mujeres a su llegada. Las cofias eran gorros blancos que solo las esposas podían llevar en la cabeza, como signo de modestia y del elevado estatus social de las mujeres casadas. Antes de salir de Inglaterra, la mayoría habían sido mujeres solteras en servicio. Ahora disfrutarían de una mayor posición social.

Cuando llegaron a Jamestown, las mujeres conocieron a sus futuros maridos y, para la Navidad de 1621, todos estaban casados. Se ha sugerido que se "vendieron" a los mejores postores por 150 libras. del tabaco, pero esto no es cierto. El tabaco, que valía aproximadamente £ 18 cuando se vendió en Inglaterra, debía cubrir el costo (£ 12) de transportar a cada mujer a Virginia, con una ganancia de £ 6 para el bolsillo de Virginia Company. Sin embargo, como el costo estimado original para equipar a cada mujer era de £ 8 (dinero que invirtieron los accionistas), la Compañía de Virginia estaba recuperando principalmente sus pérdidas. No asumamos tampoco que lo que siguió fue literalmente una especie de mercado de ganado. Se trataba de mujeres de "mejor tipo", que era poco probable que se hubieran dejado solas, y cualquier propuesta que recibieran probablemente se habría llevado a cabo a puerta cerrada y no al aire libre.

Yo también diría que exigir a los plantadores de tabaco que paguen por una esposa es una forma de garantizar que las mujeres, de familias buenas y "honestas", solo sean emparejadas con hombres adecuados. Al igual que en Inglaterra, este fue un medio para poner a prueba el valor económico y social de sus futuros maridos: ¿eran los plantadores `` más honestos e industriosos '', como se les había prometido, y podían afrontar los costos asociados con la creación de sus propios hogares? , para mantener una familia? Lo que hoy puede parecer una transacción fría, fue una especie de seguridad para las mujeres, que quedaron aisladas de las redes de apoyo que dejaron en Inglaterra.

La Compañía de Virginia prescribió que ninguna mujer debía ser presionada, en lugar de eso, ella tendría su elección de marido, cualquiera que fuera el hombre al que "se entregara con cariño". La empresa declaró claramente, "la libertad del matrimonio no nos atrevemos a infringir". Si no se violó la libertad de las mujeres inglesas, vale la pena recordar que este no fue el caso de todas las mujeres que llegaron a Jamestown en 1619. Angelo, una mujer cristiana originaria de Angola, fue vendida al capitán William Pierce. Ella estaba entre las 17 mujeres africanas que llegaron a la colonia en 1619, junto con 15 hombres africanos esclavizados, la primera en la América inglesa. Sabemos muy poco sobre sus vidas, pero estas son las mujeres reales que se enfrentaron a la violencia y fueron obligadas a subir a los barcos antes de desembarcar en Jamestown. Sus destinos estaban ligados a los de las mujeres inglesas que se casaban con los plantadores de tabaco, quienes cosecharían las recompensas de su trabajo no libre.

Misha Ewen es investigador en la Biblioteca Huntington en California.


El 24 de mayo de 1607, 100 colonos ingleses desembarcaron en un sitio elegido para la colonia de Jamestown, el primer asentamiento inglés permanente en la parte continental de América del Norte. ¡Fue entonces cuando las cosas salieron mal!

Cavar más profundo

La razón por la que eligieron esa ubicación se debió en gran parte a la falta de residentes nativos americanos en ese lugar. Por supuesto, había una razón por la que la tierra estaba desocupada, que debería haber sido una pista. Pantanosos, no aptos para la agricultura y la malaria, los colonos, como los colonos ingleses anteriores, no estaban preparados para la vida en el desierto. A diferencia de los inmigrantes a los Estados Unidos en los años 1800 y 1900, estos no eran personas pobres y trabajadoras, sino personas en mejor situación que no estaban acostumbradas al trabajo manual.

A los pocos meses, la mitad había muerto, algunos habían desertado para irse a vivir con los nativos locales, y cuando los barcos ingleses lo visitaron en 1608, dos tercios estaban muertos. El viaje de socorro había traído nuevas provisiones, así como colonos de Polonia y Alemania. Los dos viajes de reabastecimiento en 1608 también trajeron demandas de los inversionistas en Inglaterra de que los colonos devolvieran oro y otras materias primas, así como un sobreviviente de la Colonia Roanoke (no hubo ninguno). Los hombres del dinero ingleses no se daban cuenta de lo dura que era la vida en Jamestown.

Para 1609, las cosas seguían yendo mal, especialmente porque un viaje de socorro que trajo a 500 personas más y más suministros no había llegado debido al mal tiempo en el mar. Cuando llegaron los barcos en 1610, las cosas estaban tan mal que los miserables colonos supervivientes abordaron los barcos y zarparon hacia Inglaterra. Poco después, los barcos que regresaban se encontraron con una flota de socorro en su camino a Jamestown y ambos grupos se dirigieron de regreso allí, esta vez para siempre.

El asentamiento finalmente comenzó a expandir su agricultura, especialmente con las semillas de tabaco traídas del Caribe, infringiendo la tierra de los nativos americanos e induciendo conflictos. La nueva fuente de un cultivo comercial atrajo a más colonos y la colonia estaba firmemente atrincherada, allí para quedarse para siempre.

Los científicos ahora nos dicen que durante la "época de hambre" de 1609 a 1610 los colonos habían sobrevivido sólo a través del canibalismo, algo que a la mayoría de los niños en edad escolar no se les enseña cuando aprenden sobre el asentamiento de América. De un total de 6000 colonos europeos que llegaron a Jamestown entre 1608 y 1624, alrededor de 2600 habían muerto.

De manera típica inglesa, los nativos americanos fueron maltratados, lo que provocó numerosos enfrentamientos con los colonos, incluida la quema de gran parte de Jamestown en un par de ocasiones. Inicialmente, a los europeos no ingleses no se les permitió votar, lo que resultó en una huelga de los colonos polacos y una relajación de esa regla. Se trajeron esclavos africanos para proporcionar la gran fuerza laboral necesaria para cultivar con éxito tabaco y otros cultivos.

Anverso del dólar de plata del 400 aniversario de Jamestown, el & # 8220Three Faces of Diversity & # 8221 de Jamestown

A mediados de la década de 1700, Jamestown se había desvanecido de la prominencia en Virginia y se había convertido en un remanso rural, y las funciones de la ciudad se trasladaban a lugares como Williamsburg. La historia del asentamiento de Jamestown está lejos de los inspiradores cuentos de hadas que se enseñan en la escuela primaria. La colonia estaba mal planificada, mal abastecida y atendida por personas inadecuadas para el trabajo duro. De alguna manera, esta colonia sobrevivió y ese hecho tiene mucho que ver con cómo Estados Unidos terminó donde está hoy, 300 millones de personas que viven en la nación más poderosa de la Tierra. ¡Solo ten en cuenta a Jamestown cuando alguien te invite a una colonia en la luna!

Pregunta para estudiantes (y suscriptores): ¿Es usted descendiente de los primeros colonos de Jamestown? Háganos saber en la sección de comentarios debajo de este artículo.

Si le gustó este artículo y le gustaría recibir una notificación de nuevos artículos, no dude en suscribirse a Historia y titulares gustándonos en Facebook y convertirse en uno de nuestros patrocinadores!

¡Apreciamos mucho su número de lectores!

Evidencia histórica

Para obtener más información, consulte & # 8230

Cooper, Michael. Jamestown, 1607. Casa de vacaciones, 2006.

Lange, Karen. 1607: una nueva mirada a Jamestown. National Geographic Children & # 8217s Books, 2007.

The featured image in this article, a painting by Sidney King of a Jamestown Settler who died in the swamp going for water, is in the public domain in the United States because it is a work prepared by an officer or employee of the United States Government as part of that person’s official duties under the terms of Title 17, Chapter 1, Section 105 of the US Code.

About Author

Major Dan is a retired veteran of the United States Marine Corps. He served during the Cold War and has traveled to many countries around the world. Prior to his military service, he graduated from Cleveland State University, having majored in sociology. Following his military service, he worked as a police officer eventually earning the rank of captain prior to his retirement.


Jamestown, England’s first permanent and thriving settlement in the Americas, was established on May 4, 1607 in present-day Virginia. The settlement, which was initially led by English Captain John Smith, would go on to boom for close to century before it was eventually abandoned for Williamsburg a few miles away.

The Jamestown Colony was England’s way of making an entrance into the Americas, after the Spanish (led by Christopher Columbus) had already started making their presence felt on the continent. The original number of English settlers was in the region of 100. Financed by the Virginia Company of London, the settlers first made camp along the James River.

The history of Jamestown Colony is one that began with horrid accounts of starvation, murders, cannibalism, and diseases. There were also several deadly clashes between Native Americans in the area and the English settlers. But for the influx of new settlers (including women) from England with much-needed supplies, the Jamestown Colony could have failed catastrophically in 1610/1611.

Aside from its early trading activities, Jamestown was also the very place where Captain John Rolfe, Smith’s replacement, married a Native American princess called Pocahontas. The marriage brought a modicum of peace between the settlers and the Natives. In the decades to come, the colony expanded rapidly from James Fort to the east.

Up until the capital moved to Williamsburg (around 1699), Jamestown was the most vibrant place in Virginia with a lot of tobacco trading going on.

Purpose of Jamestown Colony

With the race to the Americas unequivocally won by the Spanish (i.e. Christopher Columbus’ famed journey to the region in 1492), England too wanted to profit from the resource-rich continent. The English went ahead and established the Roanoke Colony in 1587 on an island just off the shores of present-day North Carolina. With reasons unknown up to this day, the Roanoke Colony was a complete failure , vanished from existence in just under a few years.

Learning from its disastrous first settlement, England dispatched a second batch of sailors and settlers to the continent. King James I of England in 1606 put a London-based company, the Virginia Company, in charge of the expedition. Aside from setting up a new colony, the Virginia Company were tasked to look for valuable mineral deposits on the continent. And like Christopher Columbus, the English sailors wanted to find a safe passage to India in order to expand trading ties into those regions.

Landing and Composition of early settlers

Jamestown landings started in 1607 | Image Source: National Park Service

The Virginia Company assembled a team of about 100 settlers (all men and boys), who were led by Commander Christopher Newport. The expedition set off in December 1606 on three ships – The Susan Constant, the Godspeed, y the Discovery.

Upon arrival in April 1607, they chose what is now the island off the coast of James River. The settlers quickly set up a governing team which included Captain John Smith. Three groups formed emerge: there was a group in charge of building houses, defense structures and storehouses there was another group that took to planting crops and the third group focused on investigating the minerals in the surrounding region.

The settlers came to call their new settlement James Towne (or James Forte), most certainly named after King James I of England. They built mainly houses and small stores to house food supplies and weapons. There was also a church in the settlement.

With the departure of Commander Newport to England, Captain John Smith became the group’s leader. Newport left for England to present a report on his findings to the king.

Initial struggles and clashes with Native Americans

Considering the fact that it was a new settlement on a starkly unknown continent, the first settlers of Jamestown really struggled. Not only were they up against the elements, they had to contend with hunger and diseases. To survive, they had no option than to feed upon their horses, dogs, mice, rats and cats.

A significant portion of the settlers succumbed to typhoid due to the unclean (arsenic as well) water in the surrounding mosquito and bug-infested, swampy area. Out of the 100 or so settlers that arrived in May 1607, only about 38 survived as at 1608.

Jamestown Colony – Governor George Percy

Of all the struggles that they had to endure, none was worse than the clashes they had with Native Americans in the region. Jamestown settlers had to always be on alert for Native American attacks. Those attacks predominantly came from the Algonquian tribes.

After the Native’s realized that the English were going nowhere, the chief of the Algonquain, Chief Powhatan, worked to restore peace between the two people. He and Captain Smith met up and discussed peace and trading terms in 1608. Due to the understanding that was reached, the English settlers’ situation got a bit better through trading with the Algonquains.

The Starving Time

Captain John Smith made a return to England in 1609. In his absence, Jamestown struggled to cope with the challenges of the region. The biggest of those challenges was the devastating winter of 1610, termed as the “Starving Time”. The freezing conditions tore through the settlement, causing further hunger and deaths.

It is believed that the winter that year claimed the lives of at least 100 settlers. So severe was the winter that some settlers took to cannibalism in order to stay alive. We know of this because of the unearthed archaeological evidence from the area. Horrific accounts of this cannibalism were also contained in the diary group leader George Percy kept.

All hope seemed lost until shipments from England arrived in late spring of 1610. The ships brought in the much needed supplies. Aboard the ship was also Lord De La Warr, the colony’s first governor.

Governance of Jamestown Colony

Lord De La Warr’s time as governor was rather a brief one due to his illness. After Warr’s return to England, King James I appointed Sir Thomas Gates as the governor of the colony.

Sir Thomas and his lieutenant Sir Thomas Dale held the colony together and kept it running under English laws. They two men brilliantly managed the relationship between the colony and the Native Americans. Unlike his predecessors, Sir Thomas was much tougher on the Native tribes. He and his men ravaged the lands and homes of the Algonquains, leaving scores dead. With this carnage came the construction of forts and more sophisticated walls around Jamestown.

The colony also started expanding, stretching along the James River all the way into New Town. They also got better at planting corn and other crops in the region. Gradually, they picked up a lot of vital survival tips and tools from the Algonquains.

Growth and Expansion

Jamestown history and Facts | Image Source: National Park Service, Jamestown – Sidney King Paintings

Much of the technology exchanges between the Algonquains and the colony came right after the marriage between John Rolfe and Pocahontas. Rolfe was an influential member of the governing council of the colony. He was also an experienced tobacco planter. As for Pocahontas, she was an Algonquain princess, i.e. the beloved daughter of Chief Powhatan.

The marriage brought about relative peace and prosperity to the colony. The colony thrived for decades due to the introduction of different forms of tobacco seeds brought from the Caribbean.

By 1619, there was a General Assembly up and running. Although, only male landowners were allowed to cast their vote, governance of the colony seemed to go really well. In the months to come, enslaved Africans hit the shores of Virginia.

Alqonquains’ sudden U-turn

The late 1610s saw the deaths of Pocahontas and Chief Powhatan. The deaths of those two, coupled with the English never-ending desire for new lands, resulted in strained relationship between Jamestown Colony and the Natives.

Chief Powhatan’s successor, Opechankeno, had grown extremely fed up by the English incursions into his land. He responded with brute force. In late March 1622, Opechankeno attacked Jamestown and killed close to 400 English settlers. That number represented about 20% of the settler’s population. While all that occurred, the English had to contend with deaths from diseases.

How Jamestown officially became a British Colony

Realizing his prized American colony was in danger of going extinct, King James stepped in and absorbed Jamestown as a royal colony of the English Empire in 1624.

With Jamestown, Virginia, now under the control of the English Crown., more and more English settlers poured onto the continent. Great and bigger fortifications were also made to guard against attacks from Opechankeno and his tribe. Guns and other hardware flowed into the colony as well. All of those measures were enough compelling reason to force the Powhatans to sign a peace treaty, which saw them relinquish their lands to the English.

Although sporadic conflicts between the English and Native Americans continued to prevail, Jamestown Colony was never in real danger of being overrun by Native Americans. The English Crown had pumped enough men and resources to keep the colony relatively safe. With the exclusion of the Bacon Rebellion in 1675, nothing much hindered the progress of Jamestown and the whole of Virginia Colony. And in just under a year or so, Nathaniel Bacon’s rebellion was quickly put down by then-English king, Charles II.

So how did Jamestown get abandoned?

Jamestown in effect started going downhill around 1698. It started with the unfortunate destruction of the statehouse, which was razed to the ground by a fire incident. Owing to the destruction of the town hall, much of the administration of Jamestown moved to Middle Plantation, also known as Williamsburg. This move resulted in settlers gradually relocating to Williamsburg, and soon Williamsburg was proclaimed as the capital of the Virginia Colony. By the start of the 18 th century, Jamestown had been left abandoned.


The Indispensable Role of Women at Jamestown

Women at Governor Harvey's Jamestown industrial enclave, c. 1630. Detail from painting by Keith Rocco.

National Park Service, Colonial NHP


". the plantation can never florish till families be planted and the respect of wives and children fix the people
on the soil."

Sir Edwin Sandy, Treasurer
Virginia Company of London, 1620

THE LURE OF VIRGINIA - GOD, GLORY, AND GOLD: These were the forces that lured the first English settlers in 1606 to the new and untamed wilderness of Virginia. They carried with them the Church of England and the hopes to convert the Native Americans to Protestant Christianity. They wanted to establish an English hold on the New World and exploit its resources for use in the mother country. Some desired to find its fabled gold and riches and others longed to discover a northwest passage to the treasures of the Orient.

INITIAL LACK OF WOMEN: The settlers were directed by the Virginia Company of London, a joint-stock commercial organization. The company's charter provided the rights of trade, exploration and settlement in Virginia. The first settlers that established Jamestown in 1607 were all male. Although some, like historian, Alf J. Mapp Jr. believe that ". it was thought that women had no place in the grim and often grisly business of subduing a continent. " the omission of women in the first group of settlers may simply mean that they were not, as yet, necessary.

REASONS BEHIND DELAY: The company's first priority in Virginia was possibly to build an outpost, explore and determine the best use of Virginia's resources for commercial profits. The exclusion of women in the first venture supports the possibility that it was an exploratory expedition rather than a colonizing effort. According to historian Philip A. Bruce, it is possible that had colonization not been required to achieve their commercial goals, the company might have delayed sending permanent settlers for a number of years.

ESTABLISHING PERMANENCY: Once the commercial resources were discovered, the company's revenues would continue only if the outpost became permanent. For Jamestown to survive, many unstable conditions had to be overcome.

  1. A clash of cultures existed between the Englishmen and the Native Americans with whom they soon found to need to trade as well as to Christianize.
  2. Settlers were unprepared for the rugged frontier life in a wilderness.
  3. Many settlers intended to remain in Virginia only long enough to make their fortune and then return home to England.

WOMEN'S INDISPENSABLE ROLE: Providing the stability needed for Jamestown's survival was the indispensable role played by Virginia women. Their initial arrival in 1608 and throughout the next few years contributed greatly to Jamestown's ultimate success. Lord Bacon, a member of His Majesty's Council for Virginia, stated about 1620 that "When a plantation grows to strength, then it is time to plant with women as well as with men that the plantation may spread into generations, and not be ever pieced from without."

CONTRIBUTIONS OF EARLY VIRGINIA WOMEN: The first woman to foster stability in Jamestown was not an English woman but a native Virginian. Pocahontas, the daughter of Chief Powhatan, was among the first Native Americans to bring food to the early settlers. She was eventually educated and baptized in the English Religion and in 1614 married settler John Rolfe. This early Virginia woman helped create the "Peace of Pocahontas," which for several years, appeased the clash between the two cultures.

One of the first English women to arrive and help provide a home life in the rugged Virginia wilderness was young Anne Burras. Anne was the personal maid of Mistress Forrest who came to Jamestown in 1608 to join her husband. Although the fate of Mistress Forrest remains uncertain, that of Anne Burras is well known. Her marriage to carpenter John Laydon three months after her arrival became the first Jamestown wedding. While Jamestown fought the become a permanent settlement, Anne and John began a struggle to raise a family of four daughters in the new Virginia wilderness. Certainly, Anne and her family began the stabilization process which would eventually spur the colony's growth.

Another young woman, Temperance Flowerdew, arrived with 400 ill-fated settlers in the fall of 1609. The following winter, dubbed the "Starving Time," saw over 80 percent of Jamestown succumb to sickness, disease and starvation. Temperance survived this season of hardship but soon returned to England. By 1619, Temperance returned to Jamestown with her new husband, Governor George Yeardley. After his death in 1627, she married Governor Francis West and remained in Virginia until her death in 1628. Her many years in Virginia as a wife and mother helped fill the gap in Jamestown's early family life.

In July 1619, settlers were granted acres of land dependent on the time and situation of their arrival. This was the beginning of private property for Virginia men. These men, however, asked that land also be allotted for their wives who were just as deserving ". because that in a newe plantation it is not knowen whether man or woman be the most necessary."

The Virginia Company of London seemed to agree that women were indeed quite necessary. They hoped to anchor their discontented bachelors to the soil of Virginia by using women as a stabilizing factor. They ordered in 1619 that ". a fit hundredth might be sent of women, maids young and uncorrupt, to make wives to the inhabitants and by that means to make the men there more settled and less movable. " Ninety arrived in 1620 and the company records reported in May of 1622 that, "57 young maids have been sent to make wives for the planters, divers of which were well married before the coming away of the ships."

Jamestown would not have survived as a permanent settlement without the daring women who were willing to leave behind their English homes and face the challenges of a strange new land. These women created a sense of stability in the untamed wilderness of Virginia. They helped the settlers see Virginia not just as a temporary place for profit or adventure, but as a country in which to forge a new home.


Ver el vídeo: La Conquista de Norteamérica 14: El Noreste - Documental (Mayo 2022).