La historia

Servicio Exterior - Historia

Servicio Exterior - Historia


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Servicio extranjero - parte del Departamento de Estado. El Servicio Exterior tiene miles de embajadores y miembros del personal, que están capacitados para representar a los Estados Unidos en embajadas, misiones, oficinas de enlace, consulados y otras agencias en los Estados Unidos y en todo el mundo. Los embajadores reportan al presidente a través del secretario de Estado. Son responsables de implementar la política exterior civil estadounidense dentro de los países a los que están asignados.

.

. .



Servicio Exterior - Historia

Si bien el Departamento luchó con el macartismo, también buscó modernizar sus prácticas de personal. El crecimiento de la posguerra produjo lo que un historiador describió como "inercia, inflexibilidad y pérdida de eficiencia en el uso del personal". Stanton Griffis, un empresario que se desempeñó como embajador en varios países, satirizó más tarde la confusa situación. Las misiones en el extranjero, señaló, constituían "una fantástica red de hombres, mujeres y máquinas de escribir, que informan [sobre] las condiciones políticas, económicas, laborales y agrícolas". Estos informes luego fueron a Washington, donde fueron archivados inmediatamente. Luego, “el equipo local, después de haber eliminado adecuadamente la información del campo, procede a escribir sus propios informes interminables para avanzar hacia el mismo destino final en las embajadas de todo el país. mundo."

Los problemas de personal del Departamento de Estado posteriores a 1945 atrajeron la atención de una comisión creada para investigar todos los aspectos de la organización gubernamental después de la Segunda Guerra Mundial, encabezada por el ex presidente Herbert Hoover. En 1949, la comisión pidió reformas para eliminar una fuente importante de dificultad: las distinciones negativas entre los funcionarios del Servicio Exterior y los empleados del Servicio Civil que formaban parte del personal de la sede del Departamento en Washington. En 1954, el Secretario de Estado Dulles le pidió a Henry M. Wriston, presidente de la Universidad de Brown, que emprendiera un estudio de las prácticas del personal del Departamento. Dulles llamó la atención sobre una serie de preocupaciones, entre ellas la mala moral debido a deficiencias gerenciales, el bajo ingreso al Servicio Exterior y las desigualdades que se derivan de las variaciones en el trato de las diferentes categorías de empleados. Después de examinar estos asuntos, Wriston pidió la integración de muchos empleados del Servicio Civil en el Servicio Exterior, un proceso que tomó varios años y se conoció como "Wristonización". A fines de 1957, el Servicio Exterior se había más que duplicado en tamaño a 3.436 oficiales. En agosto de 1959, se asignaron 1.523 oficiales del Servicio Exterior a puestos en el Departamento en un esfuerzo por mejorar las comunicaciones entre Washington y las misiones en el extranjero y cumplir con el requisito legal de que los oficiales del Servicio Exterior pasen una parte de sus carreras en los Estados Unidos.


Contenido

El USDA envió a su primer empleado al extranjero en 1882, con la asignación de Edmund Moffat a Londres. [2] En 1894, el USDA creó una Sección de Mercados Extranjeros en su División de Estadísticas, que en 1901 contaba con siete empleados. [3]

Fue sucedido en las próximas décadas por unidades cada vez más grandes. La creación de esta serie de unidades en Washington para analizar la competencia extranjera y la demanda de productos agrícolas fue paralela a la asignación en el extranjero de agentes estadísticos agrícolas, especialistas en productos básicos y "comisionados agrícolas".

Moffat salió como "agente estadístico" de la División de Estadísticas del USDA, pero con el estatus de Cónsul General Adjunto en la lista del Departamento de Estado en Londres. [4] Los funcionarios posteriores del USDA asignados al extranjero, sin embargo, no gozaron de estatus diplomático o consular. Esto impidió su trabajo, que en ese momento consistía principalmente en recopilar, analizar y transmitir a Washington información de mercado urgente sobre productos agrícolas. [5]

La unidad analítica en Washington, a principios de la década de 1920 supervisada por Leon Estabrook, subdirector de la Oficina de Economía Agrícola del USDA, compiló publicaciones basadas en informes del personal del USDA en el extranjero, los cónsules de los EE. UU. En el extranjero y los datos recopilados por el Instituto Internacional de Agricultura. [6]

En 1924, los funcionarios del USDA Nils Olsen y Louis Guy Michael y el congresista John Ketcham comenzaron a redactar la legislación para crear un servicio de agregado agrícola con estatus diplomático. La legislación fue aprobada por la Cámara varias veces, pero no fue aprobada por el Senado hasta 1930, en parte debido a la oposición del entonces secretario de Comercio, Herbert Hoover. Hoover, sin embargo, finalmente apoyó la legislación para obtener el apoyo del bloque agrícola durante su campaña presidencial. [7] En consecuencia, el Servicio Agrícola Extranjero fue creado por la Ley del Servicio Agrícola Extranjero de 1930 (46 Stat. 497), que el presidente Herbert Hoover promulgó como ley el 5 de junio de 1930.

La ley estipuló que el FAS consistiría en funcionarios del USDA en el extranjero. El USDA también creó una División de Servicio Agrícola Extranjero dentro de la Oficina de Economía Agrícola para servir como personal de la sede de la FAS en Washington, D.C., nombrando a Asher Hobson, un destacado economista y politólogo, como su primer jefe. La Ley de 1930 otorgó explícitamente a los funcionarios de ultramar del USDA el estatus diplomático y el derecho al título diplomático. agregado. En poco tiempo, FAS envió personal adicional al extranjero, a Marsella, Pretoria, Belgrado, Sydney y Kobe, además del personal existente en Londres, Buenos Aires, Berlín y Shanghai. En Washington, Hobson contrató a Lazar Volin, un emigrado ruso, como el primer analista regional de la agencia con sede en DC, para que se especializara en el estudio de Rusia como competidor de la agricultura estadounidense.

En 1934, el Congreso aprobó la Ley de Acuerdos Comerciales Recíprocos, que estipulaba que el Presidente debía consultar con el Secretario de Agricultura al negociar reducciones arancelarias para los productos agrícolas. El secretario de Agricultura, Henry A. Wallace, delegó esta responsabilidad en la División del Servicio Agrícola Exterior, y así comenzó el papel de la FAS en la formulación e implementación de la política comercial internacional. [8] El FAS lideró las negociaciones arancelarias agrícolas, concluyendo primero un nuevo acuerdo arancelario con Cuba, seguido de Bélgica, Haití, Suecia, Brasil y Colombia. En 1939, se establecieron nuevos aranceles agrícolas con 20 países, incluido el Reino Unido, el mayor socio comercial agrícola de Estados Unidos. [9]

Esta nueva responsabilidad impulsó un cambio en los informes de campo de las oficinas en el extranjero. Para negociar acuerdos arancelarios, la FAS necesitaba información completa sobre las políticas agrícolas nacionales de los socios comerciales, y la fuente principal de esta información eran las oficinas de campo de la agencia en el exterior. Por lo tanto, además de los informes tradicionales sobre productos básicos, se pidió a los agregados y comisionados que agregaran análisis de políticas a sus carteras. [10]

El 1 de diciembre de 1938, la División del Servicio Agrícola Exterior fue mejorada, subordinada directamente al Secretario y rebautizada simplemente como Servicio Agrícola Exterior. Sin embargo, el 1 de julio de 1939, el presidente Franklin D. Roosevelt ordenó que todo el personal diplomático, incluidos los agregados y comisionados agrícolas, fuera transferido al Departamento de Estado. [11] El Servicio Agrícola Exterior fue abolido y el personal de su sede pasó a llamarse Oficina de Relaciones Agrícolas Exteriores (OFAR). [12] En ese momento, la Directora de Relaciones Agrícolas Exteriores, Leslie A. Wheeler, fue nombrada por orden ejecutiva para la Junta del Servicio Exterior y la Junta Examinadora, un reconocimiento del estatus de la OFAR como agencia de asuntos exteriores. [13]

La OFAR comenzó a manejar la ayuda alimentaria en 1941 cuando el presidente Roosevelt y el Congreso autorizaron $ 1,350 millones de ayuda alimentaria a Gran Bretaña. Durante este período, la OFAR también dirigió negociaciones que dieron como resultado la creación del Consejo Internacional del Trigo y comenzaron a ayudar a los países latinoamericanos a desarrollar su agricultura. Este último esfuerzo estaba relacionado con la necesidad de productos estratégicos a medida que se avecinaba la Segunda Guerra Mundial, así como la necesidad de unir a América del Sur más cerca de los Aliados y así evitar que la Alemania nazi se afianzara en el Nuevo Mundo. [14] Durante la Segunda Guerra Mundial, la OFAR analizó la disponibilidad de alimentos en países aliados y enemigos, y promovió el almacenamiento de 100 millones de bushels (2,7 millones de toneladas métricas) de trigo para alimentar a los refugiados después del anticipado final de la guerra. [15]

Después de la guerra, la OFAR fue fundamental para llevar a cabo la reforma agraria en Japón y ofrecer asistencia técnica agrícola en el marco del Plan Marshall y el Programa del Punto Cuatro. En 1953, la OFAR tenía aproximadamente 400 especialistas agrícolas trabajando en programas de desarrollo en 27 países extranjeros. La OFAR también continuó con los programas de ayuda alimentaria, en particular utilizando las autoridades de la Ley Agrícola de 1949 para donar productos excedentes. La intención de estos esfuerzos fue, en primer lugar, combatir el comunismo, en segundo lugar, promover las ventas de exportación de productos agrícolas estadounidenses y, en tercer lugar, mejorar las dietas en países extranjeros mediante la extensión de la asistencia técnica y la transferencia de tecnología. [dieciséis]

En este punto, la OFAR dirigió el trabajo de los programas de asistencia técnica en el exterior, mientras que el Departamento de Estado dirigió el trabajo de los agregados agrícolas. Las fricciones comenzaron a desarrollarse cuando el Departamento de Estado comenzó a negar las solicitudes de información de los agregados del USDA, lo que llevó a la presión tanto de los grupos de productores agrícolas como de los congresistas influyentes para que los agregados fueran devueltos al control del USDA. [17]

La OFAR participó activamente con el Departamento de Estado en la negociación del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), firmado en 1947 y ampliado a través de rondas de negociación posteriores, aunque la agricultura no fue un foco importante hasta la Ronda Uruguay de negociaciones. Al mismo tiempo, la OFAR estuvo muy involucrada en la fundación de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, con la Directora de Relaciones Agrícolas Exteriores, Leslie A. Wheeler, desempeñando un papel particularmente instrumental. [15]

El 10 de marzo de 1953, el Secretario de Agricultura Ezra Taft Benson abolió la OFAR y reconstituyó el Servicio Agrícola Exterior. [18] En abril de 1954, FAS entregó asistencia técnica relacionada con la seguridad nacional a la Administración de Cooperación Internacional (precursora de USAID) y comenzó a concentrarse en el desarrollo del mercado extranjero para productos agrícolas estadounidenses, lo que indica un cambio radical en el enfoque de la agencia. [19] El 1 de septiembre de 1954, luego de la aprobación de H.R. 8033 (P.L. 83-690), los agregados agrícolas fueron transferidos de regreso del Departamento de Estado al FAS.

En el mismo año, el Congreso aprobó la Ley Pública 480 (P.L. 83-480), la Ley de Alimentos para la Paz, que se convirtió en la columna vertebral de los esfuerzos de ayuda alimentaria y desarrollo del mercado de FAS. Los agregados agrícolas comenzaron a negociar acuerdos para la venta en condiciones favorables de productos agrícolas estadounidenses a países extranjeros en términos de hasta 30 años y en sus propias monedas locales. La Ley era poco común porque permitía que los acuerdos hechos por la FAS pasaran por alto el consejo y el consentimiento normales del Senado de los Estados Unidos. [20]

En 1955, FAS comenzó a firmar acuerdos de cooperación con grupos que representaban a productores estadounidenses de productos básicos específicos para expandir la demanda extranjera. El primer acuerdo de este tipo se firmó con el Consejo Nacional del Algodón. Esta actividad pasó a denominarse Programa de Cooperadores de Desarrollo de Mercados, y a los propios grupos se les denominó "cooperadores". [21]

En 1961, el Gerente General de Ventas del Servicio de Estabilización de Productos Básicos (CSS) del USDA y su personal se fusionaron en FAS, trayendo consigo la responsabilidad operativa de los programas de crédito a la exportación y ayuda alimentaria. En particular, el Gerente General de Ventas era responsable de fijar los precios para la venta de exportación de los excedentes de productos básicos de propiedad del USDA que se habían adquirido a través de programas nacionales de apoyo a la agricultura. [22] Al mismo tiempo, el Gestor de intercambio y acopio de CSS también se trasladó a FAS. En la era de la posguerra, la Commodity Credit Corporation del USDA estuvo muy involucrada en los esfuerzos para intercambiar productos de propiedad de CCC adquiridos a través de programas nacionales de apoyo a la agricultura por productos estratégicos disponibles en países extranjeros que no disponían de divisas fuertes. Sin embargo, a mediados de la década de 1960, a medida que las economías europeas y asiáticas se recuperaron, el énfasis en el trueque disminuyó. [23]

En 1969, el Gerente General de Ventas y su personal se separaron para formar una agencia separada del USDA, el Export Marketing Service (EMS). [24] En 1974, sin embargo, EMS se volvió a fusionar con FAS. [25] En 1977, bajo presión del Congreso, la Administración Carter creó una "Oficina del Gerente General de Ventas" nominalmente encabezada por el Gerente General de Ventas, pero en realidad sigue siendo una subunidad de FAS y subordinada al Administrador de FAS. [26] En 1981, la Administración Ronald Reagan abolió la Oficina del Gerente General de Ventas y restauró formalmente su estatus como área de programa de FAS. [27] Durante ese tiempo, las responsabilidades del GSM se expandieron de la mera disposición de los excedentes a la gestión de los programas de garantía de crédito a la exportación de productos básicos, los programas de asistencia alimentaria extranjera y los programas de crédito directo.

El Servicio Agrícola Exterior, una agencia de relaciones exteriores desde 1930, se incluyó en la Ley del Servicio Exterior de 1980. A los agregados agrícolas se les ofreció la opción de permanecer como funcionarios públicos o quedar exentos en el Servicio Exterior. Desde entonces, la gran mayoría de los funcionarios agrícolas en el extranjero, al igual que los funcionarios del Departamento de Estado en el extranjero, han sido funcionarios del servicio exterior. Desde 1953, 12 ex agregados agrícolas han sido confirmados como embajadores estadounidenses.

Las tensiones comerciales con la Comunidad Económica Europea (CEE) estallaron en 1962 con la primera "Guerra de los pollos", una disputa comercial derivada de la aplicación por la CEE de aranceles protectores sobre la carne de aves de corral importada de los Estados Unidos en represalia por la imposición de un límite máximo por parte del presidente Kennedy. sobre importación de textiles y aumento de aranceles sobre alfombras, vidrios y bicicletas. Los negociadores y analistas de FAS, incluido el futuro administrador Rolland "Bud" Anderson, apoyaron las conversaciones que dieron como resultado que la CEE pagara 26 millones de dólares en daños, aunque, en palabras de Anderson, "Ganamos la batalla pero perdimos la guerra porque las exportaciones estadounidenses de estos productos a Europa pronto se volvió insignificante ". La llamada "Guerra de los pollos" fue precursora de muchas otras disputas comerciales, incluida la "Guerra de las aves de corral" de 2002, cuando Rusia tomó represalias contra los aranceles estadounidenses sobre el acero prohibiendo las importaciones de carne de aves de corral estadounidense y la disputa sobre la Unión Europea. prohibición de las importaciones de carne vacuna estadounidense producida a partir de ganado tratado con estimulantes del crecimiento.

En 1972, una cosecha de cereales cortos en la URSS dio como resultado que la Unión Soviética concluyera discretamente contratos de compra de cereales con un número relativamente pequeño de comerciantes de cereales multinacionales privados y secretos que dominaban el comercio mundial de cereales. Debido a que los estudios de cultivos a mediados de primavera habían dado la impresión de un cultivo normal, el agregado agrícola de FAS en Moscú decidió no realizar un seguimiento con viajes adicionales de observación de cultivos y, por lo tanto, se perdió una sequía severa que se produjo después del último viaje. Como resultado de este lapso, los comerciantes internacionales de granos y las naciones exportadoras desconocían la extrema necesidad de los soviéticos de importaciones masivas de granos. Cuando se conoció el alcance de las compras soviéticas, la URSS había asegurado suministros a precios bajos y subsidiados, dejando a otros importadores y consumidores luchando por lo que quedaba a precios significativamente más altos. [28] [29] Este evento, conocido como el "Gran Robo de Granos", llevó a la creación en el Servicio Agrícola Exterior de una unidad de imágenes satelitales para la detección remota de las condiciones de los cultivos extranjeros, la negociación de un acuerdo de cereales a largo plazo (LTA) con la Unión Soviética y la imposición de un requisito de presentación de informes sobre las ventas de exportación para los exportadores de cereales estadounidenses. También hizo hincapié en FAS sobre la necesidad de una observación "en el terreno" de las condiciones de los cultivos en países críticos.

En la década de 1980, la Comunidad Económica Europea (CEE) surgió como un competidor de las ventas de exportación, en particular de cereales. Las restituciones (subsidios) a las exportaciones de la CEE socavaron las ventas estadounidenses, con el resultado de que los miembros del Congreso de los estados agrícolas, encabezados por el senador Bob Dole de Kansas, impulsaron una nueva legislación que autorizaba un subsidio más amplio a las ventas comerciales de exportación. Este Programa de Mejoramiento de las Exportaciones (o EEP, aunque originalmente fue llamado "BICEP" por el Senador Dole) se utilizó principalmente para contrarrestar los subsidios de la CEE en mercados importantes. El uso de EEP abrió a los Estados Unidos a las críticas de los países menos desarrollados sobre la base de que los subsidios a la exportación socavaban a sus propios agricultores al deprimir los precios mundiales de las materias primas. A mediados de la década de 1990, el EEP fue abandonado en gran medida en favor de la negociación de una prohibición multilateral de los subsidios a las exportaciones agrícolas que se utilizó por última vez, para una venta única, durante la administración Clinton. Con la fundación de la Organización Mundial del Comercio en enero de 1995, los apoyos agrícolas internos que distorsionan el comercio se limitaron en todos los estados miembros y se prohibieron las cuotas absolutas de importación, pero las negociaciones para eliminar los subsidios a la exportación continúan.

FAS ha administrado programas de asistencia alimentaria desde 1941 y, en la actualidad, utiliza una combinación de autoridades estatutarias. Los programas tradicionales son la Sección 416 (b) de la Ley Agrícola de 1949, que hace que los excedentes estén disponibles para donaciones en el extranjero, y el Título I de la Ley Pública 480 (Alimentos para la Paz), que autoriza las ventas en condiciones favorables. Estos programas fueron diseñados para respaldar transacciones de gobierno a gobierno. La Ley Agrícola de 1985 creó el programa Alimentos para el Progreso, que facilitó la entrega de ayuda alimentaria a través de organizaciones no gubernamentales y gobiernos extranjeros. Food for Progress puede recurrir a diversas fuentes, incluidos los excedentes en especie y los fondos asignados.

La adición más reciente a la variedad de programas de ayuda alimentaria implementados por FAS es el Programa Internacional de Alimentos para la Educación y Nutrición Infantil McGovern / Dole. Nombrado en honor del Senador Dole y el Senador George McGovern, apoya los programas de alimentación escolar en los países menos desarrollados y se reserva la autoridad para apoyar los programas de salud maternoinfantil. Fue autorizado por la Ley Agrícola de 2002 y reautorizado en 2008. Las fuentes de financiamiento han variado desde que se implementó el programa piloto Global Food for Education en el año fiscal 2001, a menudo combinando fondos asignados y fondos de la autoridad de préstamos de la Commodity Credit Corporation. [30] [31]

Después de una pausa de nueve años del trabajo de desarrollo agrícola internacional en el USDA, el 12 de julio de 1963, el secretario Orville Freeman ordenó la creación de un Servicio de Desarrollo Agrícola Internacional (IADS), que estaba subordinado al mismo Subsecretario de Agricultura pero separado de FAS. . IADS sirvió como enlace del USDA con USAID y otras organizaciones de asistencia, vinculándolos con la experiencia del USDA en la búsqueda de metas de desarrollo. Matthew Drosdoff fue contratado a partir del 19 de febrero de 1964 para ser el primer Administrador permanente de IADS. En marzo de 1969, después de que la Administración de Richard Nixon llegara al poder, IADS se fusionó brevemente con FAS, y luego, en noviembre de 1969, se dividió en un Servicio de Desarrollo Económico Extranjero (FEDS) separado. El 6 de febrero de 1972, la FEDS fue abolida y sus funciones transferidas al Servicio de Investigaciones Económicas, donde pasó a ser la División de Desarrollo Exterior. [32]

En 1977, Quentin West propuso consolidar tres unidades del USDA involucradas en asistencia técnica y trabajo de desarrollo en una sola agencia que se llamará Oficina de Cooperación Internacional y Desarrollo: la División de Desarrollo Extranjero, la Administración de Ciencia y Educación, un consorcio interinstitucional financiado con divisas. las ganancias y el personal de asuntos de organizaciones internacionales de FAS. La propuesta de West fue aceptada y así se creó la OICD, con la responsabilidad de la asistencia técnica, la capacitación, la investigación financiada con moneda extranjera y el enlace con organizaciones internacionales. [33] En 1994, la Oficina de Cooperación y Desarrollo Internacional del USDA se fusionó con FAS, lo que devolvió la asistencia técnica a FAS después de 40 años de ausencia. [34]

En 2003, la FAS envió oficiales agrícolas a Bagdad, no con los propósitos tradicionales de inteligencia de mercado y desarrollo del mercado, sino para reconstruir el Ministerio de Agricultura iraquí. FAS también comenzó a organizar las contribuciones del USDA a los equipos de reconstrucción provincial en Irak y Afganistán. [35] [36] Esto marcó el regreso de FAS al trabajo de seguridad nacional. [37] [38] El entonces secretario de Agricultura Tom Vilsack se comprometió a continuar y ampliar ese trabajo. [39] El papel de FAS en el trabajo de seguridad nacional, sin embargo, sigue siendo controvertido. [40] [41] [42] [43]

Jefes de servicio Editar

Desde 1930 hasta aproximadamente 1934, los jefes de división del USDA, incluidos los jefes de la División de Servicio Agrícola Extranjero, no tenían un título formal, pero se los denominaba "Encargados", aunque los Registro oficial del gobierno de los Estados Unidos los enumeró como "Jefe". [44] A partir de alrededor de 1934 y hasta 1938, el jefe de FASD fue llamado el "Jefe". Cuando se cambió el nombre de FAS en 1938, el jefe se tituló "Director", y ese título pasó a OFAR y luego al FAS renovado hasta 1954. El primer jefe de FAS en llevar el título de "Administrador" fue William Lodwick en ese año. [45] Los jefes del Servicio Agrícola Exterior y la Oficina de Relaciones Agrícolas Extranjeras desde 1930 han sido (períodos como jefe interino en cursiva):

Nombre Término Agencia
Asher Hobson 1930–1931 División de Servicio Agrícola Extranjero
Oficina de Economía Agrícola
Leslie A. Wheeler 1931–1934, 1934–1938 División de Servicio Agrícola Extranjero
Oficina de Economía Agrícola
1938–1939 Servicio Agrícola Extranjero
1939–1948 Oficina de Relaciones Agrícolas Extranjeras
Dennis A. FitzGerald 1948–1949 Oficina de Relaciones Agrícolas Extranjeras
Fred J. Rossiter 1949 Oficina de Relaciones Agrícolas Extranjeras
Stanley Andrews 1949–1952 Oficina de Relaciones Agrícolas Extranjeras
Francis A. Flood 1952 Oficina de Relaciones Agrícolas Extranjeras
John J. Haggerty 1952–1953 Oficina de Relaciones Agrícolas Extranjeras
Francis R. Wilcox 1953 Oficina de Relaciones Agrícolas Extranjeras
Romeo Ennis Short 1953 Servicio Agrícola Extranjero
Clayton E. Whipple 1953-1954 Servicio Agrícola Extranjero
William G. Lodwick 1954–1955 Servicio Agrícola Extranjero
Gwynn Garnett 1955–1958 Servicio Agrícola Extranjero
Maxwell S. Myers 1958–1961 Servicio Agrícola Extranjero
Robert C. Tetro 1961–1962 Servicio Agrícola Extranjero
Raymond A. Ioanes 1962–1973 Servicio Agrícola Extranjero
David L. Hume 1973–1977 Servicio Agrícola Extranjero
Thomas R. Hughes 1977–1981 Servicio Agrícola Extranjero
Richard A. Smith 1981–1985 Servicio Agrícola Extranjero
Thomas O. Kay 1985–1989 Servicio Agrícola Extranjero
Rolland E. Anderson 1989–1991 Servicio Agrícola Extranjero
Duane C. Acker 1991–1992 Servicio Agrícola Extranjero
Stephen L. Censky 1992–1993 Servicio Agrícola Extranjero
Richard B. Schroeter 1993-1994 Servicio Agrícola Extranjero
August Schumacher, Jr. 1994–1997 Servicio Agrícola Extranjero
Lon S. Hatamiya 1997–1999 Servicio Agrícola Extranjero
Timothy J. Galvin 1999–2001 Servicio Agrícola Extranjero
Mattie R. Sharpless 2001 Servicio Agrícola Extranjero
Mary T. Chambliss 2001-2002 Servicio Agrícola Extranjero
A. Ellen Terpstra 2002–2006 Servicio Agrícola Extranjero
Michael W. Yost 2006–2009 Servicio Agrícola Extranjero
Suzanne K. Hale 2009 Servicio Agrícola Extranjero
Michael V. Michener 2009 Servicio Agrícola Extranjero
John D. Brewer 2010-2011 Servicio Agrícola Extranjero
Suzanne E. Heinen 2011–2012, 2012–2013 Servicio Agrícola Extranjero
Philip C. Karsting 2013–2017 Servicio Agrícola Extranjero
Holly Higgins 2017–2018 Servicio Agrícola Extranjero
James Higgiston 2018 Servicio Agrícola Extranjero
Ken Isley 2018-presente Servicio Agrícola Extranjero

Gerentes generales de ventas Editar

Los Gerentes Generales de Ventas desde 1955 han sido (períodos en los que GSM interino está en cursiva):

Nombre Término Agencia
Francis C. Daniels 1955–1959 Servicio de estabilización de productos básicos
Sylvester J. Meyers 1959–1961 ídem
Frank LeRoux 1961–1966 Servicio Agrícola Extranjero
James A. Hutchins, Jr. 1966–1967, 1968–1969 ídem
George Parks 1967–1968 ídem
Clifford Pulvermacher 1969–1972 Servicio de marketing de exportación
Laurel Meade 1972–1974 ídem
George S. Shanklin 1974 Servicio Agrícola Extranjero
James Hutchinson 1974–1977 ídem
Kelly Harrison 1977–1981 ídem
Alan Tracy 1981–1982 ídem
Melvin Sims 1982–1989 ídem
F. Paul Dickerson 1989–1991 ídem
Christopher E. Goldthwait 1991–1993, 1993–1999 ídem
Richard Fritz 1999–2001 ídem
Mary T. Chambliss 2001 ídem
Franklin D. Lee 2001–2002 ídem
W. Kirk Miller 2002–2009 ídem
Patricia R. Sheikh 2009 ídem
John D. Brewer 2009 ídem
Christian Foster 2010 ídem
Janet A. Nuzum 2010–2011 ídem
Suzanne E. Heinen 2011–2013 ídem
Philip C. Karsting 2013–2014 ídem
Asif J. Chaudhry 2014–2015 ídem
Suzanne Palmieri 2015–2016 ídem
Allison Thomas 2016–2017 ídem
Bryce Quick 2017 ídem
Bobby Richey 2018 ídem
Clay Hamilton 2018-presente ídem

Jefes de Desarrollo Internacional Editar

Los administradores de la Oficina de Cooperación Internacional y Desarrollo y sus predecesores desde su creación hasta que se fusionó con FAS en 1994 fueron (los períodos como Administrador interino son en cursiva):

Nombre Término Agencia
Matthew Drosdoff 1964–1966 Servicio Internacional de Desarrollo Agrícola
Lester R. Brown 1966–1969 ídem
Quentin West 1969–1972 Servicio de Desarrollo Económico Exterior
Quentin West 1972–1977 División de Desarrollo Extranjero, Servicio de Investigación Económica
Quentin West 1977–1980 Oficina de Cooperación y Desarrollo Internacional
Ruth Zagorin 1980–1981 ídem
Joan S. Wallace 1981–1989 ídem
Robert Scherle 1989–1990 ídem
Steve Abrams 1990 ídem
Duane Acker 1990–1992 ídem
John Miranda 1992-1993 ídem
Lynnett M. Wagner 1993–1994 ídem

Embajadores Editar

Los oficiales agrícolas que han servido o están sirviendo como Embajadores son:

Nombre Postes agrícolas Embajadas, Nombramientos presidenciales, Nombramientos significativos
Lester D. Mallory asistente del comisionado de agricultura, agregado agrícola de Marsella y París, París y Ciudad de México Jordania, 1953–1958, Guatemala, 1958–1959, Subsecretario de Estado adjunto, 1960
Charles R. Burrows agregado adjunto agrícola (grado de vicecónsul), Buenos Aires Honduras, 1960–1965
Howard R. Cottam economista agrícola, agregado agrícola de París, Roma Kuwait, 1963–1969
Clarence A. Boonstra agregado agrícola adjunto, agregado agrícola de La Habana, Manila, Buenos Aires, Río de Janeiro y Lima Costa Rica, 1967–1969
Philip Habib agregado agrícola (vicecónsul), Ottawa y Wellington Corea del Sur 1971-1974 Subsecretario de Estado para Asuntos de Asia Oriental y el Pacífico 1974-1976 Subsecretario de Estado para Asuntos Políticos 1976-1978 Secretario de Estado interino 1977 Negociador especial para Oriente Medio 1981 ganador de la Medalla Presidencial de la Libertad 1982 presentado en un sello postal de 2006
H. Reiter Webb agregado agrícola adjunto, agregado agrícola de Londres, El Cairo Negociador Jefe para Asuntos Textiles con rango de Embajador 1979-1981 (no confirmado por el Senado)
Chaleco George S. agregado agrícola (vicecónsul), Quito Comunidad Europea 1981-1985, Director General del Servicio Exterior 1985-1989
Christopher E. Goldthwait agregado agrícola adjunto, agregado agrícola de Bonn y consejero en Lagos Chad 1999-2004
Mattie R. Sharpless asistente administrativo, París (OCDE) agregado adjunto de agricultura, agregado agrícola de la USEC de Bruselas, consejero agrícola de Berna, ministro consejero de agricultura de Roma, París República Centroafricana 2001–2002
Suzanne K. Hale agregado agrícola y oficial de comercio agrícola, ministro consejero de agricultura de Tokio, Beijing y Tokio Estados Federados de Micronesia 2004-2007
Patricia M. Haslach agregado agrícola, Nueva Delhi Laos 2004-2007, APEC 2008-2009, Coordinador para la transición de la asistencia en Irak (con rango de embajador) 2009-2010, Coordinador adjunto de Diplomacia, Oficina del Coordinador de la Iniciativa Mundial contra el Hambre y la Seguridad Alimentaria, 2010-2013, Etiopía 2013– 2016, Subsecretario de Estado interino de Asuntos Económicos y Empresariales, 2016-2018
Asif J. Chaudhry agregado agrícola, agregado agrícola superior de Varsovia, consejero y ministro consejero interino, ministro consejero de agricultura de Moscú, El Cairo Moldavia 2008-2011, Asesor de política exterior del jefe de operaciones navales, 2011-2014
Allan Mostaza agregado agrícola, oficial de comercio agrícola de Moscú, consejero agrícola de Estambul, ministro consejero de agricultura de Viena, Moscú, Ciudad de México y Nueva Delhi Turkmenistán, 2015-2019

  1. ^"Declaración de la misión de FAS". Consultado el 10 de abril de 2010.
  2. ^ Archivos Nacionales, Grupo de Registro 59, Registros Generales del Departamento de Estado, Correspondencia Consular, 1785-1906, Instrucciones para los Oficiales Consulares, Instrucciones Consulares, 1800-1906, vol. 104, pág. 99, número de llamada A-1, entrada 59
  3. ^Registro oficial del gobierno de los Estados Unidos, 1901, vol. 1, pág. 1094
  4. ^ El estatus de Moffat está atestiguado en las listas diplomáticas británicas en Londres, el Registro oficial del gobierno de los Estados Unidosy el Departamento de Estado Registrarse.
  5. ^ Ayunarse, El agregado agrícola de los Estados Unidos, su historia y su trabajo
  6. ^ Carta del Secretario Henry C. Wallace al Excmo. Milton William Shreve, 3 de mayo de 1924, en los Archivos Nacionales, Grupo de registros 16, Registros del Secretario de Agricultura, Correspondencia general 1906-1970 (1924), Caja 1032.
  7. ^Papeles de Nils Olsen y Reminiscencias de Leslie A. Wheeler
  8. ^Organización y funciones de la Oficina de Relaciones Agrícolas Exteriores
  9. ^ El progreso en las negociaciones arancelarias se documenta en el informe anual. Informe del Secretario de Agricultura para los años 1935-1939.
  10. ^Informe del Secretario de Agricultura, 1935, pág. 6.
  11. ^Plan de reorganización No. II Archivado 2008-04-28 en Wayback Machine
  12. ^ Memorando del Secretario 825, 30 de junio de 1939
  13. ^ Archivos Nacionales, Grupo de Registro 16, Correspondencia General de la Oficina del Secretario de Agricultura, 170/6/34/1, Box 3024, y también Reminiscencias de Leslie A. Wheeler.
  14. ^ Archivos nacionales, Grupo de registros 16, Registros de la Oficina del Secretario de Agricultura, Correspondencia general, 1906-75, Relaciones exteriores (1940), Recuadro 87. Memorando para el Secretario, 25 de junio de 1940, "Re: Necesidad de una publicidad más clara sobre el cartel Interamericano ", de Mordecai Ezekial
  15. ^ aBReminiscencias de Leslie A. Wheeler
  16. ^ "El agricultor de Estados Unidos y el mundo que lo rodea", discurso de John J. Haggerty, Director de Relaciones Agrícolas Exteriores, contenido en el Revista de economía agrícola, Diciembre de 1952
  17. ^ Memorando de Fred J. Rossiter, Administrador Auxiliar, Servicio Agrícola Exterior, 26 de enero de 1954
  18. ^ Memorando del Secretario 1320, Suplemento 1, 10 de marzo de 1953
  19. ^ Memorando de entendimiento entre el USDA y el Departamento de Estado sobre "Conducta de asistencia técnica en el extranjero", 14 de abril de 1954, y también Memorando "A todos los empleados del Servicio Agrícola Extranjero" del administrador en funciones Clayton E. Whipple, 19 de noviembre de 1953
  20. ^
  21. Mustard, Allen (mayo de 2003). "Una historia no autorizada de la FAS". El diario del servicio exterior. Vol. 80 no. 5. págs. 38–39.
  22. ^ Howard, et al, Socios en el desarrollo de mercados agrícolas en el extranjero
  23. ^ Aviso del Servicio de Estabilización de Productos Básicos General No. 305, 28 de junio de 1955 Memorando del Secretario 1446, 24 de febrero de 1961
  24. ^ Archivos nacionales, Grupo de registros 166, Registros del Servicio Agrícola Exterior, Correspondencia de políticas 1951-1964, Recuadros 2, 4, 6, 7.
  25. ^ Memorando del Secretario No. 1648, Suplemento 1, 28 de marzo de 1969
  26. ^ Memorando del Secretario 1833, Suplemento 1, 1 de febrero de 1974
  27. ^ Memorando del Secretario de 2001, 27 de noviembre de 1979, y entrevista con George Pope, ex Administrador Asistente de Créditos a la Exportación, Servicio Agrícola Exterior
  28. ^ Entrevista a George Pope
  29. ^ Morgan, Comerciantes de grano Luttrell, "El trato del trigo ruso: retrospectiva frente a prospectiva, reimpresión núm. 81"
  30. ^ Historia oral de R. Keith Severin.
  31. ^ Derivado parcialmente de la información del sitio web de FAS en
  32. "Copia archivada". Archivado desde el original el 15 de mayo de 2009. Consultado el 31 de mayo de 2009. CS1 maint: copia archivada como título (enlace).
  33. ^ Entrevista con Mary T. Chambliss, ex Subadministradora de Créditos a la Exportación, Servicio Agrícola Exterior
  34. ^ Recuerdos personales de Verle Lanier, Richard Rortvedt y Mollie Iler, aumentados por información obtenida de ediciones anteriores del Carta FAS y registros varios de la Administración Nacional de Archivos y Registros.
  35. ^ Entrevista con Hal G. Wynne, ex director de presupuesto del Servicio Agrícola Exterior, citado en Mustard.
  36. ^ Ley de Reorganización del Departamento de Agricultura de 1994
  37. ^ Reconstrucción de la agricultura y la seguridad alimentaria en Irak, noticias sobre la reconstrucción agrícola iraquí (2003-presente)
  38. "Copia archivada". Archivado desde el original el 20 de octubre de 2012. Consultado el 16 de septiembre de 2012. Mantenimiento de CS1: copia archivada como título (enlace)
  39. ^USDA en acción para la agricultura en Afganistán, noviembre de 2010 Archivado el 6 de junio de 2012 en la Wayback Machine.
  40. ^Diario del servicio exterior, Mayo de 2009, FAS en una encrucijada: remodelando la diplomacia agrícola (págs. 27-31)
  41. "Copia archivada". Archivado desde el original el 5 de mayo de 2009. Consultado el 5 de mayo de 2009. Mantenimiento de CS1: copia archivada como título (enlace)
  42. ^ Declaración de Michael V. Michener Administrador, Servicio Agrícola Exterior, Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, ante el Comité de Supervisión y Reforma Gubernamental, Subcomité de Seguridad Nacional y Asuntos Exteriores, Washington, DC, martes 19 de mayo de 2009
  43. "Copia archivada" (PDF). Archivado desde el original (PDF) el 7 de enero de 2010. Consultado el 4 de febrero de 2010. Mantenimiento de CS1: copia archivada como título (enlace)
  44. ^El Correo de Washington, "Tom Vilsack: Liderando 'un USDA de todos los días, en todos los sentidos'", 21 de mayo de 2009 [1]
  45. ^ Jerry Hagstrom, "El debate interinstitucional sobre el papel de FAS se calienta", Ejecutivo de Gobierno, 9 de octubre de 2009.
  46. ^ Jerry Hagstrom, "Conflict Over FAS / USAID Roles: Clinton Strong Defender of FAS Traditional Purpose", Granjero progresista, 9 de octubre de 2009
  47. ^ Jerry Hagstrom, "Lugar cuestionando el rol de FAS" [enlace muerto] , AgWeek, 5 de octubre de 2009
  48. ^
  49. Hagstrom, Jerry (23 de diciembre de 2009). "Jefe del Servicio Agrícola Exterior reasignado". Ejecutivo de Gobierno.
  50. ^ Rodador, Reminiscencias, y Registro oficial
  51. ^Registro oficial
  • Clem, Alan L. (julio de 1960). El agregado agrícola de los Estados Unidos, su historia y su trabajo, FAS M-91. Washington: Servicio Agrícola Extranjero del USDA.
  • Crawford, Douglas M. (1964). "Nuestros Agregados Agrícolas". Mundo del granjero. Washington: Gobierno de EE. UU. Impresión. Apagado. Archivado desde el original el 10 de enero de 2016. Consultado el 23 de agosto de 2010.
  • Estabrook, Leon M. (1936). Vida de un estadounidense: Memorias de Leon M. Estabrook. Washington: manuscrito inédito, guardado en Colecciones Especiales, Biblioteca Nacional Agrícola, número de teléfono 120 Es8 R. Archivado desde el original el 1 de diciembre de 2017. Consultado el 29 de marzo de 2009.
  • Carta FAS. Washington: boletín del Servicio Agrícola Exterior. 1957-1977. Archivado desde el original el 27 de septiembre de 2009.
  • Howard, James O. Vernon Arnés Jimmy D. Minyard Richard E. Passig (1989). Socios en el desarrollo de mercados agrícolas en el extranjero. Washington: Consejo de Desarrollo de Exportaciones Agrícolas de EE. UU. Archivado desde el original el 1 de diciembre de 2017. Consultado el 29 de marzo de 2009.
  • Hutson, John B. (1953). Reminiscencias de John B. Hutson. Nueva York: Colección de Historia Oral de la Universidad de Columbia. Archivado desde el original el 25 de julio de 2011. Consultado el 8 de junio de 2010.
  • Luttrell, Clifton B. (octubre de 1973). El trato del trigo ruso: retrospectiva frente a prospectiva (PDF). St. Louis: Banco de la Reserva Federal de St. Louis.
  • Mayer, Martín (1983). Los diplomáticos . Nueva York: Doubleday. ISBN978-0-385-14230-4.
  • Morgan, Dan (2000). Comerciantes de cereales: el poder y las ganancias de las cinco empresas gigantes en el centro del suministro mundial de alimentos. iUniverse. pag. 424. ISBN978-0-595-14210-1.
  • Mostaza, Allan (2003). Un estudio de las doctrinas de gestión y las filosofías de liderazgo de organizaciones seleccionadas con misiones internacionales.. Arlington, Virginia: Servicio Agrícola Extranjero, Departamento de Agricultura de EE. UU. págs. vi, 85 hojas: col. enfermo, 28 cm. Archivado desde el original el 19 de octubre de 2015. Consultado el 31 de mayo de 2009.
  • Registro oficial del gobierno de los Estados Unidos. Washington: USGPO. ediciones de 1883, 1885, 1889, 1891, 1893, 1899, 1901, 1903, 1905, 1907, 1925-1959. Verifique los valores de fecha en: | fecha = (ayuda)
  • Olsen, Nils. Papeles de Nils Olsen. colecciones especiales de la Biblioteca de la Universidad Estatal de Iowa: inéditas. Archivado desde el original el 10 de abril de 2009. Consultado el 28 de marzo de 2009.
  • Taylor, Henry Charles Anne Dewees Taylor (1952). La historia de la economía agrícola en los Estados Unidos, 1840-1932. Ames: Iowa State College Press. pag. 1121. ISBN978-0-8371-7653-6. Archivado desde el original el 1 de diciembre de 2017. Consultado el 31 de marzo de 2009.
  • Departamento de Agricultura de EE. UU. (Números de 1883-1885). Informe del Comisionado de Agricultura. Washington: USGPO. Verifique los valores de fecha en: | fecha = (ayuda)
  • Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (números de 1893, 1903, 1905, 1920, 1922, 1931-1939, 1952-1954). Informe del Secretario de Agricultura. Washington: USGPO. Verifique los valores de fecha en: | fecha = (ayuda)
  • Departamento de estado de los Estados Unidos. Registro biográfico. Washington: USGPO. LCCN09022072.
  • Departamento de estado de los Estados Unidos. Relaciones Exteriores de los Estados Unidos. Washington: USGPO.
  • Departamento de estado de los Estados Unidos. Lista de servicio exterior. Washington: USGPO. LCCN10016369.
  • Wheeler, Leslie A. (1940). Acuerdos comerciales recíprocos: un nuevo método de elaboración de aranceles (Yearbook of Agriculture, 1940, págs. 585-595). Washington: USGPO. [enlace muerto permanente]
  • Wheeler, Leslie A.(1952). Reminiscencias de Leslie A. Wheeler. Nueva York: Colección de Historia Oral de la Universidad de Columbia.

Sitios web del gobierno de EE. UU. Editar

Estatutos Editar

  • "Código de EE.UU., Título 7 (Agricultura), Capítulo 35A (Apoyo a los precios de los productos agrícolas)" (PDF). Consultado el 28 de mayo de 2020. El Capítulo 35A contiene la Sección 416 de la Ley Agrícola de 1949 (7 U.S.C.1431), la autoridad de disposición de excedentes que hace que los productos básicos propiedad de la Corporación de Crédito para Productos Básicos estén disponibles para su donación a beneficiarios extranjeros.
  • "Código de EE.UU., Título 7 (Agricultura), Capítulo 41 (Alimentos para la paz)" (PDF). Consultado el 28 de mayo de 2020. El Capítulo 41 incluye la Ley de Alimentos para la Paz (7 USC 1691 et seq.), La Ley de Alimentos para el Progreso de 1985 (7 USC 1736o), el Programa de Alimentos para la Educación McGovern-Dole (7 USC 1736o – 1), el Programa de Adquisiciones Locales y Regionales ( 7 USC 1726c), Ley de Fideicomiso Humanitario Bill Emerson (7 USC 1736f – 1).
  • "Código de Estados Unidos, Título 7 (Agricultura), Capítulo 42 (Reserva de productos básicos agrícolas), Sección 1748 (Informes anuales de agregados agrícolas)" (PDF). Consultado el 28 de mayo de 2020.
  • "Código de los Estados Unidos, Título 7 (Agricultura), Capítulo 42 (Reserva de productos básicos agrícolas), Sección 1749 (Programa educativo adjunto)" (PDF). Consultado el 28 de mayo de 2020.
  • "Código de EE. UU., Título 7 (Agricultura), Capítulo 43 (Desarrollo del mercado exterior)" (PDF). Consultado el 28 de mayo de 2020.
  • "U.S. Code, Title 7 (Agriculture), Chapter 87 (Export Promotion)" (PDF). Consultado el 24 de octubre de 2012. La autoridad básica para el Servicio Agrícola Extranjero reside en el Subcapítulo V: Servicio Agrícola Extranjero (7USC5692-5695).
  • "U.S. Code, Title 7, Sec. 3293. Programa de becas agrícolas para países de ingresos medios, democracias emergentes y mercados emergentes" (PDF). Autoridad del Programa de Becas Cochran
  • "U.S. Code, Title 19 (Aduanas), Sec. 2152. Asesoramiento de departamentos ejecutivos y otras fuentes" (PDF). Consultado el 28 de mayo de 2020. (El presidente debe buscar el consejo del Secretario de Agricultura antes de firmar cualquier acuerdo comercial)
  • "U.S. Code, Título 19 (Derechos de Aduana), Capítulo 22 (Acuerdos Comerciales de la Ronda Uruguay), Subcapítulo IV (Disposiciones Relacionadas con la Agricultura), Sec. 3601-3624" (PDF). Consultado el 28 de mayo de 2020.
  • "Código de Estados Unidos, Título 22 (Relaciones Exteriores), Capítulo 52 (Servicio Exterior), Sec. 3922 (Utilización del sistema de personal del Servicio Exterior por otras agencias)" (PDF). Consultado el 28 de mayo de 2020.
  • "Compilaciones de derecho agrícola del Comité del Senado de Estados Unidos sobre agricultura, nutrición y silvicultura, índice por tema". Consultado el 28 de mayo de 2020.

Regulaciones Federales Editar

  • "Código de Reglamentos Federales: Título 7 — Agricultura, Capítulo XIV — Corporación de Crédito para Productos Básicos, Departamento de Agricultura, Subcapítulo C — Programas de Exportación". Consultado el 28 de mayo de 2020.
  • "Código de Reglamentos Federales: Título 7 — Agricultura, Capítulo XV — Servicio Agrícola Exterior". Consultado el 28 de mayo de 2020.
  • "Código de Regulaciones Federales: Título 7 — Parte 1484 RIN 0551 – AA96 Programa de Desarrollo de Mercado Extranjero" (PDF). Consultado el 10 de noviembre de 2020.
  • "Código de regulaciones federales: Título 7 — Parte 1485 RIN 0551 – AA97 Programa de acceso al mercado" (PDF). Consultado el 10 de noviembre de 2020.

Regulaciones departamentales Editar

Regulaciones del USDA Editar
Manual de Relaciones Exteriores Editar

Otro Editar

Otras publicaciones y documentos Editar

  • "Departamento de Agricultura de EE. UU., El secretario de Agricultura, Tom Vilsack, anuncia millones para promover las exportaciones agrícolas y de alimentos de EE. UU., 26 de enero de 2010 ". Archivado desde el original el 3 de febrero de 2010. Consultado el 3 de febrero de 2010.
  • "Servicio de Investigación del Congreso, Programas de ayuda alimentaria y de exportación agrícola, 15 de abril de 2008 ". Archivado desde el original el 7 de agosto de 2011. Consultado el 24 de marzo de 2009.
  • "Servicio de Investigación del Congreso, Exportaciones agrícolas y la ley agrícola de 2007, 31 de octubre de 2007 "(PDF). Archivado desde el original (PDF) el 19 de julio de 2011. Consultado el 24 de marzo de 2009.
  • "AgExporter, Octubre de 2004, Fighting World Hunger: U.S. Food Aid Policy and the Food for Peace Program "(PDF). Archivado desde el original (PDF) el 2009-04-07. Consultado el 2009-03-26.
  • "AgExporter, Diciembre de 2003, In Pursuit of Opportunity: FAS and Foreign Market Development "(PDF). Archivado desde el original (PDF) el 2009-04-07. Consultado el 2009-03-26.
  • "AgExporter, Marzo de 2003, Ayudando a los productores estadounidenses a alimentar, vestir y albergar al mundo "(PDF). Consultado el 23 de marzo de 2009.
  • "AgExporter, Marzo de 2003, FAS Attachés: U.S. Agriculture's Eyes and Ears Abroad "(PDF). Archivado desde el original (PDF) el 2009-04-07. Consultado el 2009-03-26.
  • "Declaración de A. Ellen Terpstra, Administradora, ante el Subcomité de Agricultura, Desarrollo Rural, Administración de Alimentos y Medicamentos y Organismos Relacionados de la Cámara". 5 de marzo de 2003. Archivado desde el original el 22 de marzo de 2009. Consultado el 25 de marzo de 2009.
  • Hanrahan, Charles E. (30 de mayo de 2001). "IB98006: Programas de ayuda alimentaria y exportación agrícola". Informe temático de CRS para el Congreso. Servicio de Investigación del Congreso. Archivado desde el original el 9 de enero de 2009. Consultado el 6 de junio de 2010.
  • "Informe del Senado 105-051 - Ley de apropiación de agricultura, desarrollo rural, administración de alimentos y medicamentos y agencias relacionadas, 1998". Consultado el 25 de marzo de 2009.
  • "AgExporter, 1 de noviembre de 1995, USDA tiene una larga historia en el desarrollo agrícola en el extranjero ". Consultado el 24 de marzo de 2009.
  • "Misión del Servicio Agrícola Extranjero, Departamento de Agricultura de los Estados Unidos: audiencias conjuntas ante el Subcomité de Agricultura y Hambre en el Extranjero del Comité de Agricultura y el Subcomité de Información, Justicia, Transporte y Agricultura del Comité de Operaciones Gubernamentales, Cámara de Representantes, Ciento Tercer Congreso, Primera Sesión, 10 y 16 de noviembre de 1993 ". Consultado el 26 de marzo de 2009.
  • Departamento de Agricultura de EE. UU., Oficina de Asuntos Públicos, División de Video y Teleconferencias. "Video de reclutamiento de FAS de 1990Consultado el 20 de enero de 2011. CS1 maint: varios nombres: lista de autores (enlace)
  • "Carta FAS, 1957-1977 ". Archivado desde el original el 27 de septiembre de 2009. Consultado el 3 de octubre de 2009.
  • "Registro del Congreso, 26 de mayo de 1954, Declaración del Honorable Congresista Samuel Yorty de California sobre la necesidad de devolver los agregados agrícolas al USDA "(PDF). Archivado del original (PDF) el 13 de octubre de 2008. Consultado el 24 de marzo de 2008.
  • "El secretario Benson crea un nuevo servicio agrícola exterior, USDA Press Release # 583-53, 11 de marzo de 1953 "(PDF). Archivado desde el original (PDF) el 13 de octubre de 2008. Consultado el 24 de marzo de 2009.
  • "Organización y funciones de la Oficina de Relaciones Agrícolas Exteriores, 1940 ". Consultado el 27 de marzo de 2009.
  • "Memorando 804, que describe las funciones del Servicio Agrícola Exterior, 28 de enero de 1939 ". Consultado el 27 de marzo de 2009.
  • "La Ley de Servicio Agrícola Exterior de 1930, 5 de junio de 1930 ". Consultado el 27 de marzo de 2009.
  • "Los cultivos extranjeros, Circular estadística del USDA, por Charles M. Daugherty, mayo de 1911-abril de 1913 ". Consultado el 27 de marzo de 2009.
  • "Informe del Comisionado de Agricultura, 1883 ". Consultado el 28 de mayo de 2020. (Véase el informe de la publicación en Londres de Edmund Moffat en la página 10).

Historias orales en línea Editar

  • "Asociación de Estudios Diplomáticos y Formación de Historias Orales". Consultado el 23 de marzo de 2009. (utilice el motor de búsqueda para realizar una búsqueda de "texto completo" sobre "Servicio Agrícola Extranjero" entre comillas)
  • "Historia oral de Stanley Andrews en la biblioteca presidencial de Truman". Consultado el 25 de marzo de 2009.
  • "Historia oral de Dennis A. Fitzgerald en la biblioteca presidencial de Truman". Consultado el 25 de marzo de 2009.

Artículos de medios (orden cronológico) Editar

  • "Ejecutivo de Gobierno, 27 de enero de 2010, Vilsack nombra más diputados clave, por Jerry Hagstrom ". Consultado el 3 de febrero de 2010.
  • "Ejecutivo de Gobierno, 9 de octubre de 2009, se calienta el debate interinstitucional sobre el papel de FAS, por Jerry Hagstrom ". Consultado el 10 de octubre de 2009.
  • "Granjero progresista, 9 de octubre de 2009, Conflict Over FAS / USAID Roles: Clinton Strong Defender of FAS Traditional Purpose, por Jerry Hagstrom ". Consultado el 10 de octubre de 2009.
  • "Lexington Clipper-Herald, 5 de octubre de 2009, Smith pide una audiencia sobre nuevos mercados de exportación agrícola, por Robert Pore ". Consultado el 10 de octubre de 2009.
  • "AgWeek, 5 de octubre de 2009, Lugar cuestionando el papel de FAS, por Jerry Hagstrom ". Consultado el 10 de octubre de 2009. [enlace muerto]
  • "Diario del servicio exterior, Septiembre de 2009, Mission Cleavage (p. 61) ". Archivado desde el original el 4 de mayo de 2010. Consultado el 6 de diciembre de 2010.
  • "Diario del servicio exterior, Mayo de 2009, Esperando un descanso: Agencias de comercio exterior bajo presión (págs. 15-22) ". Archivado desde el original el 16 de mayo de 2011. Consultado el 4 de mayo de 2009.
  • "Diario del servicio exterior, Mayo de 2009, FAS At a Crossroads: Reshaping Ag Diplomacy (pp. 27-31) ". Archivado desde el original el 16 de septiembre de 2011. Consultado el 13 de octubre de 2011.
  • "Diario del servicio exterior, Mayo de 2009, Desafíos emergentes: el comercio agrícola en la era de la globalización (págs. 32-36) ". Archivado desde el original el 16 de septiembre de 2011. Consultado el 13 de octubre de 2011.
  • "AgWeek, 8 de marzo de 2009, A Mess at FAS, por Jerry Hagstrom ".
  • "Diario del servicio exterior, Mayo de 2003, An Unuthorized History of FAS "(PDF). Archivado desde el original (PDF) el 26 de octubre de 2010. Consultado el 23 de marzo de 2009.
  • "Diario del servicio exterior, Mayo de 2003, High Stakes, High Hurdles: US Farm Trade Policy "(PDF). Archivado desde el original (PDF) el 26 de octubre de 2010. Consultado el 23 de marzo de 2009.
  • "Diario del servicio exterior, Mayo de 2003, The Foreign Agricultural Service Today "(PDF). Archivado desde el original (PDF) el 26 de octubre de 2010. Consultado el 23 de marzo de 2009.
  • "Revista de economía agrícola, Diciembre de 1952, The United States Farmer and the World Around Him ". Consultado el 26 de marzo de 2009.
  • "Revista de economía agrícola, Julio de 1930, artículos de noticias ". Consultado el 23 de marzo de 2009.

Este artículo incorpora material de dominio público de sitios web o documentos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.
Este artículo incorpora material de dominio público de sitios web o documentos de la Administración Nacional de Archivos y Registros.
Este artículo incorpora material de dominio público de sitios web o documentos de la Biblioteca del Congreso.


Breve historia del servicio consular

Cuando la mayoría de la gente piensa en asuntos consulares, si es que piensan en ellos, es solo porque tienen dificultades en un país extranjero o porque tienen que solicitar una visa para viajar, estudiar o inmigrar al extranjero. Sin embargo, al centrarnos únicamente en estas funciones, por importantes que sean, también pasamos por alto la rica historia y el papel clave que han desempeñado los cónsules en el comercio y la diplomacia internacionales. El servicio consular atrajo a luminarias como el escritor Brett Harte y el futuro alcalde de Nueva York Fiorello LaGuardia, así como su parte de corruptos y hambrientos de poder, a quienes les gustaba el dinero que traían sus servicios y la autonomía que brindaba el aislamiento de Washington. A continuación se presenta una breve historia del servicio consular desde la época de los faraones hasta las cortes de Francia y los crecientes dolores de la República Americana.

Estos extractos están tomados del libro. los Cónsul americano, escrito por Charles Stuart Kennedy, quien pasó más de 35 años en el Servicio Exterior como oficial consular, incluso en Saigón, Atenas, y como cónsul general en Nápoles. Se publicará una segunda edición revisada en la Serie Diplomáticos y Diplomacia de ADST-DACOR, retitulada El cónsul estadounidense: Una historia del servicio consular de los Estados Unidos 1776-1924. Durante el último cuarto de siglo, Kennedy se ha desempeñado como Director de Historia Oral en ADST.

De los faraones a los tribunales de Europa

El origen de los cónsules es anterior al de los embajadores permanentes en casi dos milenios. Los primeros embajadores establecieron su residencia en países extranjeros durante la Baja Edad Media. En el siglo VI a. C. se creó en Egipto un establecimiento que se asemeja mucho a un servicio consular. durante el reinado del faraón Amasis, quien, deseando fomentar el comercio con los griegos, apartó a Naucratis, una ciudad en el delta del Nilo, donde podrían vivir bajo sus propios gobernadores. Esos gobernadores tenían muchas de las características de los cónsules modernos en el sentido de que sus funciones principales eran fomentar el comercio, actuar como magistrados para sus ciudadanos que viven en Egipto, servir como intermediarios con las autoridades egipcias e informar a sus ciudades-estado sobre asuntos políticos y económicos. condiciones en Egipto. Naucratis no era una colonia griega, pero existió con el consentimiento del faraón egipcio, quien delegó ciertos poderes a los gobernadores griegos de la manera en que los países hoy permitirán a los cónsules extranjeros realizar ciertas funciones legales para sus propios ciudadanos.

El sistema de ciudades-estado griego, y más tarde el de los romanos, tuvo sus versiones de cónsules, sin embargo, con el colapso del Imperio Romano y el advenimiento de la Edad Media, no fue hasta los siglos XI y XII que los estados comerciales de Europa comenzó a reensamblar sus sistemas de leyes, códigos y prácticas comerciales. Poco a poco, los comerciantes del norte de Europa (especialmente los miembros de la Liga Hanseática) y el Mediterráneo pudieron disfrutar de una cierta seguridad al saber que sus bienes y agentes no estaban completamente a merced de los caprichosos magistrados locales. Con la codificación de las prácticas mercantiles, los cónsules comenzaron a reaparecer para ayudar a los comerciantes de sus ciudades o estados en costas extranjeras. En el siglo XIII, Venecia tenía más de treinta cónsules ubicados en el extranjero en Túnez, Alejandría, El Cairo y Damasco, así como en todos los principales puertos europeos.

A medida que crecía el comercio, los países y las ciudades-estado comenzaron a enviar a sus embajadores a residir en tribunales de gobernantes extranjeros en lugar de realizar una misión específica y luego regresar. Estos embajadores residentes se llevaron algunos trabajos que habían realizado los cónsules, especialmente al tratar con problemas importantes que afectaban a un gran número de sus súbditos, pero pocos embajadores tenían el interés, la experiencia o la autoridad para ocuparse de asuntos comerciales o interceder por los comerciantes o marineros en problemas. Los tribunales y los puertos eran dos mundos diferentes, y se necesitaban diferentes tipos de hombres para lidiar con cada uno. Incluso hoy en día, aunque hay intentos de fusionar diplomáticos profesionales con cónsules, las diferencias individuales en la personalidad y la perspectiva afectan drásticamente las preferencias por uno u otro campo de trabajo.

En el momento de la Revolución Americana, los franceses tenían un servicio consular altamente organizado. Los funcionarios de Luis XIV redactaron reglas elaboradas: exigir que un cónsul tenga más de treinta años, que haya servido durante tres años como vicecónsul y que haya demostrado ser digno de un mayor avance. El cónsul recibía un salario y no podía dedicarse al comercio. Se dio más autoridad a los cónsules franceses sobre los súbditos de su rey en el extranjero que la que los británicos otorgaron a sus homólogos ingleses. Los cónsules británicos fueron seleccionados entre comerciantes, oficiales navales o militares u otros hombres de responsabilidad y experiencia. Se les dio un salario mientras trabajaban en el extranjero.

Los deberes de los cónsules británicos se detallaron en una serie de instrucciones. El cónsul del rey debía aprender el idioma local, familiarizarse con las leyes, ordenanzas y costumbres de la zona y mantener la dignidad de su cargo. El cónsul debía proteger a los súbditos británicos, buscar reparación por las lesiones o insultos que pudieran sufrir y actuar como su abogado en caso de que hirieran o insultasen a un nativo. Los sujetos británicos acusados ​​de delitos cometidos en el mar iban a ser trasladados a Gran Bretaña para ser juzgados. El cónsul debía relevar a los angustiados marineros británicos y enviar a los súbditos sin un centavo a casa en barcos británicos. El cónsul debía asegurarse de que los barcos británicos pagaran sus facturas antes de salir del puerto, reclamar y recuperar lo que pudiera de los naufragios de los barcos británicos, arbitrar disputas comerciales entre comerciantes y capitanes de barcos británicos y encarcelar a marineros y capitanes desordenados. El cónsul debía denunciar toda reglamentación opresiva, arbitrariedad o infracción de tratados en relación con el comercio de su país y transmitir informes periódicos sobre comercio. Con la excepción de poner a los marineros y sus capitanes en una cárcel consular y proteger la fe protestante en los países católicos, estas instrucciones dadas en la época de Jorge I (1714-1727) cubren algunas de las principales responsabilidades de los cónsules modernos de la mayoría de los países en la actualidad. , incluidos los de Estados Unidos.

El servicio consular de los Estados Unidos en los siglos XVIII y XIX

Hasta que los estadounidenses coloniales rompieron sus vínculos con Gran Bretaña en 1776, los comerciantes y marineros estadounidenses se beneficiaron del sistema consular británico, que velaba por los intereses de todos los súbditos británicos. Para 1776, cualquier país con importantes intereses marítimos y mercados en el extranjero reconoció la necesidad de tener un servicio consular y el valor de tener uno que reclutara y mantuviera a hombres que tuvieran conocimiento en el comercio y en el trato con gobiernos extranjeros.

Durante la administración de George Washington, el ejército estadounidense se mantuvo en la sombra, la marina era inexistente y el servicio diplomático se limitaba a unas pocas capitales. El servicio consular, sin embargo, se extendió por Europa, las Indias Occidentales y el norte de África y mantuvo su representación en China.

Dos factores provocaron este notable crecimiento. El primero fue el nombramiento de Thomas Jefferson para el nuevo cargo de Secretario de Estado, la persona ideal para presidir la inauguración del servicio consular. Fue un hombre de gran intelecto e intereses diversos, con una experiencia práctica en materia consular que ninguna otra figura en los años formativos de la República tuvo. Jefferson había servido en Francia durante cinco años y había negociado con éxito la primera convención consular estadounidense con una potencia extranjera, por lo que comprendía las preocupaciones tanto nacionales como extranjeras que suscitaban las operaciones consulares. Como congresista había aprendido lo que era posible de ese cuerpo deliberativo y & # 8211 más importante & # 8211 lo que no era posible. Como plantador de tabaco y ex gobernador de Virginia, Jefferson estaba en sintonía con la dinámica del comercio estadounidense en el exterior y sabía cómo los cónsules podían ayudar en ese vital comercio de exportación. Todo este conocimiento y experiencia se utilizaron mientras Jefferson guió el servicio consular durante sus primeros años.

La otra razón del crecimiento de los nombramientos consulares en la primera década de los Estados Unidos bajo la Constitución fue que el servicio se expandió sin costo para el gobierno. Washington, Jefferson o el Congreso no intentaron convertir el servicio consular en un organismo profesional con sueldos, rotación de puestos o ascensos. Se acordó que los Estados Unidos podrían tener una distribución adecuada de cónsules en el exterior utilizando a quienes servirían para cualquier compensación que pudieran obtener personalmente de sus cargos como cónsules. Cuesta dinero mantener un ejército o una marina, pero la bandera estadounidense podría ondear desde las oficinas de los cónsules y # 8217 en todo el mundo con poco gasto, excepto el de la tinta y el papel para imprimir sus comisiones. El único inconveniente de esta favorable situación fiscal era que los hombres nombrados a menudo no tenían experiencia ni estaban capacitados para sus nuevos puestos.

A pesar de la impaciencia de Jefferson, las súplicas de Washington y el hecho de que una veintena de cónsules ya estaban en sus puestos esperando un estatus legal, el Congreso postergó las cosas y no promulgó la legislación necesaria hasta el 14 de abril de 1792. La ley de 1792, que se mantendría la legislación básica para el servicio consular para el próximo siglo, estipula que los funcionarios debían:

& # 8212 Reciba protestas o declaraciones sobre asuntos de envío estadounidense

& # 8212 Tomar posesión provisional de las propiedades de ciudadanos estadounidenses fallecidos en el extranjero si no hubiera representante legal presente, y notificar a la Secretaría de Estado de la muerte.

& # 8212 Hágase cargo de los barcos estadounidenses varados y esfuércese por salvarlos a ellos y a sus cargamentos hasta que los propietarios puedan hacerse cargo y

& # 8212 Cobrar ciertas tarifas por tomar estados de cuenta y mantener e inventariar propiedades.

Desde el principio, los cónsules estadounidenses se distinguieron de los diplomáticos estadounidenses porque tenían deberes judiciales prescritos por la ley con respecto a los actos notariales y las propiedades y funciones policiales sobre los propietarios de barcos estadounidenses y sus capitanes. Los diplomáticos estadounidenses no tenían estas responsabilidades. Si existía un conflicto entre un ministro y un cónsul sobre un asunto legal que involucraba deberes consulares, el juicio del cónsul debía prevalecer, un hecho que no siempre agradaba a un ministro agresivo.

Sin embargo, en su mayor parte, los ministros estadounidenses (y posteriormente los embajadores) y sus secretarios estaban encantados de preocuparse por la vida de la corte y dejar las propiedades, el transporte marítimo y otros asuntos similares a sus cónsules.

La Ley Consular de 1792 no contiene nada sobre la ayuda a los civiles estadounidenses angustiados en el extranjero, pero el cuidado de los marineros se explicó en detalle. Incluso en la época del laissez-faire de la República temprana se reconoció que los marineros necesitaban cuidados y tratamientos especiales, casi como pupilos del gobierno.

Por extensión, no es sorprendente que la joven Marina de los Estados Unidos y el servicio consular participaran a menudo en actividades mutuas que fomentaron una alianza sólida. En tiempos de paz, el cónsul estadounidense en un puerto seguramente se animó al ver un barco de guerra entrar en el puerto con el Stars and Stripes. La ronda de llamadas oficiales entre el buque de guerra y las autoridades locales ayudó a la posición del cónsul estadounidense. Para muchos funcionarios extranjeros y líderes civiles en Europa y en otros lugares, Estados Unidos era todavía un país poco conocido. Un buque de guerra bien equipado representaba un país a tener en cuenta. El cónsul estadounidense se volvió más importante a sus ojos. Los oficiales navales estadounidenses se beneficiaron de los servicios del cónsul. Les ayudó a reabastecer sus barcos, les presentó las delicias sociales de la ciudad portuaria después de quizás meses en el mar, y podría sacar a sus tripulaciones de las manos de las autoridades locales si se permitían en exceso celebrar su permiso para bajar a tierra.

En tiempos de disturbios o de guerra, la proximidad de una fragata podría aliviar la mente de un cónsul y facilitar su trabajo como protector de los intereses estadounidenses. Las turbas tenían mucho más respeto por los cañones que por las credenciales consulares. Las autoridades locales entendieron la amenaza que un barco hostil presentaba al comercio de la ciudad. Si la situación empeoraba, el barco de la armada estadounidense podría sacar al cónsul y a su familia del peligro.

Cronismo e intentos de reforma

A lo largo del siglo XIX y principios del XX, el servicio consular atrajo a un gran número de personas talentosas, varias de las cuales se hicieron famosas en otros campos. Al principio, el servicio a menudo se consideraba un refugio para los hombres que se dedicaban a las artes, como Nathaniel Hawthorne, James Fennimore Cooper, William Dean Howells y más tarde Bret Harte, así como para otros de menor renombre que buscaban una oficina consular para relajarse. sus cargas financieras o darles algún estatus social en el extranjero. Años más tarde, un joven Fiorello LaGuardia trabajaría como empleado consular en Budapest, luego como agente comercial altamente competente en Fiume, antes de embarcarse en su carrera política.

Si bien el deber y el encanto de una vida en el extranjero atrajeron a muchos hombres dedicados, también fue el canto de sirena para aquellos con calificaciones (y principios) menores. El período entre la Guerra Civil y la Guerra Hispanoamericana fue el punto más bajo del sistema consular de Estados Unidos. El presidente Ulysses S. Grant (1869-1877) marcó la pauta del período con su casi total indiferencia por la competencia en sus nombramientos consulares. Grant buscó recompensar a sus amigos y cuidar a los muchos veteranos de los ejércitos de la Unión, ahora disueltos, con muchos de los ex oficiales solicitando trabajos en el extranjero. Las filas consulares pronto se llenaron de ex generales, coroneles e incluso hombres de menor rango.

Aunque los nombramientos diplomáticos adolecían de falta de discriminación casi tanto como los consulares, el secretario de Estado Hamilton Fish hizo un esfuerzo por mantener a los sinvergüenzas, incompetentes o hombres groseramente inadecuados fuera de las legaciones más importantes. Uno de los amigos de Fish describió el período de citas como parecido a la temporada de celo entre los ciervos, con las comodidades y las deficiencias de la civilización olvidadas. En los primeros días de la administración de Grant, las antesalas del Departamento de Estado estaban llenas de buscadores de cargos que esperaban una legación o un consulado.

En 1883, el Congreso dio un paso importante hacia la reforma del gobierno al aprobar la Ley de Servicio Civil, conocida como Ley Pendleton, que estableció el principio de selección por oposición para ciertos puestos dentro del servicio civil. Desafortunadamente para los servicios consulares y diplomáticos, este acontecimiento positivo no inspiró al Congreso a tomar medidas inmediatas para extender el principio competitivo a esas organizaciones. Además, debido a que la Ley Pendleton eliminó tantos puestos en el servicio civil nacional del sistema de patrocinio, el Congreso no estaba listo para cerrar los trabajos consulares y diplomáticos también de las solicitudes de patrocinio.

Sin esperar a que un Congreso obviamente reacio a aprobar una ley contra el patrocinio, el presidente Cleveland en septiembre de 1895 tomó medidas con respecto al servicio consular al emitir una orden ejecutiva que estipulaba que cualquier puesto consular vacante cuyo salario fuera de entre $ 1,000 y $ 2,500 al año debería ser llenado por una persona designada por el presidente para el examen y haberlo aprobado con éxito. Desafortunadamente, hubo fallas en este comienzo aparentemente auspicioso de la reforma consular. Cleveland, antes de emitir su orden ejecutiva, entró en su segundo mandato como presidente con un barrido completo del servicio consular & # 8212 uno de los más drásticos de su historia & # 8212 al expulsar a muchos cónsules en activo e incorporar demócratas merecedores. Habiendo cumplido con sus responsabilidades de patrocinio, habló de reforma. Los republicanos respondieron de la misma manera cuando McKinley reemplazó a Cleveland en 1897. McKinley dejó la orden ejecutiva en su lugar, pero llamó a 259 de los 320 cónsules en servicio para reemplazarlos con hombres patrocinados por el Partido Republicano. El proceso de examen se convirtió en una farsa: 1 candidato fue rechazado de los 112 examinados en la primera ronda.

Un servicio consular más profesional y sin embargo ...

La Primera Guerra Mundial y un cambio posterior en la actitud estadounidense hacia la inmigración agregaron otra carga al establecimiento consular y visas # 8212, inmigrantes y no inmigrantes. Aunque antes de la Primera Guerra Mundial los cónsules habían examinado a visitantes e inmigrantes por problemas médicos, los inmigrantes y visitantes de los Estados Unidos habían sido examinados para determinar su idoneidad en los puertos estadounidenses, con Ellis Island como principal centro de recepción en la costa este. Debido a los controles en tiempo de guerra y la posterior legislación para limitar la inmigración, la responsabilidad inicial de examinar las calificaciones de los emigrantes en el extranjero se transfirió a los cónsules y esta ha sido una tarea importante del servicio consular hasta el día de hoy.

En 1924, los servicios consulares y diplomáticos de los Estados Unidos, en ese momento llenos de hombres de carrera con la excepción de embajadores y ministros de legación, se unieron en el Servicio Exterior. Entre los especialistas en el campo diplomático existía cierta preocupación de que los cónsules más numerosos pudieran dominar el nuevo Servicio Exterior. Esto no sucedió.

Los funcionarios diplomáticos, ahora llamados funcionarios políticos (porque informaban sobre eventos políticos en capitales extranjeras), rápidamente tomaron las palancas del poder en la maquinaria de asignación y promoción del Departamento de Estado y, a su debido tiempo, sumergieron por completo a los cónsules. Los oficiales políticos mantuvieron los ascensos a altos rangos y puestos importantes en legaciones, embajadas y el Departamento de Estado bajo su propia vista previa. No fue sino hasta finales de los años sesenta y setenta que se hizo alguna reparación en esta discriminación sistemática a través de un liderazgo revitalizado en la oficina consular y la indignación del Congreso por esta situación.

Cuando uno mira hacia atrás en la larga historia del servicio consular de los Estados Unidos desde 1776 hasta 1924, uno encuentra difícil entender por qué tomó tanto tiempo convertirlo en un servicio más profesional que se asemejara un poco al cuerpo de oficiales del ejército y la marina estadounidenses. Otros países, en particular Francia, Gran Bretaña y Rusia, tenían cónsules de carrera mucho antes de la Revolución Americana. Aunque el Congreso podría haber estado preocupado por perder el patrocinio, nunca hubo más de 300 trabajos en juego, y un buen número de ellos ni pagaron un salario ni ofrecieron la perspectiva de ganarse la vida a ninguna persona designada. En pocas palabras, el presidente, el Congreso y el pueblo estadounidense se contentaron durante más de un siglo con dejar los nombramientos consulares al azar político.

De alguna manera, todavía no ha habido mejoras en la representación de Estados Unidos en el extranjero. Si bien las oficinas consulares de hoy están dirigidas casi exclusivamente por hombres y mujeres de carrera del Servicio Exterior, la mayoría de las embajadas estadounidenses en las capitales más importantes del mundo están dirigidas por personas designadas por políticos, muchos de los cuales son aficionados en el campo de la política exterior. La gracia salvadora es que hoy estos neófitos diplomáticos están respaldados por un sólido servicio profesional en las filas subordinadas.

Aunque el público estadounidense está mejor servido por la nueva generación de cónsules, algo se ha perdido. El antiguo servicio consular tenía sus incompetentes, hombres deshonestos y servidores del tiempo, pero también tenía su parte de hombres con empuje e iniciativa que eran capaces de lidiar con situaciones que cambiaban rápidamente sin esperar instrucciones o jugar a lo seguro, recurriendo a sutilezas burocráticas y haciendo poco. Quizás el antiguo servicio consular era lo que Estados Unidos necesitaba durante sus primeros 120 años. Hubo poca dirección por parte del presidente o el Congreso y hubo escasa comprensión en el país por parte del público estadounidense sobre los asuntos exteriores. Las comunicaciones eran necesariamente lentas y frustrantes y, a menudo, fallaban desastrosamente. Pero el sistema chirriante se adaptaba al estilo de gobierno estadounidense. Asigne un cónsul elegido al azar a un puesto y déjelo hundirse o nadar. A lo largo de la historia del servicio consular, la mayoría de los cónsules demostraron ser buenos nadadores.


Edmund A. Walsh, SJ

Nacido en 1885 en South Boston, Mass., Edmund A. Walsh comenzó su noviciado jesuita y estudió filosofía en Maryland antes de enseñar en la escuela preparatoria dirigida por la Universidad de Georgetown y estudiar en Irlanda, Inglaterra y Austria-Hungría. Walsh fue ordenado sacerdote en 1916 y se convirtió en decano de Georgetown College un año después, pero su decanato pronto se interrumpió. El Departamento de Guerra (ahora Departamento de Defensa) solicitó su participación en una junta compuesta por cinco educadores que diseñaron el programa académico para el Cuerpo de Entrenamiento del Ejército Estudiantil. El Cuerpo de Entrenamiento educó a nuevo personal militar para prepararse para la entrada de Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial.

Esta experiencia le llamó la atención sobre la falta de educación diplomática estadounidense, lo que ayudó a dar forma al P. La concepción de Walsh del SFS. Se dio cuenta de que la Universidad de Georgetown, con su ubicación en DC y sus valores de servicio, sería el hogar ideal para la primera escuela de asuntos internacionales de los Estados Unidos.


El Departamento de Estado agrega 71 nombres históricos a la placa en honor a las muertes del servicio exterior en servicio

Jason Vorderstrasse compartía el automóvil para trabajar con otros oficiales del Servicio Exterior en Hong Kong cuando se enteró de la tumba. Un colega mencionó que visitó un cementerio militar cercano y se sorprendió al encontrar la lápida de un diplomático estadounidense.

Vorderstrasse, curioso, fue a verlo por sí mismo. La tumba perteneció a F.R. Engdahl, quien murió en 1942. Eso fue extraño, relató más tarde, porque el nombre de Engdahl no estaba en las placas conmemorativas en la sede del Departamento de Estado en Washington, que honró a unos 250 en el Servicio Exterior que murieron en servicio.

Eso fue en 2007. Catorce años después, la búsqueda de Vorderstrasse para que se inscribiera el nombre de Engdahl se ha convertido en algo mucho más grande. El viernes, el Departamento de Estado y la asociación profesional y el sindicato que representan a los funcionarios del Servicio Exterior revelaron 71 nombres más después de una búsqueda exhaustiva en los archivos para encontrar personas olvidadas o pasadas por alto que califiquen. Se incluyen tres enviados que murieron de fiebre amarilla en la República de Texas, luego un país independiente un diplomático negro que nació esclavizado y murió un embajador en Liberia y Engdahl, que murió en una caída accidental mientras era un prisionero de guerra japonés.


Cinco mitos sobre el servicio exterior


La embajada de Estados Unidos en La Habana, Cuba. (Adalberto Roque / AFP / Getty Images)

Los miembros del Servicio Exterior de los Estados Unidos, los diplomáticos profesionales que representan al gobierno de los Estados Unidos y ayudan a los ciudadanos estadounidenses en el extranjero, han sido durante mucho tiempo el blanco de burlas de los legisladores, los expertos y el público. A menudo retratados en las películas como diletantes elitistas, por lo general quedan en segundo lugar en comparación con los oficiales militares agresivos o los agentes de inteligencia enfocados. Pero vale la pena echar un vistazo más de cerca a las personas que integran el Servicio Exterior y el trabajo que realizan en el exterior.

De acuerdo con una gran cantidad de películas de espías, los diplomáticos siempre van a cócteles en entornos lujosos, donde los hombres se visten con esmoquin y las mujeres con trajes de noche deslumbrantes.

Las cenas de trabajo y las recepciones siempre han sido parte de una semana laboral del Servicio Exterior. Pero los diplomáticos de hoy ingresan al trabajo con la expectativa de que con frecuencia servirán en puestos de difícil situación y en zonas de guerra. De los 170 países con puestos autorizados en el Servicio Exterior, los oficiales que prestan servicio en 27 de ellos (casi el 16%) son elegibles para recibir "pago por peligrosidad" debido a hostilidades activas, conflictos civiles, altos niveles de violencia criminal o la posibilidad real de secuestros selectivos. a menudo dirigido a diplomáticos estadounidenses.

Desde 1950, ocho embajadores estadounidenses han muerto en el cumplimiento de su deber en el extranjero. Seis murieron a manos de militantes y dos en accidentes aéreos. El ejemplo más reciente fue el embajador Chris Stevens en Bengasi, Libia, en 2012, y no olvidemos al especialista en comunicaciones Sean Smith, que murió con Stevens, y a la funcionaria de asuntos públicos Anne Smedinghoff, que fue asesinada en Afganistán en 2013. Y recuerde el 52 Foreign Oficiales de servicio y otros trabajadores de la embajada estuvieron detenidos en Teherán durante 444 días desde 1979 hasta 1981.

Además de los peligros más severos inherentes a la vida del Servicio Exterior, aquellos que prestan servicios en no menos del 67 por ciento de los puestos de EE. UU. También son elegibles para el diferencial de dificultades, que puede basarse en condiciones de salud desafiantes, climas extremos, aislamiento físico, dificultades para mantener una salud saludable. dieta u otras condiciones que el Departamento de Estado supervisa y documenta con regularidad.

En una publicación de blog de 2014, un exdiplomático se quejó de que "Irrumpir en el club diplomático de Good Old Boys es todavía difícil de hacer", y en su libro "A Lifetime of Dissent", Raymond Gonzales también sostiene que "como funcionarios del servicio exterior, el Las probabilidades de que los hispanos o negros logren el corte son bastante sombrías. Por lo tanto, la red de buenos chicos se perpetúa ".

Hubo un tiempo en que los miembros del Servicio Exterior provenían casi exclusivamente de familias adineradas de la sociedad patricia estadounidense y fueron educados en uno de los bastiones de privilegios de la Ivy League, parte de una red de "viejos muchachos" (sarcásticamente referida como " pálido, masculino y Yale ”).

En estos días, sin embargo, los oficiales del Servicio Exterior se parecen más a Estados Unidos. Vienen de áreas rurales y de pueblos pequeños, así como de áreas urbanas, y de universidades privadas pequeñas y estatales, así como de la Ivy League. Si cree que puede competir por la oportunidad de representar a este país en el extranjero y está preparado para tolerar, en muchos puestos, cortes de energía regulares, estándares deficientes de salud pública y saneamiento y un estilo de vida restringido por peligros, puede postularse.

Pero aunque el Servicio Exterior ha cambiado, en lo que respecta a la diversidad racial y de género, todavía queda trabajo por hacer. Hace casi medio siglo, en 1970, menos del 5 por ciento de los oficiales del Servicio Exterior y solo el 1 por ciento de los oficiales de alto nivel eran mujeres. En 2003, las mujeres eran un tercio del cuerpo de oficiales y el 25 por ciento de los de los niveles superiores. El último informe del Departamento de Estado enumera a las mujeres como el 40 por ciento del cuerpo de “FS Generalistas” (que representa a la mayoría de los diplomáticos) y un tercio del Servicio Exterior Superior.

Del mismo modo, la proporción de oficiales negros de carrera sigue siendo decepcionantemente pequeña, pero está creciendo con respecto a décadas anteriores: alcanzó el 6 por ciento en 2005 y en esta primavera no era más alta. Eso es mejor que las meras dos docenas de oficiales negros que trabajaban en 1968, pero con un margen de mejora claro y necesario.

Según un ensayo de 2015 en Foreign Policy, al menos algunas administraciones presidenciales tienen motivos para desconfiar de los funcionarios del Servicio Exterior. “Administraciones republicanas”, escribió el periodista Nicholas Kralev, “. . . tienden a ver el servicio diplomático como liberalmente inclinado y excesivamente internacionalista ". De hecho, el ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich sugirió en Foreign Policy en 2003 que el Departamento de Estado del presidente George W. Bush estaba socavando deliberadamente sus objetivos en el extranjero. Pero esta desconfianza confunde el conocimiento especializado, que puede no reflejar lo que creen las administraciones, con agendas deshonestas.

Al igual que los oficiales militares, los oficiales del Servicio Exterior tienen comisiones del presidente y prestan juramento para proteger y defender la Constitución. Servimos al presidente elegido por el pueblo de los Estados Unidos, así como a los funcionarios designados y confirmados para ayudar a formular y ejecutar la política exterior y las relaciones internacionales de nuestro país.

Sin embargo, también somos responsables de asesorar al secretario de estado o al presidente cuando creemos de manera diferente a ellos, especialmente cuando se trata de promover los mejores intereses de la nación. Después de que 266 oficiales del Servicio Exterior renunciaron en 1968 por la guerra de Vietnam, el Departamento de Estado estableció en 1971 un “Canal de Disidencia” formal que se utilizará para transmitir recomendaciones que no estén de acuerdo con la política oficial.Tales mensajes podrían decir que algunos de nuestros "amigos" son políticamente corruptos, desangrando a sus países a través de sobornos o sobornos, o nos dicen lo que queremos escuchar sobre la democracia política mientras encarcelan a quienes buscan un mínimo de espacio político. Esto no es una deslealtad, sino un consejo franco y muy útil, desde la perspectiva de los observadores sobre el terreno.

Según un artículo de Atlantic de 2012, “diplomacia digital. . . enfrenta expectativas tan altas como una tecnología supuestamente revolucionaria ". De hecho, después de que la administración Obama dio prioridad a la diplomacia digital, y algunos la elogiaron como una forma de que "los gobiernos y los ciudadanos se comuniquen más rápido y de manera más eficaz", se podría llegar a la conclusión de que la diplomacia de alta tecnología pronto podría superar a la diplomática anticuada. trabaja.

Las redes sociales son útiles como herramienta diplomática, pero solo como complemento del trabajo de contactos cara a cara con públicos clave y tomadores de decisiones. Llega un momento en las relaciones humanas (particularmente cuando se trata de otra sociedad y cultura) en el que debe participar cara a cara, en el idioma local, para desarrollar la confianza y las relaciones comprometidas que necesitamos para discutir asuntos internacionales serios (incluyendo, como ejemplo extremo, apoyo militar y / o diplomático).

Por ejemplo, el entonces secretario de Estado John Kerry no visitó Ucrania por Skype, sino que visitó ese país dos veces en los últimos años, primero en marzo de 2014 frente a la campaña rusa para anexar Crimea y luego en julio de 2016 para promover la solidaridad con Estados Unidos en medio de luchas separatistas. Él personalmente llevó su mensaje a Kiev, exponiendo su punto de manera más contundente que si lo hubiera entregado a través de una transmisión electrónica. Obviamente, no hicimos retroceder a los rusos, pero fue una clara demostración de nuestra posición y nuestra voluntad de enviar personal en persona para hacer nuestro punto.

Del famoso libro de Teddy Roosevelt "Habla en voz baja y lleva un gran garrote", los analistas y los profesionales de la política exterior han acordado que la diplomacia sin fuerza para respaldarla rara vez hace el trabajo, especialmente en casos que son vitales para la seguridad nacional (piense en Irak, Siria y Corea del Norte).

Pero el péndulo puede haber oscilado demasiado en los últimos años para favorecer al gran garrote. La mejor respuesta a este argumento probablemente provino del entonces secretario de Defensa Bob Gates. Dijo a un grupo de expertos de Washington en 2008 que la diplomacia y el desarrollo deberían liderar los esfuerzos estadounidenses en el exterior, y advirtió contra una "militarización progresiva" de la política exterior de Estados Unidos. "Es importante", dijo, "que las fuerzas armadas estén, y se vea claramente que lo están, en un papel de apoyo a las agencias civiles".

El Servicio Exterior es típicamente nuestro primer contacto en nuestras relaciones con otros estados y otros pueblos. Los expertos dentro y fuera del gobierno saben que es más barato y más eficaz permitir que nuestros diplomáticos se ocupen de situaciones de crisis antes de que estallen, en lugar de hacerlo después. Pero incluso si se apropia el dinero, es difícil reclamar el éxito de la guerra civil que se ha evitado, de las violaciones masivas que no han ocurrido o del Estado que no ha fracasado. Sin embargo, todos sabemos lo fácil (aunque lamentable) que es reclamar el éxito por los combatientes muertos, las fortalezas enemigas tomadas y el número de prisioneros capturados. En una actualización de la declaración de Gates, podemos recordar los comentarios del general Jim Mattis en 2013, mientras dirigía el Comando Central de los EE. UU.: "Si no financia completamente al Departamento de Estado, entonces necesito comprar más municiones".

[email protected]

Cinco mitos es una función semanal que desafía todo lo que cree saber. Puede consultar mitos anteriores, leer más de Outlook o seguir nuestras actualizaciones en Facebook y Twitter.


Historia

“Los economistas de pregrado de todo el país merecían un evento en el que pudieran interactuar significativamente entre ellos y con la comunidad académica profesional”.
& # 8211 Christopher L. Griffin, Jr., fundador de Carroll Round

La conferencia Carroll Round comenzó en 2001, como una forma de fomentar la próxima "ronda" global de diálogo económico y político entre los mejores estudiantes universitarios.

Inspirada por la calidad de las discusiones informales entre compañeros de estudios en Georgetown y en el extranjero, la primera conferencia de Carroll Round en 2002 brindó una oportunidad única para que los estudiantes universitarios de economía de todo el país presentaran su trabajo en un entorno de investigación serio.

Durante los últimos 12 años, la conferencia anual Carroll Round ha crecido para atraer la investigación de la más alta calidad en economía internacional de estudiantes universitarios de todo el mundo. La calidad y cantidad de presentaciones para participar en la Ronda Carroll crece cada año. Desde 2006, los artículos presentados se han publicado en la revista anual The Carroll Round Proceedings.

Los participantes de Carroll Round también tienen la oportunidad de conocer a destacados académicos y legisladores en el campo como oradores invitados en cada conferencia. Los oradores han variado desde premios Nobel hasta miembros de la Junta de Gobernadores de la Reserva Federal, por ejemplo, John F. Nash, Jr., Thomas Schelling, Susan Athey, Eric Maskin, Joseph Stiglitz, William Easterly, Steven Radelet, Kemal Derviş, Gene Sperling y muchos más.

Con cada año, el grupo de ex alumnos de Carroll Round se ha convertido en una red profesional y académica como ninguna otra para los economistas jóvenes. La Ronda de Carroll sirve como una experiencia clave para los aspirantes a estudiantes universitarios en el campo de la economía internacional.


Ley de Servicio Exterior de 1946

TLa Ley del Servicio Exterior de 1946 (P.L. 79-724) es una iniciativa de reorganización establecida para desarrollar oportunidades profesionales para atraer oficiales del servicio exterior y capacitarlos para que se conviertan en un "cuerpo disciplinado" de funcionarios públicos. Antes de la aprobación de la Ley de Servicio Exterior, había poco control sobre la selección del personal diplomático y consular que representaba a los Estados Unidos. Después de la Primera Guerra Mundial, quedó claro que el Servicio Exterior necesitaba una reestructuración. La primera iniciativa fue la Ley Rogers del 24 de mayo de 1924, que estableció un servicio de carrera que combinaba las ramas diplomática y consular del Servicio Exterior. La selección de oficiales se basó en un examen y la finalización satisfactoria de un período de servicio. La segunda iniciativa fue la Ley Moses-Linthicum del 23 de febrero de 1931. Esta ley revisó la Ley Rogers e intentó abordar las preocupaciones sobre la necesidad de coordinar las ramas diplomática y consular y regularizar la política de promoción. Estas dos iniciativas contribuyeron sustancialmente al desarrollo del Servicio Exterior.

Tras el período de aislamiento de Estados Unidos a principios del siglo XX y cuando las demandas hechas al Servicio Exterior durante la Segunda Guerra Mundial comenzaron a exceder sus funciones tradicionales, los esfuerzos continuaron centrándose en los medios para asegurar la reorganización integral del Servicio Exterior. Tras el segundo Plan de Reorganización del presidente Franklin Roosevelt, efectivo el 1 de julio de 1939, el Departamento de Estado se hizo responsable de las actividades extranjeras de los Departamentos de Agricultura y Comercio. También se hizo responsable de determinar el "bienestar y el paradero" de los ciudadanos estadounidenses en zonas peligrosas en el extranjero. En marzo de 1944, el Revista del Servicio Exterior Estadounidense anunció un concurso de ensayos abierto a funcionarios del Servicio Exterior con el propósito de presentar críticas al funcionamiento del Servicio y hacer recomendaciones para mejoras. Sobre la base de sus propios estudios, el Departamento de Estado elaboró ​​una propuesta de reorganización.

La Ley del Servicio Exterior fue aprobada por consentimiento unánime sin un debate prolongado el 13 de agosto de 1946. La ley se compromete a "mejorar, fortalecer y ampliar" la organización del Servicio Exterior existente. También aborda las preocupaciones sobre la falta de representación del pueblo estadounidense en su conjunto al incluir el objetivo de eliminar "las condiciones favorables al prejuicio innato y al espíritu de casta". Además, según Alona E. Evans, las principales áreas de cambio incluyeron la organización administrativa, la estructura del personal y la capacitación. La introducción al acto dice:

Sea promulgado por el Senado y la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de América en el Congreso reunido, Que el Presidente está autorizado bajo las disposiciones de esta Ley para nombrar, por y con el consejo y consentimiento del Senado, no exceder de doscientas cincuenta personas para cargos como oficiales del Servicio Exterior. Cada uno de esos nombramientos se hará por comisión a un grado clasificado y será adicional a todos los demás nombramientos de funcionarios del Servicio Exterior.

La Ley del Servicio Exterior de 1946 contribuyó a incrementar la organización del Servicio Exterior, el atractivo de los aspectos profesionales del servicio y la regularización de las promociones dentro del servicio. El número de clases dentro del servicio de carrera se redujo de once a siete, se introdujo un nuevo puesto de Ministro de Carrera y los ascensos siguieron el patrón de "ascenso o selección" que establece un tiempo máximo designado en el que un extranjero El oficial de servicio puede permanecer en un puesto sin ser ascendido. También pidió la capacitación de los funcionarios del Servicio Exterior en las políticas políticas y económicas de otros países para que los funcionarios del Servicio Exterior puedan actuar, según Alona Evans, con "objetividad y comprensión" en el exterior.


Cuentas de servicio exterior de los archivos de historia oral

(ADST.ORG)
Agosto marca el 30 aniversario de las manifestaciones estudiantiles birmanas a favor de la democracia que comenzaron el & # 82208/8/88 ”. Posteriormente, Estados Unidos retiró a su embajador en protesta contra el régimen militar, iniciando una pausa en las relaciones que duró hasta 2012.

Frank Huffman, quien fue Oficial Asistente de Asuntos Públicos en Rangún, describió las manifestaciones en las páginas 43-44 de su historia oral de ADST, señalando que & # 8220Mas personas murieron ese día que las que fueron asesinadas en la Plaza Tiananmen en Beijing un año después, pero por alguna razón por la que el mundo no prestó mucha atención. & # 8221

Vic Tomseth, entonces director de la Oficina de Asuntos de Tailandia y Birmania, escribió sobre los efectos de la represión militar en la embajada y la relación bilateral en su cuenta ADST: & # 8220 ... cuando los militares tomaron medidas enérgicas contra el movimiento prodemocracia en En septiembre de 1988, el trauma que experimentó el personal de la embajada fue muy profundo. Me gusta compararlo con lo que sucedió en Teherán en febrero de 1979 cuando la embajada fue atacada por varios grupos armados con algunas bajas. & # 8221

Consulte también las cuentas ADST de dos incondicionales del Servicio Exterior que fallecieron recientemente: el embajador Princeton Lyman el 24 de agosto y el embajador Darryl Johnson el 24 de junio.

Artículos actuales

  • 25 de 25 & # 8211 Selecciones de nuestros archivos sobre políticas y medio ambiente
  • Mayo de 2021
  • ¿Ha vuelto la diplomacia? Presentar el caso al pueblo estadounidense
  • El impacto del cambio climático en la política exterior de Estados Unidos y el interés nacional
  • Por qué Estados Unidos debería ayudar a prevenir el colapso del Líbano
  • Es hora de repensar la asistencia para el desarrollo en el Sahel
  • El personal empleado localmente es el elemento vital de la diplomacia cultural
  • Cuando la KGB envía su equipo B
  • Represión militar en Birmania y las masacres del 8/8/88
  • Pinceladas de Beijing
  • Las nueve vidas de Pakistán: (Despachos de un estado precario)
  • Libros de interés mayo 2021
  • Febrero 2021
  • Celebrando y Conmemorando
  • ¿Puede ganar Sísifo? Reformar la diplomacia para nuevos desafíos
  • ¿Pueden los Estados Unidos seguir siendo un ejemplo para el mundo?
  • ¿Cómo hablamos con el público extranjero después de la subversión de Trump?
  • Conflictos de la Guerra Fría por un templo jemer
  • Promoción de la paz y la prosperidad a través de las Naciones Unidas

Secciones destacadas

NOTA: Las opiniones expresadas por los autores publicados en esta Revista no son necesariamente las de los miembros del personal de la Revista o de la Junta Directiva de Diplomacia Estadounidense, ni del Triangle Institute for Security Studies o del Curriculum for Peace, War & amp Defense en la Universidad de Carolina del Norte-Chapel Hill.

Selecciones de 25 años

Para conmemorar nuestro 25 aniversario, destacamos artículos anteriores sobre la práctica diplomática y los desafíos que enfrenta el Departamento de Estado.


Ver el vídeo: Servicio Exterior Mexicano: Estructura e Ingreso. Facebook Live, 29 de abril de 2020. (Mayo 2022).